El branding es lo que eres, el marketing lo que transmites

Era un día de junio, hace ya dos años, cuando salí realmente fascinado de lo que un tal Andy Stalman nos había contado en el #CICD de San Sebastián. En ese momento al salir, me encontré que uno de los organizadores, Iñigo Kortabitarte estaba junto a él, esperando la llegada de un taxi, que le llevaría vete tú a saber a qué recóndito lugar de este pequeño mundo a volver a contar aquella maravillosa ponencia.

soymimarca_personalbrabding_comunicacion

http://www.brandoffon.com/

Desde entonces, reconozco que se ha convertido en un icono al que he seguido con interés, y la verdad es que de esas personas, que saben, entienden, transmiten, e incluso responden a los más comunes de los mortales …

Este libro, es una joyita en la que nos sumerge de manera muy amena, en la importancia de la identidad, de la marca, de lo que es y no es, en lo que parece que vendrá en este mundo de continuo cambio, y sobre todo en la importancia de la suma de lo OFF line y lo ON line, partiendo de la importancia de la persona como agente.

Las marcas son ya un jugador más de una partida en la que conversan con los consumidores de tú a tú, y en este partido el CEO o el CDO debe de posicionarse bien, saber hacer partícipe a la marca de una estrategia global, en la que la diferencia entre el Offline y el Online ya ha muerto, y en la que las sensaciones son importantes a la hora de diferenciarse, en un mundo en el que no vale con vender “mi libro”, sino generar confianza y buenas vibraciones.

Nos mostrará la diferencia entre lo que llamamos marketing y el branding, es decir entre el ser y el estar de una marca, el branding es lo que eres, y el marketing lo que transmites… al final hay que valorar de igual manera la relación humana, desde una llamada a un comentario en Facebook.

En la página web del libro, Andy explica que es un  libro imprescindible para Directores Creativos, CEO´s y las personas relacionadas con la publicidad, el marketing y el branding del futuro, pero yo no estoy del todo de acuerdo, ya que a mi modo de ver es un libro para todo aquel que quiere vender, y como ejemplo un botón.

 El día pasado entré en una pequeña tienda de ropa de San Sebastián, el encargado – Josu – , estaba detrás del mostrador, sin apartar la mirada de un libro amarillo… se trataba “del libro. Le pregunté qué le parecía, a lo que él me respondió, que estas técnicas lo mismo sirven para vender grandes marcas, que para vender pantalones a un cliente que entra en su establecimiento, lo importante era interpretar y adaptar las ideas que se plasmaban al escenario de cada uno.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *