Mientras lees esto, alguien en algún lugar está buscando tu nombre en Google

Ahora mismo, mientras lees esto, alguien en algún lugar está escribiendo tu nombre en Google u otro motor de búsqueda.

Te guste o no, tu vida entera pasa a la velocidad de la luz por delante de esa persona que busca información sobre ti. En ese momento pueden pasar cuatro cosas:

  1. Tu nombre es algo común y aparecen 3.000 páginas relacionadas con él, pero resulta que tuyas solo hay dos o tres, y nadie puede saber cuáles son.
  2. No apareces
  3. Apareces de forma inequívoca, pero vinculado a cosas poco o nada interesantes: juergas locas, borracheras, estafas, pleitos, insultos…
  4. Apareces de manera correcta, con información adecuada, actualizada e inequívocamente tuya.

Se trata de cuatro escenarios muy diferentes que requieren reacciones distintas. Como aperitivo, aquí algunas pistas:

  1. Nombre común. Si tienes dos apellidos, úsalos, seguro que de esta manera evitarás coincidencias. Si los dos apellidos son muy comunes (Pérez García, por ejemplo), búscate un buen “nickname”, un nombre clave que se asocie solo a ti.
  2. No apareces. Es mejor no estar que estar mal, pero no aparecer significa NO EXISTIR, así que está claro que necesitas empezar a dar visibilidad a tu marca personal en la red.
  3. Apareces, pero mal. En este caso te advierto que la huella de internet es inborrable. Pero dando a conocer tu parte positiva podrás “esconder” esas noticias negativas que la red tiene de ti. Un primer consejo es crear una cuenta en Linkedin con un perfil público. Un segundo consejo es comentar noticias y blogs que puedan ser de tu interés. Esto te ayudará a corregir esa reputación online.
  4. Enhorabuena. Tu marca personal online funciona de maravilla. Si además tienes claro quién eres, dónde quieres llegar y cómo, doble enhorabuena, tu MARCA PERSONAL está bien perfilada.

De todas formas, las soluciones de los tres primeros supuestos son tácticas. Mi consejo es que traces una estrategia de marca personal, algo más complejo y que posiblemente requiera cierta ayuda externa, pero muy efectivo.