La marca personal del reclutador… ¿debería preocuparle?

La aparición de las redes sociales ha conseguido dar un vuelco a la forma en la que los profesionales de Recursos Humanos reclutamos a las personas que requieren nuestras empresas, haciendo que dejemos de preguntarnos cómo contactar con candidatos idóneos que en ocasiones están trabajando en otras organizaciones, y dejando de existir diferencias entre los profesionales que se encuentran buscando activamente empleo y aquellos que no lo hacen. Ahora sólo existe la búsqueda del mejor talento, no importando si se trata de “candidatos activos” o “candidatos pasivos”.

Pero para llevar a cabo este tipo de Reclutamiento Social, no sólo adquiere gran importancia que el candidato tenga una asociación positiva de la marca empleadora de una empresa, sino también de la Marca Personal del Reclutador.

Es un error muy común dar por hecho que esto de la marca personal no es cosa de los que ofertan trabajo.

Y yo te pregunto, ¿Por qué una persona debería prestarte atención o confiar en lo que le estas diciendo cuando contactas con ella a través de tu perfil social, mediante una llamada de teléfono o por medio de un correo electrónico, para ofrecerle una oportunidad laboral o proyecto?.

La desconfianza es una actitud que nos permite ser cautos y evitar engaños en nuestras relaciones sociales, y de forma generalizada cualquier persona que no busca activamente empleo, desconfía de una propuesta laboral si no conoce nada sobre la persona que le realiza dicha oferta.

Durante años los profesionales del reclutamiento hemos realizado procesos de selección oscuros, en los que los postulantes desconocían quien era la persona que les realizaría una entrevista, quién contactaba con ellos, e incluso cómo se desarrollaría el proceso en sí.

Es aquí donde entra en escena la marca personal del reclutador, ya que si tu imagen profesional viene respaldada por una marca visible, transparente, coherente y basada en hechos y no en palabras, las puertas para establecer una conversación con un potencial candidato, se abrirán solas. Así como un reclutador busca en Google información sobre sus potenciales candidatos, estos también desean conocer más información sobre el reclutador, por lo que realizan búsquedas en la red.

Hace unos años, cuando contactaba con un candidato pasivo y le ofrecía un posible puesto de trabajo, en la mayoría de ocasiones, o no recibía respuesta, o se convertía en una negativa a escuchar la propuesta. Principalmente debido a la falta de confianza, algunos pensaban que podía tratarse de una trampa de su propia empresa, que estaba intentando poner a prueba su fidelidad hacia ella; otros al no conocerte simplemente desconfiaban de si realmente se trataba una verdadera oportunidad.

Ahora la cosa ha cambiado.

Qué cambios he percibido desde que comencé a desarrollar mi marca personal

Como en el caso de cualquier otro tipo de profesional,  dedicar tiempo y esfuerzo para desarrollar tu propia marca, debe formar parte de tu rutina diaria como reclutador.

Personalmente, desde que comencé este camino hace casi tres años, los beneficios obtenidos han superado cualquier tipo de expectativa que pudiera tener.

1.     Gran parte del éxito de un reclutador se basa en la forma de comunicarse con sus candidatos. Los reclutadores que son accesibles en la comunicación y sensibles a responder cualquier duda que se le plantea a una persona, suelen conseguir ganarse su confianza. ¿Qué crees que pensará un potencial candidato si al buscarte en Google o en redes sociales, encuentra a una persona abierta que entabla conversaciones y establece relaciones con sus posibles candidatos?

2.     Cuando desarrollas tu marca personal y esta se hace reconocida, el talento viene a ti y en muchas ocasiones no tienes ni siquiera que salir a buscarlo.

3.     La marca personal es un valioso y duradero activo, algo que permanece contigo aunque cambies de empresa. Tener un determinado número de conexiones, de seguidores y otras estadísticas… te harán atractivo para otras empresas como profesional del reclutamiento.

Imagen: Freepik

[subscribe2]

Víctor Candel Palazón
Víctor Candel. Ingeniero Técnico por la Universidad Miguel Hernández, Máster en Dirección de Personal y Gestión de Recursos Humanos por ENAE Business School, así como Postgrado de Especialización Didáctica por la Universidad de Murcia. Víctor es Director Asociado en Talentia Human Resources, una consultora en la que acompañan a las organizaciones como socio estratégico a través del uso de las tecnologías digitales. Conferenciante y autor de victorcandel.com, un blog el que habla sobre Reclutamiento 2.0, Selección de Personal y empleabilidad.