No importa cómo veas el mundo, lo que importa es cómo el mundo te ve, @alexiaherms

Todos tenemos una visión del mundo, una manera de ver e interpretar las cosas que nos rodean. Pero lo que realmente importa es cómo el mundo nos ve a nosotros. Cómo nos etiquetan, perciben y sobretodo cómo nos recuerdan.

La publicidad ya no va de lo que una marca quiere decir, sino de lo que el mercado y las personas quieren oír o mejor dicho; sentir. Si una empresa no escucha ni sabe ver lo que necesitan, quieren y valoran sus consumidores está automáticamente perjudicando a su marca.

Y exactamente lo mismo sucede con el personal branding. Importa mucho menos cuál sea nuestra forma de ver el mundo (el enfoque tradicional basado en la psicología), y más cómo el mundo nos ve. Y partiendo de este axioma podemos aprender de las grandes marcas y de sus secretos a la hora de comunicar y conectar exitosamente con el mundo. 

1. No te enfoques en lo que te hace similar a los demás, pon el foco en lo que te hace diferente.

Las marcas líderes destacan por potenciar sus puntos de diferencia. En realidad ser “diferente” es mejor que ser “mejor”. Si una marca puede hacerse un lugar muy claro en la mente de las personas, el producto o el servicio deja de ser una mercancía. Al igual que las marcas corporativas, la comprensión de tu propia marca personal te puede dar una ventaja competitiva que te permita sobresalir en tu sector profesional, y también en el mundo. 

2. No importa que tus aspectos diferenciales te parezcan sencillos o de poco valor.

La realidad es que la mayoría de los productos (y personas) son prácticamente indistinguibles de sus competidores a primera vista. Sin embargo, una marca líder puede construir una fuerte ventaja competitiva en torno a diferencias más leves.

3. Cuando destacas y eres reconocido por tu VALOR DIFERENCIAL podrás permitirte monetizarlo más rápido.

La gente paga más por los productos y las personas que aportan un valor distinto. Y al igual que los clientes pagan más por las marcas “fascinantes”, las empresas pagan salarios más altos para los empleados que destacan con un beneficio específico, una propuesta de valor única. 

Todos destacamos por algo. Se trata de descubrir nuestra personalidad natural, en definitiva, qué da sentido y valor a nuestra marca. Y una vez tenemos claro cuál es esa huella y qué aspectos nos hacen destacar seremos capaces de mostrarlo al mundo en unos pocos segundos.

Alexia Herms on InstagramAlexia Herms on LinkedinAlexia Herms on Twitter
Alexia Herms
Social Media Strategist en BeAgency. Personal Brander y especialista en comunicación online / BA en Business Management Staffordshire University / Master en Marketing Digital La Salle-URL (en curso) / Luxury Brand Management por ESERP / Experiencia en comunicación y marketing en TVLowCost, TheDoctorFactory y Soymimarca /Tertuliana en programas de radio y TV

www.alexiaherms.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *