Para personas que han perdido su empleo y quieren relanzar su futuro profesional

Detrás de cada número hay historias potentes, por @guillemrecolons

Números insignificantes, historias potentes

Tendemos a analizar y medir con números, pero detrás de cada número hay historias, muchas veces historias potentes.

¿Qué te sugiere el Nº 5? ¿A qué huele? ¿Sabes por qué la modista Coco Chanel encargó este perfume a Ernst Beaux?

¿Y el 39? ¿Por qué es tan popular el Pier 39 de San Francisco? ¿Cuál es el relato?

¿Y el 24601? Si has visto o leído “Los Miserables” de Victor Hugo seguro que recuerdas la vida de Jean Valjean, el prisionero 24601.

¿Por qué en algunas religiones el Nº 7 representa lo bueno y el Nº 8 lo malo?

Ya ves, detrás de cada número hay historias potentes.

Big data, people analytics

El Big Data, y recientemente el People Analytics buscan extraer conclusiones tras analizar los grandes números que se desprenden del comportamiento humano.

Big data. Empresas como Google o Facebook posiblemente tengan la capacidad de predecir el traslado de una epidemia de una región a otra muy alejada. Nuestros gobiernos disponen de datos sobre nuestra historia fiscal, penal, laboral, con los que podrían afinar muy bien en sus formas de hacer política. Lo mismo pasa con las grandes empresas.

De la misma manera, el people analytics puede constituir una excelente herramienta en la gestión del talento. Lo que busca es crear modelos predictivos en base a las personas y sus comportamientos.

Pero lo que por un lado es un claro avance, por otro nos previene de algo: ¿Quién quiere ser considerado como un número?

Nuestras historias personales quedan fuera del análisis

En efecto, estos sistemas de predicción olvidan que detrás de cada persona hay una historia y unas realidades y contextos que la hace diferente a otra. No mejor ni peor, diferente, singular, única.

La cuestión es ¿cómo podemos las personas salir del número, de la mera estadística y dejar una marca diferencial, de valor, relevante, única?

Personal Branding y storytelling, una combinación única para salir del rebaño

Este fin de semana he viajado a lo largo de El Camino Amarillo, de Víctor Gay Zaragoza, para confirmar algo que ya intuía y practicaba de forma desestructurada: la potencia del storytelling como elemento de comunicación emocional de nuestra marca personal.

Volviendo a los números, el relato personal los puede utilizar como comodines para reforzar un concepto, una ventaja, un resultado. En otras palabras, somos nosotros quienes hemos de servirnos de los números y no al revés.

El Camino Amarillo es un recorrido en siete etapas que nos obliga a revisar elementos introspectivos, historias de superación, éxitos, fracasos, aprendizajes… Pero también elementos estratégicos relacionados con nuestra propuesta de valor y modelo de negocio, territorio de marca, mensaje.

Si además tenemos en cuenta que el último paso es el storytelling transmedia, también incluye nuestro plan de comunicación.

En pocas palabras, el storytelling es la exposición de nuestra propuesta de marca en un formato que combina lo racional (qué te ofrezco) con lo emocional (por qué yo).

El número 11 no dice nada. Pero 11 historias potentes lo trascienden todo

El camino amarillo feb 2017 barcelona

Los peregrinos del Camino Amarillo, arropados por Víctor Gay Zaragoza

Once. Somos los que hemos vivido la experiencia de 16 horas de puro storytelling con tintes amarillos. El primer día, al llegar, éramos eso, un número. Al acabar éramos un  libro de relatos inspiradores: un storyteller que jamás volverá a tomar café con mantequilla, una lectora de emociones que te quita kilos y complejos, un “yes we can” venezonalo para el que los muros no existen, una rejuvenecedora con GPS, un IT interesado en TI, un limpiabotas del SXXI, una promesa de la nueva educación, un manager que utiliza técnicas teatrales para generar empatías, un decorador del futuro, una solución contra la ansiedad y por una vida plena, y una emprendedora apasionada del “somos lo que comemos”.

Las personas somos historias. Lo que hemos vivido y aprendido nos proyecta hacia el futuro, hacia lo que queremos vivir y seguir aprendiendo. Como decía una vieja campaña del Midland Bank, cuanto más escuchamos, más aprendemos. Y cuanto más aprendemos, mejor podemos ayudar.

Gracias Víctor, por hacernos vivir historias potentes, únicas, y por ayudarnos a contar las nuestras.

Imagen cabecera: Alexey Lin / Unsplash

 

¿En qué somos competentes? por @jordicollell

Me gusta escribir el primer post del año 2017.  Es territorio todavía inexplorado aunque se diferencia en casi nada del que dejamos atrás, excepto en nuestros deseos porque la vida continúa bajo los mismos supuestos. Abordemos pues el nuevo año en el punto exacto donde lo dejamos y sigamos avanzando paso a paso en la gestión de nuestra marca personal.

¿En qué somos competentes?

La pregunta no debe ser baladí, porque cuando la hacemos a nuestros clientes acaba sucediendo lo mismo que con la fama, cara de palo y parece que la pregunta les ponga en un compromiso.  Y no creo que sea por modestia o por falsa modestia, sino por auténtico desconocimiento. Al final sabemos más sobre los demás que sobre nosotros mismos, y siempre nos queda la opción de preguntar. Pero antes de hacerlo es mejor sumergirse en el autoconocimiento a pulmón libre y ver qué descubrimos.

De qué hablamos cuando hablamos de competencias

El concepto de competencia es multidimensional y nos coloca en el ámbito de las habilidades, conocimientos, actitudes y la manera de relacionarnos con los demás. A través de ellas explicamos lo que sabemos hacer, lo que hemos aprendido, cuáles son nuestros valores y nuestro nivel de inteligencia emocional.

Todos somos competentes en algo

Descubrir en qué somos competentes no es algo inmediato, sobre todo cuando estamos bajo la presión de tener que dar una respuesta rápida. Y es una pregunta que nos harán en cualquier entrevista de selección, de admisión a unos estudios o simplemente en una conversación informal. Nosotros tenemos una metodología propia que ayuda mucho, pero en cualquier caso hacer un pequeño viaje a por nuestro pasado y ver qué hemos ido aprendiendo en cada fase importante de nuestra vida nos dará pistas de lo que hemos ido incorporando a nuestra mochila competencial. De cada fase hemos aprendido algo y nos toca ir desgranándolo para que lo podamos explicar de manera clara.

Hemos de explicar cada competencia con un logro

Detrás de cada competencia hemos de poner un logro que la sustente para que no seamos víctimas de nuestra imaginación y para que los demás puedan creernos.

Cuanto mayores somos y tenemos más experiencia de la vida, más fácil resulta ligar las competencias con hechos demostrables. Pero la edad no importa, una alumna de grado explicaba que una de sus competencias era saber moverse en situaciones complejas, y lo explicaba muy claramente porque era la hija mayor de una familia de ocho miembros que había tenido que cuidar y acompañar a sus hermanos durante años así como ocuparse de las tareas domésticas que sus padres no alcanzaban a completar administrando desde una determinada edad parte del presupuesto familiar. Otro alumno explicaba su capacidad para negociar y trabajar en equipo porque se había dedicado de manera profesional a un deporte que exigía precisamente estas habilidades y otro demostraba su capacidad de superación personal y de hacer frente a las dificultades porque practicaba un deporte que le obligaba a actuar en solitario.

Y todos tenían menos de veinticuatro años y eran pues muy jóvenes.

La experiencia y el pasado son las palancas del futuro

Para los más mayores es complicado integrar lo aprendido durante años en algo que crean de interés para los demás o en transformarlo en algo útil.

En los procesos de cambio profesional o de volver a empezar, de reinvención, sucede a veces que queremos hacer tabla rasa con el pasado y esto es un gran, enorme, error. Aunque lo que hemos hecho lo valoremos negativamente por la emocionalidad del momento, porque nos han despedido o hemos tenido que cerrar el negocio o el libro no se vende o…lo que sea, siempre será fuente de demostración de competencias de lo que hemos aprendido a través de los años y del propio fracaso. Cuesta pero es imprescindible hacer el esfuerzo. Si te ayuda un consultor en marca personal el resultado será más rápido y mejor articulado.

Recordemos las palabras de Steve Jobs en su discurso en Stanford cuando hablaba de conectar puntos. La conexión siempre se hace a posteriori pero exige una reflexión para que sea posible.

Así pues aunque quieras cambiar de oficio, de trabajo, de empresa o iniciar un proyecto nuevo apóyate en lo que ya has aprendido y no lo tires por la borda, sería un despilfarro.

Escribe tu lista

Ahora es tu turno. Escribe tu lista de competencias y explica en que hecho real te basas para demostrarlas. Y si te cuesta llámanos, te ayudaremos con mucho gusto.

Feliz 2017!!!

Imagen: Pixabay

Territorio de Marca Personal, el ebook 2016 #TdMarcaPersonal

Como todos años, ya tenemos aquí nuestro “best of the best” llamado Territorio de Marca Personal con los 40 artículos que más interés han suscitado entre nuestros lectores durante 2016.

¿Por qué Territorio de Marca Personal?

Como dice nuestro amigo Iván Díaz, “un territorio es un espacio competitivo concreto en el que son relevantes una serie de valores y atributos comunes, enfocados a unas necesidades concretas del consumidor. Es decir, un Territorio de Marca, es un espacio competitivo donde conceptualmente nuestra marca tiene una serie de oportunidades”.

Entonces, ¿Qué impide que exista un territorio de marca personal? ¿Qué nos impide tener un espacio personal competitivo que abra oportunidades de conexión y negocio?

Nilton Navarro, el prologuista

Andrés Pérez Ortega, Eva Collado Durán, Joan Clotet, y este año… Nilton Navarro, el gran conector emocional de Infojobs. La voz de la esperanza para miles de personas y el gran conocedor de la comunicación en redes sociales. El hombre al que le apasiona ayudar a mejorar la vida de las personas… ¿Quién mejor que Nilton para presentar el ebook?

Los autores

Este año el ebook cuenta con las colaboraciones de Guillem Recolons, Jordi Collell, Fran Segarra, Paula Fernández-Ochoa, Xavi Roca, Vladimir Estrada, Enrique F. Brull, Pablo Adán, Enrique Rueda, María A. Sánchez, Ricard Pons, Javier Santamarta, Oianko Choperena, Pau Hortal y Fabi Mersan. Damos la bienvenida al Profesor Vladimir Estrada, a Enrique F. Brull y a Fabi Mersan, que se estrenan en el blog con contenidos excepcionales.

Un epílogo muy especial

El Profesor Vladimir Estrada se ha estrenado con 4 masterposts superlativos, de los cuales hemos seleccionado uno que pensamos es un must de la marca personal. Todo un honor para nosotros contar con la experiencia y sabiduría de un maestro caribeño como Vladimir Estrada.

El ebook

Esperemos que este ebook aporte, y si os gusta, no dudéis en compartirlo con el hashtag #TdMarcaPersonal. Aquí está el enlace de descarga. Feliz Navidad y mejor 2017!

 

Reconocer y gestionar tus emociones y tu persona, @jordicollell

¿Cómo reconocer y gestionar tus emociones y tu persona? Una vez situados en los aspectos básicos de nuestra vida: Dinero, Ocio, Amor, Crecimiento Personal, Carrera Profesional, Trabajo, Amigos y Salud, que veíamos mi último post, nosotros recomendamos utilizar algunas pruebas más objetivas para que sirvan de material de conversación.

Por regla general es difícil hablar de nosotros mismos de manera neutral. Es lógico que sea así, porque rezumamos subjetividad por los poros. La experiencia nos lo demuestra: si tenemos delante un documento que nos permita pensar en nosotros y comparar el yo ideal que tenemos con el que observamos, avanzamos con mayor rapidez y de manera más sistemática. En ninguna circunstancia hacemos juicios de valor y nos atenemos a los resultados para preguntar el grado de identificación que experimenta el cliente. Lo importante es que el diálogo sea fluido sobretodo con uno mismo y con el consultor de marca personal. Y nunca hacemos ningún tipo de diagnóstico porque no nos corresponde. Nuestro objetivo es facilitar el trabajo.

Cada uno de nosotros puede utilizar herramientas existentes en el mercado para hacer un ejercicio de introspección.

A nosotros nos gusta utilizar el test DISC que nos da información sobre los cuatro estados de la personalidad  Dominancia, Influencia, Estabilidad y Conformidad. Trabajamos con el Instituto Thomas Internacional y los informes nos ayudan a hablar sobre el comportamiento de nuestros clientes y sus posibles reacciones en caso de estrés. A partir de aquí elaboramos un conjunto de palabras que definen a cada persona que las utilizaremos, si lo vemos necesario, en el momento de trabajar el mensaje.

El siguiente paso es trabajar las emociones que son las grandes olvidadas en la gestión de la marca personal. Sabemos que están ahí, reconocemos su importancia y pasamos por encima de ellas de manera sigilosa, casi con temor de despertar algo que nos cuesta entender, reconocer y, por supuesto, manejar.

Y lo curioso de la situación es que las emociones marcan nuestro tono y el que imprimimos en las personas que nos rodean y  como líderes en las organizaciones. Como si de un coro se tratara, el tono emocional nos ayuda a afinar nuestra melodía particular y  la del conjunto, cuando alguien desafina se resiente todo el colectivo. Las emociones son un componente fundamental de nuestra marca personal porque configuran la huella que dejamos en el corazón de los demás.

Amor, alegría, tristeza, rabia y miedo están siempre presentes en nuestra vida y como en muchas ocasiones no sabemos o no nos atrevemos a detectarlas les cambiamos el nombre y nos quedamos tan anchos. Así decimos que estamos estresados cuando lo que en realidad nos sucede es que estamos tristes o que estamos apáticos; desganados, cuando lo que pasa es que tenemos miedo.

Nuestras emociones influyen en nuestro entorno y en las personas con las que trabajamos  y pueden determinar que nos dirijamos hacia los objetivos que nos hemos propuestos o que nos lancemos por otros derroteros.

Si las emociones impulsan y paralizan a personas y organizaciones, todos y cada uno de nosotros tenemos  algo que ver con ello y mucho que decir y aportar para generar estados de ánimo positivos. En cualquier caso debemos saber con que gafas emocionales estamos mirando el mundo para poder influir positivamente y permitir que  la organización y las personas  puedan fluir.

Fluir es un estado de ánimo que nos hace sentir plenos y en el que, cuando se produce, el tiempo se parece detenerse porque nos sentimos satisfechos. Es una sensación que es posible que hayamos experimentado, ya sea realizando una tarea concreta o estando con alguien que nos haya llenado especialmente; si buscamos con cariño a lo largo de nuestra vida seguro que sabremos detectarla.

Para construir futuro es importante utilizar un lenguaje positivo que ponga el foco en las fortalezas

El amor y la alegría potencian el fluir, mientras que la tristeza, la rabia y el miedo pueden bloquearlo. Para construir futuro  es importante utilizar un lenguaje positivo que ponga el foco en las fortalezas, normalice los problemas, aleje el victimismo porque mira hacia el pasado, simplifique, ayude a soñar para visualizar el punto de destino y sobre todo permita agradecer cada día la parte de camino recorrida y los aprendizajes obtenidos.

Tomar consciencia y querer gestionar tus emociones te permitirá dejar una huella más profunda.

Recomiendo la lectura de este post de Francesc Segarra en el que propone diez recursos gratuitos para gestionar la marca personal, y entre ellos, herramientas de autoconocimiento.

Buen trabajo.  Y si te interesa profundizar sobre tu vida y tu marca no dudes en contactarnos, irás más rápido y llegarás más lejos.

Imagen: María Victoria Heredia Reyes Unsplash

Una manera fácil de empezar la gestión de tu marca personal, por @jordicollell

Los inicios siempre son difíciles. Una vez hemos tomado consciencia de que siempre dejamos marca y que si no la gestionamos nosotros los demás lo harán por su cuenta y deberemos atenernos a las consecuencias, nos preguntamos ¿y ahora qué? ¿por dónde empiezo?

El iceberg de la marca personal

Como nuestra metodología se basa en el Modelo Iceberg el primer paso es siempre el autoconocimiento para seguir desarrollando la estrategia y acabar con u plan de visibilidad.

Autoconocimiento

A nosotros nos gusta que nuestros clientes se hagan un autodiagnóstico práctico del momento que están viviendo. Y para ello solemos utilizar el formulario de la rueda de la vida que, a pesar de que es bastante antiguo, no deja de ser enormemente práctico.

La rueda de la vida

Rueda de la vida / marca personal

Ejemplo de Rueda de la Vida

Se trata de  pensar y definir aquellas cosas que son importante a nivel personal y que tienen una influencia significativa en la vida.

Tomemos lápiz y papel y pongámonos manos a la obra sin mayor dilación.

Yo propongo trabajar sobre ocho aspectos que son, por regla general, comunes para todas las personas: Dinero, Ocio, Amor, Crecimiento Personal, Carrera Profesional, Trabajo, Amigos y Salud.

Se trata de valorarlos del uno hasta el diez teniendo en cuenta que esta última cifra significa que hemos alcanzado la plenitud. La diferencia indicará el camino que queda por recorrer.

Tradicionalmente asociamos la gestión de la marca personal a los temas profesionales y minusvaloramos los asuntos más personales que sin embargo tienen una gran influencia en el día a día y pueden llegar a bloquearnos.

El objetivo final es hacer un plan de acción que ayude a recorrer el camino para llegar hasta la plenitud. En la gestión de la marca personal la obtención de información nos conduce siempre a conclusiones de orden práctico y nos invita a la acción. La información por si sola carece de valor si no es para provocar un cambio.

¿Qué nos tenemos que preguntar en cada apartado para conseguir unos resultados más eficientes?

Dinero

¿ Tu economía va bien? ¿Te falta dinero para llegar a fin de mes? ¿Puedes darte algunos gustos o caprichos? ¿Has reflexionado alguna vez sobre tu nivel económico o has actuado siempre de manera reactiva? ¿Te encuentras cómodo en tu situación actual? ¿por dónde enfocarías un posible cambio?

Ocio

¿Dispones de tiempo para distraerte y divertirte? ¿En tu vida cotidiana son todo obligaciones? ¿Dispones de tiempo para ti? ¿Tienes un objetivo o actividad que nunca has podido empezar por falta de tiempo? ¿Eres consciente de lo que te está pasando?

Amor

¿Estás satisfecho con la relación que estás manteniendo actualmente con tu pareja? ¿Suma o resta en tu vida? ¿Si no estás satisfecho lo has tratado abiertamente con tu pareja? Si no tienes pareja y quieres tenerla, ¿dispones de tiempo suficiente para conocer nuevas personas?

Crecimiento Personal

¿Notas que re desarrollas como persona o bien te sientes estancado? ¿Dedicas tiempo suficiente a la lectura y a la reflexión? ¿Asistes a charlas, cursos, seminarios o jornadas con el objetivo de incorporar elementos y conocimientos que te ayuden a crecer como persona? ¿Has pensado nunca cómo quieres que los demás te recuerden?

Carrera Profesional

¿Tienes un plan de desarrollo profesional? ¿Dónde te gustaría estar y que te gustaría hacer profesionalmente dentro de diez años?

Trabajo

¿Te gusta tu trabajo actual? ¿Te ayuda a crecer como persona? ¿Se integra dentro del plan de carrera profesional? ¿Necesitas hacer algo para provocar algún cambio?

Amigos

¿Qué es para ti un amigo? ¿Tienes amigos de verdad? ¿Les dedicas tiempo? ¿Practicas la reciprocidad? ¿Estás satisfecho con la situación actual?

Salud

¿Estás satisfecho con tu estado de salud? ¿Estás enfermo a menudo? ¿Pillas todo lo que se pone a tu alcance: resfriados, dolores de barriga,…? ¿Has realizado últimamente los chequeos preventivos rutinarios? ¿Qué conclusiones has sacado? ¿Te sientes con sobrepeso? ¿Duermes bien?

¿Puntuaciones bajas?

Si hacemos este trabajo de manera rigurosa obtendremos una fotografía del momento personal que estamos viviendo y tendremos los elementos necesarios para preparar un plan de acción para mejorar aquellos aspectos en que las puntuaciones han sido bajas.

En la red encontraréis formularios que permiten representar la rueda de manera más visual aunque una tabla con el estado actual, el óptimo y la diferencia respecto a este último es más que suficiente.

Buen trabajo.  Y si te interesa profundizar sobre tu vida y tu marca no dudes en contactarnos.

Imagen cabecera: Albumarium Creative Commons

¿Instagram para lograr un empleo? por @guillemrecolons

Lo sé. Puede parecer una locura eso de Instagram para lograr un empleo. Hace una semana estuve dando una clase sobre personal branding a los alumnos del Máster en Industria Farmacéutica y Biotecnología de la UPF. Tras la exposición sobre el modelo Iceberg de marca personal, en el capítulo de preguntas se repitió la cuestión ¿Tener un perfil en Instagram nos puede ayudar en la búsqueda de empleo?

Instagram no te ayudará a buscar, pero sí a que te encuentren

No quiero engañar a nadie ni crear falsas expectativas. Instagram no te ayudará a buscar, pero te puede ayudar a que te encuentren. Veremos cómo los hashtags y las buenas descripciones de perfil pueden ser buenos vehículos para ese “encuentro” virtual.

Quién es Instagram

Creada en 2010 originalmente para el sistema IOS, pronto fue adaptada a Android. En 2012 Mark Zuckerberg (Facebook) pagó 1.000 millones de dólares para hacerse con ella dado el éxito que estaba cosechando y la amenaza que suponía para la propia Facebook. Según la última oleada del estudio Observatorio de Redes Sociales elaborado por Arena Media y The Cocktail Analysis, en 2015 el 27% de los internautas españoles era usuario de Instagram, con un incremento de 7 puntos sobre el año anterior.

Perfil de usuario

Si bien inicialmente Instagram se asociaba a perfiles millennial, hipsters y profesionales de la imagen, hoy su transversalidad es evidente, y su público se ha ampliado notablemente de una edad media de 18-30 hasta alcanzar de forma no generalizada a franjas Generación X y Baby Boomers. El lanzamiento reciente de Instagram Stories -para competir con Snapchat- ha dado un empujón a la red social

Qué publicar para que las empresas o reclutadores te encuentren

Esta es otra pregunta recurrente. Y la respuesta solo puede ser una: lo que publicarías si ya tuvieras empleo. Es decir, y en pocas palabras, se trata de ser uno mismo. No cuela que un millennial de 23 empiece a colgar frases de Paulo Coelho o Einsten: en su lugar que cuelguen fotos y vídeos de sus viajes de sus curiosidades, aficiones.

Nadie espera que Instagram sea un CV (de momento)

Un elemento clave para que encuentren nuestras publicaciones son los hashtags, que le dan sentido a esta red social. Existen incluso herramientas para sugerir hashtags a partir de una palabra clave, entre ellas hashtagify. La diferencia con Twitter es que en Instagram podemos utilizar hashtags ilimitados, aunque algunas fuentes como la que muestra este gráfico no recomiendan utilizar más de 7.

eficacia hashtags instagram

Fuente: www.rivaliq.com

A quién seguir

La otra cuestión clave relacionada con Instagram y la búsqueda de empleo (o que el empleo te encuentre) es a quién seguir. Y de nuevo, la respuesta es muy sencilla. A quien seguirías en circunstancias normales y también a todas aquellas empresas o marcas que constituyan tu “top 50 brands” en la que te gustaría trabajar. Síguelas y no esperes que te devuelvan el seguimiento, simplemente al seguirlas eres coherente con tus aspiraciones laborales.

¿Contactarán a través de Instagram?

Si una empresa se viera atraída por un perfil tiene dos opciones: devolver el seguimiento y así utilizar la mensajería instantánea de la red social para solicitar un correo electrónico, teléfono. Pero tiene otra opción:

Lo más probable es que Instagram represente un primer lead o impacto que quizás no desemboque directamente en una oferta de empleo. En este sentido, vale la pena que en los pocos caracteres que tenemos para definir nuestro perfil coloquemos un enlace que pueda dar más información profesional sobre nosotros, como un blog (ideal) o un perfil en Linkedin, BeBee o About-me. Y, sobre todo, utilicemos también los hashtags en nuestra descripción de perfil (sin abusar).

Más información

Esta semana se ha publicado en Expansión el artículo de Alba Casilda Por qué Instagram te puede ayudar a encontrar un empleo, en que colaboro junto con Eva Collado, Pablo Urquijo y Pablo Sammarco. Se amplía más la información que has leído aquí. Y se incluyen casos de empresas que han reclutado a través de esta red. En resumen, Instagram para lograr un empleo es viable. Se han dado casos.

Imagen cabecera: Pixabay

 

Somos marcas personales imperfectas, por @jordicollell

Decía el amigo y maestro Andrés Pérez Ortega que <<La Marca Personal nace de un sistema imperfecto>> en uno de sus brillantes artículos.  Yo añado que la base de la marca personal, la persona, es un ser imperfecto y contradictorio por naturaleza.

Somos marcas personales imperfectas

No soy pesimista ni mucho menos nihilista y si hay algo que me emociona y me impulsa a trabajar e investigar son las personas. Somos seres profundamente individuales pero necesariamente sociales que tenemos un punto de partida un tanto chocante ya que  antes de conocernos a nosotros mismos, antes de saber quiénes somos y lo qué queremos ser en esta vida, antes de tomar consciencia de nuestra propia identidad, los demás ya se nos han adelantado y no sólo saben más de nosotros que nosotros mismos si no que nos han marcado un camino que en algún momento tendremos que decidir si realmente es el nuestro o no.

La fuerza de la voluntad

Por si esto no fuera poco nuestras declaraciones personales, grandes o pequeñas, desde perder peso, ir al gimnasio, aprender inglés  hasta cambiar de trabajo o buscar nuevos amigos o reenfocar la vida están marcadas por momentos de claridad y momentos de oscuridad. Lo vemos claro, nos ponemos en marcha y de sopetón algo nos aparta del camino y nos crea incomodidad e inseguridad.

Imperfección bendita

Decía Antonio Gala que << nadie podrá decir que un nido calentito y dichoso dará de si grandes personas: La inadaptación a lo imperfecto es lo que mejora al hombre>>.

Esta es la grandeza de las personas y donde el concepto marca personal cobra sentido.

Si nos conformamos con lo que dicen los demás, si aceptamos el camino que nos han trazado o si nos quedamos indiferentes cuando incumplimos los planes que nos hemos propuestos seremos uno de tantos, formaremos parte de la mayoría silenciosa y nuestra vida irá a la deriva.

Contradicción

La marca personal recoge esta doble  contradicción que nos acompaña durante toda la vida, los demás se nos adelantan en nuestro conocimiento y tenemos una tendencia innata a incumplir aquello que nos proponemos, y la pone de nuestro lado.

<<La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal si no por las que se sientan a ver lo que pasa>> nos contaba Albert Einstein. Cuando nos sentamos a ver lo que pasa nos instalamos en la comodidad de las cosas que nos vienen dadas y nos convertimos en agentes del no cambio. Esto es precisamente lo que nos ofrece la gestión de nuestra marca personal: ponernos de pie y seguir caminando aunque nos duela el cuerpo. Los que se quedan sentado seguro que no dejan huella.

La tentación de la comodidad

Cuando nos preguntamos de manera contumaz qué queremos ser de mayores, aunque en muchos casos ya lo seamos, es precisamente para no caer en la tentación de la comodidad y estar siempre caminando. Trabajamos nuestro autoconocimiento para mantenernos siempre en el camino y no caer en la falacia de creer que estamos andando cuando en realidad dormimos la siesta en la cuneta.

El poeta Josep Maria de Sagarra nos contaba que la palabra camino es muy corta pero que define algo que es muy difícil de seguir. La estrategia nos ayuda a adaptarnos a la geografía particular de nuestro camino, a sus cambios y nos permite ir redefiniendo la ruta.

Y volvemos al origen, como seres sociales que somos no podemos hacer el viaje estrictamente solos. Nuestro proyecto personal que nos hace avanzar y que, al mismo tiempo, hace que el mundo cambie necesita ser compartido para que pueda llegar a ser. La visibilidad es imprescindible para explicar a los demás lo que queremos y facilitar que nos conozcan, nos reconozcan entre la multitud, nos recuerden y nos tengan en cuenta. Si nuestra huella no es visible  no existe.

Hablar de marca personal no es una moda, mientras las personas seamos como somos necesitaremos gestionarla para poder avanzar. Y como decía Winston Churchill:<<me gustaría vivir eternamente, por lo menos para ver cómo en cien años las personas cometen los mismos errores que yo>>

7 errores a evitar en tu Plan de marca personal, por @fransegarrab

Muchas veces, cuando te planteas empezar tu plan de marca personal, se cometen una serie de errores que son completamente innecesarios de entrada. Muchos de esos errores nacen del planteamiento con el que iniciamos la gestión de nuestra marca personal. Son errores que se mezclan con nuestras creencias.

7 errores a evitar en tu Plan de marca personal

1 – “Primero, Auto-reconócete”

Antes de empezar a ser visible, debes “construir la casa por los cimientos”. Dedica un tiempo (prudencial, operativo y concreto) a identificar tus creencias y valores. Trabájalos y flexibilízalos. Entre el negro y el blanco, hay una increíble paleta de colores. Encuentra el tuyo. Reflexiona sobre las actitudes que tienes frente a la vida y si estas te ayudan a crecer (abundancia-escasez, vitalidad, tu lifestyle). Identifica tus objetivos (profesionales como personales).
aquí te dejo algunos sencillos ejercicios introspectivos para auto-reconocerte que a mí me van bien:  Si te apetece, practícalos

2 – ¡Yo no me vendo!

Hay que reconocerlo: la palabra “MARCA” es muy poderosa y evoca en nosotros la idea de “engaño” o “fachada”, que se contrapone al concepto de “esencia” o “transparencia”. El poder de las palabras.
Algunas veces he pensado en que estaría bien cambiar el orden de los conceptos de marca personal a “Personal Marca”  Yo, que me dedico a esto, reconozco que permanezco escéptico al concepto como tal.
Pero, al final solo son… “parole parole”. A mí me interesa la parte más profunda de los procesos de personal branding: el mercado laboral ya no es como lo entendíamos. Para mí, la marca personal es la respuesta inteligente y adaptativa a esta revolución macro-estructural. 

3 – Trabajar solo por la visibilidad (o el qué dirán)

Algo sorprendente: Paradójicamente, la marca personal empieza cuando dejas de darle tanta importancia a lo que piensan los demás y empiezas a trabajar en lo que te importa a ti.

No confundas esto con hacer “lo que te dé la gana”.
Si, existen unas normas, por supuesto (y hay algunas facturas que pagar a final de mes). Trabaja (muy duro), pero deja de hacerlo por contentar a los demás y empieza a contentarte a ti mismo.
Esto es egoísmo, pero egoísmo del bueno.

4 – Confundir Personal Branding con Plan de Marketing

No eres una empresa. Entonces ¿por qué vas a usar los mismos métodos que usan las empresas para atraer oportunidades de negocio? Replantéate esto. Encuentra otros medios más humanos.

5 – No controlar la dimensión ausente/pesado

¿Eres demasiado pesado? ¿O quizás no apareces en ningún lado? Aprende a medir muy bien cuál es la frecuencia de interacción óptima con la que debes interactuar con tu comunidad. No más. No menos

6 – No usar los recursos de internet

Internet pone a tu disposición infinidad de recursos que puedes usar para dar un salto increíble en el desarrollo de tu marca personal.
Aquí puedes consultar 10 recursos que me parecen imprescindibles y que espero que te ayuden en tu proceso de personal branding: También quiero dejarte 10 recursos gratis en este otro enlace (¡para que no me pongas la excusa del coste!):

7 – No permanecer humano

Al final todo se resume en la naturalidad con la que suceden las cosas de tu plan. Se tú mismo, permanece humano y…

¡Empieza hoy mismo!

Espero que te haya sido útil conocer estos 7 errores a evitar en tu Plan de marca personal

Foto: Thomas Leuthard Flickr CC

Testimonio: Desempleado y en búsqueda, por @PauHortal

La situación de partida

“Llevo algunos meses en búsqueda desde que perdí mi empleo. Estoy desesperado dado que no encuentro alternativas. Hay algo que debo de hacer mal porque todo el mundo dice que se está empezando a contratar. ¿Me puede orientar?” Jordi  P. (Barcelona)

¿Hay que mendigar un empleo?

De acuerdo, No eres “un ganador” ya que hoy no tienes empleo, como muchos como tú. Sin embargo tampoco es necesario, procedente y oportuno que actúes como un “mendigo”. ¿Verdad?

Probablemente has estado lamentándote durante tiempo sobre lo que hiciste mal para perder tu empleo. Hoy supongo ya has “asimilado” que probablemente no tuviste ninguna responsabilidad sobre los hechos que motivaron tu despido, pero es que, aunque la tuvieras, tampoco es la situación ni la solución.

Remordimientos

En este momento carecen de importancia tus sensaciones y sentimientos sobre “lo que hiciste, lo que debías de hacer, o dejaste de hacer”. No debes mirar atrás. Piensa que nadie te debe nada.

Hoy en día todos nos enfrentamos al riesgo de perder el empleo “de repente y sin advertencias”. Mientras pienses únicamente en ello (mientras no superes el duelo) transmitirás tu resentimiento y darás una imagen de fracaso. A los optimistas se les reconoce e identifica inmediatamente. A los “fracasados” también.

La diferencia entre el éxito y el fracaso depende de ti

Jordi…. si quieres conseguir una alternativa profesional debes de luchar por ella. La diferencia entre el éxito y el fracaso en cualquier actividad humana, y también en la búsqueda de un empleo, depende básicamente de ti mismo. De acuerdo, hay muchos desempleados y pocas oportunidades, es posible incluso que tengas algún handicap que te haga poco atractivo, pero siempre hay opciones de futuro.

Lo que no hagas tú no lo hará nadie

Si planteas tu búsqueda pensando en que los demás deben resolver “tu problema” estarás actuando como la mayoría de las personas que se encuentran en tu situación. Conseguirás finalizar tu “trabajo de buscar trabajo” cuando seas capaz de mostrar a otro que eres capaz de resolver sus problemas.

Piensa que, salvo factores circunstanciales, tu búsqueda puede ser más o menos larga en función del esfuerzo que le dediques. Algunas estadísticas señalan que un 70% de las personas en tu situación le dedican menos de 5 horas semanales. Debes comprometerte a dedicar como mínimo 20 horas. Las restantes las dedicarás una parte a ti mismo (deporte, formación, familia) la otras a hacer algún tipo de colaboración no remunerada:

¿Has pensado en un voluntariado?

Existen multitud de organizaciones o fundaciones sin ánimo de lucro que necesitan de ti, de tus competencias y de tus capacidades. ¿Estás pensando en ellas en este momento?

Si piensas que tienes uno o varios “handicaps” convéncete de que muchas otras de las personas en tu situación también los tienen. La pregunta es ¿Cuál es y cómo puedo evitarlo, minimizarlo o simplemente que los demás no sean conscientes de él? Existen 13.000 capacidades humanas distintas y una persona normal como ti sólo tiene 700. Siéntate, reflexiona y piensa en ello.

¿Qué te hace diferente?

Determina qué es lo que te hace ser diferente de las otras 19 personas que pueden como tú optar a un mismo puesto. Prepárate para enfatizar tus cualidades y para definir y comunicar qué puedes aportar. Es lo que muchos hoy denominan como marca personal.

Las PYME, un objetivo clave

Piensa, que probablemente no encontrarás un empleo como el que perdiste en un entorno como el que has vivido en tu última etapa profesional. Persigue a las pequeñas y medianas empresas ya que es en ellas donde se crean el 80% de los nuevos puestos de trabajo. No descartes tampoco otro tipo de alternativas profesionales.

El “no” ya lo tienes. Persiste.

Sé curioso. Se necesitan muchos ojos y oídos para encontrar empleo. Habla con todo el mundo de sus objetivos profesionales. No sabes dónde puede saltar la liebre. No te asustes ni te hundas por los rechazos. La búsqueda comporta escuchar muchas veces “no”. Recuerda: Cada vez que escuchas esta palabra te acercas más al sí.

Encontraras en este blog y en mi blog muchas orientaciones que pueden serte de utilidad. Te pido disculpas por no entrar en los detalles. Sin embargo me parece que necesitas levantar tu ánimo en este momento.

Jordi, no desesperes… te deseo mucha suerte pero recuerda aquello que digo un pintor genial “espero que la suerte me encuentre trabajando”.

Imagen cabecera: Freepik.com

Una guía para desarrollar tu empleabilidad, por @PauHortal

9 claves para desarrollar tu empleabilidad

Hacía algún tiempo que no publicaba en Soymimarca, por eso me ha parecido oportuno abordar el complejo tema de tu empleabilidad. Espero que estas claves te puedan ser de utilidad, tanto si te encuentras trabajando en una organización como si estás en fase provisional de búsqueda.

1. Confía en ti mismo

Esto significa tanto conocer tus propias capacidades como siempre tener una visión positiva. Pensar en positivo equivale a intentar ver siempre la botella medio llena y no medio vacía. Sé consciente de que nadie quiere rodearse y mucho menos contratar a pesimistas o perdedores. Esta máxima te servirá para desarrollar tu empleabilidad como para el resto de aspectos claves de tu vida. Pero en el campo profesional es aún, si cabe, más relevante.

2. Céntrate en potenciar/desarrollar tus puntos fuertes

Escoge aquellas áreas que mejor dominas y céntrate en ellas, ten en cuenta que nadie sabe hacerlo todo bien y que es mucho más fácil mejorar tus puntos fuertes que intentar cambiar los aspectos negativos. Muchas personas ante la indecisión de qué camino optar se paralizan, ¿por qué no empezar por el que más te guste y del que mejor rendimiento obtengas?

3. Utiliza en tu interés tus contactos y relaciones

De entrada has de ser consciente de que nadie te debe nada y que ellos, aunque quieran ayudarte se mueven por sus propios intereses. Por tanto, toma nota de que nadie te ofrecerá una oportunidad si no tiene necesidad de ti. Sin embargo, ten el convencimiento de que hoy la “red de contactos” sigue siendo el medio clave para el desarrollo con éxito de tu trayectoria profesional.

4. No mires sólo al exterior

Muchos profesionales cometen el error de estar siempre con el foco puesto en la búsqueda de oportunidades en el exterior de las organizaciones en las que trabajan. Esto es un error grave. Muchas veces las oportunidades de desarrollo están dentro de la propia empresa. Aprovéchalas. Para ello es necesario que te preocupes de obtener los mejores resultados en lo que estas hoy haciendo y trabajes tu network interno.

5. Define un objetivo claro, posible y alcanzable

Si no tienes un objetivo claro y concreto no obtendrás resultado. Recuerda aquella máxima de que no es posible matar un elefante con una “escopeta de perdigones”. Si transmites un lenguaje demasiado denso y confuso, nunca podrás destacar tus auténticas cualidades, o aquellas que puedan ser más valoradas en cada perfil laboral. Tienes que mostrar que sabes dónde ir y que utilizas una estrategia clara, lógica y comprensible para alcanzarla.  

6. Intenta ser diferente, o lo que es lo mismo, desarrolla tu propia marca

Si consigues diferenciarte, es mucho más factible que tengas oportunidades de desarrollo. Prepara una estrategia para poder promocionarte de la mejor forma posible. Para ello analiza donde estás, y donde te gustaría estar. Pon el foco en objetivos posibles y realistas y orienta todas tus acciones y todos tus mensajes en este sentido. . 

7. Muestra interés por las personas y por lo que ocurre a tu alrededor

Si tu actitud es positiva y te interesas por lo que ocurre a tu alrededor conseguirás integrarte mejor en el contexto en el que te mueves y dar una mejor imagen de ti mismo. Escucha activamente y ayuda a las personas a las que puedas dar apoyo.

8. Utiliza todos los medios que tienes a tu alcance

Hoy tenemos a nuestra disposición muchos medios que otras generaciones no disponían. Por ello es relevante que aprendas a usarlos y que muestren una imagen coherente de ti y acorde con tus objetivos profesionales. De ahí la necesidad de formarte continuamente (hoy tienes muchos medios a tu disposición), estar al día de las novedades que afectan a tu ámbito profesional y de tener una estrategia clara respecto a tu imagen y posicionamiento en las redes sociales.

9. Aunque lo seas, no te sientas jamás como un desempleado, sino a caballo “entre dos trabajos”

Si estás en las primeras fases de tu trayectoria piensa que cuando estabas estudiando realizabas un trabajo, al igual que cuando afrontas el proceso de búsqueda de empleo. Sí estás en búsqueda desde una posición “out”, sea cual sea la causa que la haya motivado puedes ocuparte de muchas maneras. Por ejemplo colaborando con una ONG. Es una acción más que dará una visión positiva de ti mismo y que además te hará crecer profesionalmente.

Sé consciente de que hoy, en el mundo en cambio en el que vivimos, la clave fundamental de tu trayectoria profesional será tu capacidad para desarrollar y potenciar tu empleabilidad.

Imagen: Flickr CC Anna Hirsch