Para personas que han perdido su empleo y quieren relanzar su futuro profesional

El “trabajo” que llega, por @pauhortal #RRHH

Al margen de los cambios producidos por el impacto de la crisis que lamentablemente siguen provocando efectos perversos que he analizado en otros momentos lo que constato es que  estamos viviendo otro tipo de cambios como consecuencia de que la cada vez más relevante implantación de la tecnología en los procesos productivos.

La tecnología nos permite hacer independiente el hecho de trabajar de una presencia física en un entorno determinado ademas de estar en situación de permanente disponibilidad.

Los conceptos de lugar y tiempo de trabajo (excepto en las tareas tradicionales relacionadas con la producción y los servicios a las personas) están desapareciendo.

A partir del momento en que muchas de las actividades pueden desarrollarse desde cualquier sitio y fuera de un horario de trabajo determinado nos hemos puesto a rediseñar el espacio para optimizar el hecho de que cada persona puede estar donde desee en función de sus preferencias o necesidades en cada momento, y ofrecer como principal ventaja para una relación física la conveniencia y la interacción social.

He aquí algunas reflexiones personales sobre como es el “trabajo” en el que estamos y el que parece no hará más que consolidarse en los próximos años.

– Desaparición del concepto de carrera. Ya no existirá el modelo de carrera en que uno se forma específicamente para un propósito y lo desempeña durante toda su vida profesional. Los individuos son los responsables de su empleabilidad presente y futura. Un profesional podrá trabajar en más de 10 actividades distintas a lo largo de su vida.

– Trabajaremos casi siempre sin ninguna seguridad de futuro. Los expertos coinciden en que estaremos trabajando durante más tiempo (por el alargamiento natural de la esperanza de vida) pero siempre bajo una situación de inseguridad a medio plazo. Trabajos por proyectos, en formato temporal, actividades independientes etc serán cada vez más comunes.

– Desaparición en muchas actividades del lugar de trabajo “formal”. El concepto de co-working, para referirse a zonas abiertas en las que la gente trabaja de forma autónoma, se ha puesto de moda recientemente y parece seguirá en alza. Excepto en las actividades “productivas” y en los servicios personales la tendencia es a mantener un sitio corporativo, será mucho más reducido y la gente solo irá allí cuando sea imprescindible.

– Elevada flexibilidad en el concepto de tiempo de trabajo. A cambio de condiciones flexibles, aceptaremos una disponibilidad casi permanente: un mensaje instantáneo o un correo electrónico puede demandar nuestra atención a prácticamente cualquier hora.

– Eliminación de los oficios o tareas tradicionales. En este aspecto se han centrado históricamente las predicciones acerca de los cambios futuros en la vida laboral. La robotización o inteligencia artificial (o segunda era de las máquinas) esta ya aquí entre nosotros. En 5 años los robots serán capaces de reproducir con bastante fidelidad la mayor parte de los gestos realizados por el ser humano y esto conllevará la desaparición de muchos de los empleos o trabajos que hoy denominamos “manuales” y otros muchos que no lo son tanto.

– Achatamiento de las estructuras. En contra del modelo jerárquico tradicional, se está produciendo una tendencia imparable al achatamiento de las estructuras. Paralelamente cambia el modelo de liderazgo que tenderá a ser mucho más difuso y colaborativo.

– Cambio de sentido de lo que hoy denominamos jubilación. El concepto de “jubilación” será completamente obsoleto. La robotización y el alargamiento de la vida de la mayoría de la población hará que el concepto de jubilación como “parón total” quede reducido simplemente a aquel periodo en que se produzca una imposibilidad real de desarrollar cualquier tipo de actividad.

El trabajo del futuro no será más que la consecuencia de los nuevos modelos organizativos impulsados por el desarrollo de la tecnología y el resultado de la puesta en marcha de estos cambios. En definitiva un proceso imparable, que salvo catástrofe, se alimentará a si mismo.

Por tanto “el gato que se come la cola”. La segunda revolución de las máquinas (inteligencia artificial) va a impulsar la redifición de muchos conceptos y el del entorno corporativo no será una excepción.

El trabajo del futuro no va a tener nada que ver con el que vivieron nuestros padres o el que hemos vivido las generaciones nacidas hasta los 80. Plantearse los entornos laborales como lo hacíamos hace tan solo 15 años, salvo una catástrofe, resultará insostenible,  (y se produce una catástrofe volveremos probablemente a entornos de hace 200 años).

Por ello necesitaremos rediseñar los entornos corporativos tanto en sus aspectos formales como estructurales. Los ámbitos de relación o bien se mantendrán a través de los medios tecnológicos o bien mediante áreas de colaboración abiertas para maximizar la interacción y en unos entornos que si se manejan bien pueden incluso llegar a ser más productivos, enriquecedores, creativos y humanizados.

Estoy convencido de que de la forma en que las organizaciones sean capaces de materializar esos cambios dependerá de su capacidad para atraer y gestionar el talento que precisarán para conseguir sus objetivos.

La forma de trabajar impulsa un cambio en las organizaciones y éstas impulsan también el cambio.  Es la hora de que aprovechemos lo que tenemos a nuestro alcance para repensar muchas cosas y no dejarnos llevar solamente por la vorágine. 

Por cierto os invito a leer el libro al que hace referencia este link.

Imagen: Freepick

Gracias, Harriette, por @paulafdezochoa

Antes logros así, no puedo ni quiero evitar emocionarme: Harriette Thompson, mujer de 92 años, consigue completar el Rock n’ Roll Marathon de San Diego, California, en  7:24,36 horas. Harriette  empezó a correr maratones hace 20 años  para recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, enfermedad que ella misma padeció y superó. En enero sufrió la muerte de su marido tras una enfermedad, lo que le impidió entrenar como en años anteriores (ha disputado 17 veces la prueba!), “Cada año es más difícil, pero éste ha sido un mal año para mí”, dijo la corredora. Pero otra vez lo ha conseguido y hoy se ha convertido en la mujer más anciana del mundo en terminar un maratón.

Ni un guión de película consigue llegarnos tan al corazón como lo has hecho tú, Harriette, con esa sonrisa en plena prueba:

Y con testimonios como éste: “No creo que estuviera viva hoy si no corriera”.

Confiesa que corriendo encuentra la razón de ser a su vida y la motivación para seguir la lucha contra el cáncer.  Ganas de superación, de lograr tus metas, de sonreír a la vida aunque ésta se empeñe en ponerte pruebas. Sin más límites que los que te pones tú mismo!

En una reciente sesión de marca personal una alumna me dijo: “Lo que nos explicas encaja perfectamente en los pasos que debe seguir un directivo, pero, y en mi caso, que soy ama de casa, no puedo tener marca personal?” mi respuesta fue un rotundo sí. Cierto que en entornos laborales, cuando trabajamos la marca personal abarcamos las dos esferas profesional y personal (que, en realidad, no viene sino a ser una cuando de una auténtica marca personal se trata, pues somos personas 360º). Pero es mucho más que eso, el personal branding no es sólo el proceso que debes seguir para lograr tus objetivos como directivo o profesional de éxito. Son tus objetivos en la vida, y Harriette es un claro ejemplo de ello.

Marca Personal es “la huella que dejamos en el corazón y en la mente de los demás” (Jordi Collell), es cómo queremos ser para nosotros mismos, la razón de nuestra existencia, y cómo queremos que los demás nos recuerden y nos tengan en cuenta.

Ya expliqué en primera persona, en mi post “Superación”, cómo el running había calado hondo en mi vida y la inyección de energía que me regala cada vez que lo practico y voy superando pruebas. Lo que me motiva a ser mejor, profesional y personalmente. Porque de eso se trata la vida, de superarte, de luchar apasionadamente por tus sueños y por lo que te mantiene vivo, por hacer que tu esencia brille en tu corazón y en el corazón de los demás.

Y hoy, Harriette, tu nombre brilla con luz propia en mi camino. Gracias por motivarme a seguir.

Dándole vueltas al Personal Branding Lab Day, por @pabloadanmico

Yo le sigo dando vueltas al tema. Buscando motivos para asistir al Personal Branding Lab Day, y buscando motivos para no hacerlo. Y sinceramente, tengo algo que contaros.

El proyecto ronda más de un año por los despachos y los Skype de Soymimarca. No se nos podía escapar algo así.

La idea inicial que se puso sobre la mesa fue siempre la misma: “o hacemos algo de gran valor, o esperamos a un mejor momento”. Y el momento llegó.

Cada persona es un mundo, por lo que no podemos ni debemos sentirnos el centro del mundo. Desde esa perspectiva de humildad y de responsabilidad nace un enorme proyecto, único y novedoso, pero sobre todo que aporta valor. El valor de los responsables de primer orden que allí impartirán sus ponencias y talleres.

¿Y por qué debería ir?

1. Si eres un curioso del talento descubrirás las claves que rigen a los grandes.

2. Si estás en búsqueda o mejora de empleo descubrirás que hay claves para convertirte en la opción preferente.

3. Si vas a promover un proyecto emprendedor deberás saber que le proyecto llegará, crecerá y tal vez un día forme parte de tu gran pasado. Pero tú seguirás adelante.

4. Si eres un profesional de la gestión de personas, ya sabes que ser consultor de marca personal es una de las profesiones del sector con mayor proyección en los próximos años.

¿Y por qué no debería ir?

1. Porque no me interesa todo esto, al fin y al cabo tengo un Curriculum. Eso de posicionarse profesionalmente, de partir de valores y actitudes personales.

2. Porque ya tengo la vida resuelta y no quiere perder tiempo en estas cosas. No me hace falta plantearse capacidades y objetivos.

3. Porque esto es una moda, que pasará de largo y volveremos a valorar sólo el Curriculum. Con eso será suficiente.

4. Porque para qué me voy a esforzar si al fin y al cabo sólo funcionan los enchufes.

5. Bueno, pues en todo caso tu decides. Los que allí estaremos (os espero en el taller de Storytelling, cómo crear tu propio relato) creemos en esto y queremos compartir conocimientos y experiencias. Por que al fin y al cabo la marca es tuya.

Ya lo sabes. Si la marca personal tiene un día, es éste. Únete al primer laboratorio de ideas sobre el personal branding. Todas las claves sobre la gestión de la marca personal en un formato dinámico y creativo para aprender a gestionar la huella que dejamos en los demás, y todo de la mano de los profesionales más relevantes de RRHH, comunicación y personal branding.

Si quieres comprar tu entrada para asistir al Personal Branding Lab Day puedes hacerlo aquí.

Image Google CC Search / Flickr

Branded content: Una novedad con más de 100 años de historia, por @scristinadiez

Con la era de “El contenido es el rey” todavía reinando, en los últimos tiempos aparece cada vez con más frecuencia el “Branded content” como una de las tendencias más novedosas.

Todo gira alrededor del Branded content: lo fantástico que es, lo bien que funciona… pero ¿cuantos saben qué es exactamente?

Según la IAB, Branded content:

 “es un contenido relevante, entretenido o interesante, de aspecto no publicitario, generado por una marca para crear audiencia y conectar con ella. El contenido comunica de forma implícita los valores asociados a la marca, aunque ésta pasa a segundo plano”.

Con la infoxicación que sufre el internauta, el Branded Content es una forma de llegar al espectador huyendo la repetición de los impactos publicitarios que es lo que ha venido sucediendo.

Uno de los últimos casos de Branded Content que mayor repercusión ha alcanzado ha sido el salto que Felix Baumgatner realizó desde la estratosfera en octubre de 2012. Detrás del salto se encontraba Red Bull, que con la hazaña de Baumgatner consiguió una cotas de visibilidad imposibles de imaginar.

Parece muy novedoso, pero si consultamos la historia, no lo es tanto. Uno de los primeros casos de Branded Content del que se tiene constancia se remonta a 1900. Por aquel entonces André Michelin se lo ocurrió crear una guía con todo tipo de consejos útiles para todos aquellos usuarios que se pudieran quedar tirados en medio de la nada esperando el recambio de una rueda que podía tardar en llegar más de tres o cuatro día. Así nació la guía Michelin: una especie de servicio post-venta que ofrecía ayuda a a los primeros conductores a través de una completa lista de mecánicos, planos de ciudades y médicos en caso de avería.

Lo que nació para ser una ayuda al conductor, pronto se convirtió en un referente de excelencia turística y culinaria. Y aunque parezca que el peso específico de los neumáticos se haya diluido por la importancia gastronómica, lo cierto es que la guía Guía Michelin está estrechamente relacionada a la carretera, a los automóviles y a los neumáticos.

Otro de los casos de Branded Content famosos es el caso de Popeye. El personaje de Popeye nació en 1929 como una tira de cómica para un periódico. Detrás de esta tira se encontraban los productores de espinacas, que decidieron crear un personaje que estuviera saludable gracias a las numerosas virtudes de las espinacas. Fue tal el éxito de esta campaña que a medida que iba creciendo la popularidad de Popeye, la producción de espinacas creció hasta niveles nunca vistos. Tanto es así que en Estados Unidos todavía existen monumentos en honor al personaje de ficción.

Así pues, cuando hablamos de la novedad en el Branded Content no se está refiriendo tanto en la fórmula sino en el canal. El branded content tiene como factor distintivo el entretenimiento y éste se encuentra sobre todo en el online, que ofrece posibilidades casi infinitas. El branded convive con términos próximos como el content marketing o el product placement que habitan en el mismo universo pero giran alrededor de planetas distintos.

Lo importante es no dejarse llevar por la emoción que conlleva todo lo bautizado como “nuevo” y no olvidar pedir el DNI a quien se acerca antes de entrar a la fiesta.

#PBLabDay Un congreso que dejará marca, por @guillemrecolons

BIENVENIDOS AL PERSONAL BRANDING LAB DAY 2015. ALGO MÁS QUE UN CONGRESO DE PERSONAL BRANDING

Los que llevamos un cierto tiempo en esto del Personal Branding echábamos a faltar un evento como Dios manda que agrupe a la flor y nata de la profesión y abra las puertas a la experimentación entre profesionales, empresas y estudiantes. Recuerdo haber asistido con mi socio Jordi Collell  a una jornada de un día que se organizó en Madrid en abril 2010 sobre marca personal, pero aunque fue un éxito de organización y asistencia, la verdad es que entre 10 ponentes sólo hubo uno que hablara con conocimiento de causa de la gestión de marca personal: el sherpa, Andrés Pérez Ortega. Esa jornada fue el germen que provocó que meses más tarde naciera Soymimarca, así que personalmente jamás la olvidaré. Pero dicho esto, no fue un congreso propiamente dicho, y la marca personal estaba aún en pañales.

Ya en 2011, en Valencia, conseguimos reunir a Andrés Pérez Ortega con Pablo Adán y ahí se gestó la idea de un congreso sobre marca personal en sentido mayúsculo, ambicioso, teórico y práctico, con interacción de asistentes y repercusión internacional. Por diferentes razones, y os aseguro que Pablo Adán no ha parado de insistir, la idea se iba aplazando hasta encontrar el marco ideal para celebrarlo. Y el marco ya está aquí.

El impulso definitivo a la organización de un evento “comme il faut” ha sido la apuesta de las instituciones, profesionales y empresas por el personal branding. Ha sido una cocción lenta, pero con muy buenos resultados.

PROFESIONALES

Durante este tiempo, entre 2010 y hoy, han emergido grandes profesionales: Además de Andrés Pérez Ortega, Neus Arqués y Oscar Del Santo, que ya hablaban de esto hacía años, todo un grupo procedente de distintas disciplinas fue añadiendo valor a la marca: El propio Pablo Adán desde el marketing, Xavi Roca desde el management, Alfonso Alcántara desde los RRHH, Arancha Ruiz desde la selección de personas, Risto Mejide desde la experiencia propia y desde la creatividad, Jordi Collell desde el coaching, Aléxia Herms desde la comunicación, Eva Collado Durán desde RRHH y desde 2.0, Ruth Ríos desde comunicación, Alfredo Vela desde las TIC, Paula Fernández-Ochoa desde los despachos de abogados, Cristina Mulero desde RRHH, María A. Sánchez desde la Imagen Personal, Natalia Gómez del Pozuelo desde su rol de escritora,  Cèlia Hil desde RRHH, Javier Zamora (doctorado incluido) desde la marca personal deportiva, Jane del Tronco desde el coaching, Carmen Santo desde la Publicidad, Francesc Segarra desde la psicología, Enrique Rueda desde la visión humanista, Marta Grañó desde formación,  Fabián González desde Colombia y el comercio internacional, Andrea Vilallonga desde la imagen personal, Helena Casas desde la imagen profesional, Esmeralda Díaz-Arocadesde la ciencia, un servidor desde la publicidad, y muchos más que están ahí y nos van a desplazar a todos en breve.

Personal Branding Lab Day logo

INSTITUCIONES

Un gran impulso al personal branding viene de la mano de dos personas con fe: José Mª Carbonell, decano de la Facultat Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals (Universitat Ramon Llull) y mi socio Jordi Collell, que se empecinaron hace tres años en crear el primer posgrado universitario en Personal Branding y lo consiguieron. Y van dos ediciones. De ahí se han consolidado grandes profesionales como Fernando Ríos desde Venezuela, Ilana Berenholc desde Brasil, Oianko Choperena desde Donostia, Ruben G. Castro desde el diseño gráfico (por cierto, el creador de la marca del Personal Branding Lab Day), Ricard Pons desde las ventas, Pau Samo desde las ventas y el TED, Silvia Ríos desde RRHH, Laura Cabezas desde la moda, Verónica Rivero Paredes desde México, Verónica Sánchez desde Colombia, Patricia Dalpra desde Brasil,  Adriana Marins también desde Brasil y muy importante, Anna Noguera, que ha sido el alma de la organización del Personal Branding Lab Day #PBLabDay. Y aquí me dejo a los que acabarán esta temporada, que estarán todos en el evento y espero que se hagan notar.

Me consta que la UNED y otros centros formativos también están haciendo mucho por la marca personal, aunque quizás no tengan la consideración de seriedad de los 35 créditos ECTS  de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals. No puedo obviar el curso de verano de marca personal de la UdL (Universitat de Lleida) que imparte Xavi Roca, y tampoco la cantidad de escuelas de formación en marketing y liderazgo que han apostado por esta disciplina.

LOS CORTADORES DE DIAMANTES

Además de profesionales “directos” e instituciones, muchos otros profesionales y medios han contribuido a “pulir el diamante” para evangelizar y dar potencia a un concepto que ha llegado para quedarse: Entre los medios quiero destacar a Puro Marketing, con un Andrés Toledo que ha abierto una gigantesca ventana de la marca personal, Expansión y Empleo, con un Tino Fernández que ha creído en esto desde el primer día, pero también con Marketing Directo, El País, Forbes, La Vanguardia y muchos otros que están dedicando algunas buenas páginas y reportajes a la marca personal. En editorial no podemos olvidar el esfuerzo de Alienta (Planeta) y Roger Domingo, que lleva más de 10 títulos publicados sobre el tema, entre ellos dos imprescindibles “Y tu, ¿Què marca eres?” de Neus Arqués y “Expertología” de Andrés Pérez. Y entre los profesionales pulidores, el Personal Branding no se entendería sin los grandes expertos en redes sociales, relaciones públicas, comunicación, creatividad, formación in-company, oratoria, imagen personal, protocolo, TIC, starups, marketing experiencial, blogging: No me cabrán los nombres, pero ahí está Celestino Martínez, Francesc Grau, Víctor Puig, Cristina Aced, Elena Tecchiati, Juan Merodio, Antonio Núñez, Enrique Dans, Virginio Gallardo, Andrés Ortega, Alicia Pomares, Pedro Rojas, María Redondo, Pau Hortal,  Manel Macià, Ximo Salas, María Gómez del Pozuelo,  Álex López, Pablo Alonso, Joan Clotet,  Pedro de Vicente, Vilma Núñez, Yolanda Sáenz de Tejada,  Ana Carmen Moruga, Víctor Candel, Isabel Iglesias, Cristina Díez, Olga Villacampa,  Richard Walkfield, Lola Carrasco, José Castelló, Antonio Monerris, Branzai, Morillas, Summa,David Ruiz,  Virginia Guisasola, Francisco Alcaide,…

Por supuesto, no dejaré de mencionar al que encontró el diamante, Tom Peters, ni a muchos de sus compatriotas que ayudaron a cimentar lo que hoy conocemos como el Personal Branding o gestión de marca personal: William Arruda, Dan Schawbel, Brenda Bence, Hubert Rampersad,  Catherine Kaputa y, cómo no, el granAlexander Osterwalder y su Business Model Canvas.

EMPRESAS

Muchas empresas están apostando fuerte por el personal branding y employeer branding, ya sea en su comunicación externa / interna (Balay, Hasbro, Banco de Sabadell…) como en el capítulo de formación de profesionales, entre las que muchas empresas del Ibex 35 están dedicando un gran espacio. Mención a parte me merece Infojobs de la mano de Jaume Gurt, que ha entendido la necesidad de muchos profesionales de ser auténticos, relevantes y diferentes. 12 millones de inscritos no son ninguna broma, así  que Infojobs tiene en sus manos un gran potencial para conseguir que los profesionales españoles ganen en competitividad.

auditorio  Balnquerna comunicació

CÚANDO, DÓNDE, CÓMO, QUIÉN

Hasta aquí he explicado el por qué de un evento así y los responsables que han dado alas al vuelo de la marca personal. Para saber quiénes son los ponentes, los gestores de las mesas redondas, los protagonistas de los talleres, el programa, los lugares… te invito a visitar el site del evento www.personalbrandinglabday.com, donde también te podrás inscribir a un precio reducido si lo haces antes del 15 de junio. Sólo avanzo dos aspectos importantes: 26 de junio (todo el día) y 27 de junio (mañana) en el Auditorio de Blanquerna Comunicació i Relacions Internacionals (Barcelona).

UN SUEÑO

Mi sueño es que todas las personas mencionadas aquí pudieran participar en el Personal Branding Lab Day, pero necesitaríamos un congreso de una semana al menos para dar cabida a tanto talento. Como diría Adolfo Suárez (EPD), “puedo prometer y prometo” que en ediciones posteriores corregiremos ausencias. La cuestión era poner la primera piedra.

¿Y LA JIRAFA? ¿QUÉ PINTA UNA JIRAFA EN TODO ESTO?

Este es el “quizz” del evento. Te invito a contestar por qué crees que los alumnos del posgrado de la pasada temporada plantearon una jirafa como imagen para estas jornadas.

 

2 pautas para construir una Imagen Profesional… ¿atractiva?, por @Maria_A_Sanchez

A vueltas con el Capital Erótico

Muchos han sido los comentarios que nos han llegado a partir del post sobre los ‘silencios verbales y visuales’, gracias. Todo debate, con respeto, enriquece.

En esta ocasión, el tema es la atracción.

Dice el Diccionario de la Real Academia de la lengua Española, del concepto ‘atractivo-va’: Que atrae o tiene fuerza para atraer.

En clase suelo preguntar a las alumnas que afirman que desean estar atractivas también en situaciones profesionales: y una vez que has ‘atraído’ con tu apariencia a alguien… ¿Qué? ¿Has pensado en el siguiente paso?

Considero que el vestuario profesional femenino ‘oficial’ está por diseñar y que se debe a que, las mujeres somos relativamente novatas (apenas 50 años) en esto de ser profesionales en otro ámbito distinto al del hogar. Vaya desde aquí una agradecida loa a l@s expert@s en tareas del hogar, crianza de niñ@s, etc… si es lo que deciden hacer. Cuidan de nuestro futuro.

Volviendo al uniforme profesional femenino, en este momento me consta que hay vari@s diseñador@s estudiando posibilidades. De momento, en las pasarelas solo vemos vestuario para mujeres que van de fiesta y de vacaciones y pocas, pocas, modelos con apariencia de ir al trabajo.

Me gustó la perspectiva que le dio a la mujer profesional Joaquina Fernández, en su charla ‘Talento Femenino en Acción’, que impartió en TEDxGranViaWomen. Manteniendo la distancia sobre su experiencia personal en cuanto a referentes.

Es cierto que frente a los 200 años de ‘uniforme profesional’ masculino, nosotras casi acabamos de ‘aterrizar’. Hasta hace relativamente poco tiempo, el objetivo femenino por excelencia era atraer (con el fin de ser elegida como madre de su ‘camada’) a un hombre fuerte, que mantuviera a la familia que le daríamos. En ello ponía la mujer todo su esfuerzo, mejor o peor aleccionadas por las mujeres de la familia.

En nuestros días ha cambiado mucho la educación, pero no tanto el instinto de nuestra naturaleza de mujer, que continua en nuestro cerebro, con el fin de perpetuar la especie. Como buen ‘instinto’, es inconsciente y poco le importa que el entorno de la ‘hembra’ ha cambiado, que hay circunstancias en las que solo tenemos intereses profesionales.

“¡Es cierto! A menudo, nos sorprendemos, en una negociación de trabajo, buscando la mirada de aprobación del hombre, y comparándonos con las otras mujeres, si las hay.” Me suelen comentar alumnas y clientes laboralmente muy bien posicionadas. E incluso menospreciándolas, siempre les respondo, porque nuestro cerebro ‘primario’ las percibe como rivales ante el macho.

Joaquina Fernández nos recomienda, en la antes mencionada charla, una inteligente solución: poner la intención en el autoconocimiento y en formarnos para poder desarrollar nuestro talento. Y yo añado: Mirando ‘de lejos’ cada circunstancia, como ‘observadora’ (que diría Ana Tomás, coach y gran amiga) para disociarnos emocionalmente y poder vestir con un objetivo en mente: comunicar nuestra ‘Marca Personal’. Con la idea del personaje que protagonizamos en mente: labor que desempeñamos y jerarquía que tenemos. Importante: preparar el vestuario profesional por la noche, para evitar vestirnos del humor que nos levantamos, de la mano de las emociones.

Esto (el desear instintivamente atraer) no es un problema, solo una característica fruto de nuestra naturaleza más básica que aflora. El problema existe cuando reaccionamos impulsivamente. Para evitarlo, solo tenemos que respirar de un modo consciente, tomar conciencia del impulso y dar paso a la razón. Lo contrario nos lleva a elegir ‘captadores de atención’ en forma de objetos (sonoras pulseras, pendientes / collares móviles, etc.) o expresiones de inconsciente coqueteo ( miradas de reojo y/o risas nerviosas fuera de tono).

¿Es malo? Sí, si nos desvían de nuestro objetivo de ese momento.

Suelo repetir una frase de Carmen García Ribas ‘ Seducir es poder, coquetear es sumisión’. Ella también nos recomienda respirar… y sonreír ante ese impulso. Sobre todo, ser estratégicas, como escribe en el prólogo de mi libro NO Imagen: Marca Personal, Salud y Belleza Científica.

Los expertos anuncian que esta reacción de nuestro cerebro mas primario, en situaciones profesionales, irá disminuyendo, que todavía es pronto para ver la adaptación al medio.

Suelo hablar mayormente de la situación de la mujer, porque está directamente relacionada con mi especialidad: la gestión de la ‘Identidad Visual’ o Imagen de Marca Personal, pero la reacción de la que hablo no nos afecta solo a nosotras… a los hombres les sucede otro tanto. Es también común que se sientan atraídos por compañer@s de trabajo, y han de tomar las riendas de su instinto básico, (que les empuja a copular, también para perpetuar la especie) para frenarlo, y continuar trabajando con normalidad.

En cuanto a ‘códigos visuales’ (léase peinado / vestuario), ellos lo tiene más fácil: Cabello corto, chaqueta (dependiendo de la jerarquía que deseen transmitir), camisa y pantalón. Corbata si/no dependiendo de la formalidad. No voy a entrar en la conveniencia de ser más coherentes y si deseamos cuidar el medio ambiente, deberíamos de comenzar a cambiar el protocolo de vestuario en profesional masculino en agosto. Ese será otro post.

Lo dicho: se trata de ser conscientes de que existe esa parte en nuestra naturaleza humana y ‘ver venir’ la reacción, para ‘respirarla’. Es curioso cuánto se parece este sistema al que recomiendan para dejar un hábito (tabaco, comer compulsivamente, etc.)

Este hecho (el de que las mujeres sintamos la ‘necesidad’ de estar atractivas) no nos debe preocupar, nos debe ‘ocupar’. O mejor dicho, sí, nos debe pre-ocupar: en el sentido de que nos ocupemos de ello previamente, para evitar la situación.

El proceso es tan simple como seguir estos dos pasos:

1: Diferenciar, al adquirir una pieza de ropa, unos zapatos, cualquier elemento de la apariencia, si la vamos a utilizar como adorno (para atraer), o como uniforme de trabajo (para comunicar). Ambos objetivos se restan eficacia juntos.

2: Preparar nuestro ‘uniforme profesional’ por la noche, pensando en el momento más importante del día siguiente.

Es tan fácil restar fuerza a la ‘Marca Personal’ de mujeres muy preparadas profesionalmente, como dejarse llevar por nuestra ‘naturaleza de hembra’ y poner en marcha lo que ahora se llama “Capital Erótico”.

Tres cosas al respecto:

1: Llamada de atención para recordar algo que considero crucial: la gente que nos mostramos, tenemos mucha responsabilidad, porque ‘nos miran, nos copian’, cuidado lo que hacemos y decimos.

2: Referenciar el artículo del semanal de El País para el que me entrevistaron

3: Escenificar un caso reciente, de una colega a la que admiro mucho y a la que vi elegir a, para acompañarme a una situación profesional importante, una ‘atrayentemente erótica’ camisa semi-transparente; una falda tan corta que le dejaba incómodamente los muslos al aire al sentarse. Todo ello le hizo no estar al 100%, además estuvo, durante las 8 horas que duró, ‘subida’ a unos tacones de más de 10 cms (cuando la recomendación del instituto biomecánico recomienda un máximo de 4 cms., plataformas aparte). Sufría por ella, si… pero además, íbamos juntas… yo compartía parte de su marca: lo poco natural que resultaba la postura corporal forzada, porque se el doblaban las corvas y balanceaba su pelvis. Sin contar lo insalubre que es, porque dobla las lumbares, hasta forzar las cervicales y provocar lesiones.

En mis consultas, clases y conferencias me harto de decir que la imagen de los demás no importa. A mí la de mi amiga sí me importaba. Primero, porque además de estropear su cuerpo, estropeaba ‘nuestra Marca Personal’ al poner su ‘Capital Erótico’ en marcha en una situación en la que compartía ‘cartel’ conmigo.

Si crees en las personas no faltes al Personal Branding Lab Day, por @jordicollell

Ni podíamos ni debíamos esperar más. El personal branding necesitaba un espacio para compartir, crear y sobre todo experimentar y así nació el Personal Branding Lab Day

Como explicaba mi amigo y socio Guillem Recolons en un post reciente ha llovido bastante desde que Neus Arqués y Andrés Pérez Ortega empezaran a difundir el concepto  en España hace ya una década. Son muchos los profesionales que de una manera u otra orbitan alrededor de la gestión de la marca personal y gracias a la clarividencia de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales de Blanquerna ( Universitat Ramon Llull)  tenemos un posgrado y las puertas abierta a la investigación.

Ha llovido bastante  pero hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de sentarnos alrededor de una mesa todos aquellos que dedicamos  buena parte de nuestros esfuerzos profesionales en conseguir que las personas sean conocidas, reconocidas, relevantes y escogidas y trabajamos para que  que la gestión de la marca personal sea posible, factible y universal.

Y ha llegado la oportunidad en forma de unas jornadas que son más que un congreso porque en ellas nos vamos a sentar alrededor de la misma mesa todos aquellos que compartimos los valores del personal branding y una metodología común.

El Personal Branding Lab Day ha llegado para quedarse. El evento será único por la primicia, por los participantes, por la manera de hacer pero no será el único porque se repetirá año tras año. La gestión de la marca personal, el personal branding, no es una moda ni tampoco simplemente una tendencia, es una necesidad para todas aquellas personas que teniendo una propuesta de valor, algo que útil que proporcionar a los demás porque lo que no se ve no existe.

El Personal Branding Lab Day reunirá a personal branders, profesionales, empresarios, responsables de recursos humanos y a todos los que creemos que el nuevo paradigma está centrado en las personas.

Los días 26 y 27 de junio la vamos a liar parda en el auditorio de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales de Blanquerna.

Si el personal branding forma parte de ti, si crees que las personas con una marca personal potente mueven montañas y dan más valor a las empresas y organizaciones en las que trabajan no puedes faltar al Personal Branding Lab Day.

El talento no se puede parar, por @javierzamoraMPD

Guardiola lo dijo en la rueda de prensa previa al partido de semifinales de la Copa de Europa:

“El talento no se puede parar”

Se refería a Lionel Messi, ese pequeño gran jugador que logró después dos goles para su equipo y sellar medio pase a la final de Berlín.

Y es realmente cierto, el talento está dentro de nosotros, mucho antes incluso de saber que lo poseemos. Pero el talento sin entrenamiento no sirve para mucho, sino más bien se acaba perdiendo sin llegar ni si quiera a debutar, y eso realmente es algo triste ¿No creéis?

Los diferentes entrenadores que ha tenido Messi le han ayudado a evolucionar su talento y aprender también a respetarlo. Al igual que ocurre en el mundo del deporte, en la empresa, hay mucho talento perdido, profesionales ocultos, temerosos de salir a jugar y sentirse protagonistas de su vida profesional.

Pero por otro lado, hay unos pocos profesionales con ganas de saltar del banquillo, que quieren enfundarse su propia camiseta, sus colores, convirtiendo su talento en su profesión. Pero ese camino requiere disciplina, entrenamiento, humildad y muchas horas de trabajo extra, quedarse después de los entrenamientos hasta que cierran las luces.

Nuestro trabajo se basa en detectar el talento, en descubrir los valores que posees como profesional, en enseñarte a comunicarlos y sobre todo en mostrar tu valor añadido. Nuestro objetivo es que tu marca sea tú número, aquel por el que serás recordado. Lo realmente divertido de nuestro trabajo es ver cómo los profesionales primero debutan, y con el tiempo, acaban siendo identificados por su verdadero talento, al igual que Messi.

Antes de acabar una pregunta ¿Qué número llevará tu camiseta? #soymimarcavisteel10

¿Preparado para ser espiado por un Nethunter?, por @alexiaherms

Bienvenido a la era del Nethunting. Sí, la palabra Headhunter ha evolucionado al mundo de los bits. El Nethunter es el nuevo reclutador laboral 2.0, que busca posibles candidatos a la empresa a través de sus perfiles en las redes sociales.

personalbranding-nethunting

Lo queramos o no, Google tiene algo que decir sobre nosotros. Resistirse a entrar en el mundo 2.0 puede suponer perder oportunidades profesionales, y no únicamente eso, también renunciar el derecho que todos tenemos a gestionar nuestra identidad digital. Para los que tengan dudas, a continuación os dejo algunas conclusiones contundentes extraídas del “Social Recruting Survey Results” – un estudio realizado a profesionales de los recursos humanos- , por Jobvite.

– El 92% de los reclutadores utilizan o tienen pensado utilizar las redes sociales para captar perfiles profesionales. 

– La red social por excelencia de los reclutadores es Linkedin, pero Facebook y Twitter están ganando en importancia.

– El 73% de los reclutadores han contratado exitosamente a candidatos que fueron identificados a través de una red social.

– El 86% de los reclutadores mira los perfiles en las redes sociales y la identidad digital de los candidatos antes de entrevistarlos.

En un mundo en el que cada segundo cuenta, en el que lo efímero está a la orden del día, en el que las primeras impresiones tienen también su versión digital hay que estar preparado para no dejar escapar ninguna oportunidad. A continuación algunas recomendaciones para estar preparados si buscamos trabajo o queremos anticiparnos y cuidar nuestra huella digital:

– Eres lo que Google dice de ti: “Googleate” y analiza tu primera impresión online, eso equivale a las 10 primeras entradas en Google. Si nunca has compartido nada probablemente aparezcas en directorios que ni imaginas, y si ya tienes presencia digital analiza si lo que aparece refleja tu marca personal. Planifica en que redes te conviene más estar y elabora un Google top 10 ideal que debes ser capaz de alcanzar.

– Lo que compartes habla de ti: nuestra identidad online se compone en gran parte de los contenidos que compartimos. Todo lo que posteas, twiteas o compartes revela información y te posiciona. Desarrolla una pequeña línea de contenidos para compartir aquello que realmente proyecta información valiosa sobre tu perfil profesional: Noticias de publicaciones de referencia, estudios del sector, estadísticas, recomendaciones de libros…

Consejo: Los factores que causan peor impresión a los profesionales de los recursos humanos en el mundo online son: referencias a substancias ilegales, contenidos con connotaciones sexuales, contenidos de mal gusto o banales, faltas ortográficas e imágenes consumiendo bebidas alcohólicas. Por otro lado, los más valorados son: la pertenencia a organizaciones profesionales y el voluntariado o la participación en causas sociales.

– ¿Qué tipo de “prosumer” eres?: Tu nivel de actividad y tu comportamiento en la red responde a un perfil determinado. Dale un vistazo al cuadro que tienes a continuación e identifica cuál es el tuyo. Los nethunters se decantan por perfiles con cierta influencia en la red, que opinan y generan contenidos de valor, y también perfiles con una sólida comunidad de seguidores, los social networkers.

soymimarca-prosumers

Gestionar una marca personal no se basa únicamente en tener presencia en las redes sociales, es una responsabilidad y compromiso mucho mayor con nosotros mismos. Pero una vez sentemos las bases de nuestra marca personal, las redes sociales nos pueden ayuda a construir una buena huella digital para exponer nuestro talento a los “ojos virtuales” de los Nethunters.

Imagen – Freepik

¿Te gustaría mejorar tu perfil de visibilidad en la red?

[contact-form][contact-field label=’Tu nombre completo’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Empresa’ type=’text’/][contact-field label=’Cargo’ type=’text’/][contact-field label=’Correo electrónico’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’Teléfono de contacto (añadir prefijo internacional) ej: +34′ type=’text’/][contact-field label=’Prefieres que te llamemos por teléfono: ‘ type=’radio’ options=’Mañana,Tarde,Noche,Prefiero un mail’/][/contact-form]

Personal Branding y blog ¿inseparables?, por @guillemrecolons

Hace un tiempo escribí un post bajo el título “¿Quién dice que se mueren los blogs?” que ponía de manifiesto la eficacia de los blogs en la gestión de marca personal pero que ya advertía un traslado de la conversación hacia las redes sociales, cosa que redundaba en menos comentarios en los blogs, algo que hoy nadie puede discutir que sucede.

Cada vez aparecen más gurús que ya hablan con certeza de que los blogs han muerto y son cosas de cuarentones con hijos. Es el caso de Jason Kottke en su post en Neiman Labs. Explicaba Kottke que ahora la gente, tuitea, instagramea, o repostea en Tumblr, pero que ya nadie escribe posts. Lo paradójico del tema es que él mismo utiliza un blog para informar sobre la muerte del blog. Curioso, ¿no?

A eso le uno las muchas preguntas que nos hacen clientes y estudiantes cuando les contamos que el blog puede ser el centro de una estrategia de comunicación digital en un proceso de personal branding. Las preguntas suelen ser del tipo: ¿Y si no sé escribir? ¿Y si no sé sobre qué escribir? ¿Realmente es necesario el blog? Son tres cuestiones muy frecuentes y que a menudo paralizan, así que voy a tratar de dar una respuesta coherente.

1. ¿Y si no sé escribir?

Si no sabes escribir ya sabes que tienes dos opciones. Aprender o dejarlo correr. Sí, uno puede aprender a escribir si lo desea, hoy tenemos a excelentes profesionales que enseñan a hacerlo. También puede pasar que sí sepas escribir pero no te atrevas a dar el paso; quizás por vergüenza. Conozco casos y muy cercanos. Pasa como con los idiomas, te has pasado años estudiándolos, pero si no te lanzas a hablarlos de poco te servirán.

Si no quieres escribir pero insistes en tener tu blog, que sepas que es posible, ya que puedes crear tu fotoblog, o si se te da bien la cámara tu videoblog. Y aún hay una opción más fácil, muy común entre los que utilizan Tumblr, que es rebloguear, algo así como reproducir los posts que te parezcan más valiosos (mencionando autor y origen) para convertirte en un buen seleccionador. Es decir, no juegas el partido pero eliges a los mejores jugadores.

2. ¿Y si no sé sobre qué escribir?

Déjame decirte que este problema paraliza más que el primero, ya que internet está lleno de blogs abandonados (para mí un abandono es cuando veo un año sin publicaciones). La solución a eso se llama planificación, y es una de las partes de un proceso de gestión de marca personal. A partir de tus competencias, tus propuestas de valor y tus actividades clave puedes generar una lista de categorías del blog y a partir de aquí buscar fuentes de información con alertas para documentarte. Y sobre todo no debes preocuparte, hay blogueros muy consolidados que escriben improvisando, sin esquema prefijado, por ejemplo Juan Merodio, y no les va mal.

3. ¿Realmente es necesario el blog?

No. Necesario no. Adecuado sí. Hoy hay plataformas digitales como Linkedin que han creado espacios para que cualquier miembro pueda publicar algo parecido a un post, con casi todas las herramientas de un blog, capacidad de compartir el escrito en redes sociales… Adecuado porque a pesar del auge de las redes sociales y de sus microformatos, para escribir un texto con elementos conceptuales completos se necesita espacio, y si el espacio es propio, mejor que mejor. Conversar en 140 caracteres, el caso de Twitter, tiene sus limitaciones, aunque es cierto que hoy el feedback que genera un post se recoge más en las redes sociales que en el propio post.

Probablemente si tuvieras que definir cuál es tu “casa digital” no elegirías una red social cuyo interface no controlas directamente y cambia cada dos por tres. En tu blog puedes recoger tu relato personal o profesional, tus referentes (blogroll), tu modelo de negocio, servicios, tus especialidades, tus vídeos, fotografías, trabajos, … Eso no lo da -hoy por hoy- ninguna red social.

Personal branding y blog. Quizás no sean inseparables, pero me cuesta ver una cosa sin la otra, aún hoy.