Cómo programar y compartir contenidos en las redes

Cómo programar y compartir contenidos en las redes, por @guillemrecolons

Siguiendo con la serie Las 5 C’s de la gestión de nuestra marca personal en las redes sociales que constaba de:

  1. Conocer
  2. Compartir
  3. Conversar
  4. Conectar
  5. Controlar

Ahora es momento de desarrollar el “Compartir”.

Compartir contenidos, la 2ªC de nuestra gestión de marca personal en las redes sociales

Qué y cuánto compartimos

El qué compartir lo tratamos en la anterior publicación de esta serie, la de conocer las fuentes de contenidos.

Es interesante seguir la regla de la aportación de valor. En pocas palabras, viene a decir que deberíamos contar hasta 10 antes de compartir un contenido, propio o ajeno, y preguntarnos si va ser de utilidad para algunos de los públicos que hemos definido en nuestro modelo de negocio.

También resulta eficaz aplicar la regla de la calidad. Más vale poco y bueno que mucho y mediocre. Bombardear las redes sociales puede resultar contraproducente. Hay casos y casos. Yo no publicaría el mismo post en Linkedin, por ejemplo. Pero Twitter sí permite la repetición al tener un “timeline” real  (lo que vemos en el muro de Twitter sigue un estricto orden cronológico, cosa que no pasa en otras redes).

Cuándo compartimos

Cada profesional debe establecer su propia periodicidad de publicación. No existe una regla al respecto. Si te dedicas al marketing digital, es normal ser muy activo en tus publicaciones, ya que parte de tu prestigio dependerá de ello. Pero si eres miembro del consejo de un banco, las cosas cambian; aquí valdría con compartir algún contenido al mes. Entre medio hay una gran variedad de formatos.

Desde luego, hoy existen herramientas que nos dicen cuáles son los mejores días y horas para compartir contenido en función de nuestro historial con cada red social. Este es un punto especialmente importante, nos hace preguntarnos ¿a qué hora visita con más frecuencia cada red nuestro público objetivo?

Las herramientas que nos dan pistas sobre mejores días y horas para compartir son muchas, pero aquí destaco algunas:

  • Buffer. En su versión de programación automática buffer decidirá las mejoras horas, pero no los mejores días. Para Buffer todos los días son laborables.
  • Hootsuite. Esta herramienta también programa las mejores horas, y lo hace en función de la historia propia nuestra. Eso sí, no le gustan los domingos.
  • Twitonomy: Exclusiva para Twitter, la herramienta nos da una precisión matemática sobre mejores días y horas para publicar en base a nuestra historia de las últimas semanas.
  • Klout: Una función que se utiliza poco del medidor de influencia online Klout es la posibilidad de seleccionar contenidos afines y programar en las mejores horas. Aquí un ejemplo:
mejores horas de contenidos en klout

Ejemplo: mejores horas de compartir en Klout

Las mejoras horas para publicar varían además en función de cada red social y cada modelo de negocio (B2B o B2C). Más información y muy buena sobre este punto en el blog de José Facchin.

Programar la publicación de contenidos

Una pregunta muy habitual que me hacen asistentes a formaciones o clientes es ¿de dónde sacamos el tiempo para gestionar las redes sociales? Hay fórmulas para programar (automatizar) la publicación de contenidos a una o dos semanas vista (y más en cuentas premium). Yo dedico una o dos horas los viernes por la tarde y dejo la semana programada en Linkedin y Twitter. Pero se puede programar en prácticamente todas las redes.

Las herramientas mencionadas anteriormente Buffer, Hootsuite y Klout permiten esta función. En Buffer es más fácil adjuntar imágenes y utiliza un recortador de enlaces de forma automática (muy práctico). Hootsuite es muy interesante para programar pero también para encontrar contenidos buscando hashtags. Klout es muy interesante como herramienta de programación pero cuesta incluir meciones al autor de cada artículo.

Además, Facebook permite esta función en páginas corporativas dentro de la misma aplicación. No sugiere las mejores horas pero permite un programación de posts sin prácticamente límites.

Mencionar al autor y la fuente, siempre!

Las reglas de etiqueta de la vida real tienen su espejo en el ámbito digital de las redes sociales. Es obligado, bajo pena de prisión, mencionar siempre al autor de contenido y la fuente en que hemos encontrado el mismo. O al menos una de las dos. No hacerlo es feo, ya que puede presuponer que un contenido ajeno es propio. Sólo hay una excepción a esta sugerencia: cuando el contenido es nuestro no es necesario mencionar al autor (pero sí la fuente).

Ojo con etiquetar a todo el mundo cuando compartamos un contenido. Hace pocos días, Sílvia Saucedo trataba en su blog esta mala costumbre de etiquetar a influencers en cada publicación. Se puede etiquetar a alguien por alusión, pero no por spam o costumbre. El libro Marca eres tú de Eva Collado también trata ampliamente el tema del protocolo digital.

 

En resumen, podemos compartir contenidos propios, con una máxima: mejor poco y bueno. Y podemos compartir contenido ajeno de valor que nos ha llegado a través de la etapa “conocer”.

Guillem Recolons on GoogleGuillem Recolons on LinkedinGuillem Recolons on TwitterGuillem Recolons on WordpressGuillem Recolons on Youtube
Guillem Recolons
Personal Branding Strategist
Socio fundador y Personal Brander en Soymimarca.

Convencido de que todo deja marca, ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos.

Además de Soymimarca, soy consultor en AdQualis Consultants y formador en Ponte en Valor.

Profesor del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna) y del Posgrado en Social Media de UPF. Publicitario colegiado, estudiante de Humanidades (UOC). Voluntario comprometido en la fundación La Salut Alta.

Mi ADN está formado por experiencias en Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

www.guillemrecolons.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *