Entradas

El presentismo laboral nos convierte en residuos humanos (rr.hh), por @guillemrecolons

¿Residuos Humanos?

No he podido evitar mencionar esta expresión de Residuos Humanos, escuchada ayer a Esther Casademont en un “Talent Day” organizado por la Facultad Blanquerna Comunicació i RI para alumnos de 4º de grado en Barcelona. No conocía personalmente a Esther, y me encantó su forma de comunicar y plantear las soluciones a los problemas. Mi compañero Jordi Collell y yo también fuimos ponentes, junto a Manel Noguera y a la organización impecable de Lali Miralpeix.

De Recursos Humanos a residuos humanos (de RR.HH a rr.hh)

Esther, alma de HUNIVERS PEOPLE HUB y gran experta en personas, tejió un discurso impecable cuyo título ya era tan provocador como ella: “Del currículum al ridículum”, y de tan explícito no requiere que nos alarguemos mucho en los contenidos, pero dejó muy claro a los recién graduados que se encontraban en la sala lo fácil que es hacer el ridículo con un CV. O simplemente, lo excesivamente fácil que es ser ignorado por un reclutador.

Me llamó la atención una parte de su discurso referido a lo que llamamos el síndrome de la silla caliente. No es literal, pero venía a decir algo así:

La obsesión de algunos directivos por el presentismo laboral nos traslada de recursos humanos a residuos humanos

Curiosamente, las siglas son las mismas. Pero lo triste de esto es que todavía funciona. En mí última experiencia laboral como empleado viví en propia carne el síndrome del presentismo. El presidente de la compañía se paseaba una hora más tarde de la hora de finalización de jornada por las mesas para hacer recuento de los buenos trabajadores que aun estaban en su puesto o los malos que ya habían marchado. Triste. Priorizaba el estar por encima de la eficacia, de la contribución real. Trataba a su equipo como auténticos residuos humanos, ya que el presentismo era utilizado para la mejora salarial.

El rol de la gestión marca personal ante quien nos quiera tratar como residuo humano

El gran Tom Peters fue una gran promotor del intra-emprendimiento en las organizaciones. Su artículo visionario The brand called You publicado hace ya casi 20 años en Fast Company, situaba al empleado como el presidente de su propia microempresa llamada YO, S.L. (be the CEO of your Me Inc.).

Suelo citar a Blaise James, ex consultor estratégico de Gallup, y autor del artículo The Value of Personal Branding (2009) cuando me refiero al poder del empleado como un profesional autosuficiente:

Los empleados con marca propia son autosuficientes y más innovadores. Son solucionadores de problemas, y se comprometen a fondo con la marca corporativa

Lo sé, pensaréis que el tipo de “jefe” condiciona terriblemente esta autonomía. Pero si una persona es capaz de aportar soluciones en una jornada laboral estándar, no significa que aporte mejores soluciones con 3 horas más de trabajo. Al contrario.

Tampoco somos recursos, las cosas como son

La denominación de recursos humanos tampoco es idónea. Una vez comenté en uno de los primeros posts de este blog titulado No soy un recurso humano, soy mi marca que merecemos mejor consideración que recursos humanos o empleados (en el diccionario, empleados se equipara a usados, gastados…). Reconozco que algunas empresas están dando pasos para actualizar este discurso. Quizás la transformación digital ayude a acelerar procesos, pero yo reclamo que ese departamento, todavía rancio y asociado a despidos en muchas empresas, tenga que ver con la marca personal. Departamento de marcas personales, Personal Brand Department, me da igual.

Se introducirían dos palabras claves; marca, asociada a propuesta de valor, y persona, el supuesto inteligente y escalafón de la condición humana. Para pensarlo.

Fotografía: Sonia Troncoso

Nota: El Personal Branding Lab Day de este año, previsto para el 22J, se está calentando. Cerca de 400 personas inscritas al webinar, y creciendo. El hecho de ser la inscripción básica gratuita ayuda a llegar a muchas partes. Me está sorprendiendo la enorme acogida -mirando las inscripciones- que está teniendo el evento en América Latina. Es cierto que entre los ponentes contamos con Ilana Berenholc, Daniela Viek, Deize Andrade (Brasil), Rocío Ames (NY y Perú), Nancy Vázquez (México), Raquel Gómez (Colombia), y eso sin olvidar el origen mexicano de Nilton Navarro y el colombiano de Fabián González. Como bromeaba hoy conmigo Andrés Pérez Ortega, quizás deberíamos llamarlo “Personal Branding Latin day”. 

¿Aún no te has inscrito? Clica en este banner:

Personal Branding Lab Day 2017 / Webinar

Adáptate o morirás: Principio básico del #PersonalBranding, por @JordiCollell #PBLabDay17

Siempre hemos dicho que adaptarse a las circunstancias alarga las posibilidades de vida de una especie. Al final se trata de saber hacer pivotar la propuesta de valor en función de las necesidades y de los recursos disponibles, de saber usar los recursos disponibles a usos alternativos conservando la esencia.

A fin de cuentas, adaptarse es una actividad económica. Lo que ya somos veteranos aprendimos que en palabras de Lipsey la economía es la ciencia que trata sobre la administración de recursos escasos con usos alternativos, frase que simplemente recuerdo y que, como podéis suponer, no me he tomado la molestia de contrastar pero que seguro que es cierta porque mi memoria histórica normalmente no falla.

Cuando ahora nos planteamos el modelo de funcionamiento de una startup, que por definición es una aventura humana sujeta a un alto nivel de incertidumbre, palabras prestadas de Eris Ries, siempre estamos pensando en la utilización de recursos escasos que obliguen a realizar la mínima inversión para no arriesgar innecesariamente dinero y tiempo.

Y esto lo aplicamos a la gestión de la marca personal (personal branding) y cuando identificamos en nosotros o en un cliente un proyecto nos apoyamos en el lienzo del modelo de negocio, nuestro querido “business model canvas”, para tener de un vistazo toda la amplitud de la propuesta a coste bajo, sin embarcarnos en costosos y complicados estudios de mercado que, de ser necesarios, ya se producirán cuando sea preciso.

Y en medio de esta reflexión nos hemos pasado un curso intentando dar continuidad a un evento que se produce de manera repetitiva desde hace dos años cuando llega el mes de junio y que representa un hito, por lo menos en Europa, para todos los interesados en la gestión de la marca personal y en su propuesta de valor. Ya sabéis que me refiero al Personal Branding Lab Day (#PBLabDay17).

Organizar un evento de la envergadura del Lab Day es una empresa que requiere la movilización de físicos, recursos humanos, y económicos.  Afortunadamente siempre hemos contado con el apoyo de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna, que tradicionalmente nos facilita el espacio y los medios necesarios. En las ediciones anteriores hemos contado con aportaciones privadas que han cubierto el déficit entre los ingresos derivados de las inscripciones y el resto de gastos organizativos que son fundamentalmente alojamiento y transporte de los ponentes y catering del evento. Y todo ello teniendo presente que los ponentes han intervenido gratuitamente, a sabiendas de que lo gratis mata.

Este año al no poder tener las aportaciones de particulares nos tuvimos que plantear si cancelábamos el Lab Day o cambiábamos el formato.

Estamos en un mundo único que tiene una versión física, contacto, abrazos y firmas de documentos y otra virtual en la que el contacto táctil no es posible pero si el visual y el auditivo y en tiempo real. Nos hemos decantado por realizar un Lab Day on-line en formato webinar.

Tendremos una doble ubicación en Barcelona y Madrid para evitar desplazamientos de los ponentes. La Facultat de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna acogerá los participantes desde Barcelona y The Bold Choice los de Madrid. InfoJobs, de la mano de Nilton Navarro ya está coordinando la puesta en escena y entre él y Alicia Ro presentarán y dinamizarán el acto, además de tener ponencias propias. De este modo podremos tener más de 12 horas seguidas dedicadas al Personal Branding en las Organizaciones. Y  con conexiones con todo el mundo mundial y entre ellas una muy especial con el programa de radio Silvia Te Orienta que dirige nuestra compañera Silvia Saucedo. Mira el contenido y no te quedes con la boca abierta, es cierto.

Este año no hay excusas para no asistir. Puedes hacerlo gratis y podrás asistir en vivo y en directo a las ponencias o en la versión premium con la que podrás acceder ilimitadamente a las ponencias de este año y a las de los años anteriores.

No te lo pienses, apúntate ya y hazlo como asistente Premium para poder disfrutar, revisar y reflexionar de tres años completos de Personal Branding Lab Day.

Te esperamos en el webinar del #PBLabDay17, inscríbete ya!

Imagen: Rubén G. Castro

Otros posts del evento:

Personal Branding Lab Day 2017 / Webinar

3 claves de imagen para Embajadores de Marca, por @maria_a_sanchez

Tú no eres solo tú

3 claves de imagen de marca personal para los ‘Embajadores de Marca’

Hijo de, hermano de, padre / madre de, e incluso ‘ex-pareja’ de… la influencia de nuestra ‘Marca Personal’,  va más allá de nosotros. Y se multiplica en situaciones de ‘primer impacto’. Aquello de una buena primera impresión, no tiene vuelta atrás.

En el ámbito profesional, a esto se le llama ser Embajador de Marca’ de una empresa. Bien sea porque trabajas a tiempo completo en ella o porque le prestas servicios puntuales.

Aquí tienes el modo de comenzar a trabajar en ti, el llamado ‘Efecto de Halo’*, para que tu imagen de ‘Marca Personal’ sume a tu entorno.

Primera clave: la sonrisa ‘completa’.

Cuando miramos a una persona a los ojos y sonreímos, todo cuanto representamos se impregna de ese halo de bienestar, incluido tú, pues, por lo general, la otra persona, a su vez, te sonríe.

Un detalle: esa sonrisa, para que surta efecto en la otra persona, ha de ser real. La diferencia es que con lo que llamamos ‘sonrisa completa’, los pómulos suben ligeramente el párpado inferior de los ojos y con la sonrisa forzada, enseñas los dientes.

No así en tu organismo. Diferentes estudios confirman que levantando las comisuras de los labios (con los dedos, un lápiz entre los dientes… cualquiera que sea el medio), nuestro organismo comienza a segregar serotonina, una de las llamadas hormonas de la felicidad.

Segunda clave: en el peinado, proporción áurea y líneas ascendentes. 

El ser humano, por inercia, mira al centro. Si el volumen de nuestro peinado no deja los ojos, en el centro de los volúmenes creados por éste (de la parte más alta de la cabeza / cabello a la barbilla), nos convertimos en alguien ‘difícil de mirar’ a los ojos y por lo tanto, estaremos ‘afeados’. Curiosamente, cuando la cabeza está rapada, los ojos quedan matemáticamente en el centro. Es la magia de la naturaleza.

Las líneas ascendentes en el peinado son ‘la sonrisa del cabello’. Las provocaremos en la frente (evitando la desfavorecedora mecha que tapa un ojo, en ocasiones, hasta perder un alto % de visión al convertirlo en ‘vago’) y entre los pómulos y las orejas, al poner la primera mecha de la patilla tras estas.

En el caso de los hombres, esto se logra, dejando la patilla en el largo ‘perfecto’, que es sobre el hueso del pómulo, justo delante del orificio de la oreja.

Tercera clave: postura corporal / vestuario, que todo ‘honre’ tu cuerpo.

Fotografías, muchas fotografías, de frente y de perfil, son el secreto para lograr una postura corporal potente y saludable, pues favorece que la respiración (vida) fluya, gracias a que le damos su espacio a los pulmones, al ‘encajar’ las escápulas o paletillas en su lugar, suavemente.

La cabeza alineada con la columna vertebral y con los hombros se logra con el entrenamiento de la mirada (a nuestro entorno y a nosotros), la respiración y la consciencia. Date 5 minutos al día para lograrlo.

Estas fotografías comentadas, nos las haremos con los 2, 3, 5 equipos de vestuario que consideremos nuestros ‘uniformes de trabajo’ y observaremos:

  • El cuello, que se adapten tejido y piel, sin huecos.
  • Los hombros: la costura de la manga quedará justo encima, sin descender al brazo.
  • Las mangas, dejarán nuestras manos a la vista, no solo los nudillos.
  • La cintura será visible, formará curva y se adaptará al cuerpo.
  • El torso, será igual o más corto que las piernas.
  • Dos colores, máximo tres, en caso de puesto de poca responsabilidad.
  • Tejidos con textura, las lanas blandas se recomiendan para estar con familia y amig@s.

Un último vistazo:

  • Busca bolsas/ arrugas ¿Es posible que sea hora de deshacerse de esa prenda?
  • Bolsillos libres de ‘bultos’, es preferible llevar una bandolera o cartera.

Si descompusiéramos en cualidades el ‘Efecto de Halo’, seguramente hablaríamos de que es igual a transmitir serenidad, felicidad, salud, éxito, etc. Si, éxito, porque dicen los expertos, que la causa de que una postura encorvada nos cree rechazo, se debe a que el mensaje que transmite es que nos ha ganado la partida la ‘Ley de la Gravedad’.

Importante: Todo ello rodeado de hábitos saludables de alimentación, actividad física, higiene  y descanso y, por supuesto, saber mucho, mucho, de nuestro trabajo.

En la 3ª edición del Personal Branding Lab Day, seguiremos hablando de ‘Embajadores de Marca’  o ‘Employee Branding’.

Allí nos vemos!

*Los sociólogos Osgood, Suci y Tannenbaun, en  1.95, llevaron a cabo una investigación sociológica sobre la presuposición de que “Lo bello es bueno” (efecto de halo) :  tendemos a suponer que una persona que es agradable a la vista,  posee otras cualidades positivas.

Imagen: Neal Kharawala, Unsplash CC

Las jirafas no se van de vacaciones, por @jordicollell #PBLabDay16

Somos seres sociales. Necesitamos a los demás para crecer y desarrollar nuestro propósito, por esta razón nos relacionamos y compartimos experiencias y cada vez que lo hacemos avanzamos en calidad, visión y compromiso. El sábado  cuando clausuraba el Personal Branding Lab Day 2016 tenía la certeza de que estábamos dando otro paso firme  hacia adelante. El Personal Branding tiene una vitalidad y una fuerza excepcionales.

Los conceptos, los proyectos y todas las cosas en general no se impulsan por si solas , necesitan personas que las preparen y las empujen. El Personal Branding tiene una gran fuerza y un enorme potencial gracias a sus seguidores. Que seamos capaces de reunirnos por segunda vez durante un día y medio para presentar más de veinte ponencias  y seis seminarios frente a un público absolutamente entregado y que además salió con sabor a poco es una muestra inequívoca de vitalidad.

La gran conclusión de la sesión del Personal Branding Lab Day 2016 es que los conceptos están bien asentados y que tenemos un lenguaje y un enfoque de la profesión que compartimos. Los personal branders compartimos objetivos y lenguaje y por esta razón somos imparables. Hemos sido capaces de demostrar que tenemos todas las herramientas para conseguir que las personas  dejen huella en el corazón de los demás para ser  conocidas, reconocidas, memorables y elegidas.

También somos una realidad internacional, esta año hemos tenido participantes de Colombia, Paraguay, México, Italia, Brasil, Estados Unidos y Colombia.

El paso siguiente tiene que reforzar los lazos entre las personas para que esta unidad de objetivos y lenguaje se traduzca en una práctica profesional homogénea y de calidad para que nuestros clientes nos perciban como un colectivo y sigan estando convencidos de que nuestra propuesta de valor es necesaria para su crecimiento y promoción en el ámbito personal y profesional. Sin clientes seríamos una profesión acabada. Es el gran reto para el Personal Branding Lab Day 2017 y siguientes.

Gracias a todos los ponentes por el derroche de energías y profesionalidad que demostrasteis y a los asistentes por vuestra participación y actividad en redes sociales que se materializó en ser trending topic en Twitter en diversas ocasiones.

Gracias a la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna y a su decano Dr. Josep María Carbonell por su apoyo incondicional y un recuerdo muy especial para nuestra presentadora Alicia Ro y para todas aquellas personas cuyo trabajo no se ve pero sin el cual el Personal Branding Lab Day 2016 no hubiera sido posible: Marta Navalón, Cristina Díez, Sara López Martos y Mireia Omedes . Y no me olvido del equipo impulsor que ha estado trabajando durante diez largos meses para que nuestro evento fuera realidad: Andrés Pérez Ortega, Cristina Mulero, Fabián González, María Sanchez y Cristina Díez ni de nuestro patrocinador Qnary. Un enorme abrazo para todos y también para aquellos a los que no he nombrado somos un equipo fantástico.

Y a partir de ahora se empieza a gestar el próximo Personal Branding Lab Day 2017.

Y recordad que ya está abierta la matrícula del Postgrado en Personal Branding.

Dentro de poco tendréis noticias. Las Jirafas no se van de vacaciones.

Jirafas / PBLabDay16 ponentes marca personal

Ponentes del #PBLabDay16. De izquierda a derecha y de arriba abajo: Alicia Ro, Josep Mª Carbonell, Jordi Collell, Neus Arqués, Arancha Ruiz, Mertxe Pasamontes, Cristina Mulero, Jacobo Parages, Prudencio López, Josepe García, Raimón Samsó, Jane del Tronco, Guillem Recolons, Mónica Mendoza, Eva Collado, Guzmán Martínez, Ami Bondía, Enric Jové, Víctor Puig, Roger Domingo, Jaume Gurt, María Sánchez, Bant Breen, Raquel Gómez, Roumald Fons

 

Especialízate sin perder visión de conjunto, por @jordicollell

Estamos viviendo unos tiempos de especialización. Lo general, lo global está perdiendo terreno a favor de lo específico. Y no me refiero a la globalización como concepto económico si no a lo concreto y muy práctico en el ámbito del conocimiento. Si quieres trabajar en lo que sea no te vayas por las nubes, no quieras saber de todo o acabarás de brazos cruzados, ¿lo hemos oído alguna vez?

Ser especialista, dominar algo muy concreto es interesante desde el punto de vista del posicionamiento profesional, si mi propuesta de valor es suficientemente única y, por supuesto, de valor, es bastante probable que no tenga problemas económicos porque quienes me necesiten no tendrán más remedio que acudir a mí. Es una verdad a medias ya que en un entorno en el que todo, absolutamente todo, evoluciona de manera rápida si me mantengo en un nicho muy especializado y pierdo de vista la generalidad, la globalidad, en la que se inserta lo que yo hago difícilmente podré evolucionar y adaptarme a las nuevas necesidades de mi público y…, mi propuesta perderá valor.

Pasar de lo concreto a lo general es pues una necesidad para mantenerse al día y tener la posibilidad de ver las interrelaciones en las que se mueven la mayoría de profesiones

¿Qué pasaría en un mundo en el que todos los profesionales fueran exclusivamente especialistas si de repente se produjera un colapso y debiéramos comenzar desde cero? Posiblemente volveríamos a las cavernas y sería muy complicado rehacer el acervo cultural y profesional de la humanidad.

El buen director de orquesta domina uno o varios instrumentos pero sabe como hacerlos actuar en su conjunto para que la suma de sonidos alcance la perfección. Ir de lo concreto a lo general en viajes de ida y vuelta refuerza los resultados y nos convierte en profesionales poderosos.

Para mantenernos al día y saber lo que pasa y lo que cambia en nuestro entorno profesional o en cualquier realidad  es fundamental relacionarse con otros profesionales y con los que tiran del carro y convierten la pura experiencia en conocimiento.

Es por esto que los días 17 y 18 de Junio de 2016, dentro de una semana, hemos organizado la segunda edición del Personal Branding Lab Day #PBLabDay  donde nos pondremos al día de lo último en personal branding y tendremos la ocasión de ver en escena a los más destacados  personal branders y crearemos el caldo de cultivo para convertir nuevas ideas en nuevos retos profesionales. Y a partir de la visión que nos ofrecerá cada especialista podremos ampliar nuestra y enriquecer nuestra  perspectiva.

Aquí tienes listado de ponentes y el programa. Yo estaré en el Personal Branding Lab Day y espero verte. Para que puedas inscribirte, si todavía no lo has hecho, aquí tienes el formulario . No te pierdas esta oportunidad.

Eye image by Freepik

Las oportunidades no aparecen, se crean, por @JordiCollell #PBLabDay

Las oportunidades

Cuando encontramos un momento propicio para hacer algo o hacer que algo suceda decimos que estamos en frente de un oportunidad.

Siempre aparecen oportunidades pero lo difícil es identificarlas.  Para identificar una oportunidad  no basta con estar atento ni estar dando saltos para cazarla al vuelo, si no tenemos claro lo que queremos y a dónde queremos llegar  la identificación será poco menos que imposible.

Aprovechar una oportunidad no es nuca cuestión de suerte pero si de método.

Sinergias

A mi me pasa muy a menudo que cuando trabajo una idea en profundidad, y sobre todo cuando se trata de un tema novedoso del que antes tenía poca información y experiencia, casi de inmediato empiezan a llegar noticias y propuestas que le hacen referencia. Algunas de estas cosas que llegan se materializan en algo tangible y otras, la mayoría, acaban siendo  información que  través de la experiencia se convierte en conocimiento. Basta tener claro un tema, un asunto o un proyecto para que de manera casi natural comiencen a llegar oportunidades.

Método, sí, siempre

Al principio estaba convencido de que era una persona con suerte, que el azar me favorecía siempre que lo necesitaba. Pero con el paso del tiempo me he ido dando cuenta que sin método, sin un pensamiento más o menos sistemático las oportunidades no aparecen.

Cuando gestionamos nuestra marca personal para ser conocidos, reconocidos, memorables y, sobre todo, elegidos hacemos un ejercicio acelerado de materialización de oportunidades.  Veamos como funciona:

  1. Nuestra visión, misión y valores nos definen aquello que es importante, fundamental para nosotros, lo que nos da sentido, cómo queremos alcanzarlo y a través de que principios. Y nos ayuda a hacer una primera criba de la realidad para convertirla en oportunidades. Lo que se aleja de nuestro foco nunca será una oportunidad.
  2. Definir nuestro proyecto y convertirlo en un modelo de negocio nos ayuda a tocar con los pies en el suelo y a ver en el día a día detalles que en otras circunstancias hubieran pasado desapercibidos y que ahora identificamos como oportunidades reales.
  3. Cuando elaboramos nuestro mensaje y definimos nuestra audiencia y sobre todo cuando lo comunicamos a través de las redes sociales o del cara a cara, cuando nos abrimos a los demás dejamos que sus sugerencias y sus necesidades leguen también a nosotros y generamos nuevas oportunidades.

Sin propósito, sin proyecto, sin modelo de negocio y sin plan de comunicación los acontecimientos pasarán por nuestro lado sin llegar a convertirse en oportunidades.

PBLabDay 2016

En el próximo  Personal Branding Lab Day #PBLabDay  del 17 y 18 de junio hablaremos de marca personal y crearemos este caldo de cultivo para convertir ideas y acontecimientos en oportunidades. Este año hay ponencias y ponentes muy potentes. Aquí tienes listado de ponentes y el programa. Yo estaré en el Personal Branding Lab Day y espero verte. Para que puedas inscribirte, si todavía no lo has hecho, aquí tienes el formulario . No te pierdas esta oportunidad.

Personal Branding Lab Day 2016 Blanquerna Comunicació 17 y 18 junio

Toma las riendas de tu identidad visual, por @maria_a_sanchez

8 áreas  del vestuario, para prevenir errores en  la Imagen de Marca Personal . Desde los zapatos… toma las riendas de tu identidad visual.

El hábito de encajar las rodillas o adelantar la mandíbula; un cuello de camisa rígido que ‘pide’ corbata, junto a una chaqueta con un tejido de textura blanda; una melena que deja la nariz en el ‘centro visual’, cayendo sobre una las solapas de una chaqueta… o una piel con alto grado de pigmento amarillo, cerca de un tejido con tonos azules, cuya mezcla da ‘verde’. Son solo una muestra de los muchos errores en los códigos de identidad visual de la apariencia, que pueden entorpecer nuestro mensaje hablado.

Cambia el ‘foco’, mírate

Repito sin cesar que cada uno debe poner el ‘foco’ en su mensaje visual, que  la imagen de los demás, no importa. Si la persona que miramos está formada en estas lides, es más que probable que nos engañemos… y si no tiene ni idea, también. ¿Para qué, entonces, mirar al otro? Si te interesa la persona… interactúa con ella!

El tiempo debemos invertirlo en la propia apariencia, porque es un gran soporte para sentirnos bien y transmitir nuestra marca e identidad visual, unida al servicio o producto que representemos en cada momento.

Hazte fotografías

Ahora vayamos a la práctica, teniendo presente que nadie tiene la verdad absoluta. Así que no te creas nada: ¡Entrena tu mirada y decide! Te animo a que te hagas fotografías, muchas, cuantas más mejor, hasta 200 y elige las mejores, con tu ‘uniforme de trabajo’ preferido (uno o varios).

Analiza tu apariencia de pies a cabeza

Comenzaremos por las bases. Carolle Partington, para mí la maestra del estilismo en el vestuario, suele decir: “si deseas conocer a las personas, mira su calzado”. Yo no comparto este consejo, porque no veo útil invertir tiempo en mirar a los otros. Muy interesante, antes de comprar unos zapatos, mirarlos con intención comunicativa: ¿Te representan?

Ahora, a la parte práctica: 

  1. Calzado profesional: clásico, de calidad, cómodo, cerrado y siempre negro para hombres. Tacón femenino más bien ancho y altura saludable: no mucho más de  3’5 cm., más la altura de la plataforma.  Este detalle, junto al poco saludable encaje de las rodillas, es el responsable de que se fuerce el balanceo de la pelvis, que provoca el encorvamiento de la espalda (que transmite fracaso:  la ley de la gravedad nos ha vencido) responsable, en gran medida, del desgaste de las cervicales, entre otros males.
  1. Calcetín negro, nunca transparente en los hombres. Medias color carne (las piernas siempre cubiertas. En verano también, claro).
  1. Pantalón que “honre” el cuerpo, que lo envuelva suavemente. Hazte muchas fotografías, para comprobarlo, desde todos los ángulos. Falda, o vestido también, que ‘se deposite’ sobre tu cuerpo, tus caderas y apenas deje ver la rodilla. Es la mejor opción (si te sientes cómoda con la prenda) es el súmmum de la feminidad, porque ellos no pueden llevarla en nuestra cultura. Saca el máximo potencial femenino. El pantalón nos acerca a ser una ‘copia’ del hombre. Nunca la copia superó al original. Lo que no quiere decir que, si te sientes cómoda, lo prefieras, como yo.
  1. Camisa que se ajuste a los hombros y no haga arrugas sobre el pecho. Cuidado con el cuello: si es rígido, requiere corbata… si no lleva botones en la solapa. Esto en Europa, no está bien visto. Las mujeres, mejor top. Cuello de camisa, abierto, con cuello de chaqueta: desorden garantizado. Uno de los picos de la camisa, suele moverse y la asimetría es un desagradable ‘ruido visual’ para nuestra cultura e identidad visual.
  1. Top: El contraste en el color suele quedar mejor para las mujeres altas. De lo contrario es preferible monocolor o vestido. Pues no ‘corta’ visualmente la cintura. Tanto hombre como mujer, visualmente, el torso debe ser igual o más corto que las piernas.
  1. Cuello: Mejor protegido (esta afirmación merece un post aparte, como casi muchas otras sobre los códigos visuales de la apariencia:). Ellas con una gargantilla sólida, sin adornos y ellos con corbata o el cuello con solo el primer botón abierto. Asegurándose de que no se ve ningún ‘pelillo’, siempre que se mantengan simétricos.
  1. Cabello y facciones: Cuestión aparte, por su relevancia, es todo lo relacionado con la cabeza. Sirva un consejo generalizado: Sonríe! Y cuida que el volumen que ocupan tus facciones no sea mucho mayor ni menor que el del cabello. Y muy importante: que haya la misma distancia de los ojos al contorno de la parte alta de la cabeza y de los mismos al de la barbilla.
    • Las mujeres: pendientes que no se muevan ni brillen. Ojos potenciados con líneas ascendentes suaves  (evitar máscaras de pestañas muy evidentes) y labios maquillados sin brillo (da la impresión de mojados con saliva = bésame) con un color evidente, su misión es  ‘enmarcar las palabras’, en palabras de Carolle Partington.
  1. Colores: Gama cálida o fría según la melanina, pero… El mejor color de piel la dan unos hábitos saludables, la verticalidad en la postura y una respiración fluida y consciente. Mientras nos decidimos por un análisis de piel, de la mano de profesionales que dominen la técnica, en el vestuario, si hay duda, menos es más… como siempre. Dos colores es lo ideal. Uno muy claro y otro más oscuro. Los hombres, grises o azules oscuros. Ellos no tienen ‘permitido’ profesionalmente los colores ‘naturales’ (marrón, verde, etc.). En general son de ‘camuflaje’. Las mujeres si. Elegir el color va de la mano del nivel de jerarquía que se desee transmitir con la apariencia.

Una máxima: la mejor imagen es aquella de la que te olvidas. Si dudas, no lo elijas.

Por cierto, si quieres profundizar en el tema de imagen de marca personal e identidad visual te espero en el Personal Branding Lab Day de los próximos 17 y 18 de junio.

Personal Branding Lab Day 2016 #PBLabDay

Foto cabecera: Ludovic Bertron / Creative Commons / Flickr

La marca como propuesta de valor, por @guillemrecolons

Con demasiada frecuencia se asocia “marca” a “marketing“, quizás porque la primera sílaba coincide, pero también por una invasión de contenidos en la red llegados de cualquier parte del globo que equiparan el marketing al branding.

No seré yo quien analice las diferencias, hay auténticos expertos en marca muy cerca nuestro, como Antonio Monerris, Antonio Núñez, Ivan Díaz, Andy Stalman y muchos más. Pero quisiera poner el énfasis en un aspecto de la marca que, no por clásico, es menos válido: la marca como propuesta de valor.

Sin  propuesta de valor no hay marca

Dicho de otra manera, sin propuesta de valor no hay marca. Y lo mismo ocurre con la marca personal. Por más marketing que le pongamos a la marca, si no trabajamos la propuesta de valor estaremos promocionando algo sin alma, sin emoción, vendiendo un commodity a bajo precio.

Ya vemos que no se trata un mero tema de sintaxis, hablamos de algo que determinará el grado de atractivo hacia una marca, y consecuentemente hacia sus productos o servicios.

Robert Bean, gran experto en marca, la define como a promise delivered, que prefiero no traducir pero que habla de la marca como una promesa de valor, como algo que uno espera recibir con la experiencia de la marca. El marketing, por su lado, es el conjunto de herramientas que nos ayuda a trasladar esa promesa de marca a un público estudiado y definido a través de productos y servicios, anticipándonos incluso a los deseos de ese consumidor (hoy llamado prosumer).

Lo que necesitamos son clientes

Como apasionado de la gestión de marca personal (personal branding) observo que con demasiada frecuencia priorizamos el medio sobre el mensaje y olvidamos la propuesta de valor, compitiendo por obtener seguidores, likes y recomendaciones y olvidando que lo que realmente necesitamos son clientes. Y los clientes necesitan algo de nosotros: que les hagamos aumentar de valor.

personal branding lab day / guillem recolons

En el próximo Personal Branding Lab Day #PBLabDay del 17 y 18 de junio hablaré con más detalle de la propuesta de valor y su relación con la marca personal. Espero verte, este año hay ponencias y ponentes potentes: como avance, aquí tienes el listado de ponentes y el programa. Y por si aun no te has inscrito, aquí tienes el formulario. Y recuerda: si marca es propuesta de valor, marca personal es tu propuesta personal de valor. 

Gold image by Shutterstock.com

El futuro nos llama: #PBLabDay 2016, por @PabloAdanMico

Así es, el futuro nos llama. Próximamente, los días 17 y 18 de junio 2016, se celebrará en Barcelona, en su segunda edición, el Personal Branding Lab Day, un evento que reúne a los principales profesionales del personal branding en España.

Capitaneados por Jordi Collell y Guillem Recolons, la idea surgió, como una necesidad más que como un reto, entre los pasillos de Soymimarca, sin duda el gran referente de todos.

Cierto es que ya era de por sí un reto reunir a los principales generadores de contenido, pero sobre todo a formadores en la materia y también a los alumnos de diferentes programas formativos, entre ellos el Posgrado Universitario que dirige Jordi Collell en la Universidad Blanquerna de Barcelona, en el cual tengo el gusto de colaborar.

Allí, en la primera edición #PBLabDay de 2015, debatimos durante dos días y dos noches sobre lo divino y lo humano, pero también, y sobre todo, de la necesidad de formación como consultores ante una demanda real de profesionales en una disciplina que va en aumento, en paralelo a los cambios sociales y laborales, que podemos resumir en tres puntos:

  • Un trabajo ya no es para todo la vida.
  • Ya no hace falta trabajar para un sola empresa.
  • Para buscar empleo, cambiar, o mejorar en la empresa, el personal branding plantea un proyecto certero.

A todo esto, otros proyectos han visto o están viendo la luz en España y en otros países, como

  • El primer Personal Branding Lab Day en Barcelona, punto de partida.
  • El 1er Congreso de Marca Personal celebrado en Valencia organizado por la Universidad Católica, que tuve el placer de coordinar y que contó con ponencias de Guillem Recolons, Jordi Collell, Andrés Pérez y Ami Bondía.
  • Otros encuentros, no de menor interés aunque con menos repercusión mediática, celebrados en diversas ciudades.
  • El próximo Congreso en Educación, Personal Branding e Innovación, que se celebrará en México en el mes noviembre y al cual acaban de confirmar mi asistencia.
  • Próximo Curso Superior de Personal Branding organizado en Alicante por EEME que impartiré junto con Andrés Pérez.
  • Otro proyectos similares en Latinoamérica que se encuentran en fase de estudio.

La demanda crece, la formación de calidad se consolida y el sector profesional se conoce y se reúne. Está inquieto. Pero aún queda camino. La profesión debe regularse, debe convertirse en garantía para las personas que recurran a ella, debe certificar a los profesionales para garantizar la calidad y la metodología de trabajo.

Si no lo conseguimos, convertiremos el personal branding en una serie de reflexiones y consejos divulgados en fotos y redes sociales, sin más valor que lo entretenido y original de algunas de sus propuestas.

Así que nos queda mucho por hacer. Vamos por buen camino, pero como nos conocemos, nos respetamos y nos queremos, debemos ir más allá. Acabo como he empezado: el futuro nos llama.

Imagen: Unsplash

De cómo un garbanzo puede cambiar tu vida, por @jordicollell

A punto de bajar la persiana de la cotidianeidad para irme de vacaciones he aprovechado un momento libre para leer El Código del Garbanzo que es el último libro de mi amiga Natalia Gómez del Pozuelo,con la que tuve el placer de compartir mesa y charlas en el Personal Branding Lab Day del pasado mes de junio, y que me dedicó con mucho cariño.

Natalia Gomez del Pozuelo siempre sorprende con sus libros cargados de humanidad, sentido común y proximidad. Esta vez nos deleita con una historia corta pero intensa en la que podemos encontrar desde el placer de una lectura amena hasta una reflexión en profundidad sobre lo que es importante o no en la vida.

El Código del Garbanzo es un cuento que no nos deja indiferentes y que nos seguirá dando que pensar tras varias lecturas. Trata de una historia de familia y de pareja que toman la decisión de trasladarse a vivir y trabajar en Paris y a partir de aquí se descubre que toda decisión conlleva riesgos personales que si no se afrontan con valentía y apertura de mente pueden producir el efecto contrario al inicialmente deseado. Es un relato de crecimiento personal porque no podemos nunca olvidar que una pareja y una familia están formadas por personas que están en permanente evolución. Es una fábula sobre la vida en la que se trata desde la doble mirada masculina y femenina el complejo mundo del día a día, de la evolución personal, el amor y la, algunas veces, inconsistente levedad de la infidelidad. Permite varias lecturas porque es interesante, corto y da la oportunidad al lector de sacar sus propias conclusiones.

Las vacaciones pueden servir para hacer simplemente un paréntesis y devolver al cuerpo y a la mente la consistencia y el vigor perdidos durante el resto del año o pueden ser motivo para dar un paso más hacia adelante aprovechando precisamente el momento de reposo y la liberación de las tareas cotidianas. Avanzar o quedarse en el mismo sitio es una decisión personal.

El Código del Garbanzo es una buena excusa para dar este pequeño paso y empezar a replantearse las cosas importantes. En solitario y también en pareja, para poner en evidencia aquello que nos convierte en rutina y para tratar de encontrar el camino del crecimiento o del reencuentro, en momentos de sosiego y en tiempos de cambio.

Natalia nos recuerda que a pesar de que las relaciones y las situaciones puedan parecer estables y fuertes si no se cuidan se pueden marchitar y echar a perder en un plis plas.

No perdáis la oportunidad de convertirlo en vuestro libro de cabecera este mes de agosto.