Informaciones, recursos y herramientas destinadas al mundo empresarial

¿Ocupas el lugar que por carácter te corresponde?

Todos tenemos un lugar en el mundo y nadie es mejor ni peor por su forma de ser. El secreto está en saber realmente cómo somos y que es lo que realmente nos hace sentir bien y ser felices.

© DISNEY

Tenía un compañero de trabajo que tras una reunión con muchas personas se sentía cansino, que no cansado, falto de energía y de ánimos. En cambio una larga jornada de reflexión preparando una estrategia, analizando una inversión o haciendo largos y pesados cálculos parecía no hacer mella en su cuerpo. Era una persona introvertida.

En cambio un antiguo socio mío excelente comercial no toleraba sin acabar rendido, exhausto y con un humor de perros tener que estar trabajando solo o en un grupo reducido o sentarse  a pensar y preparar algo y en cambio, en una reunión tumultuosa o en una convención en medio de desconocidos se movía como pez en el agua. Era un extrovertido.

Normalmente los introvertidos prefieren trabajar solos o en “petit comité” compartiendo información y no son amantes de las interrupciones y por ello acaban siendo expertos en alguno o varios temas. Pueden ser buenos escuchando a los demás, pensando o desarrollando  conceptos e ideas.

En cambio los extrovertidos les gusta el fregado, trabajar con mucha gente y en grandes grupos, pasar rápidamente a la acción, motivar, negociar, divertir o convencer a los demás.

En algún momento todos hemos de ser introvertidos o extrovertidos motivados por las circunstancias o por el trabajo y por esto es tan importante que conozcamos como realmente somos. Porque con algo de entreno un introvertido puede aprender a compartir y manifestar opiniones e información con los demás para evitar, por ejemplo,  lo que los franceses llaman “Esprit d’escalier” que no es ni más ni menos que acordarse cuando ya estás fuera, en la escalera, de lo que hubiesen podido decir y no dijeron y acabar estresados y con sensación de impotencia. O los extrovertidos pueden aprender a contar hasta diez antes de actuar para no tomar decisiones de manera impulsiva.

A modo de confesión yo soy una mezcla de ambas cosas con un punto dominante de introversión por lo que también tengo mi kit de supervivencia a punto para cuando la ocasión lo requiere.

Y todo esto, ¿tiene algo que ver con nuestra marca personal? Pues claro que si. Afortunadamente para un blogger de personal branding todo o casi todo tiene que ver con la persona y con su marca y ello le permite escribir casi a diario sobre temas muy variados sin apenas repetirse.

Nuestra marca es el reflejo de nuestra manera de ser, de nuestra integridad y dependiendo de nuestras preferencias por la introversión o por la extroversión podremos apuntar hacia los objetivos personales y laborales que nos hagan más felices, conseguir ser los elegidos y ocupar nuestro lugar en el mundo sin sentirnos descolocados.

Si me vas a pedir dinero no te disfraces de Superman

Su histrionismo desentonaba con la sobriedad que se supone a un empresario modélico. Creo que a estas alturas ya sabéis de quién hablo. La personalidad histriónica, esa capacidad de actuar solo para captar desesperadamente la atención de los demás, es un rasgo de marca personal. Aunque, digámoslo clarito, no siempre es interesante.

The Superman “S” logo – Copyright © 2004 – DC Comics.

No quiero entrar a valorar si la expropiación de RUMASA ordenada por el ex-ministro de Economía Miguel Boyer en 1983 fue justa o injusta; no me toca a mí hacer esa valoración. Pero lo que sí creo es que las actuaciones posteriores del ex-presidente de la compañía tuvieron tintes bufonescos, algo que pudo servir a sus intereses para resultar elegido Eurodiputado en 1989, pero que le ha servido de muy poco para captar capital en vistas a su salida a bolsa.

El jueves pasado, diez empresas de Nueva Rumasa (Clesa, Garvey, Hotasa, Dhul, Elgorriaga, Ibramer, Trapa, Carcesa, Quesería Menorquina y Rayo Vallecano) se acogieron al procedimiento especial concursal. En palabras llanas, hicieron suspensión de pagos.

Aquí sí me atrevo a valorar que la marca personal de alguien capaz de disfrazarse públicamente de superhéroe o de repartir “collejas” a ministros no es la adecuada para luego pedir que le confíes tu capital. Yo, personalmente, no confiaré mis ahorros a un tipo que se disfraza de Superman solo para su interés personal . Llamadme raro.

¿De qué manera revela el cuerpo las emociones?

Anteayer, mi colega y amigo Jordi Collell y yo estuvimos impartiendo un taller en porta 22 -en el nuevo distrito 22@ de Barcelona- de 6 horas sobre emociones colectivas, cuyo objetivo era que los 30 asistentes tomaran conciencia de la importancia que tienen las emociones en nuestras vidas.

Desde mi punto de vista fue un taller dinámico y vivencial en el cual los asistentes, mediante dinámicas grupales, pudieron vivenciar cómo nos condiciona nuestras emociones en todo aquello que realizamos. La verdad, fue muy rico; yo personalmente aprendí mucho con las intervenciones de los participantes, a los cuales les agradezco la energía positiva que transmitieron durante todo el taller. La emocionalidad  transpiraba por los poros de cada uno de los participantes,  en el ambiente se respiraba buen rollo y en la gran mayoría de las caras se dibujaba una enorme sonrisa.

Por lo que me pregunté, ¿nuestro cuerpo revela nuestro estado emocional?  Y la respuesta, siempre desde mi punto de vista personal, es que sí. El lenguaje de nuestro cuerpo es un reflejo de las condiciones emocionales de la persona. Cada gesto o movimiento puede ser una clave valiosa para descubrir una emoción concreta que esa persona siente en ese preciso momento.  Y desde luego el taller fue una lección para la gran mayoría de nosotros y lo sé porque al final de cada taller me gusta hacer una ronda en la cual pregunto ¿cuál es el aprendizaje más importante que te llevas de ese taller?.  Tomamos conciencia del papel  que juegan las emociones en las relaciones con nuestro entorno, en nuestra comunicación y sobre todo para mí lo más importante es que nuestro estado emocional depende solo de nosotros. La lección a aprender es el desarrollo de la autosuficiencia, la capacidad que posee un individuo de saber sustentarse por sí mismo en la vida, tanto material como emocionalmente, no depender de nadie para sentirse bien.

Las caras  de estos participantes a pesar que la gran mayoría de ellos estaban en transición profesional,  reflejaban energía, satisfacción y sobre todo alegría. Sus sonrisas y su lenguaje corporal expresaban  sus ganas de vivir, de disfrutar y sobre todo su capacidad para “poner al mal tiempo buena cara”.

Creo que la clave que diferencia a un gran comunicador, un gran docente,  a un gran profesional, etc…, es saber interpretar el lenguaje del cuerpo. Nuestro cuerpo debe reflejar coherencia entre lo que se dice y lo que expresamos a nivel de Comunicación no verbal. Por tanto la clave es ser capaz de comprender la condición emocional de una persona y escuchar simultáneamente lo que dice y percatarse de las circunstancias bajo las que lo dice. Esto permite separar los hechos de la ficción y la realidad de la fantasía.

En tiempos, el ser humano ha estado obsesionado por la palabra  y la capacidad oratoria.  Sin embargo la mayoría de gente no es consciente de las señales del lenguaje del cuerpo y de su impacto, a pesar de que ahora sepamos que la mayoría de mensajes que se despliegan en cualquier conversación tiene más peso cómo lo dices que no lo que dices. Y el cómo está relacionado con nuestro lenguaje corporal así como nuestra tonalidad al expresarnos.

La verdad, es un tema apasionante el cual se puede desarrollar con mayor profundidad, cosa que espero hacerlo en mis próximos post. En este, además de introducir el tema de la importancia de nuestras emociones y el reflejo de ellas a través de nuestro cuerpo, quiero agradecer, en mayúsculas, a todas las personas y personajes que se han cruzado en mi vida de los cuales he podido aprender. A todos los alumnos que cada día me enseñan maneras diferentes de afrontar la vida y a todos lo que a través de esta web me envías vuestros valiosos comentarios. En definitiva, gracias a todos los que habéis compartido conmigo vuestros conocimientos, experiencias, inquietudes y sobre todo me habéis transmitido energía positiva reflejada en muchas ocasiones en una gran sonrisa. No dejéis de sonreír y de ser como sois.

¡Y cómo no!, termino con una cita.

El mundo se compone de los que dan y de los que reciben. Es posible  que los segundos coman mejor, pero es seguro que los primeros duermen mejor. SÉNECA.

A disfrutar.

¿Crees que hay marcas buenas y marcas malas?

Cada persona tiene la marca que se crea y cada cual tiene la marca que se merece. No hay marcas buenas y marcas malas, en todo caso hay marcas y no marcas.

Hoy hemos tenido una conversación de ascensor con Guillem e Ignasi, socios de soymimarca, acerca de algunas afirmaciones que son de uso común en foros populares y profesionales acerca de la bondad o maldad de las marcas.  Coincidíamos en que se da una curiosa traslación de nuestras percepciones y de nuestra escala de valores cuando calificamos las marcas de otras personas de modo que si el individuo en cuestión actúa de acuerdo con nuestros valores o preferencias otorgamos a su marca un marchamo de bondad y por el contrario la tildamos simplemente de mala.

Cuan simples llegamos a ser en nuestras afirmaciones!  Caer en las trampas es sumamente fácil. Las marcas son simplemente marcas y lo de buenas y malas depende de las gafas de cada cual. Lo bueno de una marca es que existe y que proporciona notoriedad a su detentor y transmite un mensaje a la audiencia a la que va dirigida y esto sucede siempre y bajo cualquier supuesto. En caso contrario simplemente no existe y se acabó la discusión porque ojos que no ven corazón que no siente.

Detrás de cada marca se esconde una manera de ver el mundo y una voluntad de ser, estar y hacer, una visión y una misión, que se concreta en maneras genuinas de actuar basadas en criterios y parámetros particulares que acostumbramos a llamar valores. Y esto sucede siempre.

Hay personas cuya marca nos despierta admiración o curiosidad o respeto y otras que nos suscitan indignación o repulsión o simplemente nos hacen enrojecer de vergüenza ajena.

Pocas marcas nos dejan indiferentes y la mayoría de las que en nuestras conversaciones de ascensor las llamamos malas son el producto de un trabajo consciente, duro y por supuesto nada ingenuo para conseguir notoriedad a cualquier precio.  Que perduren en el tiempo o no es harina de otro costal y generalmente la historia se encarga de encumbrar o relegar al olvido a quien corresponde.

A partir de ahora cuando veamos una marca seamos conscientes de que nada sucede por azar y que detrás del personaje más histriónico, raro, malvado o recompuesto cincuenta veces por la cirugía estética hay un trabajo de marca labrado con sudor y codicia. Y que si a pesar de los valores que  transmite logra tener notoriedad es por que como marca ha triunfado. No nos llevemos a engaño.

Selección k

Hay seres vivos que se reproducen por miles, dejando al azar la supervivencia de muchos de ellos, y por lo tanto la selección genética. Sin embargo hay otros que se reproducen de manera más controlada, a menor escala, por lo que invierte mucho en ellas, mucho tiempo, mucho sacrificio. Lo primero es la selección “r”. Lo segundo, la selección “k”.

Tad Waddington es un especialista en el análisis del rendimiento de las personas en las empresas, e intenta convencernos del gran potencial que se puede obtener de ellas desde dentro de las organizaciones.

Realmente esto a simple vista tiene poco que ver con la marca personal, sin embargo para el desarrollo de una marca personal (Dios mío, más alla de la identidad digital) es fundamental el establecimiento de objetivos.

En la medida en la que seamos capaces de cerrar nuestro círculo de aptitudes y posibilidades, a aquellas que más posibilidades de éxito tienen, y nos centremos en ellas con sacrificio y entrega, como objetivos reales y retadores, más cerca estaremos de llegar a cumplirlos.

Así pues, nuestro amigo e iniciador de la marca personal Tom Peters ya nos lo cuenta de manera parecida. “No sólo hay que hacer una lista de prioridades que hay que hacer. También otra de lo que no hay que hacer”.

No dejemos que la ausencia de claridad y concreción en nuestros objetivos deriven en un amplio abanico de ellos. No hace falta que sea sólo uno, pero nunca muchos y dispersos.

Todos sabemos en qué podemos destacar, en qué somos mejores, o en qué podemos serlos si nos lo proponemos. Y si no lo tienes claro estamos para ayudarte. Ahí es donde nace la palanca que hará que podamos mover nuestro mundo, y por qué no, el de los demás. A eso se le llama Dejar Huella. ¿has empezado ya?

El empresario que temía apostar por su gente, por @guillemrecolons

Este pequeño relato no trata de incertidumbre, ni de crisis. Tampoco de sindicatos, bancos o legislaciones. Trata del miedo que tienen muchos empresarios a apostar por la más perfecta de sus maquinarias: su gente.

Eladio había llegado lejos. Tras acabar su carrera y trabajar en diversos empleos, hace 5 años decidió abrir su propia empresa. Para hacerlo, contó con la ayuda de un Capital Risk que se enamoró de su Plan de Negocio y contó con la gran ayuda de su marca personal, la de un emprendedor convencido de sus ideas, de mentalidad abierta, visionaria.

Contó con la gran ayuda de su marca personal, la de un emprendedor convencido de sus ideas, de mentalidad abierta, visionaria

Los dos primeros años, aún sin retorno de inversión, el negocio de Eladio fue tomando posiciones y aumentando su facturación de manera progresiva. Eladio consiguió dotar de VALOR a su empresa, a sus servicios y a sus productos. Para dotar de un mayor empuje a su empresa, Eladio pronto creyó necesario contar con la ayuda de algún “senior” que le ayudara a canalizar el plan de negocio. Contrató a 5 personas que, si bien no reunían aún la experiencia suficiente en el sector de negocio, eran portadores de energía, de ilusión y de motivación.

Al poco tiempo de hacerlo, ZAS! aparece la peor cara de la crisis

Al poco tiempo de hacerlo, ZAS! aparece la peor cara de la crisis y Eladio se ve obligado a tomar medidas para salvaguardar la empresa. Para empezar, recortar gastos superfluos. Siendo una medida insuficiente, decidió prescindir de algunos ejecutivos. El criterio seguido era elegir los que les costaba menos dinero despedir, con independencia de su valor. Más tarde redujo los salarios un 20% y eliminó dietas y bonus. Llamó a un informático para impedir que sus empleados se pudieran conectar a Facebook, Linkedin, YouTube, Twitter…, cosa que consiguió con una sencilla manipulación del servidor.

La moral del resto de trabajadores empezaba a decaer. En ese momento Eladio decidió contratar a un consultor externo para ayudar a sus empleados a encontrar la motivación que habían perdido. El consultor transmitió a Eladio que debería implicar más a su gente en los procesos de toma de decisiones, que debería delegar más para que éstos se sintieran partícipes de la empresa y que debería darles un mayor protagonismo en las actividades externas de la compañía. El consultor consideraba que de esta manera Eladio conseguiría reencontrar la motivación y además tendría mucho más apoyo en la dirección del proyecto.

Eladio lo único que quería era convencer a sus empleados de trabajar más horas

Las ideas del consultor fueron despreciadas, ya que Eladio lo único que quería era convencer a sus empleados de trabajar más horas sin exigir nada en contrapartida. Eladio tenía MIEDO de promocionar a su gente. En el fondo pensaba que si lo hacía, pronto le abandonarían llevándose todos los secretos de la compañía.

Hoy, la empresa de Eladio ha cerrado. Lo peor es que podía haberlo evitado. Solo necesitaba CREER en su equipo, ejercer el LIDERAZGO y mejorar la COMUNICACIóN interna. Así hubiera conseguido MOTIVAR.

El miedo a reforzar las MARCAS PERSONALES de la gente clave en una empresa es una práctica común. Aún no entendemos que nuestra gente se puede convertir en EMBAJADORES de la compañía, transmitiendo como nadie la VISIÓN, MISIÓN y VALORES, ayudando a generar una cadena de VALOR.

¿La moraleja del cuento? Las máquinas solo son recursos, y necesitan que las PERSONAS estén detrás para funcionar, para rendir. Si hay que apostar por algo es por las personas, sin ningún miedo.

 

Nuevo curso de oratoria y teatralidad

Ayer tuvimos la ocasión de asistir en ESIC a la presentación del nuevo curso/seminario de SOYMIMARCA  “Oratoria y Teatralidad para Ejecutivos” organizado por el Club de Marketing Valencia y presentado por nuestro socio Pablo Adán y por el actor/escritor/presentador Sergio Villanueva.

Actualmente existen cada vez más en nuestro país Talleres, Workshops, Seminarios sobre Interpretación o Teatro, cuyo contenido, la mayoría de las veces es dirigido a propios profesionales o estudiantes de Arte Dramático, labrando un sistema endogámico que debería abrirse a otros campos.

Y también existen monográficos o cursos de oratoria y comunicación para los profesionales no actores. Pero, por qué no fusionar ambas disciplinas, probar a conocernos y potenciarnos nosotros mismos, saber modular la voz, expresar con nuestro gesto y movimiento, economizar el tiempo y saber matizar los mensajes y los signos.

Claro que es posible, dotándole al profesional que se lanza a estas prácticas revolucionarias de formación las armas y directrices necesarias para tener a lo que agarrarse empíricamente frente a los posteriores desafíos ante audiencia o clientes.

Desde SOYMIMARCA os informaremos en breve de las fechas de las próximas ediciones. La primera será en Valencia el 21 de febrero y esperamos que le sigan otras en Barcelona, Madrid y …

Prometo manteneros informados. Si os interesa, suscribiros al web o escribidnos en la sección de contacto y seréis l@s primer@s en saberlo.

Andrea Vilallonga, nueva colaboradora de imagen personal de SOYMIMARCA

Desde hoy SOYMIMARCA completa su oferta de marca personal con el asesoramiento de imagen personal. Andrea Vilallonga es la elección perfecta: asesora de imagen, personal shopper y profesora de estilismo. Su currículum es extenso, y lo podéis consultar en su perfil Linkedin.

La misión de Andrea es proveer a personas y empresas de las habilidades necesarias para crear una imagen ganadora y competitiva. Para ello, Andrea y SOYMIMARCA ya tienen lista una propuesta de  actividades con el objetivo de transmitir y potenciar la integridad y la marca personal a través de la imagen, el lenguaje corporal y la manera de vestir, haciéndola más memorable y dinámica.

A partir de ahora ya podemos ofrecer a nuestros clientes particulares y a las empresas entre otros contenidos:

  • Saber vestir
  • Saber estar
  • Tendencia
  • Protocolo para directivos.

Os dejamos este vídeo de Andrea para que os hagáis una idea de su know-how

Breve: SOYMIMARCA colabora con SOLTI el día mundial contra el Cáncer

Este viernes pasado, coincidiendo con el día mundial contra el Cáncer, hemos tenido la oportunidad de colaborar con el Grupo SOLTI en un evento de comunicación interna y de refuerzo de las relaciones interpersonales que se ha realizado en las instalaciones de Barcelona Activa en Barcelona.

Nuestra intervención, dirigida por Jordi Collell, ha consistido en una dinámica de grupo dirigida a la toma de decisiones y al trabajo en equipo que ha contado con un alto nivel de participación y de satisfacción  por parte de todos los asistentes. La colaboración, desinteresada,  se enmarca en el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa  de SOYMIMARCA.

SOLTI es un Grupo Cooperativo para realizar estudios de excelencia en oncología, y concretamente, en cáncer de mama. Sus estudios están diseñados para responder a preguntas de gran interés científico y clínicamente relevantes y para vehicular ensayos con nuevas moléculas.

Agradecemos a Adriana Herrera, responsable de comunicación de SOLTI, que nos haya brindado esta oportunidad.

¿Te has apuntado ya al taller “Emociones colectivas”?

Nuestra “partner company” CTCoachCode presenta por primer vez en Barcelona a OVIDIO PEÑALVER en su taller “Emociones colectivas: la gestión de los sentimientos organizativos” el próximo día 2 de marzo de 9h a 18:30h y por solo 250€.

El taller, basado en el libro del mismo título “Emociones Colectivas” (Alierta/Planeta) está dirigido a todas aquellas personas que participan en equipos humanos. Viviremos y descubriremos cómo sienten los equipos y qué herramientas utilizan para gestionar el potencial emocional.

¿Aún  no has reservado tu plaza?

Puedes hacerlo aquí:

Montse Taboada : montsetaboada@ctcoachcode.com ,

Jordi Collell: jordicollell@ctcoachcode.com

O a través de Facebook

Te esperamos. Plazas limitadas.