Entradas

Marcas personales y singulares (I), por @guillemrecolons

En las últimas dos semanas han acontecido hechos muy importantes en mi entorno laboral y personal. Gracias (o a causa de) a ellos, he podido conocer a personas, marcas personales muy singulares que me han dejado una huella imborrable.

Seguro que a algunas de ellas ya las conoces, pero ahora te explicaré el por qué de esa singularidad, y por supuesto, te invito a seguir sus perfiles.

Marcas personales y singulares

Alfredo Vela, el rey de las infografías… y mucho más

Alfredo Vela, el rey de las infografíasPor supuesto, ya nos conocíamos en el mundo virtual, con muchos encuentros y coincidencias. Para mi Alfredo era la marca de las infografías, es una de sus pasiones que ha acabado convirtiendo en modelo de negocio.

Pero al conocerle personalmente llegan matices que a menudo no se perciben a través de los bits: bajo ese semblante serio y esa voz grave se esconde un tipo cercano, abierto, casi diría que campechano.

Orgulloso de la niña de sus ojos, Valladolid, no duda en ejercer de embajador de su marca en cuanto puede. Por ejemplo, durante la Semana de Redes Sociales de Castilla y León que ya lleva 7 años organizando.

Conoce a centenares de personas que ejercen cierta influencia digital en distintos ámbitos, especialmente el de RRHH, comunicación online, infografías…  e interactúa con todos ellos en cuanto detecta un contenido de valor para compartir.

Recientemente se ha relanzado a la autoría editorial con un exquisito libro para los que quieran arrancar y dominar Twitter; lo mejor, el título: El libro de Twitter. Un libro así, casi una infografía de 500 páginas, solo lo podría haber planteado Alfredo.

Pedro Rojas, el investigador de la red

Pedro Rojas, socio de The Plan CompanySeré sincero. Mi imagen estereotipada previa de Pedro @seniormanager era positiva en cuanto a lo profesional pero con un punto muy frío en cuanto a las relaciones con los internautas. Me equivoqué. Pedro no es frío, todo lo contrario, es bastante pasional, pero su estilo, forma de hablar y de mirar es relajado, tranquilo, un punto irónico pero interesante.

Desde The Plan Company trabaja con María Redondo y un buen grupo de profesionales desde hace años educando a las empresas para sobrevivir y tener éxito en los entornos digitales. ¿Quién no ha leído alguno de sus libros? Es formador, consultor, pero sobre todo tuve la impresión de que es investigador de recursos y un excelente provocador.

Lo conocí en Valladolid, junto a Alfredo Vela en la VII semana de las Redes Sociales de Castilla y León, y me pareció un brillante comunicador y un removedor de conciencias. Me alegro de haber cambiado una imagen equivocada. Yo de ti le seguiría en Snapchat.

Óscar Puente, el alcalde tuitero

Óscar Puente, el alcalde 2.0El alcalde de Valladolid podría ser tu vecino de enfrente. Desenfadado, informal, cercano, con un punto de humor del que pocos políticos pueden hacer gala.

Óscar no se molestará si le tuteo, seguro que le cabrearía que le hablara de usted, porque si alguna cosa interesante tiene la política local es que no fingen ir a los mercados cuando hay campaña: van todas las semanas y se relacionan con los ciudadanos como uno de ellos.

Es un alcalde apasionado por Twitter: no tan famoso como el alcalde andaluz de Jun, Oscar tiene una comunidad de cerca de 12.000 seguidores, y lo mejor es que gestiona él mismo su cuenta (a veces a escondidas de su familia). Síguelo, no te defraudará aunque no seas de su partido político: @oscar_puente

José Facchín, el rey del posicionamiento orgánico

José Facchin, especialista en SEOEste hombre no pasa desapercibido. Además de sus dimensiones físicas, yo diría que es un tipo grande por la humanidad que desprende y por su exquisita profesionalidad. Es un referente del SEO en España y en el mundo, y además representa a SemRush y otras herramientas de comunicación online en España.

Con esa música que solo tienen los argentinos al hablar, José tiene una muy buena comunidad online, y si tuvieras que elegir una única plataforma para seguirle además de su blog yo elegiría Pinterest, cuyos 92 tableros y más de 16.000 pines esconden excelentes tutoriales para entender mejor Internet y las redes sociales.

Mónica Mendoza, energía para vender

Mónica Mendoza, la psicología de la ventaYa la conocía, de pocos minutos en la presentación del libro de María A. Sánchez “No imagen”. Pero esta vez la pude disfrutar de media hora arrolladora en que nos dio esta psicólogo a todos los asistentes en el Personal Branding Lab Day 2016 una lección de comunicación en el escenario hablando de ventas.

Sí, ese es su fuerte, es una locomotora de pasión e ilusión que contagia buen rollo por los cuatro costados. A Mónica no deberías seguirla solo en las redes, lo ideal es verla en directo. Pocas veces me he reído tanto mientras me entraban conceptos comerciales por el otro lado del cerebro. Genial. Acaba de publicar con Alienta  “Píldoras de motivación para comerciales y emprendedores”. Yo no me lo perdería.

Helena Casas, la cazadora de luz

Helena Casas, la buscadora de luzTambién la conocía, de una visita fugaz en el despacho. Pero durante el Personal Branding Lab Day he tenido ocasión de conocerla un poco más. Si Mónica no es muy alta pero es muy enérgica, Helena es la antítesis: Su 1,75 de altura transmite y contagia paz, armonía, luz. Si mezclas a una psicólogo con una fotógrafa y le añades habilidades avanzadas de comunicación online, marca personal y WordPress, el resultado es una promesa de marca: “light hunter” como así se define ella. Es coautora del libro “Cómo ser primeros en Google sin pagar”.

¿Qué hace una buscadora de luz? Pues investigar el mejor lado de las personas y ponerlo en un plan de comunicación para empoderar a esas personas.

Es un perfil híbrido interesante, pero ninguna de sus competencias le sobra para sumar a esta promesa de marca. Sigue su blog, y no te pierdas su Instagram.

José Poblete, el médico que habla tu lenguaje

José Poblete, el doctor empáticoQuizás el nombre no te diga nada. No encontrarás al Dr. Poblete, neurocirujano, en muchas redes sociales. Lo puedes encontrar en Doctoralia, con solo cuatro opiniones, pero las cuatro son de 5 estrellas. Eso es una marca personal.

¿Qué tiene de especial este hombre? Es un concentrado de amabilidad, humanidad, proximidad y empatía muy difícil de encontrar en la profesión médica. Recientemente ha tratado a un familiar cercano y me ha sorprendido el nivel de involucración personal con sus pacientes: mientras mi pariente estuvo ingresado en la clínica, no dejó de verlo y hablar con él y la familia ni un solo día, incluyendo sábados y domingos.

Cuando trasladamos a mi familiar a un centro más especializado, el Dr. Poblete siguió interesándose por su salud día sí y día también a través del teléfono. Impresionante, pura humanidad, pura empatía.

 

Marcas personales muy singulares, encuentros que refuerzan la idea de que en la humanidad aun queda esperanza.

¿Tienes tu marca personal equilibrada 1.0 vs 2.0? por @guillemrecolons

La necesidad de disponer de una marca personal equilibrada entre el mundo real y el virtual es cada vez mayor. Me explico: no se trata de crear un overpromise digital pero menos todavía de crear un reflejo difuso o inexistente en Internet comparado con la impresión que dejas en los demás en la vida real.

Así lo puse de manifiesto ayer en Valladolid en las jornadas #RedesSocialesCyL organizadas magistralmente por Fernando Calderón y Alfredo Vela con el patrocinio del Ayuntamiento de la ciudad y del Banco Sabadell, entre otros. Para ilustrarlo, me valí de las siguientes metáforas visuales:

1. El perfil perfecto en la vida real inexistente en la vida digital

Marca personal fuerte en el entorno real pero inexistente en 2.0

2. El perfil perfecto en la vida real pero difuso en el entorno digital

Marca personal digital difusa

3. Marca personal digital distorsionada

Marca digital distorsionada VS la marca real

4. Marca personal digital perfecta, marca real inexistente

Marca personal digital fuerte pero en la vida real no eres nadie

4. La marca personal equilibrada entre la vida real y el entorno digital

marca personal equilibrada / definición Guillem Recolons

Las imágenes no requieren grandes explicaciones. Por supuesto, la marca personal equilibrada es la última, la que refleja fielmente la vida real en su espejo digital.

¿Tienes una marca personal equilibrada?

Si quieres ver toda la intervención de ayer, aquí te la dejo. Mi intervención empieza en el 2:49:15:

All pictures by shutterstock.com

PD: Desde el punto de vista de la experiencia, debo confesar que la eficacia y amabilidad de todo el equipo organizador de esta Semana de Redes Sociales de Castilla y León desbordó mis previsiones. Aunque conocía virtualmente a Alfredo Vela, tuve el placer de estrechar su mano en Valladolid, su tierra, por primera y espero que no0 por última vez. Todas las personas con las que coincidí en ese evento dejaron una marca imborrable en mí: Desde el propio Alfredo hasta Víctor Candel pasando por José Facchín, Fernando Calderón, Pedro Rojas, Óscar Puente, Fátima Martínez, Alberto Llopart, María Gómez, Antonio Vallejo, Fernando Cubillo, Javier Cámara y por supuesto el siempre bienvenido reencuentro con Cèlia Hil.

 

Mentiras sobre el personal branding

 

En pocos días las noticias relacionadas con la marca personal han traído cierta sustancia en lo que a polémica se refiere:

Primero fue Alfredo Vela quien, acertadamente, se preguntaba por qué alguien sin una marca personal correctamente gestionada podía impartir clases de marca personal. Eso generó cierta controversia en las redes sociales, especialmente conducida por personas a las que les hirió la afirmación de Vela. Ayer escribí sobre eso en mi blog personal, destacando que la experiencia siempre es un factor de credibilidad.

Después fue el periodista tecnológico Juan Cabrera, del Huffington Post, quien arremetió contra la marca personal en su artículo “Sombras y mentiras alrededor del personal branding“.

Contrariamente a lo que muchos puedan esperar, voy a dar la razón en casi todo al Sr. Cabrera. En todas las profesiones hay profesionales buenos y malos, y el entorno del personal branding no escapa de un intrusismo creciente, quizás debido a una sensación errónea de que tras ello se mueven ingentes fortunas. También hay muchísimo intrusismo en el coaching y, desde luego, también hay periodistas buenos y malos.

Los que nos dedicamos profesionalmente a la consultoría y/o formación de marca personal tenemos gran parte de culpa de los “ataques” de Cabrera, quizás por no haber explicado con claridad el alcance de nuestro trabajo. Me explico:

soymimarca_mentiras_sobre_el_personal_branding

Foto: Stephan Uhlmann, creative commons

Cabrera habla de promocionar nuestra marca y de marketing individual. Y eso, sin duda, es parte del branding personal, pero no todo. Algo no le ha llegado correctamente al periodista, ya que el punto de partida de un proceso de marca personal pasa por entender mejor cómo somos, lo que llamamos autoconocimiento. Seguidamente hay que preguntarse qué queremos ser en unos años y dónde queremos estar, una estrategia personal. Y solo al final de ese proceso hablaríamos de la parte más relacionada con la comunicación, o lo que Cabrera llama promoción personal. Cierto, si no comunicas no existes, así que no hay que avergonzarse y mantenerse en la retaguardia, hay que lanzarse a explicar lo que podemos hacer por los demás.

Reducir a Tom Peters a alguien que dijo que las personas debían promocionarse es quedarse algo corto. Peters engendró la idea del “intraemprendedor” un paso evolutivo del empleado clásico hacia alguien con ideas propias, con iniciativa y con un sentido de la estrategia personal dentro de una organización.

Quizás la mayor confusión del periodista es creer que somos marcas. No somos marcas, tampoco productos. Pero nuestras acciones (e inacciones) dejan marca en los demás, y el personal branding tratará de influir lo máximo posible en que esa marca sea la que deseamos dejar. Nos habla de esclavitud, de que hay que estar en todo momento en todos los foros imaginables y redes sociales. No sé con qué experto de marca personal ha hablado Cabrera, pero creo que se tratará de algún especialista multinivel, de esos de negocios por internet y que están muy lejos de ser alguien puesto en marca personal.

Una vez más, alguien supuestamente bien documentado confunde uno de los medios (internet) con el fin (conocernos, saber a dónde vamos, entender lo que nos hace únicos, nuestra propuesta de valor hacia los demás y darlo a conocer). No es la primera vez ni será la última.

Lo cierto es que el título “sombras y mentiras alrededor del personal brandingprometía un contenido más interesante del que se desprende de la lectura del artículo, quizás por esa costumbre de muchos periodistas de priorizar el titular sobre el contenido. El poso que deja la lectura del artículo es algo decepcionante, se queda uno con la idea de que Linkedin es una cueva de mentirosos, como si no se pudiera mentir en un currículo de papel.

Para acabar, no tengo nada contra Juan Cabrera, soy lector del Huffington y me gustan muchos de sus textos, pero le recomiendo encarecidamente la lectura del último libro publicado en España sobre marca personal: Marca personal para dummies (Planeta), de Andrés Pérez Ortega. Estoy seguro de que si lo lee no escribiría el mismo artículo. Siempre habrá mentiras sobre el personal branding, eso es inevitable, pero también hay verdades.

[subscribe2]