Para personas que han perdido su empleo y quieren relanzar su futuro profesional

El cliente ya no es el rey

El rey eres tú

El rey eres tú. De tu formación, tu motivación, y del auto conocimiento y auto estima dependerá que seas, el mejor vendedor del mundo.

No sé si habéis leído el libro de Og MandinoEl mejor vendedor del mundo”. En su revelador contenido, un maestro revela a su discípulo el secreto mejor guardado del mundo.

No voy a desvelar para que no tengáis más remedio que leerlo y disfrutarlo.

La historia del propio Og Mandino es una historia de superación. Al terminar sus estudios ingresó en el ejército, llegando a participar en la 2GM como piloto de combate. A su regreso se empleó como vendedor de seguros, pero fracasó, se dio a la bebida, se arruinó y perdió a su familia. Todo un drama de posguerra bastante actual si miramos a nuestro entorno. ¿os suena?

Cuando más bajo cayó, y más en el fondo estaba, un libro de autoayuda cayó en sus manos y cambió su vida: “Éxito a través de la Actitud Mental Positiva”

Al cabo de unos años Og Mandino, fue un escritor de éxito y llegó hasta el pasillo de la fama de la Asociación de Oradores Nacionales (National Speakers Association).

Sin embargo quiero volver a la peligrosa afirmación del título de este post para puntualizar y desarrollar el porqué de la misma.

Pensamos demasiado en los demás y muy poco en nosotros mismos

A veces pensamos demasiado en los demás y muy poco en nosotros mismos. Actuamos como avatares de marca ajena, generamos comportamientos hacia los clientes que la empresa espera de nosotros o los propios clientes esperan que cumplamos. Y afirmo con rotundidad que estos comportamientos no hacen mucho bien sobre nuestra marca personal.

El buen vendedor, el mágico vendedor, el más grande del mundo, es aquel se siente como una criatura única, que vive cada día como si fuera el último de su existencia, si se siente de bajón revisará sus metas. Optimismo, pasión, generosidad y caridad, fidelidad a sí mismo.

El mejor vendedor del mundo es aquél que vende su marca mejor que nadie. Es el mejor vendedor del mundo de sí mismo, lo demás vendrá sólo.

No sigas buscando fuera, lo mejor está en ti.

¿Tú quieres ser el trabajador del futuro? Te lo ponemos a tu alcance.

Ayer cayó en mi correo un nuevo artículo de Didier Erwoine,  colega nuestro belga de Personal Branding, en el que hace una interesante descripción sobre el cambio en las necesidades del mundo laboral y las nuevas habilidades, aptitudes y actitudes que deben desarrollar los trabajadores para poder evolucionar de acuerdo con el nuevo entorno.

Como  el escenario que se dibuja es positivo y en los últimos tiempos andamos algo escasos de proyecciones que nos eleven la moral vamos a comentarlo y a ver sao empezamos bien la semana. Dejaremos las noticias tristes y las previsiones apocalípticas para la prensa, los economistas y los políticos.

Tenemos los cambios a la vuelta de la esquina

Las carreras profesionales ya no son lo que eran, de la línea recta vamos directos a una sinusoide, con ritmos irregulares y cambios frecuentes en el mismo sector o no. Para acabar de arreglarlo tenemos pruebas más que evidentes que las empresas no están ni en disposición ni en condiciones de ofrecer y mucho menos prometer empleos de larga duración por lo que la seguridad en el puesto de trabajo va dejando paso a la “empleabilidad” que es la capacidad para encontrar un trabajo  de manera más o menos rápida.

Como decíamos en un post anterior las descripciones de puestos de trabajo si no han muerto están entrando en agonía. Lo que si ya podemos ir enterrando es el concepto de empleado y la noción de “competencias”, entendiendo por tales lo que  las personas son capaces de hacer, como punto de referencia principal. Además el contexto económico empuja a las empresas a innovar y esto es muy difícil hacerlo en un entorno organizativo tradicional por sus toques burocráticos, por considerar a los trabajadores como robots reemplazables, por basar sus criterios de selección en signos psicomorfológicos y por ser en definitiva más gestores de “recursos humanos” que otra cosa.

Y con los cambios vienen las buenas noticias

La estructura burocrática está dejando paso a la organización por proyectos y a la organización en red en las que los trabajadores se asocian a proyectos, las jerarquías se disipan y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se usan a tope.

No es difícil prever que en un entorno como el anterior cada trabajador podrá estar asociado a varios proyectos gestionando una auténtica cartera compartida con otros colegas que tendrán una categoría de socios por el alto nivel de interconexión que todo ello va a comportar.  Y esto no es ciencia ficción, algún día os contaremos las experiencias que en este sentido hemos vivido nuestra socia Montse Taboada y un servidor con algunos clientes.

Las empresas gestionarán auténticas marcas porque lo que se encontrarán los departamentos de RRHH son individuos que propondrán una oferta de servicios única, una oferta de talento global. He aquí otros que deberá adaptarse al cambio, los  RRHH me refiero.

Y como hemos enterrado al empleado damos paso al “imprendedor”  que es ni más ni menos que un auténtico emprendedor en el seno de la empresa tomando iniciativas, detectando oportunidades y movilizando recursos internos y externos.

El panorama es bonito, ¿no?.

¿Y la Marca personal qué?

Las buenas noticias que acabamos de ofrecer convergen en que el trabajador del futuro hará más de lo que se le pide y no por peloteo ni para hacerse ver sino porque estará íntimamente convencido de la utilidad de lo que esté haciendo y porque dará valor a una combinación original de talento, apostará por la creación y la originalidad, se encaminará sin miedo a asumir riesgos con iniciativa y audacia comprometiéndose personalmente en todas sus acciones y por si fuera `poco propondrá su propia visión.

¿Y cómo se llama todo esto?  Pues ni más ni menos que marca personal. ¿O no?

Los humanos ya no quieren ser recursos

Gran día para la marca personal

En pocos días de margen hemos dado dos noticias de alcance en el entorno de la marca personal: el pasado 17 de enero anunciábamos el “fichaje” de Pablo Adán para abrir SOYMIMARCA en Valencia, y hoy anunciamos el lanzamiento de EXPERTOLOGÍA, el 2º libro del sherpa de la marca personal, Andrés Pérez Ortega.

Andrés tuvo la gentileza de adelantarnos unas páginas del libro, cosa que nos permite escribir tres líneas de lo que, sin duda, será libro de referencia obligada para los que quieran saber cómo elaborar la marca personal.

Andrés da una vuelta de tuerca al concepto de marca personal.  Para tener notoriedad y para ser elegido el experto tiene las de ganar y todos podemos ser expertos. Un experto “solo” es alguien que sabe más que el resto sobre algo y con lo que sabemos podemos distinguirnos del resto con dedicación, investigación y estudio. Andrés nos ofrece los elementos para gestionar el proceso para convertirnos en expertos, el plan necesario para alcanzar la notoriedad. Nos ofrece la metodología que faltaba en su libro anterior “Marca Personal”, de perfil algo más teórico, y nos tiende la mano para que diseñemos nuestro Plan de Marketing Personal.

Perseverancia, decisión personal, diferenciación, plan B… son conceptos que aparecen con mucha frecuencia en el libro, que destaca también frases como “Los humanos ya no quieren ser recursos”.

¿Quién mejor que el propio Andrés para contarnos una sinopsis de su obra? Aquí os dejamos su vídeo de presentación de “Expertología”:

¿A qué se debe la mala imagen de los políticos?

Están ahí porque piensan que pueden ayudar a mejorar este mundo, algunos trabajan de sol a sol, soportan presiones constantes, su vida privada es mínima y a menudo sometida a vigilancia, saben que cualquier gesto o palabra será objeto de crítica y sin embargo, arrastran una imagen pésima entre los ciudadanos. ¿Por qué? ¿Cuáles son los factores de esa desafección política? ¿Qué les ha llevado a ser considerados por la sociedad como uno de los problemas del país?

Generalizar siempre es malo, pero es lo que hacemos todos. Dicho esto, mi más profundo respeto por todas aquellas personas que han optado por la carrera política; sé que no duermen en un lecho de rosas.

Dejadme entonces analizar las razones que llevan a muchas personas a desconfiar de los políticos:

  • Cada vez tenemos más acceso a información personal sobre los políticos: sus ingresos, sus gustos, sus vicios. Eso nos permite compararlos con otras profesiones, y de ahí pueden venir los primeros agravios.
  • Aunque trabajen muchas horas -y sé lo que hacen- su sueldo se paga con dinero público, el sueldo se lo pagamos los ciudadanos. Y en ese aspecto, somos exigentes porque sabemos lo que cuesta ganar un euro. Aquí llega otra fuente de agravios.
  • Muchos, aunque no todos, gozan de unos privilegios que los ciudadanos somos incapaces de comprender: ¿Porqué obtienen la pensión máxima con pocos años trabajados?, ¿Porqué esas dietas exageradas que no tienen ni los presidentes de empresas? Ya tenemos una tercera fuente de agravios.
  • Un motivo importante, por su reacción tardía a los problemas que nos afectan. ¿Porqué han tardado 3 años en aplicarse a sí mismos las medidas anti-crisis? ¿Esperamos a que el país esté en quiebra técnica para empezar a recortar gastos superfluos? Parece que la alta política tiene mucho que aprender del mundo de la empresa. Más agravios.
  • Muchos están donde están por casualidades del destino, por endogamia partidista, sin tener la formación ni el mérito que exigen otras profesiones para llegar a ocupar ciertas responsabilidades. ¿Por qué no se exige un nivel de excelencia para ocupar altos cargos en política? Otra fuente de agravios.
  • Muchos optan por cometer el peor de los pecados en política: la incoherencia. Decir algo el lunes que desdices el martes. Eso es algo que el ciudadano no perdona. El incumplimiento de promesas electorales entra en este “pack” de incoherencia. Si un director general de empresa presenta un plan de crecimiento del 3% en un plan a 3 años y no se cumple, se plantea su dimisión. En política eso no pasa, y ese agravio acrecenta la distancia entre política y ciudadanía.
  • Hablan más que escuchan, lo que no les ayuda a acercarse a la realidad de los ciudadanos.
  • Y el que -a mi juicio- es el peor de todos: El cortoplacismo, esa idea de planificar a solo 3 o 4 años vista, que es lo que dura un mandato. Ha habido pocos gobiernos que proyectaran obras de gran alcance, proyectos de 10 a 15 años. No es rentable políticamente, no da votos inmediatos. Por eso nos encontramos con cambios constantes en leyes que afectan a la educación de nuestros hijos o a las condiciones para crear empresas.

¿Veredicto final? Suspenso. Hay pocos políticos -en la primera línea- que superen la nota de 5 en las valoraciones del CIS.

¿Una receta para cambiar esa situación? No hay una, hay muchas. Pero citaremos tres.

  • Para empezar, listas abiertas, que permitan al ciudadano elegir a la PERSONA, y no al partido. Eso generaría una una carrera hacia el mérito saludable y acabaría con endogamias.
  • Vinular mejor la comunicación offline con la online, el impacto de las redes sociales es multiplicador cuando están bien gestionadas.
  • Y por supuesto, crear, gestionar, reforzar y transmitir desde MARCAS PERSONALES sólidas. Poner fin al seguidismo partidista y empezar de una vez a dejar marca propia de lo que se piensa de cada tema, encaje más o menos con “el aparato”.

 


Marca Personal ¿A qué esperas?


Habrás leído ya decenas de artículos acerca de la importancia de la marca personal. La mayoría de ellos han llamado la atención de esa parte de ti que es consciente de que la necesitas.

Sabrás de amigos y compañeros de trabajo que, en cierto modo, la tienen o la están desarrollando.

Y, por supuesto, estoy seguro de que admiras a muchas personas conocidas en mayor o menor grado que han hecho de su marca una referencia.

Al fin y al cabo vivimos en una época de cambio

Tal vez te sientas algo desorientado, es normal, con tanta información y tengas limitada tu capacidad de asimilarlo debido al devenir de los tiempos que nos ha tocado vivir. Al fin y al cabo vivimos en una época de cambio, y éste se produce a una velocidad que cuesta asimilar.

Vale, soy comprensivo con tu parálisis, no somos máquinas

Vale, soy comprensivo con tu parálisis, no somos máquinas y lo de actuar por instinto no es lo más recomendable ahora mismo. Pero no caigas en la autocomplaciencia, y no te rindas a la evidencia; necesitas sí o sí desarrollar tu marca, y si no lo haces estarás en desventaja frente a los demás.

Que vivimos en un mundo competitivo es un realidad de perogrullo, pero la competitividad se ha transformado en instinto de supervivencia, es una realidad más frívola y evidente.

Si no lo haces estarás en desventaja frente a los demás

Así que el desarrollo de tu marca, la firmeza en establecer tus objetivos personales y profesionales, y tu estrategia para hacerte visible y ser un referente no puede esperar ni un segundo más.

Desde soymimarca queremos contártelo, decírtelo, gritártelo si fuera posible. Sabemos cómo ayudarte, y podemos hacerlo. Hemos asesorado y ayudado a muchísimas personas y empresas en tu misma situación, desempleados, profesionales en fases de desarrollo y crecimiento, emprendedores que empiezan a abrirse un hueco en nuevos mercados, estudiantes que se preparan para enfrentarse al mundo empresarial, y empresas conocedoras de la importancia de contar con profesionales con marcas personales fuertes, para hacer fuerte el factor humano y convertirlo en ventaja competitiva y en factor diferencial.

No esperes más, hay trenes que pasan y no vuelven nunca. Y hay decisiones tardías que ya no resuelven nada.
Afianza tu persona, cimenta tu presente, asegura tu futuro. Desarrolla tu marca personal.

Por cierto, mañana no te pierdas el post “¿Te preocupa que no te quieran por ser mayor?” de Jordi Collell. Dinamita.

¿Eres diferente? ¿Para qué sirve? ¿Quieres serlo?

Pregunta 1. ¿Eres diferente?

Asumamos por un momento que la creatividad está en la diferencia. Nada que ya esté dicho, hecho, fotografiado o filmado puede considerarse diferente si existen referentes muy cercanos. La inspiración no debería ser el plagio.

Si lo que cuentas, haces o proyectas no es diferente, no hay ningún problema. Sobrevivirás. Eso sí, sin dejar ninguna marca.

Pregunta 2. ¿Para qué sirve?

Ser diferente sirve para convertirte en la opción preferente. Siento no dar una respuesta más extensa, así que la repetiré y la destacaré: Ser diferente sirve para convertirte en la opción preferente.

Pregunta 3. ¿Quieres serlo?

La pregunta sería ¿Quieres dejar marca? o ¿Prefieres pasar desapercibid@?. Es pregunta de blanco o negro, de sí o no, de ahora o nunca.

La moraleja del cuento: si quieres crear tu marca personal, ahora o nunca.


Atrévete a ser tu mism@

A pesar que me encantan los temas que desarrollamos en soymimarca, cuando tienes como objetivo escribir dos post semanales, os aseguro que en más de una ocasión me planteo ¿qué más puedo aportar a mis escritos  para que sean lo suficientemente interesantes como para captar la atención de los demás? Os tengo que confesar que durante días, mi mente está activa pensando  en diferentes temas que puedan aportar y sean de interés general,  hasta que decido  ponerme delante del ordenador y simplemente plasmar lo que me motiva, apasiona y me aporta. Es entonces cuando mis pensamientos se calman y  es entonces cuando las cosas salen desde mi interior. Es como si  al plasmar mis pensamientos en un escrito, estos  ya no  formasen parte de los mismos, inmediatamente se transforman en un primer paso para conseguir mi objetivo. Paso del mundo de los pensamientos  a la acción.

todo mi foco de atención  lo he puesto en la importancia que tiene el autoconocimiento

Después de analizar los temas  que he tratado hasta el momento  me doy cuenta que básicamente todo mi foco de atención  lo he puesto en la importancia que tiene el autoconocimiento de uno mismo.   Es cierto que si no tomamos consciencia de quiénes somos y qué queremos  difícilmente podremos evolucionar y que si queremos resultados diferentes tenemos que hacer cosas diferentes. Aunque  me pregunto ¿qué papel juega o que influencia tiene mi entorno? ¿Me muestro tal y como soy realmente?  O  tiendo a esconder al resto de personas quien soy en realidad por miedo a no ser aceptado.

El proceso de dar y recibir “feedback” es uno de los conceptos más importes que trabajamos en los talleres de formación.  Mediante el “feedback” podemos hacer realidad las palabras del poema: vernos a nosotros mismos tal como nos ven los demás.

En la década de los 60, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham elaboraron una  ventana para ilustrar el proceso de dar y recibir “feedback”. El modelo denominado ventana de Johari, puede ser considerado justamente como esto, como una ventana de comunicación a través de la cual una persona da o recibe información sobre si misma o sobre otras personas.

Lo que “La ventana de Johari” trata de explicar es cómo deben tolerarse mutuamente estas diferencias en las distintas áreas de nuestra personalidad, con el fin de mejorar las relaciones interpersonales, a través del conocimiento de uno mismo y de los demás.  Define 4 áreas que representan la evolución de la comunicación entre personas aunque también puede ser útil para comprobar la evolución de la autoestima. Dichas áreas son:

1.       Área  Libre: lo que se sobre mi y lo que muestro a lo demás

2.       Área  Ciega: lo que no se sobre mí, pero que los demás conocen

3.       Área  Oculta: lo que sé sobre mí que escondo a los demás

4.       Área Desconocida: lo que ni yo ni los demás conocemos de mi


Reflexiona sobre las siguientes preguntas y podrás saber  un poco más de ti en relación con los demás.

1.        ¿Qué muestras de ti a los demás?

2.        ¿Qué podrías preguntar a los que te conocen sobre lo que ven de ti?

3.        ¿Qué aspectos ocultos tuyos te gustaría revelar a los demás?

4.        ¿Qué te dicen tus sueños?

Como te puedes  imaginar el objetivo de  recibir y de dar “feedback”  consiste en movilizar informaciones del área ciega o del área oculta hacia donde puedan quedar al alcance de todos.  Transmitir coherencia y congruencia de tu persona a tu entorno, es esencial para mejorar tus relaciones con los demás.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

PD: Me han dicho que el lunes 17 pasará algo curioso en Valencia

Algunas ventajas del networking offline, por @guillemrecolons

Despegarse de la pantalla del ordenador, salir de casa o de la oficina para asistir a eventos, leer libros, ver películas o dar charlas puede considerarse aburrido o políticamente incorrecto en plena era 2.0, pero creedme, es fantástico.

Y no es que yo pase muchas horas frente a la pantalla, pero me gustaría que fueran menos. Lo cierto es que ahí fuera hay un mundo. Ayer por la mañana, preparando una conferencia, comentábamos entre socios el poder del networking offline comparado con el online. No somos muy de “las diez ventajas” y todo eso, pero sin números mágicos dejadme exponer qué tiene el offline que no tiene (aún) el online:

  • Romper la sensación de aislamiento que produce estar unas horas o toda la jornada frente al ordenador. No hay skipe que sustituya un buen abrazo o un buen apretón de manos.
  • Tomar una cerveza con un amigo, un cliente, un colaborador. Eso aún no existe en la red.
  • Intercambiar tarjetas de papel. Puede parecer poco ecológico, pero yo todavía conservo tarjetas de los años 80. Posiblemente no sean vigentes, pero es como recordar un álbum de fotos, estimula la memoria y puede provocar un deseo de búsqueda de alguien que nos dejó huella.
  • Poner cara y voz a personas cuyos perfiles son fotos de la 1ª comunión. ¿Os imaginas ponerle cara a un geek (friki digital)?
  • Las emociones, los sentidos, se transmiten de una forma más eficaz “en vivo”. La suma del lenguaje verbal y el no verbal da un resultado completo, que unido a olores, sensaciones táctiles, se convierte en casi perfecto.
  • La posibilidad de poder distinguir entre amigos, conocidos y saludados -parafraseando a Josep Pla-, es mayor en la calle que en la red, donde recibimos peticiones de amistad de personas a las que no conocemos de nada. Reivindico ese tratamiento diferenciado. No es lo mismo un vecino de tres puertas más allá que alguien que fue pareja de juventud o que un cliente. Nuestra marca personal se activa para sacar a relucir el camaleón que llevamos dentro.
  • Compartir información es más fácil. Si tengo un problema informático lo puedo resolver en un foro online. Pero los que hemos nacido antes del 2000 preferimos que nos lo cuente alguien delante nuestro y que nos diga qué botones hay que tocar. Quizás la realidad aumentada cambiará alguno de estos aspectos, pero a principios de 2011 aún no veo que esta tecnología se aplique de manera masiva.
  • El valor cualitativo de un encuentro presencial es mayor, ya que intervienen en él los 5 sentidos y echamos las máscaras fuera. No hay fotos de 1ª comunión, nuestra cara es la real, nuestros gestos hablan de nosotros. Es posible que asistiendo a una conferencia conozcamos a 10 personas, muchas menos de las que posiblemente leerán este post, pero su valor será mayor.
  • Para resumir os diré que, en persona, las interacciones a menudo crean un entorno más favorable.

Por supuesto, no hay nada de malo en continuar nuestro networking online; las métricas siempre son interesantes. Pero de vez en cuando, y hoy es un día para hacerlo, hay que reivindicar apretones de manos como el de mi socio Ignasi, que te deja la mano inutilizable durante 10 minutos, una auténtica sensación “offline”.

Pensamos demasiado y sentimos muy poco: una dosis de motivación dominical

Pensamos demasiado y sentimos muy poco

La frase corresponde al discurso final de “El gran dictador”, película que no me cansaré de ver, una obra maestra del cine dirigida, producida, escrita y protagonizada por el gran Charles Chaplin y estrenada en Nueva York en plena 2ª guerra mundial, en 1940.

El discurso de Chaplin, antagonista de los discursos de Hitler, tendría hoy un 100% de vigencia como defensa de las libertades.

Quizás os preguntéis qué tiene este discurso que ver con la marca personal. No mucho, pero hoy es domingo y toca relajarse. Os dejo el vídeo y también el texto íntegro del discurso. Disfrutadlo.

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca

“Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, no quiero gobernar ni conquistar a nadie, sino ayudar a todos si fuera posible. Judíos y gentiles blancos o negros. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos, la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros. Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá. Soldados, no os rindáis a eso que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir. Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como a carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina. Vosotros no sois máquinas, no sois ganado, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos. Soldados, no luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” En Vosotros, vosotros el pueblo tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, vosotros el pueblo tenéis el poder de hacer esta vida libre y hermosa de convertirla en una maravillosa aventura. En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres trabajo, y de a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Con la promesa de esas cosas, las fieras alcanzaron al poder. Pero mintieron; no han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer nosotros realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia. Luchemos por el mundo de la razón. Un mundo donde la ciencia, donde el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados, en nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

¿Existen los Reyes Magos? El relato, por @guillemrecolons

Esta, la de hoy, es la noche mágica en muchos países de raíces católicas, así que nos parece oportuno adjuntar este relato conmovedor que explica la historia de un padre afrontando la pregunta de su hija: ¿Existen los reyes magos?. La solución que brinda el padre roza la genialidad, y sin ninguna duda habla muy bien de la marca personal de este hombre. Os dejo con la historia.Y recordad, no la contéis hasta que os hagan “la pregunta”.

La imagen de Sandro Botticelli “Adoración de los Reyes Magos”. Wikipedia

Guillem Recolons

Los Reyes Magos son verdad

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

– ¿Papa?
– Sí, hija, cuéntame
– Oye, quiero… que me digas la verdad
– Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido
– Es que… -titubeó Cristina
– Dime, hija, dime.
– Papá, ¿existen los Reyes Magos?
El padre de Cristina se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.
– Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Cristina le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
– ¿Y tú qué crees, hija?
– Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.
– Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero…
– ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
– No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Cristina.
– Entonces no lo entiendo, papá.
– Siéntate, cariño, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Cristina se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:
-Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:
– ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
– ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:
– Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

– Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?
– ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes., no existen tantos.
– No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
– ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración.
– Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.
– Sí, claro, eso es fundamental – asistieron los tres Reyes.
– Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
– Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
– Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

– Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Cristina hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:

– Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:

-No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.

Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.