Entradas

9 claves para humanizar tu perfil de LinkedIn y atraer más clientes, por @fransegarrab

UN PERFIL “ESTANDARIZADO” NO ES “SEXY”, NO ESTABLECE LAZOS. POR ESO, QUIERO ENTREGARTE 9 CLAVES PARA QUE TU PERFIL SEA MÁS HUMANO Y TE REPRESENTE.

No cabe la menor duda de que LinkedIn es hoy, la red social más importante en la que tener un perfil profesional activo y encontrar oportunidades de negocio para ti o para tu empresa. Pero tus posibles clientes, ya sean individuales o contactos en una organización (responsables de desarrollo de negocio, si quieres vender tu proyecto, responsables de selección, si buscas un empleo…) les importa bien poco un perfil perfectamente optimizado, perfecto. Buscan a las personas que hay detrás de ellos. Por eso, queremos entregarte 10 claves para que tu perfil sea más humano y te represente a ti, como persona.

  1. No pongas tu cargo o tu especialidad en tu nombre: Cuando naciste, tus padres te pusieron un nombre, cargado de significado para ellos y para ti. Mantén esa magia, mantén esa humanidad. Tú, tu nombre y tu marca personal, deben trascender la importancia de tu empleo, cargo o producto profesional actual.
  2. Céntrate en lo más visual: Fotos, videos, links con tus proyectos. Añade elementos visuales a tu perfil de LinkedIn para que las personas que lo estén mirando, vean a la persona que está detrás de él y se enamoren de sus proyectos.
  3. Cuida mucho tu imagen de perfil: La imagen de perfil debe transmitir humanidad. Está bien que quieras salir muy guapo y que la imagen sea de calidad, pero no te pases con su optimización. Cuidado con el Photoshop. Sé natural.
  4. Comunica, comunica, comunica: Mantén un perfil lo más activo posible. Comunica tus logros, tus experiencias, tus “fracasos” y tus aprendizajes a través de tu perfil. Un perfil vivo transmite humanidad y frescura.
  5. Humaniza tu “Extracto”: Además de incluir todo el valor de tu “expertise” en el extracto, escríbelo de manera lo más humana posible. Cuidado con la optimización para salir en el buscador. Hay una fina frontera que separa a una persona de un “lorito” que repite palabras clave.
  6. La coherencia: Además de tu perfil en LinkedIn, las personas que se interesen por poder contratar tus servicios van a buscarte en las otras principales redes sociales. Define una estrategia de comunicación de tu marca personal con la máxima coherencia en los perfiles de todas las redes sociales en las que decidas participar.
  7. Personaliza tus mensajes: Cuando invites a alguien a conectar a tu red o cuando agradezcas a alguien por invitarte a formar parte de la suya, personaliza tus mensajes al máximo. Interesate por su perfil. Aproxímate a la persona. Los negocios los cierran personas con personas, no perfiles ni redes sociales.
  8. Nunca, nunca, nunca hagas SPAM: No envíes mensajes de venta en las bandejas de entrada de los perfiles de tus contactos en LinkedIn. Comparte contenido de valor, mantén una mentalidad Inbound. Los clientes llegarán.

Con estos consejos, deberías conseguir que tu perfil conecte tu esencia con las personas que accedan a él. Un perfil real, hecho a base de aportar tu valor, crear opinión. Un perfil perfecto no es “sexy”, no establece lazos. Sencillamente es un perfil perfecto más. Tu perfil debe estar impregnado de tu marca personal.

Pierde el miedo a las redes profesionales, por @guillemrecolons

“Soy ejecutivo en una gran organización. Tengo poco tiempo, mi agenda es una locura. Prefiero no tener perfiles en las redes sociales, sé que lleva tiempo gestionarlas y pienso que mis superiores y mis clientes aprecian la discreción. Centro mi tiempo en conseguir los mejores tratos para mis clientes y los mayores beneficios para mi empresa”.

¿Te es familiar esta descripción? Sí, corresponde a un porcentaje un elevado de directivos de compañías, su trabajo está aparentemente consolidado, su carrera es ascendente y su agenda es un auténtico infierno. Piensan, quizás ingenuamente, que si no dejan rastro en Internet su reputación digital no será mala. Desgraciadamente, se equivocan (pero no lo saben o no quieren saberlo).

No se trata de estar, se trata de ser

Estoy de acuerdo con este perfil en una cosa: más vale tener un plan antes de crear perfiles en red. Porque crear un perfil en la red no sirve de mucho si no le das una orientación estratégica mínima > a quién quiero llegar > qué quiero conseguir > qué mensajes debo crear o compartir > con qué frecuencia. Dicho de otra manera, e insisto en ello, no se trata de estar, se trata de ser.

El problema es que sí, todos tenemos una marca online

Nuestra marca online es nuestra marca pública, tengámoslo en cuenta. El problema es que aunque no compartas nada, aunque seas la persona más discreta del mundo, siempre hay rastro sobre ti, me apuesto lo que quieras. Precisamente aquellas personas sin presencia voluntaria disponen de una maravillosa presencia involuntaria, que va desde directorios que publican tu nombre, dirección y teléfono de casa, webs tipo Runedia que publican tus datos en una carrera que hiciste hace tres años, BOE que publica nombramientos, apoderamientos, centenares de webs tipo “paginas amarillas”, “información empresas”… Eso en el mejor de los casos. En el peor y más habitual de los casos tu nombre estará asociado a confusiones con otras personas que se llaman exactamente igual que tú (quizás creías que tu nombre era único). Y lo más probable es que esas personas que se llamen igual que tú este publicando cosas que no te gustaría que nadie pensara que que las publicas tú.

¿Cómo gestionar los resultados de nuestra primera página de Google?

Lo que aparece en Google cuando alguien pone nuestro nombre en el buscador es nuestra marca (o no marca) online. No se requiere una dedicación de 5h diarias para conseguir que esos resultados sean guiados por nosotros y se correspondan 100% a nosotros. De acuerdo, muchos (yo el primero) te dirán que lo ideal es tener tu propio blog, tu casa digital. Pero eso lo dejaremos para una fase en que te hayas familiarizado con la red. De entrada, hay otras soluciones más sencillas, menos comprometidas y que pueden lograr enviar a la página 2 de Google la basura digital sobre nosotros. No entraremos en redes sociales, para empezar elegiremos dos redes profesionales must y dos que pueden complementar muy bien la cosa: Me refiero a Linkedin, BeBee (nueva pero interesante), About.me y Slideshare.

Linkedin

Creada en 2002, Linkedin es la red profesional líder en el mundo con más de 400 millones de miembros, grupos de debate y millones de perfiles de empresa, por no hablar de sus múltiples servicios como el de colocación, el Pulse (blog interno) y muchos otros. Tiene rivales, como ViadeoPlaxoXing,…, pero están lejos, muy lejos de Linkedin. Si tuviera que definir Linkedin de alguna manera diría que es un lugar de encuentro de profesionales que permite una buena gestión de networkingcompartir conocimientos y por si fuera poco disponer de un perfil individual y de empresa dinámico (la tarjeta de visita del SXXI). Las recientes incorporaciones como el hecho de que nuestros contactos puedan validar nuestras competencias convierten a esta red en un excelente vehículo de nuestra marca profesional. Hay mucha literatura escrita sobre Linkedin, pero si lo que quieres es empezar te recomiendo esta genial infografía (un poco larga pero clara y directa) aparecida en Hubspot. Si quieres saber más te aconsejo seguir a profesionales como Pedro de VicenteCèlia Hil o Álex López.

Siguiendo con Linkedin, la plataforma ha creado una herramienta de medición muy interesante, el Social Selling Index, que indica tu potencial de persuasión en esta red con un número de 0 a 100 que mide cuatro parámetros básicos: marca profesión, encontrar a los perfiles adecuados, gestionar la conversación y crear relaciones. En la era de las mediciones siempre es interesante disponer de herramientas tan útiles. Para saber más sobre el SSI, aquí tienes un PDF creado por Linkedin.

beBee

Quizás no te sea familiar, pero el CEO de beBee, Javier Cámara, puso en marcha esta red que ya cuenta con casi 10 millones de personas, pero casi todas en España y países de habla hispana.  Según sus palabras, “La principal diferencia de beBee con el resto de redes sociales es la afinidad entre los usuarios y el contenido que ven en su muro. No es una plataforma meramente profesional, sino que es una mezcla entre red social personal y laboral, lo que llamamos red social de afinidad”. Al igual que Linkedin, beBee dispone de app móvil que facilita el uso de la plataforma. Aquí encontrarás una infografía con 10 razones para crearte un perfil en esta red.

About.me

About.me es quizás una de las plataformas para gestión de comunicación personal (y de empresas) más fácil de crear y con menor necesidad de mantenimiento. Te puedes registrar a través de tu perfil Facebook o Twitter. Es tan fácil como crear una sóla página, eligiendo fotografía de fondo, título profesional, mini Bio, palabras clave y enlaces a otras redes. La potencia de las palabras clave que pongas puede hacer que, de forma totalmente pasiva, recibas 500 visitas por semana. Además, disponen de un código para firma digital en email. La URL es about.me/nombre, pero la versión premium te permite personalizar y quitar lo de about.me. Si quieres un ejemplo visual de cómo puede quedar, aquí tienes el mío. Aunque no hay números fiables de número de usuarios, se habla de que el pasado año hubieron más de 13 millones de interacciones. Recientemente esta plataforma creada por Tony Conrad lanzó su app móvil Intro by About.meAquí tienes más información sobre cómo crear un buen perfil en esta red.

Slideshare

Algunos lo consideran un gigante del marketing de contenidos. Aunque más que una red es un repositorio de informes (ppt y pdf) su potencia es tal que hace pocos años fue adquirida por Linkedin. Slideshare está pensada para la nueva era de compartir conocimiento, y desde el punto de vista de personal branding es un excelente vehículo de posicionamiento profesional. Su funcionamiento es muy sencillo, desde el registro, que se puede hacer a través del peril de Linkedin o de Facebook, hasta la facilidad de “subir” documentos, etiquetarlos correctamente y disponer de una fantástica estadística de visitas, descargas… La versión premium permite limitar las descargas a quienes faciliten sus datos o sencillamente bloquear las descargas. También permite que los documentos sean privados y sólo se pueda acceder con contraseña, un tema interesante para proyecto colaborativos confidenciales. ¿Cuándo usarla? Imagina que has dado una charla, en vez de enviar el documento por email lo “cuelgas” en Slideshare y lo compartes en abierto, por lo sabrás en todo momento cuál es el alcance de cada presentación. ¿Un ejemplo? Este ebook de Soymimarca obtuvo en un año más de 300.000 visitas y casi 1.500 descargas. No esta mal, ¿no? Aquí esta infografía explica más.

Y ahora… ¿Qué?

Ahora se trata de visitar un par de veces por semana tus perfiles en Linkedin y en beBee para gestionar interacciones, compartir contenidos o actualizar el perfil y de visitar una vez al mes tus perfiles en About.me y Slideshare. ¿El resultado? En tu primera página de Google no tardarán en aparecer cuatro entradas sobre ti, controladas por ti, y con información que posiciona tu marca y te facilita contactos. Es un perfil muy bajo de presencia online, te lo puedes permitir sin ningún problema. A medida que te familiarices, puedes intentar poner los pies en Twitter, no sin antes leer a fondo Twitter en una semana de Francesc Grau o De Twitter al cielo de Oscar del SantoDani Iglesias Marco Conde. ¿Más?, de acuerdo, eres carne de blog. Pero eso es otro cantar y lo cuento en otro post. Ánimo y salud!

 

 

Qué redes sociales debería usar tu empresa en 2015

Reconozcámoslo, a los que nos dedicamos a las redes sociales nos gustan más las tendencias para el año que viene que a una quinceañera un test de compatibilidad con Justin Bieber.
 En un campo tan volátil como el de las redes, cualquier estudio que recoja las apreciaciones y experiencias de los colegas tiene un gran valor y aporta luz para lo que está por venir.

plataformas-usadas-redes-socialesEs frecuente que los artículos sobre redes sociales se centren en la relación empresa-cliente final y se suele descuidar qué acciones tomar cuando deseamos comunicar a través de redes sociales en un entorno de B2B.
Recientemente el Instituto de Marketing de Contenidos llevó a cabo una encuesta de la que se descubría que los profesionales del marketing dentro del B2B usan 5 plataformas de social media para distribuir su contenido, con Linkedin en lo más alto de la lista. El resto de la lista está formado por Twitter (88%), Facebook (84%), Youtube (72%) y Google (64 %).

Un año más Linkedin se consolida como la plataforma más de moda dentro del B2B ya que en 2013 era usada en un 82%, porcentaje que ha subido este año hasta el 91% y se prevé que aumente en 2015 hasta el 96%. Pero eso no es todo, ya que Linkedin también ha sido calificada como la plataforma social media más efectiva para la distribución de contenido, seguida de cerca por Twitter y un poco más lejos por YouTube. Google+ continúa siendo la eterna promesa que, aunque sigue creciendo, sigue siendo la hermana rezagada de las redes sociales.

Para las empresas consultadas, el marketing de contenidos es una técnica conocida y bastante utilizada.  Los tres principales objetivos que se logran a través del marketing de contenidos son el reconocimiento de marca, la generación de leads y el engagement, todos ellos valorados con más del 80%. A un poco más de distancia le siguen las ventas y la fidelización del cliente. 

La consolidación del uso del marketing de contenidos como una estrategia más dentro de las empresas B2B ha hecho que los profesionales del marketing empiecen a demostrar interés en actividades complementarias como las métricas de las redes y las monitorizaciones de la web.

Tal vez el aspecto más llamativo del estudio es que a la pregunta sobre qué tácticas son las que más usan los encuestados han respondido (de más a menos):  Contenido Social Media, Newsletter, Artículos en WEbs, Blogs, Eventos, Case Studies y Vídeo.  tecnicas-mas-efectivasSin embargo,  en efectividad, los mismos encuestados han valorado como más efectivos los Eventos, Webinars, Vídeos, Blogs, Case Studies y los Libros Blancos.

Tal vez un buen propósito para 2015 sería alinear los esfuerzos con los resultados.

PD: Aprovecho para recordar que este jueves 25 de diciembre, día de Navidad, este blog tendrá un regalo muy especial para sus lectores, el ebook gratuito “Auténticos, relevantes y diferentes” prologado por Eva Collado Durán y que recoge lo mejor de este blog durante 2014 con la participación de veintitantos autores.

[subscribe2]

Mentiras sobre el personal branding

 

En pocos días las noticias relacionadas con la marca personal han traído cierta sustancia en lo que a polémica se refiere:

Primero fue Alfredo Vela quien, acertadamente, se preguntaba por qué alguien sin una marca personal correctamente gestionada podía impartir clases de marca personal. Eso generó cierta controversia en las redes sociales, especialmente conducida por personas a las que les hirió la afirmación de Vela. Ayer escribí sobre eso en mi blog personal, destacando que la experiencia siempre es un factor de credibilidad.

Después fue el periodista tecnológico Juan Cabrera, del Huffington Post, quien arremetió contra la marca personal en su artículo “Sombras y mentiras alrededor del personal branding“.

Contrariamente a lo que muchos puedan esperar, voy a dar la razón en casi todo al Sr. Cabrera. En todas las profesiones hay profesionales buenos y malos, y el entorno del personal branding no escapa de un intrusismo creciente, quizás debido a una sensación errónea de que tras ello se mueven ingentes fortunas. También hay muchísimo intrusismo en el coaching y, desde luego, también hay periodistas buenos y malos.

Los que nos dedicamos profesionalmente a la consultoría y/o formación de marca personal tenemos gran parte de culpa de los “ataques” de Cabrera, quizás por no haber explicado con claridad el alcance de nuestro trabajo. Me explico:

soymimarca_mentiras_sobre_el_personal_branding

Foto: Stephan Uhlmann, creative commons

Cabrera habla de promocionar nuestra marca y de marketing individual. Y eso, sin duda, es parte del branding personal, pero no todo. Algo no le ha llegado correctamente al periodista, ya que el punto de partida de un proceso de marca personal pasa por entender mejor cómo somos, lo que llamamos autoconocimiento. Seguidamente hay que preguntarse qué queremos ser en unos años y dónde queremos estar, una estrategia personal. Y solo al final de ese proceso hablaríamos de la parte más relacionada con la comunicación, o lo que Cabrera llama promoción personal. Cierto, si no comunicas no existes, así que no hay que avergonzarse y mantenerse en la retaguardia, hay que lanzarse a explicar lo que podemos hacer por los demás.

Reducir a Tom Peters a alguien que dijo que las personas debían promocionarse es quedarse algo corto. Peters engendró la idea del “intraemprendedor” un paso evolutivo del empleado clásico hacia alguien con ideas propias, con iniciativa y con un sentido de la estrategia personal dentro de una organización.

Quizás la mayor confusión del periodista es creer que somos marcas. No somos marcas, tampoco productos. Pero nuestras acciones (e inacciones) dejan marca en los demás, y el personal branding tratará de influir lo máximo posible en que esa marca sea la que deseamos dejar. Nos habla de esclavitud, de que hay que estar en todo momento en todos los foros imaginables y redes sociales. No sé con qué experto de marca personal ha hablado Cabrera, pero creo que se tratará de algún especialista multinivel, de esos de negocios por internet y que están muy lejos de ser alguien puesto en marca personal.

Una vez más, alguien supuestamente bien documentado confunde uno de los medios (internet) con el fin (conocernos, saber a dónde vamos, entender lo que nos hace únicos, nuestra propuesta de valor hacia los demás y darlo a conocer). No es la primera vez ni será la última.

Lo cierto es que el título “sombras y mentiras alrededor del personal brandingprometía un contenido más interesante del que se desprende de la lectura del artículo, quizás por esa costumbre de muchos periodistas de priorizar el titular sobre el contenido. El poso que deja la lectura del artículo es algo decepcionante, se queda uno con la idea de que Linkedin es una cueva de mentirosos, como si no se pudiera mentir en un currículo de papel.

Para acabar, no tengo nada contra Juan Cabrera, soy lector del Huffington y me gustan muchos de sus textos, pero le recomiendo encarecidamente la lectura del último libro publicado en España sobre marca personal: Marca personal para dummies (Planeta), de Andrés Pérez Ortega. Estoy seguro de que si lo lee no escribiría el mismo artículo. Siempre habrá mentiras sobre el personal branding, eso es inevitable, pero también hay verdades.

[subscribe2]

Ojo con los falsos perfiles en Linkedin

 

A pesar de que los trolls no suelen traspasar la barrera de Linkedin, últimamente estamos viendo que quizás esta red profesional debería colocar algunos filtros que eviten intromisiones, falsas identidades y una cierta sensación de spam.

Pongo tres ejemplos recientes:

  1. Esta semana he recibido una invitación para conectar de John Kerry, secretario de estado de Estados Unidos y hombre clave en las negociaciones exteriores del equipo de Barak Obama.
  2. La semana anterior recibí la invitación de Warren Buffett, inversor y ejecutivo estadounidense, una de las fortunas de Forbes y principal mandatario de Berkshire Hathaway.
  3. Y la anterior recibí la visita (quién ha visto tu perfil) de Wade High. Su nombre no creo que os diga nada, pero se trata de un detective del Departamento de Policía de San Diego en California (EEUU).

John_kerry_fakeSuelo mirar a fondo los perfiles antes de aceptarlos, incluso cuando se trata de gente a la que conozco, ya que últimamente el fraude en internet va al alza.

Afortunadamente, eché un vistazo a los perfiles de Kerry y Buffet y vi que eran falsos (o al menos eso creo). El de Warren Buffett tenía el nombre de Warran Buffet, lo que ya lo invalidaba desde el primer momento. Pero el de Kerry podría “colar” a simple vista. Entrando en detalle, es un perfil muy incompleto, poco creíble para quien tiene un ejército de asesores, y hay una frase destacada “I currently the Secretary of State and I represent the United States Of America in Public Relations”. La frase es sospechosa, ya que por un lado falta el obligado verbo tras el pronombre “I am” y por otro eso de Public Relations lo sitúa en una posición de primera dama, con todo el cariño hacia Michelle. Además, solo 34 contactos me parecen pocos como para que este hombre me ponga en su lista top 100.

El especialista en RRHH Pau Hortal, me comentaba hace un tiempo que el CV no ha muerto aun porque las redes como Linkedin no incluyen filtros para autentificar la información que cada uno pone sobre sí mismo ni tampoco señales al estilo Twitter para verificar que se trata del auténtico John Kerry –en este caso- y no de un troll.

Los trolls se divierten de lo lindo engañando a almas inocentes haciéndoles creer que son tal o cual celebridad, y no me extrañaría que hicieran apuestas entre ellos para ver quién consigue más contactos de cierto nivel en menos tiempo.

Linkedin debería ponerse manos a la obra si no quiere convertir su red en un teatrillo de tres al cuarto.

[subscribe2]

¿Quién dice que se mueren los blogs?

 

No podemos negar que la conversación visual se impone. Plataformas como Instagram, Pinterest o Snapchat emergen con fuerza mientras algunas redes clásicas como Facebook, que acaba de cumplir 10 años, entran en su fase de declive. La gente de JWT, en su análisis de tendencias 2014, define muy bien las claves del éxito de estas redes visuales: Por un lado los mensajes visuales aumentarán su protagonismo dado que sintetizan mejor los conceptos que las palabras. El segundo factor que impulsará esta tendencia es la impaciencia cada vez mayor de los usuarios. El reto actual para las marcas es adaptarse a un lenguaje de imágenes y no de palabras.

Y algunos avanzan que el éxito de la conversación visual está yendo también en detrimento de los blogs y de las palabras. Pero cuesta creer que el blog sea una herramienta de comunicación en peligro de extinción, al menos eso cuestiono al ver este gráfico (no he encontrado información más actualizada).

evolucion blog

Los blogs no mueren, pero la discusión se traslada las redes sociales

Lo que está pasando es que el blog sigue siendo el lugar perfecto para leer un post pero ya no es el lugar preferido por los internautas para discutir, para comentar. Esa parte interactiva de conversación está pasando al terreno de las redes sociales. A hechos me remito. Si analizo la cantidad de comentarios generados a raíz de un post, por ejemplo en Soymimarca, no solo se mantienen, sino que crecen, pero lo hacen a menudo fuera del propio blog, lo hacen en Twitter, en Linkedin, en Facebook…

Esta misma teoría compartí hace unos meses con Andrés Pérez Ortega, que observó un fenómeno parecido con su blog. La pregunta es ¿Por qué la conversación que tenía lugar en los blogs tiene ahora lugar fuera de ellos?. A falta de datos científicos diría que redes como Twitter facilitan más una discusión, quizás por el formato corto, quizás por la facilidad de seguimiento (hashtags). Linkedin ofrece mayor afinidad sectorial, ya que muchas conversaciones tienen lugar en grupos, y los grupos son temáticos o de networking.

En resumen, el blog no muere, sigue siendo la mejor plataforma digital para la marca personal, la que nos permite disponer de una “casa virtual” en toda regla y la que nos permite dirigir nuestro propio contenido. Lo que muta es la discusión, que se traslada hacia lugares más habitados.

Leila Janah, la marca del microtrabajo

 

Es más que posible que no conozcamos a Leila Janah ni a Samasource. Pero hay más de 15.000 personas que han salido de la miseria gracias a ella y a su iniciativa.

Leila es fundadora y CEO de Samasource, una empresa social sin ánimo de lucro que da empleo digital para  personas pobres de todo el mundo. Fundada en 2008, Samasource ha facilitado un microtrabajo a 15.000 personas en 9 países, ha conseguido más de 5 millones en contratos con 75 empresas de tratamiento de datos (eBay, Walmart, Linkedin…) y conseguido financiación de donantes como la Fundación Google, la Rockefeller, Cisco y Ford. Por si fuera poco, Samasource ha recibido decenas de premios, incluyendo el Premio de Innovación de la Secretaria de Hillary Clinton (2012), el Templeton Freedom Award, y el Premio NetExplorateur por parte del Senado francés. Además, Leila ha sido incluida en la “League of extraordinary women 2012” de la revista Fastcompany

Leila Janah / Foto: Mike McGregor

Leila Janah / Foto: Mike McGregor

Leila (Nueva York 1982)  se crió en un suburbio de Los Angeles, California. Ganó una beca de la universidad a los 16 años, se graduó en Universidad de Harvard en 2005 con una licenciatura en Estudios para el Desarrollo de África. Tras su graduación, Janah trabajó como consultora de gestión en Katzenbach Partners hasta 2007 donde pasó a ser profesora de la prestigiosa Universidad de Stanford con el Programa de Justicia Global, fundado por el profesor de derecho de Joshua Cohen. 

En 2008, creó Samasource, una idea que se inspiró en sus experiencias en el Banco Mundial y en el trabajo de campo en Mozambique, Senegal y Ruanda, durante su proceso en Harvard.

¿Puede un profesional convertirse en marca blanca?, por @guillemrecolons

Ayer leía en Puro Marketing que el 89% de los españoles consume marcas blancas y que su aceptación va al alza. Por supuesto, se refieren a marcas que amparan productos de gran consumo, como alimentación, limpieza, cosmética… ¿Y los profesionales? ¿Podemos los profesionales convertirnos en marcas blancas?

Tengamos en cuenta que detrás de toda marca blanca suele haber una Marca

Por supuesto que hay profesionales de marca blanca. Millones de ellos. Son todos aquellos cuya marca queda tapada por la de la organización para la que trabajan. Claro y simple. Cuando llamas a una empresa y pides que te pongan en contacto con un profesional (sin nombre y apellidos) para resolver un problema o atacar una oportunidad, la empresa (Marca), te envía un producto de marca blanca. No tiene entidad propia, sino que “chupa” identidad de la nave nodriza, que actúa como garante de la transacción.

Tenemos ejemplos a miles. Hay grandes consultoras del mundo del derecho, de RRHH, de negocios, de construcción, que hay invertido muchos recursos en crear una marca corporativa lo suficientemente fuerte como para que cualquier profesional que la represente sea percibido como “the best of the best” aún sin saber si lo es o no. “Contratemos a un abogado del bufete talycual, con este seguro que ganamos el caso”: es una frase recurrente en nuestro mundo de grandes marcas.

¿Te encuentras en este caso? ¿Trabajas en una gran compañía en la que tu nombre es uno más?

Pues recuerda la frase de mi amigo Andrés Pérez Ortega: Si eres uno más, serás uno menos. Aquí se trata de debatirse entre ser producto o marca. Y creedme, es mejor ser marca, ya que detrás siempre hay una propuesta de valor.

¿Cómo hacerlo?

Lo ideal es que la propia compañía promueva la idea de convertir a sus profesionales en embajadores de marca. Es una decisión acertada en todos lo casos que conozco. Por un lado, la empresa refuerza vínculos con sus profesionales (por favor, dejemos ya esa jerga anticuada de “empleados”) y los convierte en poderosos canales de comunicación externa. Por otro lado, los profesionales pueden desarrollar su propia marca sin estar “tapados”. Muchos directivos temen aplicar este programa: piensan que si promueven a su gente, se les irá. Y tienen razón, pero inversa, se largarán si no les promueven.

Si la compañía no pone nada de su parte, nada ni nadie puede prohibir a un profesional participar en foros (offline y online), dar alguna clase de vez en cuando, asistir fuera de horas a eventos de networking, trabajar en un blog sobre aficiones personales, interactuar en redes como Twitter o Linkedin con otros ususarios…

Recuerda, si eres marca blanca es porque lo permites.

Personal branding, el arte de invertir en ti (5), gestiona tu visibilidad

Foto: Flickr

Si hace unos días introducía la estrategia personal bajo el paraguas de la creatividad, no será menos la puesta en escena de la visibilidad personal.

Recuerda que para llegar aquí antes tienes que haber entendido bien quién eres y hasta dónde puedes llegar (autoconocimiento) y cuál es tu hoja de ruta (estrategia). Ya estás en condiciones de emerger a la superficie del iceberg y hacerte visible.

Tu nombre es tu marca. Protégelo y defiéndelo.

Si tienes la suerte de que nadie más en el mundo se llame (nombre y apellido) igual que tu, estás de suerte. Pero eso no suele darse. Así que trata de contratar un dominio (8€ al año) con tunombreyapellido.com. ¿Está ocupado? No te preocupes. Inténtalo con los dos apellidos (o dos nombres), inténtalo con .net, .es,… ¿tampoco? Utiliza tu lado derecho del cerebro, el de las ideas, el de las locuras. Búscate un buen apodo y hazte con él en la red.

La mejor comunicación sobre ti es la que harán los demás

Es más creíble lo que cuenten los demás sobre ti, tiene su lógica. Así que prepárate para una campaña de relaciones públicas basada en la creación de contenidos de calidad. Para decir cosas interesantes podemos recurrir a muchos medios

  • Escribir un libro o escribir regularmente en un diario o revista
  • Disponer de una tarjeta de visita original, que deje huella
  • Tratar de aparecer lo máximo posible en medios audiovisuales
  • Asistir a eventos, ya sea como ponente o como oyente
  • Escribir en un blog. No se requieren conocimientos informáticos
  • Gestiona las redes sociales que puedan trabajar mejor para tu marca (no son todas)

No olvides participar activamente en blogs que te influyan, Twitter o grupos de Linkedin (foros). Si quieres que los demás lo hagan contigo, empieza tu con los demás.

Prepara tu discurso con tu oferta

Ya sabes qué decir. Ahora se trata de preparar la forma para adecuarla a cada situación. Y situaciones hay muchas.

  • Encontrarte a un potencial cliente en un evento, en un ascensor, en un restaurante.
  • Ser invitado a participar en un programa de radio o TV. ¿Cómo te presentas en pocos segundos?
  • Redactar tu perfil en redes como Twitter, que limitan el espacio a 140 o 160 caracteres. Redactar tu perfil en otras redes como Linkedin, Facebook…
  • Redactar tu currículo (creo muy poco en este formato, pero aún lo piden)
  • Grabar un vídeo con tu propuesta. Preferimos los medios audiovisuales a los escritos.

Busca formatos visuales, apóyate en imágenes

Hoy existen muchos formatos visuales. Funcionan muy buen, ya que ayudan a fijar mejor los conceptos clave y evitan descripciones obvias. Aquí tienes algunos:

  • La presentación en powerpoint, prezi, PDF… permite enriquecer tu discurso con recursos visuales
  • Pinterest. Si aún no lo conoces, te animo a visitar www.pinterest.com la red que te permite asociar imágenes clave a tu gestión de marca: libros, discos, fotografías, logotipos, trabajos visuales…
  • Flickr, Picasa, permiten crearte álbumes, etiquetar imágenes, compartirlas…
  • Facebook, seguramente la más visual de las redes, en que imágenes y vídeos prosperan mejor que textos largos.

En los artículos próximos de la serie “Personal Branding, el arte de invertir en ti” iremos desgranando uno a uno cada uno de estos puntos. Recuerda. Todos los lunes.