Para profesionales que quieran mejorar sus competencias, visibilidad y habilidades

Que tu proyecto camine desde el principio, por @jordicollell

Si crees que eres demasiado pequeño para marcar la diferencia es que nunca has dormido con un mosquito en la habitación. Proverbio africano

Lo primero es empezar con buen pie con tu proyecto

Ya tenemos una idea, un proyecto, un sueño que quieren tomar forma y hemos de dar los pasos necesarios para que esto sea posible. Lo más importante es ponerse a caminar sin demoras y sin complejos. De lo contrario puede ser que la oportunidad pase de largo.

Los proyectos son iniciativas que desde su nacimiento se mueven en condiciones de gran incertidumbre, por lo que hemos de dotarnos de las herramientas para hacerlos lo más sencillos y comprensibles que se pueda. Esto no nos garantiza el éxito, pero sí que nos pone en situación de empezar lo más rápido posible.

La herramienta

Nosotros recomendamos la elaboración de un modelo de negocio utilizando la herramienta del lienzo o business model canvas que permite plasmar en un espacio reducido toda la complejidad de un proyecto.

Se trata de plasmar en una hoja de papel, en un lienzo, nuestra idea como si ya fuera un negocio y para ello se utilizan nueve apartados: Propuesta de Valor que ofrecemos ,en que Actividades Clave se concreta y qué Alianzas debemos configurar. Clientes a los que nos dirigimos, Relaciones que queremos establecer con ellos y a través de que Canales queremos conseguirlos. Y para acabar abordamos los Flujos de Ingresos y la Estructura de Costes.

Si conseguimos transformar el proyecto en un modelo de negocio ya tenemos hecha una parte del recorrido.

Todo empieza y acaba en una propuesta de valor

Todo empieza con una propuesta de valor dirigida a un segmento de clientes con los que entramos en relación a través de un canal online u offline estableciendo unas relaciones determinadas. El inicio de un modelo de negocio y el primer objetivo es establecer de manera clara si lo que ofrecemos es realmente de valor para nuestro público, si es realmente lo que quieren y sobretodo cuanto están dispuestos a pagar. 

Validar el modelo con el público objetivo 

Antes de enzarzarnos en gastos quizás vale la pena preguntar a nuestros clientes si las hipótesis en que hemos basado nuestro modelo son consistentes. Fundamentalmente las que se refieren a la propuesta de valor, los productos y las relaciones. Preguntar es de sabios y ganaremos más de lo que creemos y hasta puede ser que nuestro modelo crezca, os lo digo por experiencia. Y, por cierto, se trata de un trabajo interactivo de co-creación que por algo estamos en la era 3.0.

Ir de menos a más

Siempre que sea posible hemos de empezar por la versión más simple de nuestra oferta de manera que sean los propios clientes los que pida más al darse cuenta que lo que hacemos les aporta valor. En lenguaje de las lean start up se llama producto mínimo viable.

¿Y qué pasa si falla?

En un entorno clásico normalmente abandonamos porque fruto de la planificación previa ya hemos invertido tanto que el cambio se hace complicado, en cambio, en una mentalidad de lean start up cambiamos de rumbo, pivotamos, para tomar un nuevo enfoque.
En los proyectos como en la vida la posibilidad de pivotar nos hace flexibles, adaptables y capaces de evolucionar para tener éxito y no desaparecer.

Y, una vez más, te toca a ti

Ahora saca tu proyecto del armario, de tu cabeza o de la hoja de papel y conviértelo en un negocio. Ya verás como nunca te arrepentirás.

Foto: Boris Smokrovic / Unsplash

Las herramientas no solucionan el problema, por @guillemrecolons

Últimamente parece que sí no se habla de herramientas para resolver esto o aquello no somos nadie. Veamos, si un fontanero no sabe cómo resolver un problema, por muchas herramientas que lleve consigo no lo va a lograr. 

La estrategia por delante de las herramientas

A veces presento planes en que la estrategia representa una parte fundamental, la gran guía. Y curiosamente algunos clientes no están dispuestos a pagar por ella. Prefieren pagar por la aplicación en planes de acción, es decir por el uso de herramientas. 

Cualquiera puede usar una herramienta, no todo el mundo puede definir una estrategia

Lo que nos da valor no es el uso de herramientas, ya que para ello podemos formarnos, leer manuales, ver tutoriales en YouTube (adivino tu sonrisa). Lo que nos da valor, lo que refuerza nuestra marca personal es el pensamiento estratégico. Y para eso no bastan los tutoriales de YouTube. 

¿Cúanto vale tu forma de pensar?

A menudo utilizo el símil del buen fontanero que al ver que una caldera de calefacción a gas no funciona, sencillamente ajusta una tuerca. El cliente, estupefacto, se pregunta por qué debe pagar tanto dinero por haber usado una llave inglesa en un acto de 30″. El fontanero tiene la respuesta: usted no me paga por utilizar una llave inglesa en pocos segundos. Me paga por saber cuál era la tuerca que se debía ajustar para resolver su problema. 

Nos pagan por pensar, por resolver problemas y por plantear oportunidades. 

No ajustamos tuercas, resolvemos problemas

Una de las dificultades de muchas profesiones es que a menudo se quedan con la explicación del método y obvian la solución del problema. 

Me pasa a mi, como personal brander. A veces dedico más tiempo a explicar en las herramientas que emplearé para resolver un problema (algo imitable) que en la idea diferencial que resolverá el problema y en las consecuencias (beneficios futuros) de esa estrategia. 

Una vez más, la propuesta de valor

No olvidemos la propuesta de valor, aquello que justificará que nos paguen más que a otras personas (o que, sencillamente, nos elijan), y que tiene mucho que ver con la creatividad, la planificación, el pensamiento estratégico. Nuestro método (herramientas) nos puede ayudar a diferenciarnos, pero es vulnerable e imitable. Nuestra forma de pensar es única.

Te deseo una semana inspiradora.

Imagen: Felix Rusell-Shaw. Unsplash

Tus sueños pueden ser realidad (si tu quieres), por @jordicollell

“Toma una idea. Haz de esa idea tu vida, piensa en ella, sueña con ella, vive en esa idea. Deja al cerebro, los músculos, los nervios, todas las partes de tu cuerpo, llenarse con esa idea, y simplemente deja sola cualquier otra idea. Este es el camino al éxito”.- Swami Vivekananda 

Tu proyecto es tu sueño

Dejamos marca, entre otras cosas, porque tenemos  capacidad para transformar el mundo que materializamos a través de nuestro proyecto.  Detectadas y consensuadas las competencias con nuestros clientes el paso próximo es definir cual es este proyecto que le distingue del resto porque es personal e intransferible.

Nosotros empezamos hablando de sueños porque detrás de cada proyecto exitoso ha habido un sueño, una intuición una iluminación, un algo que ha encendido la mecha de la pasión y es lo que ayudamos a nuestros clientes a identificar.

Se trata de un trabajo personal e individual

La reflexión para esta toma de consciencia de lo que te ilusiona sólo la puede hacer cada cliente y el consejo general es buscar un lugar tranquilo, tener papel y lápiz a mano o el ordenador a punto y dejar fluir las ideas sin poner trabas ni cortapisas. Un buen filtrado posterior ayudan a separar el grano de la paja. Al final todos lo hemos hecho en algún momento de nuestra vida y cuando nos hemos retrasado en tener claro que es lo que realmente queremos hacer hemos tenido la sensación de ir a la deriva, con los motores parados.

La metodología cuenta

Aunque el trabajo es único y exclusivo de cada persona los consultores en marca personal aportamos la metodología para que que este proceso de toma de consciencia, búsqueda y selección de los sueños que se transforman en proyectos sea más ágil y eficaz. Es cierto que lo podemos hacer solos, pero con la ayuda de un experto los resultados serán más rápidos y completos. Del mismo modo que acudimos al sastre o a la modista para hacernos un traje o un vestido que se ajuste a nuestras necesidades nosotros, los consultores de Soymimarca,  te ayudaremos a que tu proyecto tenga todos los elementos necesarios para que pueda transformarse en algo realizable y con garantías de éxito.

Pasar de lo inmaterial a lo material

Cuando el sueño no se materializa se queda en eso, en una idea. ¡Cuántos sueños se han quedado en el camino por falta de puesta en práctica! Nuestro primer compromiso es convertir lo que es etéreo en concreto y lo que es intangible en material. Por aquí comenzamos siempre dibujando la idea de manera que se pueda descomponer en as partes necesarias para que pueda llevarse a cabo de manera realista. Siempre elaboramos un cuaderno de ruta.

El mapa no es el territorio, pero ayuda a situarte

Nosotros recomendamos el uso de los mapas mentales para tangibilizar las ideas. ¿Qué es un mapa mental? Es una herramienta que nos permite desarrollar una idea compleja de manera intuitiva y visual y dar un empujón a nuestro pensamiento creativo .

Para generar un mapa mental se parte de una idea que se sitúa en el centro de una hoja de papel y a su alrededor  unidos por líneas de manera que formen una especie de racimo se van describiendo los elementos que dependen de ella.  Se pueden utilizar palabras, imágenes o dibujos manteniendo siempre una estructura muy esquemática que defina  la esencia de la idea o proyecto que queremos desarrollar.

Los  mapas recuerdan las ramas de un árbol, las formaciones de coral, las redes neuronales y otras formas que encontramos en la naturaleza.  Del concepto central parten ramas que conducen a los detalles y que as su vez se ramifican y se interconectan unos con otros.

El proyecto no lo es todo. Necesitas validarlo

Para que un proyecto sea factible debe ser útil a los demás. Si lo que definimos sólo nos satisface a nosotros no llegará muy lejos.

Para validar una idea la hemos de transformar en algo que sea entendible para sus usuarios potenciales y es precisamente esto lo que vamos a desarrollar en el próximo artículo.

Y ahora te toca a ti

Piensa en lo que realmente te ilusiona, busca un lugar tranquilo y tómate algo de tiempo y deja ir tu imaginación. Desgrana las ideas que te vayan saliendo hasta que encuentres aquella que realmente te emocione.

Construye seguidamente tu mapa mental y espera a la próxima semana para seguir adelante.

Y por supuesto si necesitas ayuda llámanos, nuestra experiencia y metodología te están esperando.

Imagen: Unsplash

¿En qué somos competentes? por @jordicollell

Me gusta escribir el primer post del año 2017.  Es territorio todavía inexplorado aunque se diferencia en casi nada del que dejamos atrás, excepto en nuestros deseos porque la vida continúa bajo los mismos supuestos. Abordemos pues el nuevo año en el punto exacto donde lo dejamos y sigamos avanzando paso a paso en la gestión de nuestra marca personal.

¿En qué somos competentes?

La pregunta no debe ser baladí, porque cuando la hacemos a nuestros clientes acaba sucediendo lo mismo que con la fama, cara de palo y parece que la pregunta les ponga en un compromiso.  Y no creo que sea por modestia o por falsa modestia, sino por auténtico desconocimiento. Al final sabemos más sobre los demás que sobre nosotros mismos, y siempre nos queda la opción de preguntar. Pero antes de hacerlo es mejor sumergirse en el autoconocimiento a pulmón libre y ver qué descubrimos.

De qué hablamos cuando hablamos de competencias

El concepto de competencia es multidimensional y nos coloca en el ámbito de las habilidades, conocimientos, actitudes y la manera de relacionarnos con los demás. A través de ellas explicamos lo que sabemos hacer, lo que hemos aprendido, cuáles son nuestros valores y nuestro nivel de inteligencia emocional.

Todos somos competentes en algo

Descubrir en qué somos competentes no es algo inmediato, sobre todo cuando estamos bajo la presión de tener que dar una respuesta rápida. Y es una pregunta que nos harán en cualquier entrevista de selección, de admisión a unos estudios o simplemente en una conversación informal. Nosotros tenemos una metodología propia que ayuda mucho, pero en cualquier caso hacer un pequeño viaje a por nuestro pasado y ver qué hemos ido aprendiendo en cada fase importante de nuestra vida nos dará pistas de lo que hemos ido incorporando a nuestra mochila competencial. De cada fase hemos aprendido algo y nos toca ir desgranándolo para que lo podamos explicar de manera clara.

Hemos de explicar cada competencia con un logro

Detrás de cada competencia hemos de poner un logro que la sustente para que no seamos víctimas de nuestra imaginación y para que los demás puedan creernos.

Cuanto mayores somos y tenemos más experiencia de la vida, más fácil resulta ligar las competencias con hechos demostrables. Pero la edad no importa, una alumna de grado explicaba que una de sus competencias era saber moverse en situaciones complejas, y lo explicaba muy claramente porque era la hija mayor de una familia de ocho miembros que había tenido que cuidar y acompañar a sus hermanos durante años así como ocuparse de las tareas domésticas que sus padres no alcanzaban a completar administrando desde una determinada edad parte del presupuesto familiar. Otro alumno explicaba su capacidad para negociar y trabajar en equipo porque se había dedicado de manera profesional a un deporte que exigía precisamente estas habilidades y otro demostraba su capacidad de superación personal y de hacer frente a las dificultades porque practicaba un deporte que le obligaba a actuar en solitario.

Y todos tenían menos de veinticuatro años y eran pues muy jóvenes.

La experiencia y el pasado son las palancas del futuro

Para los más mayores es complicado integrar lo aprendido durante años en algo que crean de interés para los demás o en transformarlo en algo útil.

En los procesos de cambio profesional o de volver a empezar, de reinvención, sucede a veces que queremos hacer tabla rasa con el pasado y esto es un gran, enorme, error. Aunque lo que hemos hecho lo valoremos negativamente por la emocionalidad del momento, porque nos han despedido o hemos tenido que cerrar el negocio o el libro no se vende o…lo que sea, siempre será fuente de demostración de competencias de lo que hemos aprendido a través de los años y del propio fracaso. Cuesta pero es imprescindible hacer el esfuerzo. Si te ayuda un consultor en marca personal el resultado será más rápido y mejor articulado.

Recordemos las palabras de Steve Jobs en su discurso en Stanford cuando hablaba de conectar puntos. La conexión siempre se hace a posteriori pero exige una reflexión para que sea posible.

Así pues aunque quieras cambiar de oficio, de trabajo, de empresa o iniciar un proyecto nuevo apóyate en lo que ya has aprendido y no lo tires por la borda, sería un despilfarro.

Escribe tu lista

Ahora es tu turno. Escribe tu lista de competencias y explica en que hecho real te basas para demostrarlas. Y si te cuesta llámanos, te ayudaremos con mucho gusto.

Feliz 2017!!!

Imagen: Pixabay

Tendencias #PersonalBranding 2017 (2) según William Arruda

Os recuerdo que el pasado 19 de diciembre publicábamos la 1ª parte de las tendencias.

William Arruda es una de las referencias en Personal y Executive Branding a nivel mundial. Creador de Reach Personal Branding, Arruda es de los pocos profesionales que acredita una certificación propia. Autor del libro “Career Distinction”, es considerado por muchos medios estadounidenses como el “gurú” del Personal Branding. Días después de publicar la 1ª parte de sus tendencias sobre marca personal para 2017 , acaba de presentar la 2ª parte también en la revista Forbes. Como considero que el contenido es revelador, me he atrevido a traducirlo para que pueda llegar a cualquier interesado en la materia.

Tendencias en Personal Branding 2017. 2ª parte: La proliferación del profesional independiente

Se ha hablado mucho de los empleados corporativos transformándose en agentes libres. Dan Pink identificó esta tendencia emergente en 2002 en su libro profético Free Agent Nation. El ascenso de profesionales independientes ha sido estable, pero algo lento. Aunque a decir verdad, está a punto de pasar al carril rápido. Y se está acelerando debido a la necesidad de que las empresas sean ágiles, combinadas con el gran número de millennials en el mapa laboral.

Dirige tu carrera

Dar el paso para ser un agente libre significa asumir las riendas de tu desarrollo profesional, la construcción de nuevas habilidades y mantenerse al día de los cambios. Los empleados corporativos se van acostumbrando poco a poco al hecho de que ahora administrar su carrera es su responsabilidad. Los días de desarrollo profesional patrocinado por la organización están contados. La nación de agentes libres transfiere esas tareas al empleado. Los programas de entrenamiento prescriptivo están siendo reemplazados por más aprendizaje in-the-moment.

Según Kelly Palmer, CLO de Degreed.com y autora de un próximo libro sobre el tema, “la formación en nuevas habilidades se está sustituyendo por un aprendizaje cada vez más informal: vídeos, podcasts, libros, artículos, y el contenidos recomendados por compañeros. El aprendizaje se está volviendo mucho más personalizado y centrado en el alumno. Pensar en aprender de esta manera la convierte en parte de tu rutina de trabajo y se incorpora a lo que ya haces, no algo disociado del trabajo “.

La responsabilidad recae en cada persona a la hora de tomar el control de su desarrollo profesional. Palmer continuó diciendo: “La gente debe aprender en el contexto de sus objetivos de carrera, y eso es algo único para cada uno. La gente debe pensar en cuáles son sus grandes objetivos de carrera y luego crear un camino de aprendizaje que lleve a sus metas específicas”.

Mantén tu yo real real aún en el entorno virtual

Otro resultado de la economía de agente libre es la desaparición de la oficina como centro operativo de negocios. Los beneficios de tener un equipo de trabajo virtual son demasiado grandes para ser ignorados (incluso para empresas tradicionales). Aquí se combinan importantes ahorros de costes en instalaciones con la capacidad de contratar a los mejores profesionales para el trabajo, independientemente de dónde residan.

Según Brie Reynolds, especialista senior de carreras en FlexJobs, “el trabajo a distancia fue sin duda el gran reto en 2016, y no esperamos que se ralentice en 2017. En 2016, en EE.UU, el 38% de los empleados dicen que podrían trabajar desde su casa por lo menos un día a la semana, frente a un 23% en 2008. A un 80/90% de los trabajadores les gustaría trabajar a distancia, al menos a tiempo parcial. Y el 68% dijo que espera trabajar en forma remota en lugar de desplazarse a una oficina todos los días. En 2017, a medida que más empresas adopten esta rutina laboral, y más personas compartan lo que es trabajar a distancia, esperamos ver un crecimiento de esta forma de trabajo. Es clave ver cómo una gran mayoría de la gente espera trabajar desde casa en lugar de desplazarse a una oficina todos los días. Es posible que estemos avanzando más allá del punto de inflexión – donde el trabajo a distancia se ve como una forma estándar de trabajo, y no como un premio.

Prepárate para una clasificación de cinco estrellas

Piensa en esto como en un Tripadvisor para tu equipo. No, no estoy prediciendo una sociedad como la descrita en la serie “Nosedive” (el episodio Black Mirror muestra el daño que se puede hacer calificándose mutuamente en las redes sociales). Y tampoco es exactamente como la polémica app Peeple. Sin embargo, el hecho de ser calificado públicamente y clasificado por capacidad profesional ya está en marcha, y pronto se convertirá en una práctica común.

Páginas web como Upwork facilitan que los freelance puedan ser evaluados por sus clientes, y que esas evaluaciones sean públicas (NdT: En España, Doctoralia sería un buen ejemplo). A medida que nos movemos cada vez más hacia el modo de agente libre, debemos esperar algún tipo de escala de calificación para ayudar a otros a tomar decisiones sobre si somos o no la persona adecuada para trabajar.

Es habitual para nosotros analizar las valoraciones de los productos que compramos. Según una encuesta de BrightLocal, el 88% de los consumidores confía en las opiniones online tanto como una recomendación personal. ¿Acaso compras hoy un electrodoméstico importante sin comprobar la calificación y el número de opiniones? La contratación de un empleado o un consultor tiene tanto o más impacto que la compra de una nueva nevera. A medida que los trabajadores aflojan las trabas a sus empleadores y empiezan a moverse de ser empleados a ser consultores – y como trabajan para los empleadores en contrato vs como empleados – la necesidad está ahí para ayudar a los tomadores de decisiones formarse una opinión sobre nosotros.

Cuando Phil Dubost creó su CV en forma de una página de Amazon con una calificación de 5 estrellas, la gente lo encontró inteligente y novedoso, pero no fue sólo un evento creativo de una sola vez; fue un preludio. La evaluación externa del público puede asustarte, pero ya está en marcha. Por ejemplo, la característica de validación de LinkedIn nos ayuda a evaluar y cuantificar las habilidades que poseen nuestros conyactos profesionales. Si alguien ha sido validado más de 99 veces para la gestión de proyectos, se puede tratar de un buen director de proyectos.

Reclama tu espacio virtual

Lo quieras o no, necesitas un hogar en Internet. Para muchos de nosotros, nuestro campo base profesional en el mundo virtual es LinkedIn. Con todas las mejoras que LinkedIn ha sumado en los últimos dos años – incluyendo la personalización de su fondo, lo que le permite incorporar contenido multimedia, la reorganización de secciones de su perfil, etc – esta herramienta social media ofrece un lugar increíblemente valioso para que le digas al mundo quién eres profesionalmente hablando. Esta tendencia en la personalización continuará, y se potenciarán sites como branded.me – donde podemos personalizar más nuestro contenido y diseño.

Con el crecimiento continuo de LinkedIn como estándar de gestión de carrera de facto, esta red se volverá aún más personalizable, haciendo que los CV queden obsoletos. Un artículo reciente del New York Times sobre cómo ingresar en la universidad, indica que LinkedIn ofrece una ventaja competitiva para los estudiantes de secundaria: “Las escuelas públicas de San Francisco a Nueva York están enseñando habilidades de conducta online como parte de un impulso nacional de ciudadanía digital para preparar a los estudiantes para universidades. Los adolescentes que crean perfiles LinkedIn con la esperanza de mejorar sus perspectivas universitarias representan la vanguardia de esta tendencia”.

 

Si te perdiste la 1ª parte de las tendencias, aquí tienes el enlace. Para ver las versiones originales aquí tienes la 1ª parte y aquí la 2ª parte, publicadas ambas en la revista Forbes.

Imagen: Andy Beales / Unsplash

PD1: Por si te lo perdiste, aquí tienes el ebook que regaló Soymimarca el día de Navidad “Territorio de Marca Personal”

PD2: Te deseo un 2017 de inspiración y éxitos!

Territorio de Marca Personal, el ebook 2016 #TdMarcaPersonal

Como todos años, ya tenemos aquí nuestro “best of the best” llamado Territorio de Marca Personal con los 40 artículos que más interés han suscitado entre nuestros lectores durante 2016.

¿Por qué Territorio de Marca Personal?

Como dice nuestro amigo Iván Díaz, “un territorio es un espacio competitivo concreto en el que son relevantes una serie de valores y atributos comunes, enfocados a unas necesidades concretas del consumidor. Es decir, un Territorio de Marca, es un espacio competitivo donde conceptualmente nuestra marca tiene una serie de oportunidades”.

Entonces, ¿Qué impide que exista un territorio de marca personal? ¿Qué nos impide tener un espacio personal competitivo que abra oportunidades de conexión y negocio?

Nilton Navarro, el prologuista

Andrés Pérez Ortega, Eva Collado Durán, Joan Clotet, y este año… Nilton Navarro, el gran conector emocional de Infojobs. La voz de la esperanza para miles de personas y el gran conocedor de la comunicación en redes sociales. El hombre al que le apasiona ayudar a mejorar la vida de las personas… ¿Quién mejor que Nilton para presentar el ebook?

Los autores

Este año el ebook cuenta con las colaboraciones de Guillem Recolons, Jordi Collell, Fran Segarra, Paula Fernández-Ochoa, Xavi Roca, Vladimir Estrada, Enrique F. Brull, Pablo Adán, Enrique Rueda, María A. Sánchez, Ricard Pons, Javier Santamarta, Oianko Choperena, Pau Hortal y Fabi Mersan. Damos la bienvenida al Profesor Vladimir Estrada, a Enrique F. Brull y a Fabi Mersan, que se estrenan en el blog con contenidos excepcionales.

Un epílogo muy especial

El Profesor Vladimir Estrada se ha estrenado con 4 masterposts superlativos, de los cuales hemos seleccionado uno que pensamos es un must de la marca personal. Todo un honor para nosotros contar con la experiencia y sabiduría de un maestro caribeño como Vladimir Estrada.

El ebook

Esperemos que este ebook aporte, y si os gusta, no dudéis en compartirlo con el hashtag #TdMarcaPersonal. Aquí está el enlace de descarga. Feliz Navidad y mejor 2017!

 

Personal Branding y coherencia: lo que viene, por @jordicollell

La coherencia: Tendencia del Branding de 2017

Cuando hablamos de tendencias nos referimos a la manera de ver el mundo y a la predisposición para ir en un sentido determinado por parte de la sociedad.

Llevamos más de tres lustros metidos de lleno en el Siglo XXI. Han pasado cosas, muchas cosas, a las personas, a las empresas, a las marcas a las marcas de las personas y a los países. 

Los inicios 

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que llevaba como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y definía seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta el siglo pasado habíamos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Evitar  la especialización y el enfoque para no perder la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

De una manera u otra estas competencias personales y sociales han marcado el paso a la sociedad antes y después de las crisis por lo que podemos calificar a Pink como un auténtico captador de tendencias.

A donde van las marcas en el año que se avecina.

Ivan Díaz creador de la plataforma Branzai enunciaba 9 Tendencias del Branding 2017 que no tiene desperdicio y vale la pena que comentemos ya que  afectarán directamente a la marca de las personas.

La primera apreciación es que las marcas no son puntas de lanza sino que siguen la inercia de lo que sucede en el mundo. No se trata de pura reactividad si no de adaptarse al ritmo de los tiempos para estar en primera línea para evitar riesgos en un mundo cambiante e incontrolable.

Las tendencias según Branzai 

  • Frente a la impersonalidad del mundo resurge el yo de cada persona. Personalismo versus comunitarismo. La marcas empatizarán con las personas tratándolas como seres únicos y adaptando los productos a esta realidad
  • Marcas sin producto. En un enfoque sinfónico, teniendo en cuenta la gestión del futuro, algunas marcas han convertido a los consumidores en sus propios productos… porque no tienen producto. Pensemos en Airbnb o en Huber por ejemplo
  • La inmediatez está por encima de la necesidad y la tendencia es a valorar no lo que se tiene si no lo que se disfruta. Es un enfoque de nuevo diseño de productos en el lo que prima es el uso y no la propiedad. Los ejemplos: Coches por horas, oficinas por minutos o trajes, joyas y bolsos de alquiler.
  • Las marcas llegan al cuerpo o a la casa del consumidor y se entrelazan con su vida para convertirse en un atributo más de la persona. Desde frigoríficos que controlan el stock y lanzan pedidos de manera automática hasta las pulseras que monitorizan la salud de los individuos. Es un nuevo diseño del canal.
  • Transformación física. La vuelta al mundo tangible. De lo virtual a lo físico. Del mundo de los bits al de los átomos. Se trata de empatizar con el consumidor para reconectarlo con las marcas y acabar con la despersonalización del entorno puramente digital.
  • Redención. Se trata de la recuperación del sentido. Ya no vale sólo que las empresas y las marcas sean coherentes con su misión, visión y valores y lo lleven a la práctica. La RSC pasa de los buenos propósitos y fórmulas “caritativas” a reenfocar la práctica de la empresa para lograr su coherencia global.
  • Los empleados dejan de ser una ventaja competitiva para ser el motor del crecimiento, la diferenciación y la sostenibilidad e las empresas. Es una mezcla de diseño de las relaciones laborales utilizando la empatía, la narración y el sentido. El concepto Embajadores de Marca estará en boca de todas las empresas que quieran no sólo destacar si no prosperar y sobrevivir.
  • B2B Power. Nuevo diseño de la estrategia empresarial en el que el B2B tomará la delantera en la gestión de las marcas.
  • Háblame. Redefinición del relato pero relato al fin y al cabo con la finalidad de estar más cerca del consumidor de manera más empática, fresca y vital. Aquí también entra el juego en el relato.
  • Flat design VS 3D. Aunque Banzai habla de nueve tendencias introduce una décima para despistar.  Otra vez volvemos al diseño que será o plano o 3D en lo que a los logotipos se refiere. Ee manera polarizada, sin puntos intermedios.

Conclusión

Las seis competencias definidas por Daniel Pink están presentes en las tendencias estimadas para el año que viene. De momento el siglo avanza de manera coherente teniendo en el centro a las personas.

Todo un reto para el Personal Branding.

PD: El día de Navidad, aunque caiga en domingo, nuestra edición especial tiene un regalo para ti. No olvides conectar con este blog en un momento de pausa.

Imagen: Wiliam Bout / Unsplash

 

 

Tendencias #PersonalBranding 2017 (1) según William Arruda

William Arruda es una de las referencias en Personal y Executive Branding a nivel mundial. Creador de Reach Personal Branding, Arruda es de los pocos profesionales que acredita una certificación propia. Autor del libro “Career Distinction”, es considerado por muchos medios estadounidenses como el “gurú” del Personal Branding. Fiel a su cita de todos los años, acaba de publicar la 1ª parte de sus tendencias sobre marca personal para 2017 en la revista Forbes. Como considero que el contenido es revelador, me he atrevido a traducirlo para que pueda llegar a cualquier interesado en la materia (como ya lo hice hace un año). 

Tendencias en Personal Branding 2017. 1ª parte: La muerte del texto

De acuerdo, quizás el texto no vaya a morir, pero estamos viendo una mutación inminente de las 26 letras del alfabeto, que están siendo substituidas por imágenes – tanto en movimiento como en silencio. Estas tendencias ponen el foco en el impacto de los multimedia y la velocidad a la que nos estamos moviendo del texto a las fotos y al vídeo. Desarrolla tu marca en 2017 proporcionando una experiencia visual más rica para tu comunidad de marcas. Incorpora el multimedia en tus comunicaciones.

Dilo en imágenes

Las nuevas tecnologías están demostrando que el viejo dicho es cierto: una imagen vale más que mil palabras. Con el rápido crecimiento de los medios sociales basados en imágenes, hay miles de millones de “palabras” que se expresan cada segundo. Y Instagram está liderando el pelotón. Según eMarketer, 89,4 millones de estadounidenses se conectan a Instagram al menos una vez al mes, lo que representa el 34,1% de los usuarios de teléfonos móviles. Y para 2017, el 51,8% de los usuarios de las redes sociales usará Instagram, superando por primera vez el 50%.

Instagram es una excelente manera de darle a tu comunidad de marcas una visión actualizada de lo que está haciendo. También te da la oportunidad de mostrar al mundo quién eres en realidad, si combinas algunas de tus actividades personales con tus actividades profesionales.

Snapchat, una vez considerado el medio social de elección para los estudiantes de secundaria -que a menudo lo utilizó para propósitos dudosos- se está convirtiendo en una herramienta importante para la construcción de marcas en todos los niveles (empresa, producto y personal). Según Followus.com, “Snapchat ha salido de las sombras de sus dolores de crecimiento, y se ha convertido en una herramienta de medios sociales innovadora, emocionante y eficaz para las personas y las empresas por igual. Con 7 billones de reproducciones de video cada día, no es de extrañar por qué no solo has oído hablar de Snapchat, sino por qué tantos negocios se están reuniendo para ver de qué se trata.

Actualiza tu foto de perfil

¿Crees que una foto tuya en una fiesta, con un amigo parcialmente recortado, te ayudará a salir adelante? Piensa otra vez. Tu foto de perfil necesita un cambio de imagen. En un mundo que se está volviendo más y más virtual, esa fotografía representa la mejor manera de comunicar tus marca personal. Te hace real a aquellos que se conectan contigo virtualmente.

Invertir en una imagen de alta calidad que refleje lo auténtico se está volviendo aún más esencial para los profesionales con mentalidad profesional. Y no es suficiente tener sólo una fotografía. Tu foto de perfil se publica en una variedad de sitios, por lo que necesitas una serie completa para definir mejor tu marca. Tu imagen va mucho más allá de tu perfil de LinkedIn. Está en la intranet corporativa, en redes sociales y en las herramientas de comentarios online. Incluso la mayoría de tus aplicaciones favoritas, de Uber a Spotify, te animan a añadir tu foto al perfil.

En 2016, vi más artículos con consejos sobre la creación de un poderoso perfil fotográfico que en años anteriores. Y hay nuevas herramientas para ayudarte a asegurarse de que estás en el camino correcto con su imagen. SRK Headshot Evaluator utiliza 5 criterios diferentes para mostrarte cómo se mide tu imagen de perfil. También hay un montón de consejos para producir los mejores selfies, junto con aplicaciones que le ayudarán a hacerlo bien.

Para conseguir selfies más glamurosos que nunca, hay nuevos productos que están entrando en el mercado, como los palos de selfie con las luces y un ventilador, así que ahora puedes tener esa mirada al viento. Tal vez esto sea algo banal , pero la tendencia es la tendencia. La gente quiere llegar a conocerte, incluso si no puede hacerlo en persona, Tu fotografía de perfil es una poderosa herramienta para presentarte y dinamizar tu marca.

Adopta el vídeo para las actividades diarias

El vídeo se está infiltrando la mayoría de los aspectos del mundo laboral. Si eres un profesional ambicioso, no te quedes atrás mientras el vídeo: Conviértete en un agente de cambio e integra el vídeo como forma de expresión de tu marca.

Las empresas están viendo el valor del vídeo como una herramienta para reducir costes, aumentar el engagement y mejorar resultados. Si estás buscando empleo, prevé ser entrevistado a vía vídeo antes de conocer a un reclutador en persona. Según Catharine Fennell, CEO de videoBIO, “Más del 70% de las empresas actualmente utilizan la tecnología de video en algún momento de su proceso de reclutamiento. No es sorprendente que esta tecnología se adopte e integre en los flujos de trabajo de recursos humanos. Mediante el uso de entrevistas asistidas digitales, las empresas pueden evaluar, proyectar y entrevistar a los candidatos en un proceso más uniforme y racionalizado para reclutar equipos y proporciona una alternativa más conveniente y objetiva para los solicitantes”. A medida que la fuerza de trabajo se distribuye más geográficamente y es virtual para muchos empleados, las empresas están literalmente viviendo el poder del vídeo. Si estás solicitando un trabajo, prepárate para un plano corto!

Finalmente, las videoconferencias reemplazarán las llamadas sólo audio. El sistema de videoconferencia llamado Zoom ha experimentado un crecimiento interanual del 215% de acuerdo con Gartner. Mientras tanto, Google invierte mucho en Google Hangouts. Este año, por ejemplo, actualizaron la herramienta para permitir a 25 usuarios a la vez en vídeo HD. Y las tradicionales plataformas de videoconferencia como WebEx continúan creciendo.

Expresa a través del vídeo tu liderazgo

Compartir contenido de valor que exprese tu punto de vista es una manera potente de construir mejores conexiones  con tu comunidad de marca. El vídeo, sin duda, puede ayudar. Una de las estadísticas de vídeo más impresionantes de Facebook demuestra su popularidad y la tracción mainstream. El número de videos publicados por los usuarios de EE.UU ha explosionado. Como se publica en su Informe Q2 2016, la audiencia total de Facebook es ahora de 1.710 millones de personas. Hay 3,8 mil millones de visualizaciones diarias del vídeo de Facebook, lo que muestra un crecimiento del 100% en sólo seis meses. Y esto no es sólo un fenómeno estadounidense. Según AdAge, para los usuarios internacionales de Facebook, el aumento en los videos de Facebook publicados es del 75% anual.

YouTube tiene más de mil millones de usuarios, es decir, casi un tercio de la población en Internet, y cada día estos usuarios ven cientos de millones de horas de contenido de vídeo, generando miles de millones de vistas. Tener un canal de YouTube y proporcionar contenido potente y de duración breve que sea valioso para tu audiencia es una de las maneras más interesante de destacar de tus compañeros. A medida que tu club de fans se compone de más y más millennials, esta estadística de mil millones de usuarios se hace importante porque casi dos tercios de millennials prefieren vídeo a texto.

Imagen: Evan Kirby / Unsplash

PD: El día de Navidad, aunque caiga en domingo, nuestra edición especial tiene un regalo para ti. No olvides conectar con este blog en un momento de pausa.

El viaje apasionante a nuestra fama, por @jordicollell

Nuestra fama importa

Cuando pedimos a nuestros alumnos que se presenten les preguntamos siempre, entre otras cosas, de qué tienen fama. Sí, nuestra fama. Es curioso porque llevamos años haciendo la misma pregunta, y la repetimos ya sea en empresas, asociaciones o aulas universitarias y siempre crea desconcierto. “Yo… es que no tengo fama de nada”, es la respuesta automática, aunque después, afortunadamente, se matiza y se amplía.

Y en nuestras consultorías individuales seguimos preguntando por la fama y creando la misma sensación de perplejidad en nuestros clientes.

Todos tenemos fama de algo

Todos tenemos fama de algo. Nos guste o no y seamos o no conscientes de ello.

Como decía el fundador de Amazon Jeff Bezos nuestra marca personal es lo que los demás dicen de nosotros cuando no estamos presentes. Y como hemos explicado en repetidas ocasiones, todos dejamos -desde que nacemos- una huella en el corazón de los demás. Así pues es bastante evidente que marca personal y fama van cogidas de la mano.

Fama y ser famosos

Una cosa es tener fama de algo y la otra es ser famoso en el sentido mediático de la palabra. Por fama entendemos aquellos rasgos que los demás nos reconocen. Generalmente son coincidentes en la mayoría de las personas que nos rodean.

Lo que sucede algunas veces es que hay una falta de convergencia entre lo que pensamos nosotros de nosotros mismos y lo que manifiestan los demás. Esto ocurre por muchos motivos, y el más importante es que dedicamos poco tiempo a pensar sobre nosotros a preguntarnos y sobre todo  a escucharnos. Y al final vamos por el mundo pensando que dejamos una huella, cuando en realidad estamos dejando otra que puede ser bastante distinta. Y nosotros somos lo que somos y lo que queremos llegar a ser, y esto último somos nosotros los únicos sabemos. Los demás lo interpretan todo a través de los signos que vamos dejando por el camino.

Cómo saber cuál es nuestra fama

No es de extrañar que el tercer paso para gestionar nuestra marca personal sea preguntarnos por nuestra fama. Y lo podemos hacer dos formas: preguntando a los demás, o poniéndonos en su lugar y viéndonos a través de sus ojos. De entrada, nos decantamos por esta segunda opción, porque estamos en una etapa de introspección. Lo de preguntar a los demás lo dejamos para más adelante.

  1. Se trata simplemente de imaginarnos que somos un tercero sentado frente a nosotros. Aquí hay que hacer el pequeño esfuerzo de imaginación de visualizarnos e ir contándonos y tomando nota de lo que vemos y sentimos. Va bien recrear algunas de las últimas apariciones en público que hemos tenido. Observarlas desde los ojos de un tercero, reuniones, conference call, vídeo-conferencias, discusiones en la cafetera o en el despacho del jefe. Respirar profundamente y con calma nos ayudará a tomar la debida distancia y ser, dentro de lo posible, imparciales. Si hacemos este ejercicio de manera honesta sin intentar convencernos de que somos unos cracks (lo somos) y con una mirada de amor, cariño y comprensión hacia nosotros, hacia este tercero que estamos observando, nos quedaremos sorprendidos de la cantidad de cosas que salen y que nos ayudarán a conocernos mejor. Luego podemos contrastarlo o no con los demás pero, repito, lo dejamos para más adelante, para otro día y para otro artículo.
  2. La segunda cosa que recomendamos hacer es reflexionar sobre aquello que nosotros siempre intentamos esconder a los demás. Hay hábitos, habilidades, aficiones, conocimientos y actitudes que de manera voluntaria o no evitamos manifestarlas. Algunas pueden ser realmente inconfesables, esto lo dejamos al criterio de cada cual, pero otras las escondemos por tradición, nunca lo hemos dicho, vergüenza, dirán que soy un friki, o por pura pereza. Esto nos ayudará a conocer el potencial de “fama” que perdemos o que derrochamos por echarlo en el desagüe del olvido.

Ya tenemos dos herramientas para modular nuestra fama desde nuestra mirada y desde la interpretación de la mirada de los demás.

Tomar consciencia de nuestra fama nos ayudará a dejar una huella todavía más profunda y duradera.

Y si quieres profundizar todavía más nosotros te ayudaremos. Llámanos o escríbenos y te prepararemos un plan exclusivo para ti.

Feliz viaje a tu fama.

 

PD: El día de Navidad, aunque caiga en domingo, nuestra edición especial tiene un regalo para ti. No olvides conectar en un momento de pausa.

Imagen: Greg Rakozi. Unsplash.

Competencia perfecta… o monopolio, por @xaviroca1

Competencia perfecta

En los países más desarrollados del mundo, la mayoría de las empresas se encuentran en mercados llamados de competencia perfecta. Es decir, un modelo económico teórico que los economistas describían como muchas empresas ofertantes que compiten ferozmente entre sí. En este modelo, a medio y largo plazo consigue un equilibrio entre oferta y demanda lo que suele comportar que las empresas suelen tener beneficio cero, fruto de esta competencia.

Indiferenciación

A mi entender, en el mercado de profesionales, la gran mayoría de personas compiten en mercados de competencia perfecta. En estos mercados, los profesionales son indiferenciados y los productos y/o servicios que ofrecen son muy homogéneos. Nadie tiene el poder de fijar el precio de sus productos o servicios; es el mercado el que lo fija. La mayoría son mercados maduros y muy competitivos lo que también conlleva que los profesionales no obtengan beneficios; los más afortunados pueden ir generando ingresos suficientes para cubrir los mínimos gastos y compensar un coste de oportunidad básico.

Monopolio

En el otro extremo de la competencia perfecta se sitúa el monopolio. El monopolio es la situación en la que una sola empresa (o en nuestro caso, hablando de marca personal, un profesional) domina el mercado. En estas situaciones monopolísticas, el profesional es el que fija el precio de sus productos y servicios y las curvas de oferta y demanda suelen proporcionarle sustanciosos beneficios. Este tipo de profesionales es único y no tienen fáciles substitutos.

Oligopolio, duopolio

Evidentemente entre un extremo (competencia perfecta) y el otro (monopolio) existen grandes diferencias y también situaciones intermedias como puede ser el oligopolio (varios competidores en el mercado) o el duopolio (sólo 2 competidores en el mercado). Creo sinceramente que tanto en el ámbito corporativo como en el de la marca personal, la situación se está polarizando. A mi modo de ver, cada vez más los oligopolios acaban convirtiéndose en competencia perfecta o algunos duopolios en monopolio. El mercado es cada vez más binario (o monopolio o competencia perfecta).

Recomendaciones

Y en este entorno, es nuestra responsabilidad decidir en qué tipo de mercado queremos competir. Te aconsejo analices si estás en competencia perfecta (como imagino están la mayoría de profesionales) o en otras situaciones (oligopolio, duopolio o monopolio). Lamento informarte que, si te encuentras en competencia perfecta lo vas a tener complicado. Se trata de mercados muy competitivos, en los que vas a tener nula o muy reducida capacidad para fijar precios y te será difícil tener unos ingresos generosos. Piensa en cómo salirte cuanto antes de la competencia perfecta y optar por situaciones de monopolio (o duopolio y oligopolio).

Cola de león o cabeza de ratón

Una opción es estudiar mercados alternativos con poca o nula competencia. Generalmente suele ser mucho más rentable optar por un mercado muy reducido y tener una posición claramente dominante (cabeza de ratón)  que estar en un mercado mucho mayor y ser uno más. Por ejemplo, estudia como acotar tu mercado actual; ya sea geográficamente, centrando tu propuesta de valor en un segmento concreto de mercado, apostando sólo por satisfacer un tipo concreto de necesidades o bien diferenciándote claramente de tus competidores.

Nueva categoría

Otra opción es crear una categoría nueva (nuevo mercado) que hasta ahora no existía. Y a los que estéis en una situación intermedia entre competencia perfecta y monopolio, tened muy en cuenta la clara tendencia a la polarización del mercado. Sigue de cerca cómo evoluciona tu mercado y empieza a cambiar antes de que aprecies signos de competencia perfecta. Y a los pocos que estáis en situación monopolística tened en cuenta que los monopolios cada vez son más efímeros. Trabaja duro y planifica estratégicamente para evitar caer en un mercado no monopolístico. Tú decides donde competir, en competencia perfecta… o monopolio.

Imagen portada: Pixabay