Entradas

“Yo he perdonado”, por @CarolaMorato

Aunque Irene nace en Madrid en 1978, todos la conocemos en 1991, cuando ella y su madre resultan gravemente heridas en un atentado de la banda terrorista ETA.

Entonces Irene es una niña de 13 años, justo la edad que tiene mi hija actualmente. Por ese motivo, me atrevo a imaginar qué ilusiones, motivaciones, situaciones cotidianas podía vivir Irene antes del atentado. Sus ocupaciones cotidianas debían ser los estudios, sus amigas, un primer amor preadolescente…

En octubre de 1991, toda esa vida queda truncada. El atentado le causa la pérdida de sus dos piernas y un cambio radical en su vida. A partir de ese momento, Irene pasa a ser una de las niñas más conocidas de España. Es la Víctima de un terrible atentado. Hablar de Irene Villa es hablar de tragedia, de terror, de pena… Su nombre e imagen está íntimamente relacionado con un sentimiento de horror que genera lástima sobre ella.

En esa situación, hubiese sido una opción muy lícita que Irene fuera la víctima eterna de España, la niña por la que todo el mundo  sintiese pena de por vida. Lejos de querer anclarse en esa esa imagen pública, Irene optó rápidamente por el PERDÓN , por ser RESILIENTE y ver más allá de su desgracia. Pasó lógicamente por un dolor , entiendo inmensurable, pero una vez aceptada la situación,  no se quedó en el sufrimiento, resurgió. Lejos de quedarse en la queja, Irene vio el “lado positivo”.  Según sus propias palabras “perdí las piernas ,pero tengo la oportunidad de vivir y lo voy a hacer”.

Cuando nos topamos con una situación que nos daña podemos optar generalmente por una de estas cuatro opciones:

1.- Quejarnos; Es lógico hacerlo pero no podemos quedarnos allí. La queja nos sirve para descargar la emoción pero no nos soluciona nada

2.- Ventilar; buscamos comprensión y cariño compartiendo lo que nos ha sucedido, pero aquí tampoco avanzamos.

3.- Reclamo productivo; en el caso de Irene el reclamo único es frente a la Justicia, pero por desgracia no puede ir más allá.

4.- El Perdón.

Hace poco en una entrevista Irene citó: “El perdón es necesario, es el único camino para continuar con tu vida y no arrastrar el dolor. A veces nos centramos en lo malo y sólo tenemos que abrir el foco, salirse del cuadro y ver el lado positivo”.

Actualmente Irene se define como una persona entusiasta y alegre. Campeona de esquí, licenciada en periodismo, escritora y con estudios de psicología.  Además contribuye en la integración de las personas con discapacidad. Explica con entusiasmo el día que un lector la reconoció por la calle por su labor periodística y no solamente por ser la niña del atentado. Irene lucha por mostrar al exterior la misma imagen que ella tiene de sí misma. Trabaja para dar visibilidad a su marca personal. Por mostrar lo que realmente es Irene Villa.

Hoy en día está casada y tiene dos hijos. Hablar de Irene Villa es hablar de una mujer que sufrió un atentado pero que supo ver lo que de ello podía aprender. Su marca personal es un reflejo de bondad, de resiliencia, de optimismo, de valor y de PERDON.

“Nunca un fracaso, siempre una lección”, por @alexiaherms

Lo dice alto y claro en una de sus canciones “Shine bright like a diamond” (Brilla intensamente como un diamante), y esta mujer nos deslumbra por su forma de cantar, interpretar y vivir.

Su verdadero nombre es Robyn Rihanna Fenty (20 de febrero de 1988) pero todos la conocemos por su nombre artístico: Rihanna.

Reconoce que le gustaría ser recordada como la “Madona negra”, pero de momento se ha ganado el título de la chica “mala del pop”. Nació en la isla caribeña de Barbados, de allí su piel tostada y sus ojos color aguamarina, un contraste delicioso.

Su infancia no fue fácil, ya que se vio afectada por la adicción de su padre a la cocaína y al alcohol. Además sufrió con el turbulento matrimonio de sus padres que terminó cuando ella tenía tenía 14 años. Creció escuchando reggae y ella misma afirma que la música es parte de su ADN.

El 2003 fue un año clave en su vida, ya que presentó un proyecto al productor musical Evan Rogers, y un año después se trasladó a los Estados Unidos para grabar su primera maqueta. Se enviaron copias a varias discográficas, y una de ellas llegó a manos del poderoso rapero Jay-Z , desde ese momento su carrera musical ha ido de éxito en éxito, eso sí, sin dejar nunca de lado la polémica.

De las bailadas “Pon de replay” o “Don’t stop the music” a las míticas “Umbrella” o “Love the way you lie” sin olvidar su canción más íntima y personal “Stay”, su música ha ido variando y evolucionado igual que su propia imagen. Sus relaciones personales, y concretamente la tormentosa relación que vivió con el rapero Chris Brown han jugado un papel importante en su música, llegando a inspirar algunas de sus letras como “Rude Boy o “Hard”.

Su estilo puede gustar más o menos, su imagen puede reinventarse 100 veces más, pero Rihanna deja huella, es única, brilla, conecta y sorprende. Tal vez por eso sea haya coronado como una de las artistas más populares de los últimos tiempos, y la prestigiosa revista Forbes la haya nombrado una de las artista más populares en redes sociales, siendo en 2013 “la más escuchada en todo el mundo” según Spotify.

¿Qué razones hay detrás de éxito de la marca Rihanna?

1. Origen y autenticidad: La artista siempre se ha mantenido fiel a sus orígenes humildes – la “chica de Barbados” – y ha sabido jugar bien esa carta. El orgullo por la artista en su país de origen llega a tal punto, que el 22 de febrero es denominado el “Rihanna Day”.

2. Invertir en ella misma y saber reinventarse:  Rihanna ha experimentado una mejora vocal constante a lo largo de los últimos años asistiendo a clases de canto aunque sus éxito sonaran en los top charts mundiales.

3. Redes sociales: Su capacidad por entender las redes sociales como un canal de comunicación imprescindible, en el que mostrar contenido personal, exclusivo e inédito a sus fans, la han convertido en la artista con más galardones digitales del planeta.

4. Tener aliados: Ha sido generosa con su fama e inteligente a la hora de elegir colaboraciones musicales con artistas de talla internacional como Eminem, Kanye West, Calvin Harris o Paul McCartney, que la han catapultado a lo más alto de las listas de éxitos con temas variados que le han ayudado a conectar con nuevos estilos musicales y públicos.

5. Jugar a la notoriedad: Saber jugar con el “factor sorpresa” no es siempre tarea fácil y la de Barbados sabe aprovechar cada alfombra roja y cada lanzamiento de un nuevo disco para generar ruido mediático que la lleve a protagonizar portadas de revistas y se hable de ella en todo el mundo.

6. Actividades clave: la música es su vida pero no ha desaprovechado la oportunidad de ser actriz, diseñadora y empresaria. Sabe que la marca “Rihanna” cotiza a la alza y ha aprendido que hay que diversificar sus líneas de negocio para ser una marca más global.

De espíritu luchador y carácter irreverente, la artista de barbados cree que en la vida: 

“Nunca hay un fracaso, siempre una lección” 

Y por eso lo lleva tatuado en su clavícula, escrito al revés para que pueda leerlo cuando se mira en el espejo. Una filosofía de vida que la ha convertido en “the 21st century’s ultimate pop star” según el conocido The Guadian, y es que la de Barbados sabe del valor que tiene gestionar día a día su marca personal para que nadie pueda arrebatarle el puesto.  

[youtube]https://youtu.be/lWA2pjMjpBs[/youtube]

El ratón de biblioteca que usó su inteligencia para ser sexy, por @scristinadiez

Ambiciosa, sexy, luchadora, seductora, diva, segura de si misma… Desde que en 1992 Sharon Stone se convirtiera en todo un icono sexual por el cruce de piernas más famoso de la historia del cine parece que nada se ha podido resistir a la energía de esta mujer.

Con un coeficiente intelectual de 154, la protagonista que nos ocupa empezó trabajando de modelo y, aunque podría haber sido lo que hubiera querido, eligió la interpretación. Debutó en la gran pantalla haciendo de extra en “Recuerdos” de Woody. Sin embargo su carrera distó mucho de considerarse meteórica. No fue hasta que cumplió los 32 años (una edad madura para los cánones de Hollywood) que tuvo su primer gran éxito de taquilla “Desafío Total” (1990).

Consciente de necesitar un cambio radical para hacer despegar su carrera, aceptar ser portada de Playboy fue el catalizador esperado. En palabras de la propia Sharon, «fui un ratón de biblioteca que tuvo que usar su inteligencia para ser sexy. Fue un paso inteligente para mí, porque si le digo a la gente que soy sexy, van a pensar que lo soy».

Tras la portada de Playboy el papel protagonista de “Instinto Básico” fue suyo y con él, el ansiado estrellato en Hollywood. Allá por donde iba se la rifaban para seguir explotando su carga sexual y aunque no tuvo problemas para volver a interpretar escenas con alta carga erótica, siempre fue al servicio de personajes femeninos poderosos.

Lejos de dejarse cegar por los brillos hollywodienses, Sharon Stone siguió participando en los proyectos que le motivaban, independientemente del resultado que pudiera obtener en taquilla. «Me gustan todos los géneros de cine y todo tipo de directores. Suena raro decir que mis favoritos son los buenos realizadores, pero así es. Soy una actriz y con el tiempo tengo menos prejuicios a la hora de elegir papeles. No me importa qué tipo de película sea, siempre que se trate de una buena historia y que el equipo y el reparto estén entregados». Y fue así cómo llego a trabajar con Scorsese, Chechik, Raimi, McTiernan…

Sin embargo su carrera profesional sufrió un grave revés en 2001, cuando un derrame cerebral masivo casi acaba con su vida y que le acarreó graves secuelas, ya que entre otras cosas, tuvo que volver a aprender a leer. Tardó varios años en poder recuperarse por completo, y la vuelta fue complicada “Es difícil volver al sector después de un parón así… Nadie me contrata a causa de esta ausencia», confesó tiempo después, cuando se hallaba totalmente repuesta.

Para celebrar su vuelta al candelero o con la intención de recuperar por derecho el título de sex symbol, al cumplir los 50 años volvió a protagonizar una portada en topase para Paris Match, demostrando estar más estupenda que a los treinta y rompiendo, de paso, convencionalismos varios.

Y es que para romper las normas establecidas está Sharon, una de las primeras en ser estandarte del club de las “cougart”, o mujer maduras que se emparejan con hombres notablemente más jóvenes que ellas. “Hay un nuevo paradigma en el que puedes estar con quien te apetezca. A veces, es otro hombre u otra mujer. O alguien mayor o más joven”.

A pesar de rozar ya la sesentena, su silueta sigue siendo envidiable, aunque reconoce que detrás de él hay mucho trabajo y que se machaca diariamente en el gimnasio para no acabar con “un culo enorme”. Confiesa que «El secreto para envejecer bien es divertirse. Rodearse de buenos amigos y deshacerse de la gente negativa y de los malos hábitos».

Con una larga trayectoria y con un camino de ida y vuelta a la fama, Sharon Stone sabe sacar provecho de la fama: «El éxito es poderoso, y yo me aprovecho de él para materializar proyectos” tanto cinematográficos como humanitarios. “No se trata de ser famoso, todos deberíamos ser altruistas. Es cuestión de humanidad» Y es por eso que desde hace más de 20 años es miembro de la asociación de lucha contra el sida, con la que ha viajado alrededor de todo el mundo recaudando miles de dólares en beneficio de la organización.

Pasan los años y Sharon Stone continúa siendo un icono sexual, algo que no deja de ser paradójico de alguien que asegura que nunca ha visto jamás porno porque “no me interesan las experiencias sexuales de los demás, sólo las mías”.

No me arrepiento de nada (Je ne regrette rien), por @jordicollell

Las apariencias engañan. Un cuerpo pequeño, arrugado, con la mirada triste, profunda y ausente es capaz de lanzar un torrente de voz para poner las emociones a flor de piel. Así fue Edith Piaf.

Su verdadero nombre era Edith Gassion y nació en 1915 el día 19 del mes de diciembre. Su apariencia frágil la llevó a ser un gorrión, piaf es la denominación popular de los gorriones, con cuerpo de niña: la Môme Piaf, la niña gorrión.

Piaf es en sus orígenes la calle, es la encarnación del espacio urbano desde sus primeros suspiros, dice la leyenda que nació en la calle porque Line Marsa, su madre, no pudo llegar al hospital a tiempo. En la calle dio sus primeros pasos en compañía de su padre Louis Gassion, artista circense, contorsionista y acróbata que actuaba bajo la carpa o sobre las aceras. Piaf le acompaño durante años hasta que decidió volar a París para quedarse. Estamos en el final de los dichosos años veinte.

En la ciudad Piaf no es nadie solo una chica de la calle salida del arroyo que canta canciones rotundas como Les Mômes de la cloche que calan profundo hasta que es descubierta definitivamente por el propietario del cabaret Le Gerny’s y deja definitivamente la calle para instalarse en lo escenarios. Al final de los años treinta ya es una profesional y su repertorio pierde la crudeza del realismo social para ser más íntimo. De esta época es la canción L’Accordeoniste. Fruto de una relación efímera nace su primera y única hija, Marcelle, que muere de una meningitis a los dos años, estamos en 1933; Edith tiene sólo 18 años y de las complicaciones del parto queda incapacitada para volver a tener hijos.

Con que la calle la cobija y la proyecta se produce un flechazo mutuo que une de por vida el nombre de Piaf con París. Piaf es Paris tal como lo explica en su canción Paris y se enamora de su trajín y de su gente, de la muchedumbre, de la Foule . Paris ha tenido y tiene en Edith Piaf a una de sus grandes embajadoras de marca.

Durante la Segunda Guerra Mundial con la ocupación de Paris Piaf juega un papel ambiguo con los alemanes y tendrá que ser depurada y exculpada de la acusación de colaboracionismo. Desparece la niña gorrión y se consolida Edith Piaf.

Sus canciones mas emblemáticas se componen en la postguerra y sube a los altares de la fama tanto en Europa como en Estados Unidos. La Vie en Rose y el Hymne a l’Amour son dos de sus canciones icónicas de esta época.

Mujer con la sexualidad a flor de piel tuvo numerosos amantes desde su más tierna juventud hasta el mismo momento de su muerte y su historia amorosa es un contínuo de peleas y abandonos pero si alguno de ellos caló hondo en su corazón fue el boxeador Marcel Cerdan muerto de manera trágica en un accidente de avión en 1949 cuando volvía de Estados Unidos, para paliar la ausencia y el absurdo de la muerte salió la canción Mon Dieu.

 Quizás para suplir la falta de calor y cariño Piaf fue muy agradecida con los hombres que la acogieron entre sus brazos y se convirtió en una auténtica mánager y prescriptora. Entre los que impulsó tras su paso por las sábanas están Yves Montand, Charles Aznavour o Georges Moustaki que para ella escribió la letra de Milord. La alegría y el dolor de sus amantes le llevó a interpretar canciones llenas de fuerza y ternura pero bañadas con una capa de tristeza como L’Homme à la moto , Mon Manège à moi o Padam padam

Y a partir de aquí se inicia una temprana decadencia física y moral que le llevará a una muerte prematura en 1963. Tuvo tiempo para cantar a duo À quoi ça sert l’amour con Theo Sarapo su último marido.

Edith Piaf, la Môme Piaf, la niña gorriona es un ejemplo de marca personal, sigue siendo conocida, reconocida, memorable y escogida como portaestandarte de su ciudad y de su país cincuenta años después de su muerte.

“Demasiado frío fuera, demasiado vacío dentro”

Golda Meir, la Ydishe Mame de Israel

Si hoy Golda Meir levantara la cabeza y viera la guerra en Ucrania quizás volvería a sentir “Demasiado frío fuera, demasiado vacío dentro”. Esto es, en palabras suyas, lo que vivía cada día la niña Golda Mabovitch, nacida en 1898 en el seno de una muy humilde família judía, en una Kiev acosada por el inclemente imperialismo ruso. La penúltima de ocho hermanos, cinco de ellos muertos prematuramente, Golda forjó su carácter valiente, obstinado, trabajador, fuerte, nacionalista y feminista en el hambre, el frío y la miseria de su infancia en Kiev junto a su madre y sus dos hermanas.

Su firma nos muestra la dureza – casi intransigencia – y a la vez la determinación de una personalidad carismática, que le valió, mucho antes que a Margaret Tatcher, el alias de “dama de hierro” pero también el de “Madre de Israel” (Ydishe Mame) y le llevó a ser la tercera mujer en el mundo en alcanzar el cargo de Primer Ministro de un país.

De Golda MeirBen Gurión, Primer Ministro antes que ella, dijo irónicamente que era “el único hombre de su Gabinete”. En todo caso, su biografía es la historia de una determinación: que ningún niño judío más tuviera que huir ni pasar las calamidades que ella vivió. De ahí un esforzado currículo originado en Kiev pero forjado en Milwaukee y Denver (EUA), donde emigró y se formó como docente, sindicalista y sionista, y ya en Tel-Aviv, donde viajó junto con su marido, el pintor Morris Meyerson, y fue una de las veinticinco firmas de la proclamación del estado independiente de Israel, el 14 de mayo de 1948.

Brillante oradora, política, diplomática, ministra y estadista, la que fue cuarta Primer Ministra de Israel tuvo que afrontar duras crisis en su gobierno. Los ataques terroristas palestinos de 1972, que tuvieron su máxima expresión en el secuestro y asesinato de once atletas judíos durante los Juegos Olímpicos de Munic, y sobre todo la guerra del Yom Kipur, que tomó a una todavía inexperta Golda Meir como Primera Ministra totalmente desprevenida, marcaron un mandato brillante pero a la vez contradictorio, que en todo caso le valió su consagración como madre del estado judío.

Ada Colau, sin concesiones

Ada Colau (Barcelona 1974) no hace concesiones. Es tan fuerte en sus ideas como en su determinación. En permanente combate contra el sistema, ataca con vehemencia a su casta de poderosos. Estratega y comunicadora eficaz. Su liderazgo social se ha construido a base de ejercer de voz de los desamparados. Heroína del pueblo, el personaje es una mezcla entre Rosa Luxemburgo y Eva Perón. Ideología y emoción, Ada Colau se ha convertido para los que sufren las durísimas consecuencias de esta crisis en alguien que ha unido su destino al de ellos y para los que quieren un cambio de sistema, en alguien que tiene el valor para impulsar su transformación llamando a las cosas por su nombre.

Es credibilidad porque llama criminal al representante de la Asociación Española de la Banca (AEB) en sede parlamentaria y porque ni las pequeñas victorias han suavizado la contundencia de sus denuncias. Es una activista con un acusado perfil mediático, pero lo medios de comunicación la han comprado porque es verdad. Una verdad que confirman, precisamente, los que la colocaron en el punto de mira desde el mismo momento que puso en situación de alerta al Estado mayor del sistema financiero español.

Ada-Colau-para-Jot-DownSu principal éxito, en todo caso no ha sido parar unos cientos de deshaucios junto con la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), que no es poco. Lo verdaderamente interesante y potente a la vez, es como se ha erigido en una mega-coacher para miles de personas que han dejado de sentirse culpables y avergonzadas por no poder pagar su hipoteca, para pasar a considerarse víctimas de la especulación de la banca y, desde la recuperación de su autoestima, convertirse en agentes de su propio futuro. Ha roto con el marco de referencia colectivo y cultural para abrir uno nuevo incompatible con la resignación. Garantiza el cambio a través de la fraternidad entre iguales, la confrontación directa y sin complejos con las personas e instituciones que perpetúan la injusticia y la propuesta de modelos económicos y sociales alternativos. Ada Colau cree firmemente que es así como se puede.

Pero su obstinación, la manera como expresa sus convicciones y acusa a sus adversarios también puede generar inquietud. Sobretodo entre aquellos que aún simpatizando con ella, preferirían una puesta en escena más suave. Sin percatarse, o quien sabe si asumiéndolo, Ada Colau podría estar ahuyentando apoyos y simpatías de aquellos que pueden ver en su relato más rigidez que convicción, más denuncia que propuesta y más ruptura que evolución. Quizás lo tenga asumido y sea en ese terreno en que prefiere construir su marca, pero esa decisión puede reducir su recorrido político y encajonarla en un personaje necesario pero insuficiente.

Llegará el tiempo en que tocará contemporizar, negociar y construir estrategias a largo plazo. Se verá entonces si el personaje, orientado al combate sin concesiones, sabrá reinventarse para ser tan eficaz en escenarios económicos y sociales diferentes. ¿Sabrá cambiar sus pinturas de guerra por responsabilidad institucional sin perder autenticidad? Si la respuesta es sí, Ada Colau habrá llegado para quedarse.

Fotografía: Alberto Gamazo

“Todas las canciones están elegidas por una emoción”

 Luz Casal, una voz con luz y marca personal. 

Su nombre real es María Luz Casal Paz, nació en Boimorto, La Coruña, un 11 de noviembre de 1958, pero afirma ser de La Coruña y Asturias a partes iguales. Todos la conocemos como Luz Casal. Artista, cantante, productora, mujer de voz característica y acento peculiar.

soymimarca_personalbranding_luzcasalAlgunos la cualifican como “La voz del alma agradecida” otros simplemente creen que posee una voz “rara”. Que cada uno ponga su etiqueta, pero de lo que no hay duda es de que su voz llega, emociona, acaricia, susurra…y de que tiene mucha marca personal.

Lleva tatuadas en el alma su música y su libertad. Como punto débil – o no, según como se mire – afirma que a veces le cuesta explicar cosas que le son fáciles de cantar. Cuando se sube al escenario y canta, cada nota y cada palabra son un sentimiento, una emoción. Lo suyo es pura vocación, siente que la música es su hábitat natural y no le interesa todo lo que envuelve la popularidad; ni fotos, ni alfombras rojas… ella sólo quiere entregar lo mejor se si misma y marchar.

Es de las que piensa que el silencio es indispensable en la vida. Macera sus canciones viajando, se inspira de las cosas que ve y puede tardar 2 días o 2 años en acabar una canción. Ha cantado al amor, y en cada canción se deja las vísceras. Ella es una gran Intérprete (en mayúsculas).

Después de años de éxitos, el cáncer la apartó por un tiempo de los escenarios, pero regresó para hacerlo con más fuerza. A finales de noviembre del año pasado y tras ganar el Premio Nacional de las Músicas Actuales publicó su último trabajo Almas gemelas, ahora tiene su mirada puesta en el mercado internacional.

El cáncer de mama la ayudado a afrontar la vida con valentía, aunque nunca ha tenido miedo a la muerte. Sentirse débil fue lo peor de esta enfermedad – afirma -, pero la música le ayudó a ganarle la batalla. Ahora ya recuperada, cree que “Se canta y escribe mejor después de una herida”.

Luz es una “alma vieja”, ya que cuando interpreta parece haber vivido muchas vidas. Ha cantado al amor, la melancolía, la amistad,el recuerdo… Su voz deja huella, y seguro que seguirá proyectándola con la misma fuerza y personalidad por mucho tiempo.

 

 

“Cuando recapacite sobre mi vida política, no quiero leer: Ella hizo carrera, pero no hizo nada por las otras mujeres”

La primera vez que vi a Angela Merkel en televisión hace unos 10 años, no me parecía una mujer de carácter y personalidad fuerte, al contrario que otras mujeres de la política alemana. Pero al cabo de algunos años la vi otra vez hablar en el Bundestag. Y he de confesar que mi impresión fue diferente: definitivamente algo había pasado.

Su desarrollo ha hecho de ella una mujer con una marca personal muy característica, casi peculiar. No importa la opinión que se tiene de su partido y de su manera de gobernar, lo que está claro es que la canciller federal alemana Angela Merkel tiene algo único que ninguna otra mujer en el mundo político tiene, su personalidad. El hecho de que haya estudiado física (también es Dra. en física) la hace no sólo admirable, sino también muestra una inteligencia quizás fuera del normal.

personalbrading_soymimarca_merkel

Su primera impresión

Con su sonrisa un poco curva, Angela se acerca a la gente dando abiertamente la mano. Sus hombros un poco encorvados hacia arriba revelan su edad un poco avanzada (ha cumplido 60 años el pasado 17 de julio). Su figura – aunque fuera de los cánones de belleza ideal para muchas mujeres-, la hacen simpática y cercana. Su primera impresión es la de una mujer poco femenina, siempre luciendo vestidos sencillos, poco maquillaje y un corte de pelo bastante sobrio. Aunque es poco conservadora, tiene una imagen muy clara de lo que tiene que ser una mujer política. Tal vez si consiguiera dar un toque más moderno e innovador a su imagen, podría ser un modelo para otras mujeres…

 

Su corte de pelo

Desde hace muchos años tiene el mismo peluquero. Su corte es una leyenda, esta manera de cortarse el pelo ha tomado su nombre en Alemania. Es un corte de longitud media: muy corto sería demasiado andrógino, y largo sería quizás inapropiado para su edad. El color es tenue, y difícil de definir: ¿es rubio oscuro? ¿quizás marrón claro? ¡Es el color Merkel!

 

Su vestimenta

En Alemania bromean diciendo que Merkel tiene en su armario el mismo vestido y chaqueta en todos los colores, con diferentes botones y diferentes cuellos. No es un chiste: es verdad. Desde hace muchos años Angela (o cómo dicen los alemanes Angie), se hace confeccionar el mismo traje por el mismo modisto. Ella dice que este corte es el único que le queda bien… En la fiesta de abertura de la opera en Oslo en el 2008, se atrevió con un escote muy ostentado. ¿Escándalo? O quizás no estamos acostumbrado a una Merkel sexy y femenina…

 

Sus discursos

Su acento del oeste de Alemania da la sensación de falta de perfección y en sus discursos libres muestra mucha confianza hablando en público, quizás es esta mezcla es la que la hace tan cercana. Busca el diálogo, se acuerda de los que han hablado antes que ella en conferencias y menciona lo que está pasando en el mundo. Además no sólo hace bromas simpáticas, también es capaz de reírse de si misma de una manera que te gustaría estar sentado con ella tomando un café.

En discursos serios es capaz de tomar el mando. Sus discursos están preparados hasta el mínimo detalle, y para un político como ella, es seguramente importante no olvidarse de nada. Cuando la ves seguir sus discursos en papeles puesto encima del atril, te das cuenta de que no estás tomando un café con tu vecina, y de que en frente tienes una mujer con un rol específico e importante.

Si podemos mejorar algo de su manera de hablar sería seguramente su postura. Si tuviera una postura más recta teniendo más en cuenta la posición de sus pies, daría una sensación de más seguridad. Aunque, lo cierto es que su postura depende también de sus hombros, que por su edad no se pueden enderezar más, y es de alguna manera eso también es parte de su marca personal.

 

Sus manos

La “Merkelraute” (raute = rombo) es muy famoso. En cada seminario de presentación que doy en Alemania los participantes hacen chistes sobre eso. Esta posición de las manos es una leyenda.

Este gesto es parte de su marca personal. Nunca ha existido un gesto tan famoso. Hace tiempo incuso había un póster de Merkel con este gesto colgado por toda Alemania. ¿Cómo no va a ser famoso después de tanta publicidad?

 

Su vida privada

Angela Merkel ha sido capaz de mantener su vida privada más o menos protegida. Sabemos con quien se ha casado (la que tiene ahora es su segunda pareja), pero no hay mucha información sobre escándalos de tipo privado en la prensa alemana. Tiene un piso en Berlin, su marido es profesor en una prestigiosa universidad de la misma ciudad, y las fotos de sus vacaciones no causan mucho furor.

Angela Merkel puede dar la sensación de mujer poco femenina, de ser asertiva en algunas situaciones o incluso llegar a parecer antipática, pero lo que nadie puede negar es que deja una huella de autenticidad en la gente. Además estamos hablando de la mujer que lleva liderando un país muy potente desde hace muchos años (2005) y es la única mujer en el ámbito político en el mundo que está al poder tantos años. Angela ya ha dejado huella en la historia y aún la sigue dejando.

Y para terminar os dejo una a frase del diario financiero Handelsblatt:Para sus sesenta años es este un mensaje sutil: después de ocho años y medio en el poder Merkel sigue siendo la misma, otros podrían querer una fiesta para divertirse, ella prefiere que sus invitados aprendan algo”.

Que mi nombre no se borre de la historia

Hace unos días, el 5 de agosto, se cumplió el aniversario del fusilamiento de trece mujeres jóvenes, la mayor tenía 29 años y nueve eran menores de edad, conocidas como las Trece Rosas. Era el año 1939.

personalbranding_13-rosasLas Trece Rosas fueron Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente.  Las causas de su fusilamiento fueron el pertenecer a las Juventudes Socialistas Unificadas, estar relacionadas con alguno de sus miembros o pertenecer al Partido Comunista y en el juicio se las acusó también de adhesión a la rebelión.

Días antes del juicio, el 27 de julio, se había producido en Talavera de la Reina el asesinato de un militar, Isaac Gabaldón, responsable del Archivo de Masonería y Comunismo, su hija y su chofer por parte de tres militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas. Se juzgó a los  tres autores materiales y a cincuenta y cuatro detenidos la mayoría de los cuales con anterioridad a los hechos. Se dictaron cincuenta y seis penas de muerte. Fue una venganza.

Eran tiempos convulsos en una España desangrada por una guerra civil y una dictadura con sed de venganza. Un país roto en el que se habían permutado los papeles y los que habían luchado contra la rebelión militar eran acusados de rebeldía y en el que la guerra había dejado huellas de atrocidades en todos los bandos. El bando vencedor se tomó la justicia por su cuenta, ay de los vencidos.

Cuentan que se enfrentaron a la muerte en la tapia del cementerio de la Almudena con valentía y que una de ellas, Ana López Gallego, que no murió tras la primera descarga grito al pelotón de ejecución : “ ¿es que a mi no me matan?

Cuando alguien muere se lleva tras de si su universo particular, lo que ha sido y lo que hubiera podido ser, queda su legado: la huella que deja en el corazón de los demás, su marca personal.

Hay instantes de marca personal que explican toda una vida y le dan, perdonad por mis torpes palabras, sentido. Las Trece Rosas tuvieron este instante y es importante que no se borre de la memoria colectiva para que su muerte no haya sido en balde y para que nunca se repitan ni muertes como las suyas ni las circunstancias que las permitieron.

«Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar. No me lloréis. Que mi nombre no se borre de la historia». Estas fueron las palabras que escribió Julia Conesa Conesa a su familia. Su huella sigue presente en todos nosotros.

Enid Blyton, la reina de la literatura infantil no apta para adultos

Enid Blyton es para toda la generación de cuarentones un referente emocional asociado a las primeras lecturas infantiles. Cerca de cumplir los 50 años de su fallecimiento, aún hoy Enid Blyton se encuentra entre los 10 autores más leídos de Reino Unido y en el top 5 de los más queridos por los lectores. En sus 40 años de profesión, publicó más de 700 títulos que han sido traducido a 70 lenguas. Sin embargo, el Reino Unido, tan aficionado a preservar su patrimonio cultural, todavía no le ha reconocido su valor a la creadora de “Los Cinco”, “Los Siete Secretos”, “Torres de Mallory” o “Aventuras”.

UNA VIDA MARCADA POR LOS PROBLEMAS FAMILIARES

Enid Blyton, la reina de la literatura infantil no apta para adultosEnid Blyton nació en Londres el 11 de Agosto de 1897 en el sur de Londres. Fue la mayor la mayor de tres hermanos y sus primeros años estuvieron marcados por constantes cambios de residencia. Desde pequeñita mantuvo una relación muy estrecha con su padre, Thomas, un vendedor de cuberterías del que heredó su gusto por la naturaleza, la jardinería, el arte, la música y el teatro y que posteriormente se vería reflejado en sus novelas. La relación con su madre, por el contrario, fue bastante más complicada. Su madre deseaba educarla como la perfecta ama de casa y no comprendía ni los deseos de libertad de su hija ni sus aficiones, tan poco apropiadas para una señorita de la época.

Antes de que la joven Enid cumpliera los 13 años, su padre abandonó a su familia para irse a vivir con su secretaria. La ruptura matrimonial supuso un escándalo en la conservadora sociedad de entonces y un duro golpe para Enid, del que jamás llegaría a recuperarse completamente. Fue justo en esta época cuando empezó a escribir, actividad que ya no abandonaría.
La relación con el resto de su familia fue deteriorándose y con apenas 18 años Enid decide cortar los lazos definitivamente e ingresa en una academia para formarse como profesora. Enid demostró ser una profesora enérgica y creativa y muy pronto consiguió un trabajo de institutriz para cuatro hermanos en Surrey. Estuvo allí cuatro años “los más felices de mi vida” y creó una pequeña escuela en la que los niños.

Dejó su trabajo como profesora para contraer matrimonio con Hugh Alexander Pollock, editor de libros. Con él tuvo a sus dos hijas, pero el matrimonio nunca estuvo caracterizado por la felicidad conyugal. La afición de él por la bebida y los escarceos amorosos de ella acabaron en divorcio en 1943.

Posteriormente contrajo matrimonio con Kenneth Fraser Darrell, con el que tuvo un matrimonio estable hasta el final de sus días. Fue durante este segundo matrimonio cuando Enid publicó sus obras más famosas. Tras la  muerte de su segundo marido en 1967, la salud de la escritora se deterioró rápidamente. Aquejada de Alzheimer, murió en 1968 dejando uno de los más grandes legados de literatura infantil.

UNA MARCA PERSONAL QUE PERDURA EN EL TIEMPO

Uno de los aspectos más llamativos de la biografía de Enid Blyton fue la importancia que le daba a su propia marca personal. Trabajadora incansable, estampó su firma manuscrita en todas sus obras, convirtiéndolo en un símbolo que diferenciaba sus novelas del resto de los autores.

Enid-Blyton-firma

 

Durante más de 30 años la escritora y su obra fueron vetadas por la BBC, al considerar la literatura de Enid de escasa calidad. Sin embargo, Enid se mantuvo firme en un estilo narrativo propio que demostró conectar con los niños de medio mundo: sintaxis sencilla, vocabulario simple, mucho diálogo y personajes y situaciones que se repiten una y otra vez. Enid tenía la habilidad de narrar aventuras desde el punto de vista de un niño. Alrededor de la figura de Enid Blyton y de su bibliografía no tardaron en crearse clubs de lectura infantiles donde autora y jóvenes lectores se reunían.

 

TRAS LOS PASOS DE ENID

A pesar de no haber sido nunca reconocida la importancia de Enid Blyton en la literatura infantil,  son muchas las escritoras que han reconocido su influencia en su obra. La todopoderosa autora J.K. Rowling, creadora de Harry Potter, reconoció la influencia de los internados de Blyton en el Colegio Hogwarts. La famosa Kate Morton, autora de “El jardín olvidado” o “El cumpleaños secretos”  reconocía en una entrevista a El Periódico: “Las aventuras de Los Cinco fueron los primeros libros que leí por mí misma y me enseñaron que era posible abrir un libro y desaparecer en otro mundo; ahora se los leo a mis hijos: esas cabañas ocultas en el bosque, esos árboles que susurran, esos secretos… Creo que lo que yo hago en mis novelas son variaciones para adultos de Enid Blyton… Ellos me llevaron a ese regusto por el mundo inglés, vital en una australiana como yo”.