Entradas

¿Te has preguntado alguna vez quién te puede estar “Googleando” ahora mismo?

 

Google es un desierto en el que todos buscamos y somos buscados. Ya podemos ser irrelevantes, estrellas de las redes sociales o tener un nombre común que de pie a la confusión con otros perfiles; la información que aparece en Google sobre nosotros va a generar una opinión que debemos controlar.

BrandYourself_Logo__soymimarca

BrandYourself.com

El SEO (Serch engine optimization) es una estrategia que nos ayuda a mejorar el posicionamiento natural de nuestra web o blog en la red, pero…

¿Existe alguna herramienta para mejorar el SEO de nuestra marca personal?

La respuesta es sí. BrandYourself  es una herramienta online que nos permite controlar el orden y la precisión de nuestros resultados de búsqueda en las primeras páginas de Google.

La plataforma nos ayuda a crear nuestro Google top 10 deseado. Es decir, poder decidir qué información y qué enlaces aparecen cuando alguien busca nuestro nombre. La versión “free” (muy completa y a mi parecer suficiente para cualquier usuario que quiere mejorar el SEO de su marca personal en la red) nos brinda la posibilidad de hacer un buen análisis:

  • Orden de resultados: Priorizar el orden de nuestras redes sociales en los resultados de búsqueda (Linkedin, Twitter, Blog…)
  • Autenticidad de los resultados: Verificar si los enlaces que aparecen en Google relacionados con nuestro nombre hacen referencia a nosotros.

Además, Brandyourself también nos mantiene al tanto de consejos y estrategias de SEO básico, y nos da información sobre cuántas personas nos están buscando online. Si quieres descubrir más información sobre su funcionamiento haz click en este enlace: Brandyourself – Funcionamiento.

Alrededor de 1 billón de nombres son buscados en Google cada día – más que la población de Estados Unidos y Europa juntas, así que aunque no lo creas, seguro que alguien te está  “Googleando”.

 

No se puede soñar con la ventana abierta

 

Hace dos años tuve un sueño, de esos que si no pones en papel inmediatamente se desvanecen poco a poco durante la noche. Como si hubiera tenido la ventana abierta, parece que alguien, un tiempo más tarde, compartió el mismo sueño.

Pero hay una diferencia, ese alguien lo ha puesto en práctica. Y no he sido yo, no. El día a día, la presión, la falta de tiempo y, sobre todo, la enorme dificultad de encontrar inversores en este país decaído me llevaron a procrastinar e ir aplazando el proyecto. Too late. La idea está en marcha. Pero volvamos atrás, veamos cómo surge todo:

Así se ve Frontback, la APP

Así se ve Frontback, la APP

El origen de la idea: ¿Por qué el fotógrafo nunca sale en la foto?

El insight: Nuestros álbum de fotos, en papel o digitales, están repletos de fotos incompletas. Muchas veces nos animamos a dejar que un transeunte tome las fotos para que pueda salir todo el grupo, pero en la mayoría de los casos no hay un tercero que pueda ocupare ese rol.

El formato: una app digital para smartphones y tablets, pero también una función en cámaras de fotos, que debería incorporar una minicámara en la parte trasera.

La mecánica: al realizar una fotografía, se dispararía a la vez el obturador de la cámara principal y el de la trasera o secundaria. La imagen del fotógrafo aparecería en una recuadro pequeño en una de las cuatro esquinas de la foto (a elegir), con la posibilidad de rotular su nombre: Photo by,..

Naming: PhotoBy o quizás también “Guess who’s behind the camera”.

Aquí quedó el proyecto, faltaba el business plan, el registro de la idea, de los dominios de internet, el hablar con ingenieros…y algo importante, conseguir un patrocinador. Me vino a la mente Nikon, pero también Google.

¿Qué ha pasado? Que uno no puede soñar con la ventana abierta. Dos años más tarde de mi idea, la veo plasmada (no con las mismas características) en un enlace que me envía el amigo Francesc Grau, al que le hablé del tema. Aquí la tenéis

Enlace a FRONTBACK

Lo dicho, si tienes una idea, no te guardes para ti. Suéltala, te la pueden “robar” pero eso siempre será mejor que dejar pasar el tiempo hasta que se le ocurra a otro.

¿Qué ha buscado el mundo en 2012? (VÍDEO)

Como cada año Google nos regala 2:46 minutos con las personas, las historias y los acontecimientos más buscados en el mundo. La mejor manera de resumir las 5.000 millones de búsquedas diarias que Google ha tenido en este 2012, que en pocos días llega ya a su final.

 

¿Qué dice Google Images de ti?

Google es, sin duda,  el primer lugar donde muchos buscan información sobre nosotros. Pero a menudo pensamos que se trata únicamente de sites en que aparecen noticias nuestras. ¿Y las fotos?

Una manera interesante de “conocer” a una persona u organización es buscar su nombre en Google Images. Haz la prueba, quizás te sorprenda ver imágenes asociadas a ti o a tu empresa que no eres capaz de relacionar. La reputación online de una empresa o persona no se basa solo en contenidos, sino también en imágenes y en vídeo.

¿Con qué nos encontramos?

Búsqueda en Google Images de "Shakira"

Si se trata de una empresa que lleva tiempo en el mercado, o de un personaje público, lo habitual es que exista una afinidad de casi el 90% entre las imágenes y los símbolos relacionados con esa empresa o con esa persona. Por ejemplo, probad la búsqueda de Emilio Botín o de El Corte Inglés, y veréis que, al menos en los 100 primeros resultados, todo cuadra bien. Habrá excepciones que afectan a la reputación, como el famoso caso del exministro español Ángel Acebes o del otro exministro Pepiño Blanco.

Cuando se trata de una empresa más joven o de una persona “no-pública”, la afinidad con los resultados será menor, y encontraremos fotografías que se vinculan más indirectamente a nosotros. Especialmente en los casos de nombres frecuentes, como Antonio García, será normal encontrar a miles de personas diferentes.

En este segundo caso, podemos influir directamente sobre estos resultados de búsqueda. ¿Cómo? de varias formas:

  • Si no quieres que te etiqueten, etiqueta tu. Me explico. Si colocas fotografías tuyas o con el logo de la empresa, no las titules DP_654563, no te servirá de nada. Titúlala con tu nombre y apellidos o con el nombre de tu empresa.
  • En todos aquellos lugares donde tengas ocasión de colocar “tags” o etiquetas, recuerda añadir tu nombre en las fotografías que quieres que se asocien a ti: un libro, un dísco, una foto, un diseño… Hay muchos lugares en internet donde es posible etiquetar: Flickr, Picassa, YouTube, los blogs…
  • Utiliza preferentemente tu nombre completo: si tienes dos nombres (José Antonio), no los olvides, y si tienes dos apellidos (en los países de habla hispana o lusa suele ser así) utilízalos siempre. Nunca será lo mismo buscar imágenes de “Antonio García” que de “José Antonio García Infante“.
  • Evita en lo posible que otras personas puedan etiquetarte. En Facebook, por ejemplo, existe una opción de privacidad para evitar que un amigo te etiquete, por lo que te llega un email para pedir tu aprobación. Es práctico y evita sorpresas desagradables.
  • Gestiona las alertas de Google para reaccionar rápidamente en caso de que alguien ponga en jaque tu imagen o tu nombre.
  • Finalmente, en caso de que tengas un nombre muy común y quieras diferenciarte, te recomiendo una lectura al post “La putada de llamarse García” en que hay diversas alternativas para proteger tu nombre, la esencia de tu marca personal.

BlackBerry abandona

O, para ser exactos, BlackBerry abandona a los usuarios particulares para centrarse en las empresas. La noticia saltó a los medios hace pocos días, y no deja de sorprender que un gigante como Blackberry haya tirado la toalla ante el dominio de iPhone y Android.

La innovación, o la falta de ella, ha tenido mucho que ver en la decisión drástica de Thorsten Heins, el nuevo director ejecutivo de la compañía que fabrica Blackberry. 125 millones de dólares en pérdidas en el último trimestre parecen ser la razón que impulsa a la compañía a abandonar a los millones de personas que han confiado su telefonía y datos móviles en Blackberry.

La caída del servicio de correo electrónico en otoño 2011, junto con la falta de un sistema operativo más atractivo fueron los detonantes de una caída estrepitosa en las ventas de la compañía.

En mi entorno cercano, lo cierto es que he vivido muchos abandonos de amigos y colegas que tenían Blackberry. La mayoría criticaban al iPhone y han acabado con uno de ellos.

Pero la decisión de Blackberry me plantea dos interrogantes

  1. ¿Qué credibilidad tendrá en el mercado de empresas una compañía que ha “fallado” en el mercado de consumidores?
  2. ¿Qué pensarán los actuales fieles a la marca que acaban de adquirir un terminal móvil Blackberry?

Hace tiempo que andamos inmersos en una cultura visual. Algunos lo llaman “visual thinking“, aunque el nombre no hace la cosa. Pero es una realidad indiscutible. Mi buen amigo Gian-Lluís Ribechini, ingeniero especializado en innovación, ya viene hablando hace tiempo de la necesidad de innovar hacia lo visual. Sigue siendo cierto aquello de “una imagen vale más que mil palabras”, y por eso Facebook tiene más usuarios que Twitter. Y por eso Pinterest despierta pasiones entre quienes lo prueban.

Blackberry no supo ver a tiempo que lo visual y lo táctil se impondrían. Es toda una lección. El problema de la caída del servicio de correo electrónico solo fue la gota que colmó el vaso. El problema real era la falta de fe en la innovación. Espero, de todas maneras, que Blackberry tenga mejor suerte en el futuro, pero tendrá que invertir mucho en tecnología y aun más en reputación: reposicionar una marca no es fácil.

Me on the web, una buena idea de Google para saber qué dicen de uno

Tu identidad online está determinada no sólo por lo que escribes, sino también por lo que escriben otros sobre ti –ya sea una mención en una entrada de un blog, la etiqueta de una foto o la respuesta a una actualización pública de estado. (Google blog)

El paralelo a el éxito de Google Alerts, Google ha lanzado “Me on the Web” (“Yo en la web”) un nuevo servicio de Google que permite a los usuario monitorizar lo que se escribe sobre ellos o sus empresas.

“Me on the Web” al igual que Alerts, notifica automáticamente al usuario cada vez que información relevante para éste es publicada en Internet, pero la nueva herramienta ofrece ciertas facilidades a la hora de establecer criterios de búsqueda.

La herramienta ha sido incorporada a Google Dashboard bajo la pestaña de detalles sobre la cuenta del usuario en Google.

Siempre es interesante que aparezcan herramientas que ayuden a medir nuestra marca online, y en este caso podemos medir otras marcas, ya sean personales como empresas.

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin

Hace un año publiqué en el blog de Lateral Consulting la primera y la segunda parte de “Algún consejo para sobrevivir en Linkedin”. Dado el éxito de lectura, he decidido trasladarlos aquí para compartirlos con vosotros. Se trata de consejos sencillos, no trata de ser un manual profesional de los que hoy internet va lleno. Espero que os sea útil.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin I

Es indiscutible que LinkedIn se ha consolidado como la principal red de networking mundial. Lanzado hace sólo 6 años desde Mountain View, California, hoy cuenta con cerca de 70 millones de profesionales. LinkedIn se visita una media de 37 minutos al mes, y España es el 7º país en el ranking LinkedIn con cerca de 700.000 usuarios, tras EEUU, India, Reino Unido, Canadá, Italia y Alemania. Aunque no es el tema del post, si aún te preguntas qué es y para qué sirve LinkedIn, aquí cuelgo un vídeo muy didáctico:

Cuando analizamos los distintos perfiles que se encuentran en LinkedIn, es fácil descubrir perfiles hechos de prisa y corriendo, sin fotografía, sin apenas datos de contacto, sin el historial de empresas en que se ha trabajado, sin actualizar. Es decepcionante que mucha gente crea que hay que “estar” en LinkedIn sin más. LinkedIn sirve para generar networking activo, para descubrir perfiles interesantes, para ofrecer nuestros servicios. Eso no es “estar”, hay que currárselo un poco y dejar claro quiénes somos (a nivel profesional), dónde estamos y a qué aspiramos.

Nos tenemos que imaginar que LinkedIn es nuestra página web. Actualizarla, cuidarla, explicar nuestros proyectos o lo que pueda atraer colaboradores o clientes. Aquí algunos consejos de cómo sacarle mejor partido:

  • Estar o Ser: LinkedIn es un lugar que invita  a ser descriptivo, es estratégico -no táctico-, así que es mejor evitar frases cortas al estilo powerpoint, e intentar explicar nuestros logros, nuestras aportaciones de forma clara y descriptiva.
  • Presentémonos: He visto que mucha gente no aprovecha el “extracto”, un lugar perfecto para contar en 4 líneas qué hemos hecho. Tampoco se acostumbra a rellenar el apartado “especialidades”, pieza clave para encontrar colaboradores, socios o clientes. Y la foto. Algunos creen que no es importante. Lo es. La cara es el espejo del alma.
  • Cuanto más, mejor. A diferencia de otras redes sociales, en LinkedIn es interesante presumir un poco. No hay que dejarse ningún trabajo anterior por insignificante que parezca. Es posible que un stage hecho en nuestra época de estudiante nos abra las puertas a una oferta.
  • Utilicemos la jerga profesional:  Conocer el lenguaje de cada sector es importante. Hay un sinfín de maneras de describir lo que haces, pero la jerga sectorial es clara, concisa y comprensible. Si quiero atraer a colaboradores en el sector del marketing boca/oreja usaré el término “Wominomics”, referido a la industria del “word of mouth”.
  • Si buscas trabajo, dilo. A nadie le gusta decir que está buscando trabajo. Pero si lo buscas, dilo. De otra manera, nadie se fijará en ti como candidato “disponible”. Es perfectamente viable escribir bajo tu nombre “especialista en marketing medioambiental”. Con eso no engañas a nadie, es una mezcla de tu formación con tu carrera profesional. Pero si no trabajas actualmente en ninguna empresa, déjalo claro.
  • ¿Hablas idiomas? LinkedIn es un medio global, y permite en una sola página disponer de distintos perfiles según el idioma. Una muestra: Aquí va mi perfil público en castellanoinglés catalán.
  • Muestra tu perfil más social: LinkedIn es un escenario perfecto para la creación y seguimiento de grupos profesionales. Los hay de todos los colores y para todos los gustos. Suscribirse a grupos permite recibir información actualizada sobre nuestro sector y participar en foros de debate. Además, la creación de grupos puede ayudarnos a generar tráfico para nuestro propio negocio, blog…

Algún consejo para sobrevivir en Linkedin II

Como complemento al post que publicamos el 21 de junio pasado (ver post), esta vez entramos más en el detalle de cómo mejorar el networking vía LinkedIn. El texto se lo debo al blog de Frank Scipioningresosalcuadrado.com, que creo que ha hecho un excelente trabajo llamado “Cura de vitaminas para tu perfil de LinkedIn“. Ahí va eso:

LinkedIn es una red social soberanamente desaprovechada. En un afán de justicia, he decidido escribir hoy una guía Linkedin para emprendedores. Muchas personas creen que resulta muy complicado hacer nuevas conexiones, y terminan utilizándola simplemente como un sitio para colgar su currículo, ¿no es así?. Y lo que yo pienso es que tiene un potencial bastante mayor del que muchos de nosotros le estamos sacando en la actualidad.

Antes que nada, Linkedin es de por sí un buscador y tiene enorme reputación en Google y otros buscadores importantes. Sólo esa razón ya es motivo para estar presentes, ya que si sólo buscas en Google tu nombre y tienes un perfil en Linkedin, verás que apareces en las primeras páginas de los resultados. Haz la prueba y te darás cuenta del peso que tiene Linkedin para Google.

Aquí te paso ocho puntos principales que me ayudaron a darle el valor real que tiene esta red social.

Guía Linkedin 1. Mejorar tu posición en los buscadores

En tu perfil de LinkedIn encontrarás tres espacios para añadir enlaces a tus propios sitios o blogs. En lugar de utilizar “My Website”, haz click en “Other”. Allí podrás entrar el texto que coincida mejor con lo que la gente puede buscar acerca de tu negocio.

Por ejemplo, yo he utilizado ingresos pasivos parar mi blog, que es una palabra clave por la cual quiero posicionarme. Puedes poner aquí tu página de admiradores de Facebook, tu canal youtube, etc… y también optimizar el texto de tu enlace.

En mi caso, la vista pública de mi perfil en Linkedin tiene un PageRank 2. Nada extraordinario, pero tampoco despreciable para un blog recién lanzado.

Desde luego, es una forma tremendamente sencilla de impulsar tus posiciones en los buscadores.

Guía Linkedin 2. Promover el contenido de tu blog

También es posible importar hacia tu perfil Linkedin el feed de tu blog en WordPress, buscando la aplicación correspondiente en ese programa. Esto se convierte en una forma ágil y sencilla para que los demás puedan echarle un vistazo al contenido de tu blog en un minuto.

Si no usas WordPress (¡desgraciado!), también hay puedes usar Blog Link. Ésta aplicación soporta TypePad, Movable Type, Vox, WordPress.com, WordPress.org, Blogger, LiveJournal y varios otros.

Todos sabemos bien que los blogs son la mejor forma de cultivar tu marca, sea personal o de tu proyecto. Con esto podrás automatizar la difusión de tus posts en Linkedin.

Guía Linkedin 3. Lanzar una campaña de publicidad en LinkedIn

La verdad es que hasta que no me lo contaron, no tenía idea de que LinkedIn ofrecía un servicio de publicidad contextual. LinkedIn es un sitio de profesionales para profesionales, que está menos expuesto al azar de otros entornos, y por el contrario, recibe visitas y atención de personas más bien interesadas en los negocios.

El sistema es sencillo y te permite en minutos escribir, orientar y lanzar tu publicidad, y pagarlo ya sea por clicks o por impresiones, con presupuestos que arrancan en los 40 euros. La ventaja es que te permite llegar rápidamente a una comunidad realmente premium de 63 millones de profesionales con altos niveles de ingreso (unos 100.000€ de media). Y además podrás segmentar tu anuncio en función de la edadindustriapuesto de trabajo, eltamaño de la compañíaubicación.

Por falta de presupuesto, yo no utilizo servicios de publicidad de pago. Esto no quita el interés real de este servicio de publicidad pensando en una empresa, ya que linkedin ofrece un servicio similar al servicio de página de admiradores de Facebook, el servicio de página de empresa.

Guía Linkedin 4. Organizar eventos

Me encanta esta herramienta de Linkedin que te permite anunciar eventos. Ni siquiera es necesario que seas el coordinador de ese evento para poder subirlo a la agenda de Linkedin. Un evento puede ser creado sólo con la información básica y el interés por difundirlo. Incluso podrás enviar invitaciones a través de tu red de Linkedin, aprovechando la utilidad de confirmación de asistencia. Y además puedes visualizar rápidamente todos los eventos de tus contactos.

Guía Linkedin 5. Utilizar grupos para conectarte con la gente

En un grupo Linkedin, puedes leer/publicar noticias, lanzar un debate, publicar una oferta de trabajo, etc… Son entornos cerrados que gestionan miembros que pueden acceder al conjunto de contenidos.

Resulta más que frecuente que las personas se sumen a un grupo, pero luego no vuelvan ni por asomo a participar de él. Y la verdad es que yo no puedo tirar la primera piedra porque soy uno de ellos. En mi caso, en vez de tener una participación online continua en uno o varios grupos, visitándoles cada día, prefiero recibir los avisos por correo y solo entro en una conversación si tengo un interés real.

Lo que conviene aún más es comenzar un nuevo grupo, ya que te dará la ventaja de contar con las direcciones de email de los que se sumen, actualizadas cotidianamente mientras crece. Ya sé que puede darte un poco de trabajo armar y empujar un grupo, pero una buena forma de comenzar es directamente invitar a toda tu red de contactos. Cuando tus contactos se vayan sumando al grupo, estas novedades se harán visibles en sus perfiles, y allí otra gente podrá sentir interés y también sumarse. Así nace un pequeño imperio..

Veamos algunos grupos en Linkedin que están haciendo furor. Empiezo con 2 grupos en ingles a los cuales debes monitorizar, porque ahí pasan muchas cosas:

2 referencias en español, con conversaciones diarias activas:

¿Te imaginas teniendo tú acceso a semejante base de contactos? Pues bien, quizás deberías empezar hoy.

Guía Linkedin 6. Conseguir recomendaciones para atraer más clientes

Si hay algo que diferencia a Linkedin del resto de las redes sociales, son las recomendaciones, algo realmente único. Y a mí no se me ocurre mejor manera de promocionar tu negocio que pidiéndoles a tus clientes y tus colegas que compartan con otros la opinión que tienen de ti.

Te estarás preguntando cómo conseguirlas. Sencillo: primero dar, luego recibir. Escribe buenas recomendaciones de tus pares, y pronto recibirás mejores de parte suya. Conviene invertir algún tiempo en esto.

Para dar credibilidad y convencer, las recomendaciones de terceros son muy muy importantes. Con Linkedin tienes una fuente inagotable de testimonios de gente reconocidos (expertos en su campo, directivos, etc..) que pueden apoyar tu proyecto y asentarte como una de los lideres de opinión en tu sector.

Guía Linkedin 7. Haz preguntas, y responde a las preguntas de lo demás

Una forma rápida de destacar como experto es de responder a las preguntas que hacen otros. Es cierto que este servicio en español esta infra utilizado (si lo comparas con la base de datos de preguntas/respuestas disponibles en ingles), pero aún así, no me perdería la ocasión de responder a un par de preguntas relevantes a tu actividad.

También puedes hacer tu mismo preguntas, y ver como lo responden otros. Es una gran forma de hacer encuestas antes de lanzar tu web por ejemplo, o de validar el interés de un posible producto que quieres lanzar al mercado profesional muy pronto.

Guía Linkedin 8. Conecta tu cuenta twitter a tu perfil Linkedin

Tus tweets aparecen en tu perfil, y puedes lanzar un tweet desde linkedin. Hay un par de widget que te permiten saber que se estña diciendo sobre ti en Twitter. ¿ Porque hacerlo?. Porque dotas de contenido relevante a tu perfil, útil para tu posicionamiento en buscadores y también porque remites un tráfico muy cualificado hacia tu cuenta twitter, y si lo que ven al aterir en tu perfil les gusta, se harán seguidores tuyos.

Eso es todo para esa guía Linkedin para emprendedores. No pierdes más tiempo, dale una oportunidad a Linkedin. Merece la pena.

Mientras lees esto, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo tu nombre en Google u otro motor de búsqueda.

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que busca información sobre ti. En ese momento pueden pasar cuatro cosas:

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 3.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son.
  2. No apareces
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, borracheras, estafas, pleitos, insultos…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren reacciones distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

  1. Nombre común. Si tienes dos apellidos, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (Pérez García, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti.
  2. No apareces. Es mejor no estar que estar mal, pero no aparecer significa NO EXISTIR, así que está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.
  3. Apareces, pero mal. En este caso te advierto que la huella de internet es inborrable. Pero dando a conocer tu parte positiva podrás “esconder” esas noticias negativas que la red tiene de ti. Un primer consejo es crear una cuenta en Linkedin con un perfil público. Un segundo consejo es comentar noticias y blogs que puedan ser de tu interés. Esto te ayudará a corregir esa reputación online.
  4. Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla. Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada.

De todas formas, las soluciones de los tres primeros supuestos son tácticas. Mi consejo es que traces una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero muy efectivo.

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Y usted, ¿qué marca es?

Os adjuntamos el artículo aparecido ayer en La Razón de la periodista María Poveda, y en que interviene Andrés Pérez Ortega (Marca Propia), Neus Arqués (Manfatta Comunicación), Dan Schawbel (autor de Me 2.0) y Guillem Recolons (soymimarca y  Lateral Consulting). Poveda traza un  interesante camino que empieza en la definición de la marca personal, pasa por el fenómeno de las micro-empresas YO, S.A. y acaba en la escena 2.0. Os recomendamos su lectura para entrar en materia de lo que es el personal branding. Feliz lunes.

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca

Y usted, ¿qué marca es? El nuevo marketing personal

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Hay que aplicar los principios del marketing a las personas. Según los expertos «se trata de descubrir cómo nos perciben y decidir si es eso lo que queremos reflejar»

Qué tienen GoogleMacDonalds o BMW en común? Todas son marcas que tuvieron éxito porque supieron diferenciarse dentro del mercado. ¿Ha pensado que usted también puede convertirse en marca para encontrar su hueco en este panorama laboral tan desalentador? Si miramos a los rostros populares, lo hicieron Madonna, Donald Trump u Oprah Winfrey… y todos han tenido éxito en lo que se han propuesto. Son capaces de vender cualquier producto que lleve su nombre, desde una revista (Oprah), a una película (Madonna) o incluso dar caché a un edificio o un filete (Trump). ¿Su secreto? Ser ellos mismos, ser auténticos y diferenciarse del resto. Aplican (consciente o inconscientemente) los principios del marketing a su propia persona y crean su marca personal («personal branding», en inglés), el último cartucho para triunfar, ya convertido en disciplina universitaria en Estados Unidos y que en España se empieza a implantar.

Pérez Ortega, Arqués, Schawbel y Recolons

¿Y cómo se construye su marca un ciudadano de a pie? «El ‘‘Branding’’ (marca, en inglés) personal es posicionamiento, no venta. Se trata de convertirte en un profesional de referencia, de ocupar un lugar preferente en la mente de otros. El objetivo final es que te elijan a ti», resume Andrés Pérez Ortega, responsable de Marca- propia.net.

Hasta hace poco, los consejos para el éxito venían de los libros de autoayuda. En el «personal branding», el éxito viene no sólo de la capacitación, sino de cómo presentas tu producto (en este caso, tú mismo). El concepto va mucho más allá que el de mostrar una buena imagen: «Tu mercado te busca por lo que ofreces, porque eres útil (producto), pero te elige porque eres fiable y atractivo (marca)», añade Pérez Ortega.

La presencia física, junto con la virtual en las redes sociales, es sólo «la punta del iceberg», según la metáfora que utiliza el equipo de soymimarca, empresa dedicada al asesoramiento en marca personal desde octubre de 2010. Lo que da valor, peso y posicionamiento al nombre son «las dos terceras partes sumergidas: la formación, el autoconocimiento, la educación, la genética y las habilidades. La marca personal es el iceberg completo», explica Guillem Recolons, publicista y miembro fundador de soymimarca.

Yo, sociedad limitada
La nueva corriente del «personal branding» defiende la creación de la marca de uno mismo como estrategia para gestionar nuestra carrera y sobrevivir en un panorama que cambia por los pocos puestos de trabajo y la web 2.0. Dicho esto, ¿cómo se pone uno manos a la obra? «El primer paso para crear tu marca personal es descubrirla. Todos la tenemos porque es la huella que dejamos a la gente. Lo que hay que hacer es analizar cómo nos perciben y decidir si es lo que queremos reflejar», aconseja Dan Schawble, reconocido como «gurú» de la marca personal por «The New York Times» y autor de una revista y un blog sobre el tema.

Pero en el camino para definir nuestra marca, no basta con lo que vean los demás, también tenemos que definir «qué nos apasiona, cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestros objetivos a corto y largo plazo». Por último, y fundamental, es «seleccionar un nicho de mercado que concuerde», concluye Schawbel. Y con esto, ¿se puede triunfar? «El currículum ya no funciona», sentencia Pérez Ortega. «Hay que dejar de ser un empleado, entendido como utilizado, y tomar las riendas de nuestro futuro. Ya no hay trabajos para toda la vida. La gente asume que su marca es la de su empresa y si se quedan sin trabajo pierden su identidad», dice Pérez Ortega.

Detrás de los consultores de marca personal españoles hay antecedentes profesionales de todo tipo. Por ejemplo, Pérez Ortega se dedicó a esta disciplina tras trabajar en una cadena de supermercados con productos de marca blanca: «Me di cuenta que lo que se hace actualmente con las personas es lo mismo que con los productos de marca blanca. Se busca profesionales sin marca, para pagarles poco».

A Neus Arqués, consultora de marca personal y autora de «¿Y tú qué marca eres? Doce claves para gestionar tu reputación personal», le pasó algo similar. Llevaba años dedicándose al márketing promocional de ciudades «cuando entendí que los mismos principios que se aplican a un producto o a una ciudad se pueden aplicar a un profesional».


Tu precio en on-line

El concepto de marca personal, sin embargo, está poco desarrollado en Europa. No así en EE UU, donde surgió a principios de los 80, de la mano de autores de libros de gestión empresarial como Tom Peters, William Arruda o Peter Montoya. En España empieza a implantarse, también en Brasil, Reino Unido, Suráfrica, Japón o Malasia, según los datos que maneja Dan Schawbel.

En todo este proceso de creación de la automarca, el reflejo on-line de la personalidad es fundamental. «Internet es la piscina del talento global, y si no estás, no recibes las oportunidades que otros aprovecharán. Para formar parte se requiere una presencia electrónica, incluyendo una web, un blog y perfiles en las principales redes sociales como Twitter, Facebook, Linkedin. No basta con estar, hay que gestionar la presencia virtual. Aún se puede sobrevivir sin presencia on-line, pero en el futuro más próximo, no», sentencia Schawbel, que también es autor del libro «Me 2.0: Four steps for building your future» (Yo 2.0.: Cuatro pasos para construir tu futuro).

Y para apoyar la predicción, dos datos: el 92% de los bebés ya tienen una presencia en internet (AVG, Octubre 2010), y el 80% de los empleadores utilizan motores de búsqueda y redes sociales para buscar información de los candidatos, según Microsoft. «Internet es un escaparate de nuestras capacidades. Democratiza la visibilidad, pero conlleva la responsabilidad de gestionarla», dice Arqués, experta en la presencia en internet.

Para aquel que decida confeccionar su marca, sepa que se puede recurrir a la ayuda de un experto. A partir de 500 euros (los precios oscilan hasta los 1.500) y en cuatro o cinco sesiones le ayudarán a definirse y poner sus objetivos. En soymimarca han diseñado incluso paquetes para cuatro perfiles muy concretos: universitarios, desempleados, emprendedores y ejecutivos. «Lo interesante, frente a la marca corporativa, es que aquí cada cliente es el presidente de su propia empresa», señala Recolons. Pequeños empresarios y portavoces son los que más partido pueden sacar de ello, dice Recolons. Rosa Tous, de la joyería Tous, es un ejemplo de pequeña empresaria que supo hacer de ella misma una marca y hacer crecer con ello su negocio. «Es la cara visible de su compañía y representa todos los valores de la marca», comenta Arques. Si está decidido a probarlo, debe saber que hay tres cosas que una marca personal no puede hacer por usted: «Ocultar la incompetencia, hacerte famoso o conseguir tus objetivos por sí misma. Debes actuar», concluye Pérez Ortega.

La princesa del pueblo supera a Coca-Cola, ¿Qué nos está pasando?

¿Llegarán marcas personales a superar a marcas comerciales históricas?. ¿Y porqué no?

Existe una gran diferencia entre una marca personal y una comercial: la marca personal piensa por sí misma. Y por ello, hagan lo que hagan los publicitarios y la industria del marketing, una marca comercial siempre será un símbolo. Buena o mala, pero símbolo.

Estos días se ha hablado mucho sobre el posible tercer puesto en unas elecciones de “la princesa del pueblo” si se presentara.

Pero la cosa no queda aquí: según Google Trends, la “marca” Belén Esteban” habría superado a la marca “Cristiano Ronaldo” y a la marca “Coca-Cola” en el ranking de búsquedas de Google. Eso no quiere decir exactamente que la notoriedad de la princesa esté por encima de la marca de Atlanta, pero sí que nos da un índice de lo que le importa a l@s español@s.

¿Qué nos está pasando? Nada extraño. La audiencias de “Sálvame” ya reflejan unas cifras que muestran las preferencias de nuestro país. La cultura, la política y la economía importan menos que el fútbol -eso ya lo sabíamos- y menos que los excesos verbales de una mujer cuya perla curricular es ser ex-mujer del torero Jesulín. En España es más famosa la frase “por mi hija mato” que cualquier frase pronunciada por un poeta, un político, un escritor, un científico o un entrenador de fútbol.

Para mayor sorpresa, los lugares donde más búsquedas se producen son Euskadi y Catalunya, con lo que así se rompen algunos tópicos pseudoculturales.

La marca personal Belén Esteban es una marca trabajada. No hay nada que sea fruto de la improvisación. Quizás pudo empezar con algo casual, pero a la que la audiencia comenzó a premiar a la princesa, estoy muy seguro de que se rodeó de personas/consultores/guionistas que ayudaron a la Esteban a reforzar su marca. A ella solo puedo felicitarla. Al cobrar más de 1 millón de euros al año demuestra que es mucho más lista que toda la lista de críticos que la persiguen. Cada país tiene los totems que merece.

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca