marca barcelona

Siempre he imaginado que Barcelona es una mujer, por @guillemrecolons

La etimología de Barcelona siempre ha sido algo confusa. La marca Barcelona tiene mucha historia, y a pesar de las distintas leyendas herculianas que la rodean, me quedo con la explicación de Enric Cabrejas, investigador de la historia del lenguaje. Sostiene Cabrejas que el nombre que pusieron los íberos layetanos, de procedencia helénica, fue Barkeno: La que hace barcas.

Barcelona visigoda

Península Ibérica. Siglos VI y VII

Posteriormente los romanos cambiaron la K por la C y la llamaron Barcino. Pero no fue hasta la época visigoda (siglos VI y VII) que le fue añadido el aumentativo ONA, quedando como Barcelona, referida a un gran astillero.

¡Vaya desilusión! Gran astillero suena a algo muy masculino. Pero cada uno pone las marcas en su propio lugar, y hace muchos años que para mí Barcelona es nombre de mujer. Una mujer cosmopolita, multicultural, de mirada penetrante, resiliente, moderna, avanzada, con experiencia, amante del diseño, abierta al mar, alegre.

Mi querida Barcelona ha sido atacada

El verano de 2017 será tristemente recordado. Obviamente los atentados terroristas del día 17 de agosto son los que han ocupado y preocupado más: cuando hay vidas en juego y está detrás una banda como Estado Islámico, lo demás es secundario.

Pero no quisiera olvidar que los ataques a Barcelona en verano también han tenido su origen en dos acciones desafortunadas que no se han resuelto:

  • Una campaña contra el turismo llevada a cabo por una organización de descerebrados llamada Arran (apoyada por CUP, un partido político). No digo que el modelo turístico de Barcelona sea perfecto. Tiene mucho que mejorar, y seguro que la manera de hacerlo no es pinchando ruedas de autobuses y bicicletas. La violencia no es uno de los atributos de la marca Barcelona.
  • Una campaña de desprestigio mundial con epicentro en el Aeropuerto de Barcelona que ha visto como este agosto una huelga de celo de la compañía privada Eulen, a la que ni Aena (empresa pública) ni el ministerio de fomento español han sido capaces de poner remedio. Han tenido que morir 13 personas en un atentado para que el comité de huelga de Eulen decida hacer una pausa. No lo hacen por solidaridad, ya han demostrado que les importa poco boicotear a miles de familias con interminables horas de cola o pérdidas de vuelo; lo hacen porque aún les queda un resquicio de vergüenza y para evitar un ridículo mayor ante el mundo.

Lo paradójico de todo esto es que el atentado terrorista ha despertado una campaña de branding favorable a Barcelona que no hubiera podido pagarse con dinero. Desgraciadamente, se ha pagado con sangre, con familias destrozadas, con una ciudad herida. Pero para que veas cómo son las cosas, lo que venía siendo una campaña de desgaste sin precedentes ha fracasado. No podrán con Barcelona. Los barceloneses no tenemos miedo, y así lo expresamos con el grito #NoTincPor (no tengo miedo).

Para que veas que aun existe la bondad, dale un vistazo a este vídeo de La Vanguardia, lleno de solidaridad, de amor, de paz.

Quisiera compartir un relato breve que publiqué en una red social el día después del atentado.

Como todos los días

Hoy al levantarme he practicado deporte, como todos los días. He comprado pan, como todos los días. Y ahora estoy trabajando, como todos los días.

Nuestra humilde manera de vencer al terrorismo es no cambiar nuestros hábitos. Eso les haría ver que no nos levantamos tras caer. No menosprecio, ni mucho menos, el dolor de los amigos y familiares de las víctimas. Mi corazón está con ellos, y hoy toca llorar esas pérdidas. Pero hagámoslo en silencio, en la intimidad de nuestro sentimiento.

Hacer minutos de silencio públicos o mostrar portadas horribles como ha hecho El Mundo, El País, ABC, La Vanguardia, El Periódico… es la victoria del terrorismo. Parece como si ciertos directores de diario estuvieran a sueldo de Estado Islámico. Gracias, señores del diario Ara y La Razón por no caer en la trampa de los asesinos.

Hoy, Estado Islámico relata su victoria contando las portadas que han conseguido en todo el mundo, especialmente las que muestran personas muertas o heridas. Ellos quieren que tengamos miedo, que nos quedemos en casa, que rompamos nuestras costumbres, nuestras rutinas.

Conmigo no lo van a conseguir. Voy a pasear por mi ciudad, Barcelona. Como todos los días.

 

Imagen cabecera: Toni Borrell

 

Guillem Recolons on GoogleGuillem Recolons on LinkedinGuillem Recolons on TwitterGuillem Recolons on WordpressGuillem Recolons on Youtube
Guillem Recolons
Personal Branding Strategist
Socio fundador y Personal Brander en Soymimarca.

Convencido de que todo deja marca, ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos.

Además de Soymimarca, soy consultor en AdQualis Consultants y formador en Ponte en Valor.

Profesor del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna) y del Posgrado en Social Media de UPF. Publicitario colegiado, estudiante de Humanidades (UOC). Voluntario comprometido en la fundación La Salut Alta.

Mi ADN está formado por experiencias en Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

www.guillemrecolons.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *