Lady Di: Me gustaría ser la reina en el corazón del pueblo, por @guillemrecolons

Se casó joven y murió joven. Pero entre una cosa y la otra tuvo tiempo de ser infeliz y de encontrar la paz espiritual en la ayuda a los demás. Lo has averiguado, hablamos de Diana Spencer.

Grandes mujeres: Diana Spencer (o Diana de Gales o Lady Di).

El 31 de agosto de 1997 se acabó su vida terrenal en el túnel de la plaza de l’Alma en París en un accidente de coche junto a su pareja, el egipcio Dodi Al-Fayed. Pero ahí nació uno de los mitos más interesantes de la historia mundial y de la cultura británica. Toni Blair dijo de ella “Diana nos ha enseñado una nueva forma de ser británico.”

Yo aún recuerdo su fastuosa boda real con Charles, el Principe de Gales en julio de 1981, pocos meses más tarde del 23F. Fueron dos eventos históricos que nos mantuvieron en vilo pegados a los televisores, aunque francamente, me quedo con la boda. Una boda que vendió una cantidad indecente de revistas del corazón durante las dos semanas siguientes.

El matrimonio no funcionó. Según la propia Diana, “En este matrimonio éramos tres, demasiada gente.“. Y la historia le ha dado la razón. Tras diversos escándalos aireados por la prensa amarilla que hablaban de amor y compresas, Carlos acabó casándose con su amor verdadero, Camilla Parker-Bowles.

El mejor legado que nos deja Diana es su obra social. A finales de los 80, la princesa de Gales se hizo conocida por su apoyo a causas tales como la asistencia humanitaria a las víctimas del sida o la lucha contra el uso de minas antipersona. Ella ayudó a los niños pobres en África y estaba al lado de muchas personas como Nelson Mandela, el Dalai Lama o la Madre Teresa de Calcuta. Algunas de sus frases de esta época son:

  • Mi padre me enseñó a tratar a todos por igual y espero que William y Harry sigan mi ejemplo… que traten de entender las inseguridades, emociones, angustias, sueños y esperanzas de los más necesitados
  • La mayor dolencia que el mundo sufre actualmente es el mal de la falta de amor
  • Sé que puedo dar mucho a esas personas carentes, por un minuto, una hora, un día o un mes, y es eso lo que quiero hacer
  • Nada me hace más feliz que intentar ayudar a los más débiles y vulnerables de la sociedad
  • Nunca me consideré a mí misma como la reina de mi país. Me gustaría ser la reina en el corazón del pueblo

Os dejo el vídeo homenaje que le hizo el gran Elton John con una versión muy especial de “Candle in the wind”.

 

Madonna: El sexo sólo es sucio cuando no te lavas, por @guillemrecolons

¿De quién podía ser la frase?, ¿Quién ha sido durante muchos años la reina del Pop más provocadora del planeta?, ¿Who’s that girl?. Seguimos con nuestra saga de mujeres extraordinarias.

Grandes mujeres: Madonna Louise Veronica Ciccone (Madonna)

Conozco a pocas mujeres tan etiquetadas como la polifacética Madonna. Muchos pensábamos que era una cantante, pero cuando has vendido 500 millones de discos eres algo más. En la wikipedia la definen como cantautora, actriz y empresaria. Creo que se quedan cortos. Madonna ha sido y es, ante todo y pesar de sus 53 años, la marca de la provocación.

Ya desde pequeña tuvo claro que para destacar tenía que romper con el statu quo, y tanto sus primeras canciones como sus primeras películas -por cierto, prescindibles- manifestaban este intento de saltarse la norma. Sensual, sexual, sacrílega, madre, teenager, artista, diseñadora, escritora, productora, Madonna tiene en su haber una gran colección de etiquetas. Afirmar que “Los crucifijos son sexys porque hay un hombre desnudo en ellos” podía ser una pose, pero ella iba y lo soltaba. Sin más.

Una de sus frases famosas es “Voy a convertir al mundo en una pista de baile“. Pero no fue sólo una frase, fue una promesa; lo hizo. Todos habremos bailado alguna vez “Like a prayer“, “Material girl“, Like a virgin“, “La isla bonita” o recientemente “Hung up“.

Me despido del post con el excelente directo de “Hanky Panky” y con otra de sus frases -muy marquista, por cierto- “Los Manolo Blahnik son mejores que el sexo y duran más“.

 

 

Audrey Hepburn: Mi vida es instinto y sentido común, por @alexiaherms

Esta es una de las  muchas frases inspiradoras pronunciadas por Audrey Hepburn (1929–1993) a lo largo de su vida.

Grandes mujeres: Audrey Hepburn

Seguimos nuestra serie de posts “Every little thing she does is magic” dedicada a grandes mujeres y este va para la inolvidable e irrepetible Audrey Hepburn.

Audrey era simplemente Audrey. Símbolo de belleza, musa del cine, icono de la moda para la eternidad… pero ante todo una mujer con ángel. Delicada y moderna, inocente y sofisticada, con una visión de la realidad romántica y una sensibilidad a flor de piel.

En una ocasión le preguntaron por sus secretos de belleza, y estas líneas que os dejamos son lo que ella respondió. Belleza, esencia humana y seducción. Así era ella, ni más ni menos.

Para labios atractivos: Habla con palabras amables.

 

Para ojos adorables: Busca lo bueno en las personas.

 

Para una figura esbelta: Comparte tu comida con los que tienen hambre

 

Para un cabello hermoso: Deja que un niño pase sus dedos a través de ellos una vez al día.

 

Para el porte: Camina con el conocimiento de que nunca caminarás sola.

 

A medida que envejeces, descubrirás que tienes dos manos, una para ayudarte, la otra para ayudar a los demás.

 

La belleza de una mujer no está en las ropas que usa, la figura que ella tiene, o la forma que peina su pelo.

 

La belleza de una mujer debe verse en el interior de sus ojos, porque esa es la puerta al corazón, el lugar donde habita el amor. La belleza de una mujer no está en su rostro, pero la verdadera belleza en una mujer está reflejada en su alma.

 

Es el cuidado que amorosamente da, la pasión que ella muestra, y la belleza de una mujer solo crece con el pasar de los ¡años!

 

Teresa de Calcuta: Para promover la paz mundial, vete a casa y ama a tu familia, por @guillemrecolons

Esta frase fue pronunciada por Agnes Gonxha Bojaxhiu, más tarde conocida como Mother Theresa o Teresa de Calcuta, en la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz en 1979.

Grandes mujeres: Madre Teresa de Calcuta

Hoy iniciamos la serie dedicada a grandes mujeres que anunciamos en el post “Every little thing she does is magic de hace unas semanas. En efecto, en la encuesta del post, la ganadora fue esta mujer, la Madre Teresa.

Lo que hizo de esta mujer una mujer excepcional no fue solo dedicar su vida a los pobres, ni recibir un Nobel, ni ser beatificada. Sorprendentemente –al menos para mí- Teresa de Calcuta tuvo, durante más de 50 años de su vida, constantes “crisis de fe”, en las que ponía en duda la existencia de Dios y la existencia del alma, con la consiguiente duda sobre la existencia de Jesús.

¿Qué pudo producir que esta religiosa de origen albanés tuvieras esas constantes crisis de fe?, ¿Es la crisis de fe un paso previo para ser beatificada?.

En cualquier caso, aquí tenemos los ingredientes que hicieron de Agnes una mujer excepcional: dedicación a los demás y renuncia a todo bien material, y enfrentamiento constante con la fe.

Entre sus citas, me quedo con éstas:

 

No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar

 

La paz comienza con una sonrisa

 

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal