Los 7 pecados capitales de la marca personal

Publicado por: Jordi Collell (16/05/2011)

A sabiendas o no una marca personal puede apartarse de las buenas prácticas. Los resultados de esta situación son generalmente malos para la salud tanto física como espiritual. En este post indico siete prácticas que apartan a una marca del buen camino y que es conveniente conocer para evitar o enmendar. Os invito a que me ayudéis a ampliar la lista.

Soberbia: Cuando proyectas a través de tu marca que eres superior a los demás, menospreciándoles. Incapacidad para reconocer el talento ajeno.

Una actitud de marca que se apoya en la soberbia acaba recibiendo como pago la ignorancia y el descrédito por parte de su audiencia. Es una buena vía para convertirse en spam.

Invisibilidad: Si no te ven no existes. Ojos que no ven marca que se muere.

Más claro el agua.

Avaricia: Dar poco y pedir mucho, no tener reciprocidad. No devolver favores, recomendaciones, retwiteos son sus manifestaciones básicas.

Pillar al avaricioso cuesta poco tiempo y acaba por ser ignorado.

Envidia: Cuando la misión implícita o explícita  de la marca es hundir a los demás.

Al final se pierde la credibilidad.

Reactividad: No tomar la iniciativa, actuar a remolque de los acontecimientos.

El riesgo es que sean las circunstancias las que impongan el camino a seguir y la marca sea un mero títere.

Falta de creatividad: No tener propuestas propias de valor, basarse siempre en opiniones y propuestas ajenas.

La marca que no crea  y que solo difunde contenidos ajenos se convierte en un rumor.

Apatía (falta de pasión): Huir del compromiso, no promover el cambio, no buscar y proclamar el sentido de las cosas que hacemos.

La pasión es la esencia de la marca. Cuando falta o no se transmite de manera eficaz la marca desaparece de la mirada de la audiencia y muere.

Si te das cuenta de que tu marca personal está entrando por alguno de estos derroteros actúa y por supuesto cuenta con nosotros.

Jordi Collell / asesor de marca personal

Comparte...

Sobre el autor

 

Jordi Collell. Asesor de marca personal y socio de Soymimarca / Profesor Asociado en la Facultad de Comunicación Blanquerna (URL) y Director del Posgrado en Personal Branding en la Facultad de Comunicación Blanquerna (URL) / Economista (UAB). / PDD & MBA (IESE Business School & The University of Chicago). / Coach titulado (University of Texas, Dallas). Miembro de AECOP. / Miembro certificado de la International Coach Federation ( Associate Certified Coach). / 25 años CFO,CEO. Co fundador del Grupo Sintax Logistica. / También es consultor de CTCoach Code.

Otros posts de

7 respuestas a “Los 7 pecados capitales de la marca personal”

  1. Quanta raó tens Jordi,

    per cert, quan temsp fa que no en se res de tu, i la veritat que m’agradaria molt, que tal si quedem per fer un cafe algun dia?

    una abraçada,

    Montse

    17/05/2011 at 15:54 Responder
    • Jordi Collell #

      Quina alegria Montse!!!! I es doble: peer retrobarte i per que t’agrada el que escric.
      Quedem, va! T’envio proposta.
      Una altra abraçada,
      Jordi

      17/05/2011 at 22:50 Responder
  2. Yrma Sanchez #

    Excelente información muy acertada.
    Gracias sr. Jordi
    Saludos.

    21/05/2011 at 2:59 Responder
    • Jordi Collell #

      Yrma, ahora toca no caer en los “pecados”.
      un saludo.

      29/05/2011 at 23:44 Responder
  3. elena eisman #

    Una aportación increiblemente lúcida ¿se apoya en el eneagrama? es que me ha despistado el dibujito, en todo caso es de una lógica aplastante y ya era hora que alguien dijera esas 7 verdades. ¡Enhorabuena por tu síntesis!

    26/05/2011 at 17:34 Responder
    • Jordi Collell #

      Gracias Elena. No me apoyo en el eneagrama, sólo en mi experiencia personal.

      29/05/2011 at 23:43 Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Qué hacer con la MARCA PERSONAL « Evelyn Rivera - 12/09/2011

    […] El asesor de marca personal Jordi Collell indica algunas prácticas que apartan una marca del buen camino, las cuales ha denominado como los 7 pecados capitales de la marca personal: […]

Deja un comentario