Informaciones, recursos y herramientas destinadas al mundo empresarial

La marca como propuesta de valor, por @guillemrecolons

Con demasiada frecuencia se asocia «marca» a «marketing«, quizás porque la primera sílaba coincide, pero también por una invasión de contenidos en la red llegados de cualquier parte del globo que equiparan el marketing al branding.

No seré yo quien analice las diferencias, hay auténticos expertos en marca muy cerca nuestro, como Antonio Monerris, Antonio Núñez, Ivan Díaz, Andy Stalman y muchos más. Pero quisiera poner el énfasis en un aspecto de la marca que, no por clásico, es menos válido: la marca como propuesta de valor.

Sin  propuesta de valor no hay marca

Dicho de otra manera, sin propuesta de valor no hay marca. Y lo mismo ocurre con la marca personal. Por más marketing que le pongamos a la marca, si no trabajamos la propuesta de valor estaremos promocionando algo sin alma, sin emoción, vendiendo un commodity a bajo precio.

Ya vemos que no se trata un mero tema de sintaxis, hablamos de algo que determinará el grado de atractivo hacia una marca, y consecuentemente hacia sus productos o servicios.

Robert Bean, gran experto en marca, la define como a promise delivered, que prefiero no traducir pero que habla de la marca como una promesa de valor, como algo que uno espera recibir con la experiencia de la marca. El marketing, por su lado, es el conjunto de herramientas que nos ayuda a trasladar esa promesa de marca a un público estudiado y definido a través de productos y servicios, anticipándonos incluso a los deseos de ese consumidor (hoy llamado prosumer).

Lo que necesitamos son clientes

Como apasionado de la gestión de marca personal (personal branding) observo que con demasiada frecuencia priorizamos el medio sobre el mensaje y olvidamos la propuesta de valor, compitiendo por obtener seguidores, likes y recomendaciones y olvidando que lo que realmente necesitamos son clientes. Y los clientes necesitan algo de nosotros: que les hagamos aumentar de valor.

Gold image by Shutterstock.com

Indicadores de progreso en gestión de #marcapersonal, por @guillemrecolons

La literatura surgida de del entorno de internet puede llegar a aturdirnos: mediciones, indicadores, KPIs, Klout, Kred, Linkedin SSI, % de conversión, % de rebote, tiempo medio de lectura, Followers, Engagement…

Todo esto es genial, pero para no perder la perspectiva voy a listar los indicadores REALES de progreso en función de dos categorías: Los indicadores de bienestar (ingresos, contactos, calidad de vida,…) y los de vanidad, que no nos dan de comer pero nos hinchan el ego. Aquí tenemos los más importantes indicadores de progreso en gestión de #marcapersonal:

#Indicadores de Ingresos

  • Autónomos: Este mes he conseguido ganar x dinero, he cubierto costes, he perdido-
  • Cuenta ajena: Este mes me he ganado el sueldo, he conseguido ganar más dinero en remuneración variable, este mes lo olvidamos

#Indicadores de Contactos de valor

  • Este mes he conocido personalmente a tres profesionales que pueden conseguirme contratos nuevos, clientes nuevos…
  • Este mes he contactado vía Linkedin o Twitter con X socios potenciales, con X clientes potenciales. Veré si pueden requerir mis servicios y contactaré de nuevo con una propuesta de colaboración

#Indicadores de Mejora laboral

  • Autónomos: Este mes he iniciado un nuevo proyecto de colaboración con otras tres personas que podrá generarme x ingresos a medio plazo
  • Cuenta ajena: Este mes he conseguido un cambio de categoría laboral, o todo sigue igual, o me han echado o he conseguido un nuevo empleo

#Indicadores de Mejora en la calidad de vida

  • Este mes he conseguido dedicar más tiempo a: hacer deporte, leer, escribir, estudiar, la familia, viajar…
  • O no, este mes ha sido fatídico, el trabajo me ha consumido.

#Indicadores de Referente profesional

  • Este mes he aparecido en tal revista o tal periódico o tal emisora de radio o TV o site en internet como especialista o referente en lo mío.
  • Este mes he conseguido aparecer en el blog/web de la empresa como autor de tal estudio, tal logro.
  • Este mes no he conseguido avanzar como referente.

#Indicadores de Recomendaciones externas

  • Si la marca personal es la impresión que dejamos en los demás, todas las recomendaciones, sean offline u online (recomendaciones en Linkedin, validaciones de aptitudes en la misma red…) serán bienvenidas como uno de los mejores indicadores de nuestra marca. La clave: que sean reales y sinceras. Nunca recomiendes a alguien que no lo merece.

#Indicadores de Mejoras estadísticas

  • ¿Tienes un blog? Un buen indicador es el crecimiento en el número de suscriptores, una condición mejor que la de follower o simple contacto, alguien que quiere saber antes que nadie lo que publicas.
  • También en el blog existen múltiples indicadores núméricos en Google Analytics que te pueden ayudar a mejorar la gestión de contenidos
  • ¿Has escrito un libro o ebook? Un buen indicador es la distribución o las descargas

#Indicadores Vanity A: Social Selling Index

  • Linkedin SSI. Mide cuatro ratios de la red Linkedin: marca profesional, networking fase 1 (encontrar a la gente adecuada), calidad de los contenidos que se comparten y networking fase 2 (establecer relaciones). Va de 0 a 100. Aunque tengas 90 no significa que tu #indicador 1 te tenga que ir mejor, pero es mejor estar más cerca de 100 que de cero.

#Indicadores Vanity B: Klout

  • Klout es un índice de influencia online que va de cero a 100 en base a la interacción que conseguimos (no al número de contactos) en las distintas redes sociales que configuremos en el índice. Roza la imperfección: resulta que según Klout yo soy experto en humidificadores y vaporizadores. A partir de ahí está todo dicho, fiabilidad discutible, pero ciertamente un valor más cercano a 100 indica más influencia que uno más cercano a cero.
  • Actualizado junio 2018: Klout ha cerrado sus puertas. Algo menos de lo que preocuparse. 

#Indicadores Vanity C: Kred

  • Quizás Kred sea el índice menos conocido pero el más completo e interesante, ya que no trabaja en una única medición sino que mezcla algoritmos y da dos valores principales: un índice general de cero a 1.000 sobre cómo influimos en los demás y otro de 0 a 12 sobre cómo los demás influyen en nosotros. Pero eso no es todo, el índice se puede segmentar por variables: marketing, comunicación…

#Indicadores Vanity D: Número de seguidores, contactos…

  • Seamos claros, una persona con 5.000 seguidores en una red, sea cual sea, es –sobre el papel- algo más influyente que una con 50. Pero la clave está en la calidad de esos contactos y en cómo interaccionan con nuestros contenidos. No hay que obsesionarse con la cantidad sino con la calidad de las personas que te siguen. Si vendes servicios de alto valor a empresas, 1.000 seguidores son muchos. Si vendes pulseras de la suerte a 0,1€, necesitas centenares de miles o asociarte con quien los tenga (socios clave).

Posiblemente el amigo Jaume Gurt me añadiría un indicador de felicidad, pero dejaré que lo desarrolle él mismo en sus espacios. En otro post explicaré cómo gestionar estos indicadores. Por ejemplo, una persona con un buen #indicador1 (alguien que se gana muy bien la vida) puede sobrevivir en el corto plazo sin el #indicador5 o los de vanidad, pero a la larga su marca puede ser inexistente (si no comunicas no existes) o su reputación se puede ver afectada.

Gracias por tu tiempo. Si tienes algún indicador más que sugerirme te invito a hacerlo dejando un comentario. Prometo responder!

Progress bar image by Shutterstock.com

La necesaria simbiosis entre marca personal y marca corporativa, por @guillemrecolons

A veces parece que esto de marca personal y marca corporativa sea un verdadero oxímoron… ¿en qué quedamos, marca personal o marca corporativa?

La confianza recae

Año tras año, la confianza entre las empresas y los consumidores decrece. El estudio Edelman que se publica cada año quizás muestre algún signo de recuperación, pero el gap entre la confianza hacia un perfil técnico o hacia un CEO sigue siendo gigante. Las personas no confiamos en los CEO, en la alta dirección de las empresas, pero sí confiamos en los empleados con perfiles más técnicos, académicos y personas como nosotros.

La publicidad tradicional se transforma

Las formas clásicas de publicidad en forma de anuncios de 20” en TV o páginas en la prensa necesitan complementarse con acciones de engagement online muy bien dirigidas si quieren conservar la eficacia de la era 1.0. Ya no se entiende una campaña sin una promo online, una landing page específica, una acción viral en vídeo o street marketing. Cada día consumimos más internet y menos de todo lo demás.

Internet se transforma

Del internet como catálogo de empresa pasamos al internet colaborativo y abierto a todos, y eso no se queda ahí, la irrupción del Internet de las cosas requerirá un esfuerzo adicional por parte de las marcas para seguir conectadas a una nevera, a una pulsera o a una prenda de vestir. Las redes corporativas, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Messenger o Telegram están sustituyendo al correo electrónico. Esto no lo para nadie.

Las marcas necesitan humanizarse

Marca personal marca corporativa: Para recuperar la confianza, las grandes inversiones en medios -off y online- o el desarrollo de aplicaciones para seguir conectados (Realidad aumentada, apps smartphone, wearables…) no serán suficientes. Se requiere encontrar al portavoz de comunicación perfecto y activarlo, no sin darle algo a cambio. ¿De quién estamos hablando? Sí, de los empleados, o como yo prefiero llamarlos, de los profesionales de las organizaciones.

El embajador de marca: la unión de marca personal y marca corporativa

Muchas empresas piensan que los procesos de employee branding solo requieren formar a los empleados en competencias digitales y ya está, como si el problema no fuera más allá. El problema es de raíz, y tiene que ver con el mindset, la mentalización por parte de directivos y luego el resto de profesionales de que la comunicación al exterior será pronto una competencia INDISPENSABLE para mejorar la eficacia y, sobre todo, la credibilidad, el pilar de la confianza.

Cuál es el enfoque

En primer lugar, y antes de abordar las competencias digitales, es necesario que los empleados interioricen hacia dónde va su compañía, cuál es su propósito, su misión y sus valores. Recordemos que no vendemos productos, vendemos experiencia de marcas, y cada marca tiene mucho que contar. En formaciones in-company me llama la atención que apenas un 10% de los asistentes conoce los corporate statements  de su organización ni ha sido invitado a participar en ellos. ¿Cómo es posible hablar de la empresa y “venderla” si no conocemos sus planes de futuro?

Y no se trata de colgar un bonito cartel en la cocina ni de poner una sección en la web. Se trata de crear un relato inspirador que todos estén orgullos de contar (y más si participan en su creación).

La simbiosis

La simbiosis entre marca personal y marca corporativa suele ser natural. Si trabajamos en un despacho de abogados posiblemente compartamos muchos valores con la firma. Cierto, nunca se acaban compartiendo todos los valores. Desgraciadamente, contadas empresas apuestan por la familia, pero si existe aunque solo sea un único valor compartido, la ruta hacia el employee advocacy se facilita. La sensación es de que navegamos todos en el mismo barco y hacia el mismo destino. Lo contrario es el caos.

La formación

Solo después de este proceso de simbiosis es aconsejable emprender la formación en competencias digitales, protocolos de comunicación interna y externa y, en definitiva, multiplicación del mensaje a través del emisor que genera mayor confianza: el empleado consciente, comprometido e inspirado.

La compensación

Si la organización crea o potencia un blog corporativo, por ejemplo, en el que decenas de empleados pueden tener su propio rincón y potenciar así su marca personal como referentes en su sector, la compensación arranca bien. Todos ganamos, la empresa gana credibilidad, y los profesionales de la empresa ganan visibilidad. Pero recordemos que las casas se construyen a partir de los cimientos, así que tengamos claro que saltar o esquivar etapas equivale a fracaso. Un proceso de mindset, trabajo corporativo, formación y puesta en marcha lleva su tiempo, igual que construir una casa.

El arranque

Ya está todo listo para empezar. Quizás un piloto a través de una intranet o red corporativa sería un buen campo de pruebas. Adelante. Y si se necesita ayuda para llevar a cabo el proceso, hay que pedirla. Marca personal y marca corporativa, un apoyo mutuo y necesario. 

Imagen: shutterstock.com

Nuevos procesos participativos desde la marca personal, por @oiankochoperena

Es ver el informativo y darse cuenta que estamos ante un proceso de negociación política con muy poca altura de miras, con poca percepción global, y con un nivel de gobernanza obsoleto.

Nuevos procesos participativos desde la marca personal

Hace poco leía que el Foro Económico Mundial, potenció allá en el 2009 un proyecto sobre el Global Redesign Initiative, con la ayuda de Klaus Schwab, Mark Malloch-Brown y Richard Samans, al fin y al cabo una iniciativa para el rediseño global de la manera de gobernar en un sistema en el que trabajarían conjuntamente diferentes agentes que tuvieran que ver en la solución de un problema determinado, es decir una corriente en pro de un liderazgo global y co-participativo, una nueva gobernanza de calado y con poder.

En España estamos bajo la tutela política de los “yo” y solo “yo”

En España estamos bajo la tutela política de los “yo” y solo “yo”, donde se abre una rueda de prensa pública solicitando ser el vicepresidente de un Gobierno, antes de tan siquiera haber hablado en privado con las personas interesadas. Estamos ante una negociación vulgar y “marketiana”, del bombo y platillo, y en el que mas ruido hace parece que es mas fuerte.

Allá por 2013, la ex-presidenta del PP vasco Arantza Quiroga comentaba que los políticos de entonces no estaban «a la altura» para «abrir y cerrar el melón de la Constitución”, pocos meses después protagonizaría una de las imágenes del año sentándose junto a los diferentes líderes de Euskadi incluido Hasier Arraiz  líder de Sortu en un curso de verano para hablar sobre ¿De Qué Hablamos cuando Hablamos del Derecho a Decidir?. Finalmente dos de los líderes que protagonizaron aquella foto fueron apartados de su puesto antes de final de año.

Por suerte esta situación de inestabilidad está generando procesos de participación ciudadana tanto en grupos pequeños como en la administración pública de manera destacable, procesos de trabajo en el que los líderes de opinión, tanto social, eclesiástico, cultural, político…con verdadera identidad y marca están destacando, y se están posesionando de manera que están saliendo beneficiados del resto de la farándula.

El uso de modelos como el multi-stakeholder o de participación de diferentes partes interesadas y tenidas en consideración como agentes de interés para el nuevo sistema de gobernanza está en auge, consiguiendo mayor apertura, integración y flexibilidad.

No hay jerarquías, hay agentes, personas y cómplices del trabajo en común

El uso de procesos participativos, no solo se está dando en el ámbito social y político, incluso se está trabajando también en proyectos laborales dentro de las empresas, con los que se está consiguiendo pasar de trabajar los proyectos de manera teórica a práctica, actuando, generando dilemas, y alentando resoluciones mediante reflexiones en común. La teoría U de Otto Scharmer, donde el fruto debe de ser trabajado desde el futuro emergente – insight– y no desde la construcción del futuro basándonos en las practicas del futuro, están generando experiencias y resultados muy interesantes y novedosos. No hay jerarquías, hay agentes, personas y cómplices del trabajo en común.

Dentro de este nuevo esquema, es vital el impulso de la identidad personal de los diferentes tanto en las redes sociales y en internet, como en el Offline. Ya que ese posicionamiento, les hará destacar sus mensajes y valores, consiguiendo aunar fuerzas y unir a diferentes, generando sinergías en pro del nuevo modelo de trabajo o de la nueva gobernanza.

Imagen: Kezka Dantza Taldea Eibar2007-05-20_Makila-dantzak-Eibar_FR_0443 CC BY-SA 2.0

Estrategia Personal ¿Trabajo individual o de equipo?, por @PabloAdanMico

Que somos seres sociales está claro. Que una marca personal no tiene sentido en sí misma porque se socializa y se proyecta a los demás… creo que en eso también estaremos de acuerdo.

Pero ¿hasta qué punto influyen los demás en la proyección de mi estrategia personal, y por lo tanto son responsables del éxito o fracaso de mi proyecto? 

Un proyecto de marca personal comienza en ti mismo

Lo que eres viene condicionado por tu pasado; valores, conocimientos, habilidades, experiencias, éxitos y fracasos.

Tu propia conciencia los proceso y les otorga una escala de valores que priorizan en tu vida la forma de relacionarte contigo mismo y con los demás.

El siguiente paso es la actitud

Tu actitud, lo que haces, el presente, tiene otros condicionantes.

Cómo estás sobrellevando la crisis, la reorientación profesional, tu nueva estrategia de adaptación al entorno social y empresarial. Y en qué medida tu situación económica te permite ser dueño de tus propias decisiones.

Nadie habla de esto pero en la mayoría de las consultorías realizadas de branding personal resulta determinante.

Tus expectativas pueden ser más altas

Tu expectativas, tu visión, representan la dimensión futura de tu marca, del efecto que causas en los demás y muy posiblemente sólo no podrás conseguirlo.

El entorno social es necesario y decisivo, pero aún así no es suficiente ser único actor ante los diversos espectadores.

Las relaciones sociales en el mundo profesional, las redes de contacto y las acciones de networking están para crear grupos de apoyo para tu plan.

Tu estrategia de relaciones

Con una estrategia de relaciones adecuada crearemos equipo, donde la colaboración y la ayuda dan sentido a la sinergia propia del trabajo en equipo (1+1=3).

Un proceso de estrategia personal debe huir del individualismo, socializarse no sólo para hacerla común y visible, sino llegar más allá y buscar el equipo adecuado para multiplicar opciones y aumentar la capacidad de construir los objetivos.

Claves para trabajar tu marca personal en equipo

Hay una serie de factores clave para el buen funcionamiento de un equipo, y que cumpla su misión en cuanto a sinergias positivas.

En equipo se llega más lejos y aumentarás tu capacidad, y por lo tanto la calidad de tus metas ¿Por qué entonces hacerlo sólo?

Estas son algunas claves para el trabajo de tu marca personal apoyada en un equipo:

  • Número. La cantidad de personas de tu equipo de proyección debe ser limitada. Pero recurre al equipo suficiente y necesario para cumplir tus objetivos. A mayor número, mayor complejidad de relaciones.
  • Cada uno debe aceptar su papel y colaborar a los fines de los demás. Posiblemente no haga falta un líder como tal, con capacidad de decisión y mando, pero siempre habrá alguien que actúa de guía y mentor. Asume la responsabilidad si lo eres, y acepta el papel que creas que puede ayudar al equipo.
  • Si bien es fácil que no exista una meta común, el objetivo de la dinámica del grupo será colaborar en cada objetivo personal.
  • Cohesión. Activa canales de comunicación internos, genera vínculos, y acciona eventos donde se puedan mostrar cualidades personales y sociales de los miembros del equipo. La motivación y la comunicación son claves en el mantenimiento de la actividad.
  • Plantea una serie de criterios necesarios para el buen funcionamiento y la homogeneidad de acción, pero deja cierta parcela de personalidad, independencia y libertad de acciones.

Reglas básicas para la colaboración

Para este equipo no hacen falta normas complicadas de conducta y colaboración. Bastaría con aplicar las reglas básicas del networking:

  • Dar. Busca ser un referente para los demás en los temas que sirvan de ayuda para ellos. Información, contactos, conocimientos, relaciones. Compartir te posiciona como referente y aumenta tu capacidad de liderazgo. Da a todos los que puedas, pero dimensiona tu equipo bajo un número de personas controlable y con intereses complementarios.
  • Recibir. En la medida en que otorgues ayuda te será devuelta la colaboración aumentando la sinergia positiva. Sólo no podrás, recuerda. Necesitas de los demás para aumentar tu capacidad y aumentar la calidad de tus metas.
  • Agradecer. No seas egoísta, no te sientas mejor que los demás. Si cada uno aporta lo que tiene, lo que puede, lo que sabe, ya es de mérito. Así que agradece expresamente las ayudas, colaboraciones y mediaciones de las personas con las que colaboras.

Huye del individualismo, trabaja en equipo.

¿No es este blog de Soymimarca un gran equipo?

Chef Branding: Macerando la Marca Personal, por @guillemrecolons

Sabor a Málaga

No se ha escrito mucho sobre marca personal en el entorno gastronómico. En efecto, artistas como Arzak, Arguiñano o Adrià (lo siento, para mí la cocina es arte) le han dado un subidón importante a la figura del chef en el entorno culinario, pero además de algún artículo suelto no es fácil encontrar literatura de calidad que relacione la importancia de los tres grandes elementos que configuran el branding de una buena oferta gastronómica: el chef -y su equipo de confianza-, el restaurador y el restaurante. En Málaga la cosa ha cambiado.

GastroMarketing, una idea macerada en su punto

El martes 15/3/16 Málaga vivió una explosión de gastronomía gracias a la 5ª edición de GastroMarketing, una jornada muy intensa y vivida que concentró en el impresionante auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga a periodistas gastronómicos, chefs estrellados y sin estrellar, empresarios de hostelería, abogados especializados y hasta un psicólogo que nos habló de fórmulas de éxito. No faltó una pareja de arquitectos que nos hicieron soñar en el espacio perfecto y tampoco el testimonio de un crack, Paco Moreno, que hoy mismo 17 de marzo (gran día) abre en Córdoba el fruto de su experiencia de muchos años: “Noor”, con el que  quiere recuperar la cocina del siglo X en Andalucía y que sin duda será una de las inauguraciones del año en el entorno gastronómico mundial.

escenas gastromarketing 2016 chef branding

Una enfermedad llamada Googlitis

Todos padecemos esta enfermedad. Nos hablan de ir a un dentista que no conocemos, lo googleamos. Nos hablan de una obra de teatro, la googleamos, nos hablan de un restaurante, lo googleamos. Nuestra marca pública, nos guste o no, está en la red. Y puede ser buena o mala. O puede no ser, en cuyo caso es mala (si no comunicamos no existimos).

Toda persona involucrada en un proyecto de restauración debe gestionar su propia marca y a la vez ser embajador activo de la marca que le sustenta y le proyecta

En restauración no puedes depender de las opiniones que se vierten en Google, en El Tenedor o en Trip Advisor. Hay que tomar la iniciativa: toda persona involucrada en un proyecto de restauración debe gestionar su propia marca y a la vez ser embajador activo de la marca que le sustenta y le proyecta. El restaurador debe interiorizar que la mejor publicidad es la que se propaga en el boca a oreja.

Chef Branding: Un proceso en cuatro fases

Como dice mi socio Jordi Collell, para que un proceso de personal branding (gestión de marca personal) funcione bien necesita pasar por cuatro etapas: ser conocidos, reconocidos, memorables y finalmente elegidos.

Conocidos: El marketing está para eso. Y tiene un coste, pero el coste mayor es no considerarlo en una estrategia empresarial. Si no nos conocen no pueden pensar en nosotros. Adiós, business.

Reconocidos: Aquí interviene el branding, una proceso más complejo y rico que persigue que sean los demás quienes hablen de nosotros y fomenten el boca oreja (hoy por hoy el mejor medio de comunicación que existe). Para eso necesitamos una identidad perfecta, una oferta perfecta, un espacio perfecto, un equipo motivado y una experiencia diferencial y única. La ponencia de Juan Carlos Iglesias rozó la perfección, con sus ejemplos de creatividad aplicada a sus restaurantes Tickets, Rías de Galicia, Espai Kru, Niño Viejo, Bellavista del Jardín del Norte, Cañota, Bobo Pulpín o Bodega 1900, todos ellos en Barcelona y con ejes muy diferenciales y públicos muy concretos y comprometidos.

Memorables: Sin huella emocional no hay experiencia. Y sin experiencia no hay fidelización. Aquí entra en juego la personalidad, los valores, ese pequeño detalle que han tenido contigo y que jamás olvidarás, como el ratatouille que evoca la infancia del más crítico de los críticos en la película del mismo nombre o como que un chef se siente en tu mesa para preguntarte qué te ha parecido el vino que te ha recomendado el sumiller.

Elegidos. Es una consecuencia, el fin último del proceso. Un pequeño éxito fruto de una maceración compleja pero consistente y firme.

La propuesta de valor: no salga sin ella

Si un día de lluvia sales sin paraguas, te mojas. Si quieres crear una marca sin propuesta de valor, prepárate a perder tiempo y dinero, propio y ajeno. Es el corazón de una estrategia de marca personal, pero también de marca corporativa.

Tengo una presentación que hice hace poco en Valencia y que repetí como ponente en Málaga sobre la propuesta de valor, el factor que justifica que te elijan a ti y no a otra persona. Aquí la tienes:

Me quedo con mucha marca Málaga, incluso me encontré a Nono Toré, del Club de Marketing de Málaga con el que coincidimos en una charla que di hará casi cuatro años. Ahora Nono gestiona el proyecto exoticfruitbox.com, una excelente idea para exportar una parte de la Málaga más exótica en cajas de cartón con sabor dulce y auténtico. También desvirtualicé al gran marketero nocturno Ignacio Conejo, un hombre al que Internet se le ha quedado pequeño.

Pero si me hace ilusión especial mencionar a tres personas empezaré por Dani Iglesias, el alma de Soyunamarca y el principal motor de este certamen, buen brander y gran contador de historias. Seguiré con Samantha González, de mirestaurantedigital.com, de esos proyectos en beta que hacen posible que los chefs se dediquen a lo suyo, la cocina, y tengan las espaldas de su marketing bien cubiertas, y acabaré con Pepe Ferrer, eterno crítico gastronómico de El Mundo, y además poseedor de una marca: la del Jerez; fue un excelente maestro de ceremonias con 8 apellidos catalanes pero con sangre y corazón del Puerto de Santa María.

Si París bien vale una misa, a Málaga hay que ir a descubrir su cocina, su gente y su iniciativa.  Para seguir lo hablado en las ponencias, sigue el hashtag #GASTROMLG16. Hoy, día que Paco Moreno abre Noor, cumplo años, quizás esa sea una buena excusa para ir pidiendo mesa para dentro de un año.

Foto portada: Shutterstock.com

La Confianza: Empresas 0 – Personas 1, por @jordicollell

Barómetro sobre Confianza Edelman 2016

 Ya se ha publicado la edición del 2016 del Informe Edelman sobre Confianza. Un año más ganan las personas y pierden las empresas. Aunque la victoria no es por goleada año tras año los empleados y las personas corrientes se proclaman vencedoras en la liga de la confianza y la credibilidad.

Desde hace dieciséis años la consultora de relaciones públicas Edelman publica un informe sobre confianza que refleja el estado de opinión en el mundo sobre un tema tan importante. El estudio se realiza en 28 países, responden a la encuesta más de 33.000 personas y la fecha de realización es siempre en el último trimestre del año anterior a la emisión por lo que los datos son muy recientes. Todo esto es importante conocerlo para ver el buen nivel de fiabilidad del estudio.

¿Quiénes son las personas más creíbles? En primer lugar los expertos técnicos con un 67% de confianza y un crecimiento de 4 puntos, los expertos académicos con una confianza del 64% igual que el año anterior y una persona como usted (alguien similar a nosotros) que tiene una confianza del 63% y gana 6 puntos respecto del año anterior. En la zona central se mueven los empleados con una confianza del 52% y un aumento de 4 puntos respecto del 2015. Los CEO no llegan al 50% se quedan a un punto del aprobado, 49%, aunque suben 8 puntos respecto del año anterior y los comités de dirección se quedan en un pobre 44% esto si con 5 puntos de crecimiento. Los directivos se mueven mejor pero están lejos de ser efectivos mientras que las personas corrientes y los empleados y los expertos dominan el terreno de juego.

Los portavoces más creíbles son las personas como nosotros

Esta es una situación que se repite año tras año desde que en el 2005 la confianza pasó de las autoridades a las personas corrientes y en el 2006 emergieron como portavoces más creíbles las personas como nosotros.

¿En que campos son los empleados los portavoces más confiables? nos podemos preguntar porque a lo mejor solo lo son en temas de poca monta; pues no, todo lo contrario, los empleados son más creíbles que los CEO, los ejecutivos senior, los consumidores activistas, los académicos y los medios de comunicación ni más ni menos que en los siguientes temas:

  • Finanzas y operaciones
  • Comportamiento empresarial y manejo de crisis
  • Trato a los empleados y clientes

De modo que para explicar el negocio o cuando las cosas van mal si se cuenta con los empleados para participar en las acciones de comunicación los resultados serán mucho más eficaces.

 

Con estos datos en la mano, todo parece apuntar a que el diálogo entre empresas y su público tiene más fuerza si se canaliza a través de sus técnicos y empleados que si se hace a través de sus directivos. Una vez más, otro año más, el término embajadores de marca refuerza su significado. Un empleado con una marca personal fuerte y bien posicionado en las redes sociales transmite de manera eficaz los valores y la realidad de la compañía ya que tiene un alto nivel de credibilidad y se convierte en una fuente generadora de noticias que serán consultadas en primer lugar por las personas interesadas. Invertir en la marca personal de los empleados es apostar por la credibilidad y reputación de la marca corporativa.

Y un año más se refuerza el nuevo paradigma: de gestión de empleados a diálogo y colaboración entre marcas personales y marcas corporativas.

A buen entendedor pocas palabras bastan.

 

Encuesta: Marca Personal en GastroMarketing, por @guillemrecolons

El próximo 15 de marzo tendrá lugar en Málaga uno de los eventos más importante del entorno gastronómico en España, GastroMarketing 2016.

Gastromarketing une marketing, innovación y gastronomía en un mismo evento organizado en 5 grandes bloques:

  • Top Chef: Chefs con Estrella Michelín que cuentan sus errores y aciertos a la hora de presentar o gestionar sus negocios.
  • Profesional: De la mano de expertos especializados en Marketing Gastronómico, Social Media o Branding que cuentan las claves para mejorar la estrategia de este negocio.
  • Práctico: Pequeños Restaurantes famosos por una gestión innovadora nos contarán el secreto de su éxito.
  • Tecnología: Apps móviles o portales tecnológicos que presenten beneficios para el sector de la restauración o el turismo.
  • Gastroprensa y Bloggers: Mesas redondas donde se mezcla prensa y blogueros especializados en gastronomía.

Igual te preguntas qué tiene todo esto que ver con la marca personal. Mucho, de hecho, una de las ponencias del apartado profesional será la mía y versará sobre la importancia (o no) de la marca personal en el entorno gastronómico. En un tiempo de chefs mediáticos superestrellas y de concursos que nos descubren a niños prodigio de la cocina, quizás está bien volver a las raíces de un mercado que mueve a miles de personas en España y que va más allá de la punta del iceberg que todos vemos en nuestras pantallas de televisión y que mueve, sólo en hostelería, casi un 8% del Producto Interior Bruto español.

Una encuesta, por favor

Tengo la intención de apoyarme en algún dato estadístico a la hora de relacionar el triángulo marca personal (chefs, restauradores) y marca corporativa (el restaurante, el hotel…), así que te ruego encarecidamente contestes de forma anónima las 6 preguntas de este cuestionario simple, no te llevará más de tres minutos:
Pulsa aquí para contestar la encuesta

shutterstock cocina molecular / Gastromarketing Malaga 2016

Imágenes del post: shutterstock.com

A cambio de tus respuestas me comprometo a publicar la presentación y los resultados de esta mini-encuesta una vez finalizado GastroMarketing. Un millón de gracias!

¿Quieres brillar? Empieza dando brillo, por @guillemrecolons

Últimamente he oído muchas veces esta pregunta ¿cómo puede brillar un profesional? De acuerdo, ¿quieres brillar? Deja que plantee un símil para responder a eso de una manera gráfica:

Somos los limpiabotas del S. XXI

En efecto, esa figura ya casi olvidada del limpiabotas explica a la perfección la forma en que podemos brillar: haciendo que brillen los demás.

No hay que avergonzarse por adoptar ese rol, de hecho, si la Wikipedia no nos engaña, insignes personajes empezaron su andadura como limpiabotas, como James Brown, Lula da Silva o el mismo Malcom X.

Lo cierto es que la expresión éxito profesional ha perdido su valor, igual que la palabra calidad, se han desgastado y ahora encuentro más acertada la expresión “como puedo brillar”, es más original y evita eufemismos.

Hace unos días Alicia Pomares publicó un excelente artículo en el blog Con tu negocio en que hablaba de la marca personal y el síndrome de Solomon, ese que impide que las personas puedan brillar para no molestar a los demás, para no saltarse lo establecido como normal. En el artículo Alicia incluye tres vídeos de colaboraciones que nos pidió a Cèlia Hil, a Jordi Collell y a . En mi caso, preparé un vídeo breve (menos de un minuto) en que explico exactamente esto, que para brillar hay que conseguir primero que los demás brillen.

Aquí tenemos el vídeo:

También hace pocos días Tino Fernández, director de Expansión & Empleo me pidió opinión para un nuevo artículo con un trasfondo parecido, bajo el título “Para qué sirve ser ‘influencer’ dentro de tu propia compañía”, un texto que comparto con dos buenos amigos y colegas de profesión, Eva Collado y Andrés Pérez Ortega. Ahí explico que hacer que los demás brillen no suele implicar beneficios tangibles inmediatos, de modo que esta estrategia no es apta para cortoplacistas, pero que a la larga el que hace brillar acaba brillando con luz propia y consiguiendo sus aspiraciones.

Proveedores de valor

Todo eso me lleva a pensar que para brillar no es suficiente con mostrar tu valía, sino que debes convertirte en un proveedor de valor. Si lo miras bien, la esencia del famoso elevator pitch es esa, soltar a lo bestia y en seco cómo puedes hacer brillar a tu cliente. Me estoy preparando el mío siguiendo las instrucciones fantásticas de Fabián González y su Perfect Pitch. A ver qué te parece esta entrada a modo de “wow”: “Hola, soy limpiabotas de organizaciones, me dedico a sacarles el brillo que merecen”.

¿Quieres brillar? ¿Estás listo para ser limpiabotas?

Foto de cabecera: Shutterstock.com

Pierde el miedo a las redes profesionales, por @guillemrecolons

«Soy ejecutivo en una gran organización. Tengo poco tiempo, mi agenda es una locura. Prefiero no tener perfiles en las redes sociales, sé que lleva tiempo gestionarlas y pienso que mis superiores y mis clientes aprecian la discreción. Centro mi tiempo en conseguir los mejores tratos para mis clientes y los mayores beneficios para mi empresa».

¿Te es familiar esta descripción? Sí, corresponde a un porcentaje un elevado de directivos de compañías, su trabajo está aparentemente consolidado, su carrera es ascendente y su agenda es un auténtico infierno. Piensan, quizás ingenuamente, que si no dejan rastro en Internet su reputación digital no será mala. Desgraciadamente, se equivocan (pero no lo saben o no quieren saberlo).

No se trata de estar, se trata de ser

Estoy de acuerdo con este perfil en una cosa: más vale tener un plan antes de crear perfiles en red. Porque crear un perfil en la red no sirve de mucho si no le das una orientación estratégica mínima > a quién quiero llegar > qué quiero conseguir > qué mensajes debo crear o compartir > con qué frecuencia. Dicho de otra manera, e insisto en ello, no se trata de estar, se trata de ser.

El problema es que sí, todos tenemos una marca online

Nuestra marca online es nuestra marca pública, tengámoslo en cuenta. El problema es que aunque no compartas nada, aunque seas la persona más discreta del mundo, siempre hay rastro sobre ti, me apuesto lo que quieras. Precisamente aquellas personas sin presencia voluntaria disponen de una maravillosa presencia involuntaria, que va desde directorios que publican tu nombre, dirección y teléfono de casa, webs tipo Runedia que publican tus datos en una carrera que hiciste hace tres años, BOE que publica nombramientos, apoderamientos, centenares de webs tipo «paginas amarillas», «información empresas»… Eso en el mejor de los casos. En el peor y más habitual de los casos tu nombre estará asociado a confusiones con otras personas que se llaman exactamente igual que tú (quizás creías que tu nombre era único). Y lo más probable es que esas personas que se llamen igual que tú este publicando cosas que no te gustaría que nadie pensara que que las publicas tú.

¿Cómo gestionar los resultados de nuestra primera página de Google?

Lo que aparece en Google cuando alguien pone nuestro nombre en el buscador es nuestra marca (o no marca) online. No se requiere una dedicación de 5h diarias para conseguir que esos resultados sean guiados por nosotros y se correspondan 100% a nosotros. De acuerdo, muchos (yo el primero) te dirán que lo ideal es tener tu propio blog, tu casa digital. Pero eso lo dejaremos para una fase en que te hayas familiarizado con la red. De entrada, hay otras soluciones más sencillas, menos comprometidas y que pueden lograr enviar a la página 2 de Google la basura digital sobre nosotros. No entraremos en redes sociales, para empezar elegiremos dos redes profesionales must y dos que pueden complementar muy bien la cosa: Me refiero a Linkedin, BeBee (nueva pero interesante), About.me y Slideshare.

Linkedin

Creada en 2002, Linkedin es la red profesional líder en el mundo con más de 400 millones de miembros, grupos de debate y millones de perfiles de empresa, por no hablar de sus múltiples servicios como el de colocación, el Pulse (blog interno) y muchos otros. Tiene rivales, como ViadeoPlaxoXing,…, pero están lejos, muy lejos de Linkedin. Si tuviera que definir Linkedin de alguna manera diría que es un lugar de encuentro de profesionales que permite una buena gestión de networkingcompartir conocimientos y por si fuera poco disponer de un perfil individual y de empresa dinámico (la tarjeta de visita del SXXI). Las recientes incorporaciones como el hecho de que nuestros contactos puedan validar nuestras competencias convierten a esta red en un excelente vehículo de nuestra marca profesional. Hay mucha literatura escrita sobre Linkedin, pero si lo que quieres es empezar te recomiendo esta genial infografía (un poco larga pero clara y directa) aparecida en Hubspot. Si quieres saber más te aconsejo seguir a profesionales como Pedro de VicenteCèlia Hil o Álex López.

Siguiendo con Linkedin, la plataforma ha creado una herramienta de medición muy interesante, el Social Selling Index, que indica tu potencial de persuasión en esta red con un número de 0 a 100 que mide cuatro parámetros básicos: marca profesión, encontrar a los perfiles adecuados, gestionar la conversación y crear relaciones. En la era de las mediciones siempre es interesante disponer de herramientas tan útiles. Para saber más sobre el SSI, aquí tienes un PDF creado por Linkedin.

beBee

Quizás no te sea familiar, pero el CEO de beBee, Javier Cámara, puso en marcha esta red que ya cuenta con casi 10 millones de personas, pero casi todas en España y países de habla hispana.  Según sus palabras, «La principal diferencia de beBee con el resto de redes sociales es la afinidad entre los usuarios y el contenido que ven en su muro. No es una plataforma meramente profesional, sino que es una mezcla entre red social personal y laboral, lo que llamamos red social de afinidad». Al igual que Linkedin, beBee dispone de app móvil que facilita el uso de la plataforma. Aquí encontrarás una infografía con 10 razones para crearte un perfil en esta red.

About.me

About.me es quizás una de las plataformas para gestión de comunicación personal (y de empresas) más fácil de crear y con menor necesidad de mantenimiento. Te puedes registrar a través de tu perfil Facebook o Twitter. Es tan fácil como crear una sóla página, eligiendo fotografía de fondo, título profesional, mini Bio, palabras clave y enlaces a otras redes. La potencia de las palabras clave que pongas puede hacer que, de forma totalmente pasiva, recibas 500 visitas por semana. Además, disponen de un código para firma digital en email. La URL es about.me/nombre, pero la versión premium te permite personalizar y quitar lo de about.me. Si quieres un ejemplo visual de cómo puede quedar, aquí tienes el mío. Aunque no hay números fiables de número de usuarios, se habla de que el pasado año hubieron más de 13 millones de interacciones. Recientemente esta plataforma creada por Tony Conrad lanzó su app móvil Intro by About.meAquí tienes más información sobre cómo crear un buen perfil en esta red.

Slideshare

Algunos lo consideran un gigante del marketing de contenidos. Aunque más que una red es un repositorio de informes (ppt y pdf) su potencia es tal que hace pocos años fue adquirida por Linkedin. Slideshare está pensada para la nueva era de compartir conocimiento, y desde el punto de vista de personal branding es un excelente vehículo de posicionamiento profesional. Su funcionamiento es muy sencillo, desde el registro, que se puede hacer a través del peril de Linkedin o de Facebook, hasta la facilidad de «subir» documentos, etiquetarlos correctamente y disponer de una fantástica estadística de visitas, descargas… La versión premium permite limitar las descargas a quienes faciliten sus datos o sencillamente bloquear las descargas. También permite que los documentos sean privados y sólo se pueda acceder con contraseña, un tema interesante para proyecto colaborativos confidenciales. ¿Cuándo usarla? Imagina que has dado una charla, en vez de enviar el documento por email lo «cuelgas» en Slideshare y lo compartes en abierto, por lo sabrás en todo momento cuál es el alcance de cada presentación. ¿Un ejemplo? Este ebook de Soymimarca obtuvo en un año más de 300.000 visitas y casi 1.500 descargas. No esta mal, ¿no? Aquí esta infografía explica más.

Y ahora… ¿Qué?

Ahora se trata de visitar un par de veces por semana tus perfiles en Linkedin y en beBee para gestionar interacciones, compartir contenidos o actualizar el perfil y de visitar una vez al mes tus perfiles en About.me y Slideshare. ¿El resultado? En tu primera página de Google no tardarán en aparecer cuatro entradas sobre ti, controladas por ti, y con información que posiciona tu marca y te facilita contactos. Es un perfil muy bajo de presencia online, te lo puedes permitir sin ningún problema. A medida que te familiarices, puedes intentar poner los pies en Twitter, no sin antes leer a fondo Twitter en una semana de Francesc Grau o De Twitter al cielo de Oscar del SantoDani Iglesias Marco Conde. ¿Más?, de acuerdo, eres carne de blog. Pero eso es otro cantar y lo cuento en otro post. Ánimo y salud!