llega el momento de conectar, por Guillem Recolons / Soymimarca

Pasamos a la acción: es momento de Conectar, por @guillemrecolons

Por si te perdiste las anteriores, este es el desarrollo del artículo Las 5 C’s de la gestión de nuestra marca personal en las redes sociales, y consta de:

  1. Conocer
  2. Compartir
  3. Conversar
  4. Conectar
  5. Controlar

Nos acercamos a la hora del networking, con la “C” de CONECTAR.

Conectar (Networking), la 4ªC de nuestra gestión de marca personal en las redes sociales

Ya nos hemos informado sobre los contenidos a través de la 1ª C, hemos creado un posicionamiento con la 2ª C, hemos demostrado que no somos robots con la 3ª C. Estas tres C’s, bien gestionadas, actúan como foco de marketing de atracción (no empujamos, atraemos) y nos empezarán a generar imagen referente en nuestra área. Ese (y no antes) es el momento de solicitar contactos a las personas que en aquel momento sean potenciales clientes, reclutadores, colaboradores, proveedores, responsables RR.HH de empresas…

Pregúntate qué puede aportarte cada contacto

Antes de salir “a la caza” del contacto es importante entender que por encima de todo son personas. Vale la pena contar hasta 10 y preguntarte qué puede aportar cada uno. Yo lo gestiono de esta manera:

  1. Profesionales de los que puedo aprender y a los que vale la pena seguir de cerca

  2. Profesionales a los que puedo aportar valor en un futuro

  3. Socios clave que pueden ayudar (será recíproco) a llegar a empresas o contactos clave

  4. Potenciales clientes, personas a las que hoy ya podría resolver un problema

Particularidades por redes sociales

 

Linkedin (también vale para BeBee)

La manera de identificar a los contactos es sencilla:

  • Los mejores: Personas que han interactuado con nosotros, compartiendo un contenido nuestro o comentándolo (una recomendación simple es demasiado débil). Ahí se trata de entrar en los perfiles y ver cuál de las 4 categorías anteriores pertenece cada uno. Entrar en su perfil y solicitar la conexión con un mensaje personalizado, ya que tiene más probabilidades de éxito. Los anglosajones llaman a este tipo de contactos hot prospects, porque han mostrado un interés previo y su predisposición a aceptar la conexión es mayor.
  • Los desconocidos pero interesantes: Fíjate que cuanto compartes un contenido en Linkedin (propio o ajeno) dispones de una estadística que te aporta estos datos:
    • Qué empresas han visualizado más tu contenido: aquí vale la pena entrar en el perfil de la empresa e identificar al responsable del área que podría ser tu cliente, colaborador… y contactar
    • Qué perfil de personas (a través del cargo de su trabajo actual) han visto el contenido
    • De dónde procede tu audiencia
    • De qué fuente procede el contenido
    • El peso de audiencia de contactos de 1er nivel (contactos ya reales) o de 2º nivel (potenciales)
  • Los que han visto tu perfil y son contactos de 2º o 3er nivel, es decir, potenciales. En este caso se trata de evaluar a cuál de los 4 perfiles corresponde y enviar una invitación personalizada que corresponda.
Twitter

En Twitter podemos seguir a quien queramos, pero solo podemos enviar mensaje directo a quien seguimos y nos sigue. La manera de identificar hot prospects en esta red es:

  • Los RT o que comparten un contenido directamente desde nuestra red: Si no los seguimos, vale la pena hacerlo. Los likes son demasiado débiles como para presuponer un interés. Aquí no se lleva el mensaje personalizado, y francamente, no soy partidario de enviar mensajes directos automatizados. Prefiero personalizar: “Gracias, Juan por seguirme, estoy seguro de que…”
  • Los que nos envían mensajes directos no automatizados y que podamos valorar como interesantes. De hecho ya son contactos, y hemos de valorar si damos un paso más y pedimos teléfono o correo electrónico (a diferencia de Linkedin, en Twitter no disponemos del email de nuestros seguidores).
  • Listas: Indagar en qué listas nos han incluido, son fuente de posibles contactos. Crear nosotros listas incluyendo a personas de cada categoría (pueden ser secretas).
Facebook

No es cierto que Facebook sea una red exclusivamente personal. Cada vez más se está llenando de contenido profesional, por lo que la primera decisión a tomar es si nos abrimos al networking profesional o no.

Facebook requiere, como Linkedin, contacto mutuo para acceder a los mensajes directos de Messenger. Si decides compartir contenidos profesionales en esta red, fíjate en quién comparte, comenta o interactúa y a partir de ahí puedes solicitar contacto en función de las cuatro categorías mencionadas anteriormente.

Prepara un mensaje personalizado, un Social Media Pitch

Es importante que en aquellas redes que lo permitan (Linkedin y BeBee) personalicemos el mensaje. No sólo por aumentar las posibilidades de éxito, también para dejar claro desde el primer momento qué tipo de relación pueden esperar de nosotros.

En este sentido, te invito a crear cuatro plantillas de mensaje de contacto en base a los cuatro tipos de relación que hemos mencionado anteriormente. Recordemos que los del grupo 4 son los que requieren un discurso (social media pitch) mejor pensado y estructurado. Son el grupo más difícil pero el que antes puede dar conversión. Eso no significa que una vez aceptado el contacto les bombardeemos con ofertas a las pocas horas del noviazgo.

Esencial: en cada mensaje solicitando el contacto tener en cuenta el protocolo: idioma de la persona, tipo de relación (usted o tú), mencionar el nombre o el apellido, dejar claro el objetivo de la conexión, pedir directamente formar parte de su red y despedirse formalmente. El que quiera puede adjuntar su teléfono o email junto a la firma. Yo no lo hago, pero no me parece mal.

Construye agenda

Conectar no es coleccionar. Mejor pocos, enfocados y buenos que muchos y dispersos. Están para ayudarnos en nuestra estrategia personal (y nosotros en la suya), y por ello es importante ir creando una agenda por tipos, y acordarnos cuando sea el momento de pedirles algo. Puede ser invitarles a un evento, a visitar una web, a quedar para tomar un café, reunión…

Paciencia: Roma no se construyó en un día

Ya tenemos una agenda de valor creada. Hemos de ser pacientes. Al conectar, muchas personas verán más nuestros contenidos e interacciones, la relación se irá creando poco a poco. Ahora nos queda algo importante: controlar (o medir), la 5ª y última C de nuestra proyección de marca personal en las redes sociales. Te espero en una semana.

Si crees que he olvidado algo importante en este post, te invito a dejar un comentario. Siempre contesto.

Guillem Recolons on GoogleGuillem Recolons on LinkedinGuillem Recolons on TwitterGuillem Recolons on WordpressGuillem Recolons on Youtube
Guillem Recolons
Personal Branding Strategist
Socio fundador y Personal Brander en Soymimarca.

Convencido de que todo deja marca, ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos.

Además de Soymimarca, soy consultor en AdQualis Consultants y formador en Ponte en Valor.

Profesor del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna) y del Posgrado en Social Media de UPF. Publicitario colegiado, estudiante de Humanidades (UOC). Voluntario comprometido en la fundación La Salut Alta.

Mi ADN está formado por experiencias en Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.

www.guillemrecolons.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *