8 reflexiones para despedir el año

Será porque mi visión está todavía sesgada por un pasado contable no tan lejano, será porque necesito tener indicadores temporales para valorar las cosas , será por lo que sea, yo me planteo los finales de año como el cierre de un ejercicio. Estamos a punto de acabar este 2011 y quiero compartir con vosotros algunas reflexiones sobre un año que ha sido, como otros muchos, intenso, duro y rompedor.  ¡Vamos allá!

1. Año del descubrimiento. Normalmente tardamos en reaccionar. En mayo del 2010 ya nos habían dicho que la situación no se podía sostener y empezaron los recortes pero no nos lo acabamos de creer, teníamos la esperanza de que con unas medidas más o menos intensas la cosa volvería a despuntar.  Finalmente nos hemos dado cuenta que el sistema se tambalea y que todavía no se ve la luz al final del túnel. Ahora todos lo sabemos y además nos lo creemos.

2. Crisis de confianza. Hemos descubierto que los que hemos elegido no tienen poder y en definitiva no mandan.  Nos han contado que nos habíamos pasado, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, hemos aceptado sin casi rechistar una pérdida de derechos económicos y embargo y no han sido suficientes. Como si del suplicio de Tántalo se tratara cada recorte era el preámbulo de otro todavía mayor y  sin el menor atisbo de saciedad por parte de los “mercados” que se han convertido en árbitro de nuestro futuro sin que nadie se lo haya pedido, sin haber sido escogidos para ello.

3. Pobreza. Hemos batido el record de parados en términos absolutos y porcentuales de toda nuestra historia. Se han recortado salarios, cercenado derechos y roto esperanzas. Cada día somos colectivamente un poco más pobres.

4. Desigualdad. Los platos rotos los han estado pagando las víctimas. A todos los niveles y desde todos los estamentos sociales. No hay evidencias que los que han ocasionado la crisis estén en peor situación .

5.  Engaño. Han salido voces bien pensantes que nos anuncian a bombo y platillo dos tipos de mensajes: a) Nos merecíamos la crisis por haber sido unos inconscientes b) Demos gracias a la crisis porque nos va a permitir recuperar valores olvidados. Son un engaño. Señores, lo que nos ha caído encima es una mala jugada para la mayoría, que se lo cuenten a los que han perdido el empleo ,y no valen los profetas del vivir con menos mientras toleramos que algunos vayan teniendo cada vez más.

6. Cambio de paradigma. Quien no se adapta a un entorno cambiante acaba por desaparecer. Pensemos en los dinosaurios, los pobres, que sólo existen en los tratados de paleontología o en las exposiciones temáticas y en las películas. Adaptarse no es tragar con todo, es saber entender la realidad y actuar en consecuencia. Dejemos a un lado la nostalgia por lo que hemos perdido y las lamentaciones por lo que nunca volverá. Ha llegado el momento de mirar las cosas con una óptica distinta a la que estábamos acostumbrados: Nadie, nadie, nadie nos volverá a sacer las castañas del fuego, sean el estado, las empresas  cualquier ente público o privado, dependemos de nosotros mismos y hemos de actuar en consecuencia. A esto le llamo yo el cambio de paradigma y tras cinco puntos cargados de negatividad llega el sexto cargado de esperanza., es nuestro momento, el momento de la persona. Y para mi el año 2011 ha sido el del cambio del paradigma.

7.  Todos tenemos nuestro hueco. Se trata de buscarlo y es una tarea muy fácil o muy difícil según como se plantee porque hay que echarle horas e imaginación y  es mejor hacerlo cuando la necesidad no apremia. Ese mejor acordarse de Santa Bárbara antes de que truene. Pero las oportunidades existen y las podemos encontrar y esto es otra buena noticia. Y en este año que dejamos he reforzado mi hueco y he ayudado a encontrarlo a otras personas.

8. Por fin somos nuestra marca. Para movernos con agilidad en la nueva situación, para saber leer la realidad a través del nuevo paradigma y para encontrar el hueco que todos tenemos hemos de conocernos muy bien, descubrir lo que nos apasiona y trazar el camino para convertirlo en realidad.

Yo soy mi marca y todos nosotros somos nuestra marca. Y mi marca es mi propuesta de valor que pongo en conocimiento de los demás para que cuenten conmigo, para ser el elegido. Nuestra marca no se crea, todos la tenemos, todos dejamos una huella, nuestra marca la gestionamos para que enseñe al mundo lo que realmente somos y queremos porque si no lo hacemos nosotros los demás nos verán a través de los cristales de sus gafas y puede que salgamos distorsionados.

El 2011 que nos deja ha sido  importante para la marca personal, Soymimarca ha cumplido un año  y se ha consolidado la oferta profesional para ayudar gestionar las marcas personales.

Gracias por leerme y feliz 2012.

Este 2012 invierte en lo más preciado que tienes

¿Y qué es lo más preciado que tienes? TU

Tus datos son demoledores:

  • Estás con tu 24h al día x 7 días a la semana x 52 semanas al año. Nadie lo supera
  • Cuando duermes, cuando sueñas, sigues siendo tu
  • Tu eres tu marca más duradera, ya que se pone en marcha tras el parto y no para hasta que el corazón deja de latir
  • No aprenderás a respetar a los demás hasta que te respetes a ti mismo

Tu marca personal no es como un tatuaje que se puede poner y quitar (eso es caro), tu marca es permanente, personal e intransferible. La autenticidad te hace una persona única, absolutamente inimitable, pero eso a menudo requiere de ciertos procesos para darle sentido, coherencia y fuerza “comercial”.

El personal branding no te enseñará a ser auténtico, te explicará como utilizar tu autenticidad en beneficio propio y, sobre todo, ajeno.

Invertimos grandes sumas en vivienda, en seguros, en colegios. Pero apenas consideramos el desarrollo personal y profesional como una prioridad, no le destinamos ni un 1% de nuestro presupuesto.

No es difícil, sólo requiere ganas de hacerlo. Este 2012 invierte en ti. Vale la pena.

 

¿Es un lujo tener marca personal?

¿Qué es el lujo? Una pregunta que parece tan vacía y superficial pero que casi siempre tiene una respuesta sorprendente. Tiempo, viajes, comidas con amigos, dormir, el silencio… Lo que está claro es que el lujo es algo que anhelamos y que cada vez más tiene que ver con experiencias sensoriales y elementos intangibles.

 

Y os preguntaréis…¿Qué tiene que ver el lujo con la marca personal? Pues a priori nada, pero os aseguro que muchas de las características del lujo son afines a las de la marca personal. Ahí van algunas de ellas:

 

  • Artesanía: El proceso de creación de tu marca personal es una pequeña obra de arte . Es un proceso de trabajo constante y minucioso en el que lo mejor de ti se une para crear TU MARCA. Algo único e irrepetible elaborado con precisión, mimo y tiempo.  

 

  • Valor: La marca personal – como el lujo –  tiene valor y valores. Valor porque es única y diferente, y valores que le aportan carácter y actitud.

 

  • Personalización: La marca personal es humana, de persona a persona. Y el lujo es cada vez más conectar con los individuos y sus necesidades. Con el tiempo, cada vez más queremos cosas que se adapten a lo que queremos y que hablen por y para nosotros.

 

  • Innovación: La marca personal al igual que el lujo se alimenta de las nuevas tecnologías para tener visibilidad y notoriedad. Y además para acercarse a su público objetivo ambos utilizan los nuevos canales de comunicación.

 

  • Experiencia: Tu Blog, tu Twitter, tu imagen personal… Todo habla de ti y proyecta tu esencia. El lujo habla de los sentidos y de experiencias únicas, pues bien, tu marca personal ha de saber conectar y transmitir todo aquello que representas para ser memorable y relevante.

 

  • Storytelling: Detrás de un cuadro, de una joya única o de un artículo de lujo siempre se esconde una historia que lo dota de significado y emoción. Todos tenemos una historia; una razón de ser que humaniza y aporta valor a nuestra marca.

 

Tu marca personal es tu bien más preciado, es tu obra maestra, tu diamante en bruto. Tu decides los colores, matices y lo pules con esfuerzo y trabajo. Porqué ser percibido por lo que realmente eres, tener notoriedad, ser valorado y ser el elegido… ¿Es o no es un lujo?

 

¿Has hecho una lista de cosas a hacer antes de estirar la pata?

Si aún no la habéis visto, os recomiendo que aprovechéis estas fiestas de Navidad para pedir la película “The bucket list“, traducida en España como “Ahora o nunca”, aunque su traducción más literal se acercaría a “la lista del que va a estirar la pata”. Jack Nicholson y Morgan Freeman juntos protagonizan una comedia dramática que consigue estremecer.

¿Qué cosas harías si supieras que te queda un año de vida?

Este es el eje de esta película estrenada en 2008, en que Nicholson encarna a un caprichoso millonario solitario y Freeman a un padre de familia de economía modesta. El azar hace que coincidan en la misma habitación de hospital, y a partir de ahí no os cuento más, solo que lo que viene es magia pura.

¿Qué hacen? ¿Se resignan? ¿Se recluyen?

¿Y qué harías tu? ¿Te harías un bucket list?

El ejercicio es interesante. A menudo cuando trabajamos la marca personal ponemos por delante nuestras metas profesionales y nos olvidamos de lo que realmente nos importa, vivir. Y en este caso, vivir las experiencias con las que siempre has soñado. Eso debería formar parte de nuestro proyecto de personal branding.

Espero que disfrutéis la película tanto como yo y que os planteéis una lista sin tener que esperar a tener una enfermedad terminal. Aquí os dejo un trailer para ir haciendo boca.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=frF0IWznBD4[/youtube]

 

127 páginas para posicionarte en la red

Moverse en la punta de un iceberg no es fácil, es una zona húmeda, resbaladiza y fría, hay que estar bien entrenado y tener  un manual de instrucciones al que poder echar mano en caso de necesidad. Si ya sabes quien eres, lo que quieres y como puedes conseguirlo, tienes el ochenta por ciento del iceberg de tu marca personal, la parte sumergida, a punto y solo te falta la punta, la parte visible.  Como estamos en Fiestas y es un buen momento para compartir te voy a decir una manera de empezar a sacar la punta de tu marca personal.

No se por qué será pero la mayoría de veces que me pongo a leer algo sobre posicionamiento o visibilidad en las redes mi producción de bostezos alcanza un nivel fuera de lo común, los encuentro un tostonazo, me proponen más trabajo a añadir al que normalmente tengo y acabo agobiado por lo que debería hacer y no soy capaz de llevar a la práctica.

Natalia Gómez del Pozuelo ha publicado un pequeño manual de posicionamiento en las redes, Por dónde empiezo 2.0 , que es realmente una excepción. Es ameno, conciso, va al grano, no plantea problemas y da soluciones. Lo he leído, he encontrado multitud de aplicaciones prácticas y no me he estresado.

Natalia nos introduce de manera práctica en el mundo resbaladizo de la visibilidad on-line a partir de su experiencia. No inventa nada y cada situación que expone tiene un contraste personal. Es una guía basada en una historia, su propia historia como escritora y de la promoción de sus libros Buen padre, mejor jefe y Dos de tres, la historia de cómo ha conseguido posicionarse en Internet y de los beneficios que ha obtenido.  Y esta es su gran aportación de valor, su caso de éxito.

Se trata de un libro breve, que se lee casi de un tirón y que te incita a ponerte manos a la obra de inmediato. Una buena excusa para hacerse un regalo o hacer un favor regalándolo, para sacar la punta de tu marca personal.

Que os aproveche la lectura.

Un pequeño regalo de Navidad

Hace un año nuestro regalo era un vídeo con una mini historia entre un delfín y un perro. Si os lo perdisteis lo podéis ver aquí.

Hoy, para no ser menos, os dejamos otra maravilla de vídeo en que los protagonistas son dos personas. Un hombre y una mujer. Poned el vídeo a toda pantalla, subid la música y, sobre todo, compartirlo, es Navidad.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=fLWiBx-RTu0&feature=related[/youtube]

¿Conocemos bien la marca Navidad?

Estos días damos por supuestas muchas cosas, como que Jesús nació un 25 de diciembre. Pero nadie sabe qué día nació. ¿Quieres conocer más detalles ocultos sobre la Navidad?

1. Jesús no nació el 25 de diciembre. De hecho, no se sabe qué día nació. Pero hacia el 21 los romanos celebraban la festividad del Sol Invicto, relacionado con el solsticio de invierno, que supone que a partir del 21 de diciembre cada día hay más tiempo solar. Los cristianos adoptaron esa festividad para celebrar la natividad de Jesús de Nazaret.

2. La tradición del banquete procede de las Saturnales, una fiesta de confraternización en honor a Saturno que se celebraba con manjares compartidos entre amos y esclavos. Los cristianos unieron esa celebración al festejo de la Navidad.

3. La Navidad se empezó a celebrar a finales del siglo IV

Sea como sea, todo el equipo de SOYMIMARCA: Pau, Pablo, Alèxia, Ignasi, Jordi y Guillem os desean FELIZ NAVIDAD!

Hola de nuevo!

Esta web ha estado fuera de combate desde las 12h de hoy hasta hace unos minutos. Rogamos disculpéis las molestias.

Lo peor es que, además, se han perdido todos los artículos y comentarios del 15 de diciembre hasta hoy. Ohhhhhh.

Tenemos varias teorías que pueden justificar esta desconexión:

  • A la empresa de hosting le ha tocado la lotería. Lo han enviado todo a la porra y han desconectado los servidores
  • Alguien está adelantando el día de los inocentes, que habitualmente se celebra el 28 de diciembre, y nos ha lanzado un ciberataque
  • Algún competidor no lo lleva bien y ha contratado a un grupillo de hackers para dejarnos fuera de combate
  • A alguien del equipo se le ha olvidado actualizar las DNS (no preguntéis, tampoco sabemos qué es eso)
  • El solsticio de invierno ha comportado la caída de miles de servidores en cadena, un fenómeno nunca visto antes

9 puntos que nos convertirán en triunfadores

¿Nos gustaría en el 2012 dar un paso decisivo para conseguir nuestras metas personales y profesionales? Se ha abierto la veda de los buenos propósitos de año nuevo y como me gusta ayudar a mis lectores ahí van unas buenas prácticas que, seguro, serán de utilidad.

Recibí hace unos días el número de invierno de la Harvard Business Review On  Point, una selección de artículos  antiguos  de la HBR que se publica cada trimestre con un hilo conductor y que en este ocasión se titula Secretos para Tener Éxito (Secrets to Getting Ahead).

Heidi Grant Halvorson, que  es una gran psicóloga motivacional, nos explica nueve buenas prácticas que nos pondrán en el camino del éxito.

1. Tener objetivos específicos y claros. Parece obvio pero no siempre es así. Es mejor querer perder cinco kilos que simplemente querer perder peso. No dejemos lugar para la duda.

2. Poner fechas a nuestros propósitos. Acotando los objetivos en el tiempo crearemos una actitud mental que nos ayudará a detectar oportunidades para llevarlos a término.

3. Buscar indicadores. Conseguir las metas implica seguir de manera regular y honesta los avances realizados. La periodicidad depende de cada objetivo.

4. Ser un optimista realista. Esto significa no desdeñar las dificultades porque muchos objetivos requieren tiempo, planificación, esfuerzo y persistencia y vale la pena saberlo de antemano para no pegarnos la gran torta.

5. Centrarse en mejorar más que en ser bueno. La cosa va de actitud, siempre podemos cambiar mientras intentamos conseguir nuestras metas. En este caso no se trata de cantidad si no de calidad personal.

6. Tener valor. El valor, en este caso, es la disponibilidad de comprometerse a largo plazo y persistir en el intento cuando las dificultades acechan. El valor no es innato puede educarse y lo dicho en los puntos anteriores forma parte del entrenamiento.

7. Activar el músculo de la fuerza de voluntad. Esto significa en muchos casos salir de las zonas de confort, de lo fácil y amigable, porque para conseguir cosas distintas hemos de actuar de manera diferente como decía Einstein. La primera vez es más difícil pero con el tiempo el músculo se activa y todo fluye mejor

8. No tentar a la suerte. Pensemos en grande pero tengamos en cuenta que tenemos límites y, aunque tengamos un fuerza de voluntad muy musculada, no nos pongamos en peligro.

9. Fijar objetivos en positivo. O lo que es lo mismo centrémonos en lo que queremos hacer más que en lo que no queremos conseguir.

Ya podemos ir calentando motores que el año nuevo está a la vuelta de la esquina. Ah! Si queréis os echo una mano!

 

¿Qué esconden tus palabras?

Nerviosismo, inquietud, inseguridad… ¿Eres consciente de todo lo que dices mientras no hablas? ¿Sabes todo aquello que comunicas a través de los gestos, de la mirada, del tono de voz? Y es que los gestos muchas veces nos delatan… Dicen cuando mentimos, exageramos, cuando no nos gusta lo que tenemos delante o cuando nos cae mal la persona con la que hablamos. Los gestos, o mejor dicho la comunicación no verbal revela gran cantidad de información acerca de nosotros.

Supongo que estaréis de acuerdo conmigo en que una de las situaciones en las que controlar el lenguaje corporal es importante – a la vez que complicado – es en una entrevista de trabajo. Los nervios pueden jugarnos una mala pasada y hemos de tomar consciencia de no lanzar mensajes contradictorios. Por ejemplo, si digo que soy una persona segura no puedo tener una postura corporal pobre y con los hombros encogidos. El entrevistador va a prestar atención a cómo nos comportamos, como reaccionamos y lo que transmitimos.

¿Sabíais que un 93% comunicamos con el lenguaje no verbal y sólo un 7% con el verbal? ¿Os imagináis que fuéramos inexpresivos? Está claro que no comunicaríamos igual.

Para que el lenguaje de nuestro cuerpo no nos traicione en una entrevista de trabajo hay una serie de aspectos a tener en cuenta:

1. El apretón de manos

Lo primero que debemos hacer es dar al entrevistador un firme apretón de manos. Hemos de hacerlo de forma enérgica y con la mano en posición vertical, para no mostrar ni sumisión ni superioridad. Además, hay que tener presente que juntar las palmas de las manos con nuestro interlocutor transmite calidez, positivismo y amistad.

2. Una buena postura

Una buena postura es fundamental para mostrar confianza, seguridad y una actitud positiva. Hay que sentarse con la espalda recta pero relajada, incluso mientras esperamos para hablar con el entrevistador, hay que mostrar una buena actitud incluso en la sala de espera, de modo que la gente que nos rodea también tenga una impresión favorable de nosotros.

3. No muestres inquietud

Es innegable que a la mayoría de nosotros una entrevista de trabajo nos causa cierto nerviosismo e inquietud. Procura que tu lenguaje corporal no lo muestre en exceso, ya que puede verse como una falta de autoestima y confianza.

Consejos:

  • Los pies y las piernas son una gran fuente de información: Contrólalos. Ten en cuenta que de cintura en abajo nos cuesta mucho más controlar nuestro cuerpo (cuanto más lejos del cerebro está un parte de nuestro cuerpo menos conscientes somos de ella).
  • Evita jugar con el pelo o las uñas. Y sobretodo no te balancees en la silla. Parece obvio pero en ocasiones no nos damos cuenta y lo estamos haciendo.

4. Contacto visual

Hay que mantener siempre el contacto visual durante toda la entrevista. Si evitas la mirada de tu entrevistador va a parecer que eres alguien poco fiable y que tienes algo que esconder. Al hablar procura mantener el contacto visual con el entrevistador, de esta manera mostrarás empatía y confianza.

5. Sonrisa

Las sonrisas con contagiosas. Crean un clima de relajación más distendido y agradable. No hay necesidad de sonreír durante toda la entrevista, porque podría hacerte parecer falso, pero tratar de sonreír al menos una vez o dos veces.

Los silencios, las miradas, la expresión facial… aunque no digamos nada, nuestro cuerpo está comunicando. Recordad que nuestro cuerpo no miente y que los gestos y las miradas en ocasiones dicen mucho más que las palabras.

Aléxia Herms / Asesora de Marca Personal