Para profesionales que quieran mejorar sus competencias, visibilidad y habilidades

Y tú ¿Quién eres?

Desde un punto de vista psicológico puede decirse que identidad personal es la que hace que uno sea “él mismo” y no “otro”. Se trata pues, de un conjunto de rasgos personales que conforma la realidad de cada uno y se proyecta hacia el mundo externo permitiendo que los demás reconozcan a la persona desde su “mismidad”, esto es, en su forma de ser específica y particular.

La individualidad sólo es posible cuando se exterioriza la personalidad auténtica del ser humano, de manera tal que éste pueda reconocerse a sí mismo como parte de la humanidad en general y simultáneamente , como un ser único y diferente de los demás.

En la construcción de la identidad siempre está en juego la respuesta que cada uno se da a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién soy yo? Soy el que soy.” Identidad subjetiva: Una persona es la conciencia que tiene de sí mismo.
  • ¿Quién quiero ser yo? Soy el que seré. Identidad operativa: el motor que nos pone en marcha, que nos hace accionar.
  • ¿Quién tengo que ser yo? Soy el que tengo que ser. Identidad preceptiva: responde al modelo, al mandato, al deber, son las expectativas que tiene los demás de ti.

Por tanto, la identidad depende del autoconocimiento: ¿quién soy, qué soy, de dónde vengo?; de la autoestima: ¿me quiero mucho, poquito o nada?; y de la autoeficacia: ¿sé gestionar hacia dónde voy, quiero ser y evaluar cómo van los resultados?

Tenemos que estar alerta ya que vivimos en una sociedad que nos hace sucumbir  a la sobrecarga de estímulos e información que intentan atrapar nuestra atención, con ofertas que nos desvían del rumbo o nos convencen de atender falsos problemas. Por tanto caer en la falsa identidad es fácil: asumir como propios planes ajenos, eludir el compromiso como una hoja arrastrada por el viento o cambiar de colores según la ocasión, como el camaleón. Por todo ello,  construir tu identidad  consume energías hasta que al final se convierte en el logro esperado.

La situación actual requiere que reinventemos nuestra identidad  cambiando nuestras relaciones pensando, diciendo  y haciendo para que  los demás compartan este cambio.

Para que tu identidad no sea un sueño y puedas transmitir tu propia marca, te animamos a que trabajes la parte sumergida del Iceberg para  adquirir una metodología que  te enseñe a desarrollar tu potencial, a conocer y usar la totalidad de los recursos que dispones, a elegir los mejores proyectos y modelos, con el objetivo de  convertirte en arquitecto-diseñador de propio destino.

¿Qué tienen en comun el Dr. House con Hannibal Lecter y Marge Simpson?

Este artículo “Lecciones del doctor House para sobrevivir en el trabajo” de Ángela Méndez es una lectura perfecta para un domingo como hoy. Lo publicó Expansión hace un mes, y resume el libro publicado por Rafael Galán y Fernando Montero “El club de los tipos Duros” (Planeta). Fernando Montero es el subdirector de la revista Emprendedores, ha trabajado también en IPMARK y OTR Press. Es autor del libro Marketing de periódicos y revistas y del Blog de periodismo creativo. Rafael Galán es periodista especializado en economía y empresas. Ha trabajado en Europa Press, ABC, El Día de Valladolid y en la actualidad es redactor de la revista Emprendedores. Es coautor del libro El error positivo (Planeta). Sin más preámbulo, os dejo con el artículo, que no tiene desperdicio.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

Un jefe que le intimida; que no le motiva; un compañero gandul que se escaquea de sus responsabilidades y repercute en el volumen de su trabajo; una situación en la que no sabe cómo demostrar su propia valía… Si alguna de estas situaciones le resulta familiar y la ha vivido en primera persona es el momento de reaccionar, de actuar y poner los medios para solucionar su problema. Rafael Galán y Fernando Montero presentan 36 ejemplos de «tipos duros» para saber reaccionar con contundencia.

Tratar con compañeros que se escaquean, con los que roban ideas, con los que nos ignoran o con jefes soberbios o con los que no escuchan forma parte de la rutina en cualquier empresa. Uno piensa que siempre le toca lo peor, pero lo cierto es que no hay entorno laboral que no cuente con algún espécimen de esta clase.

Situaciones difíciles, frustrantes e incluso indignantes, las hemos vivido o presenciado todos, el problema es que no todos sabemos reaccionar. La actitud de un jefe o un compañero que intimida o molesta a otro repercute en el desempeño del trabajador.

Además de ocasionar dificultades cognitivas y provocar un menor rendimiento, termina influyendo también en cómo los empleados víctima tratan al resto de sus compañeros, con lo que se convierte en un círculo vicioso, dicen Rafael Galán y Fernando Montero autores de ‘El club de los tipos duros’de Gestión 2000.

Galán y Montero afirman que ha llegado el momento de ajustar cuentas y por eso han querido dar a los trabajadores de cualquier clase una serie de pautas para hacer frente a estas situaciones. Su propuesta es bastante atípica: 36 tipos duros del mundo del cine y la televisión que con sus míticas frases y comportamientos ayudan a dar el puñetazo en la mesa y decir: hasta aquí hemos llegado.

Teniente Ellen Ripley, “Alien”

A lo largo de toda la saga de “Alien”, la teniente Ripley nos enseña cómo neutralizar a compañeros y jefes difíciles. Ante los superiores que gritan, que tienen carácter volátil y que hacen la vida imposible a los empleados hay que tratar de no tomárselo como algo personal, no comprometer los propios valores y no vengarse (las consecuencias no son buenas, a Ripley la matan). La cuestión es no convertirse en una víctima. Lo que hay que hacer es pedir ayuda a compañeros y al departamento de recursos humanos, porque ellos están tan metidos en el problema como tú.

Dr. Gregory House, “House”

Como la mayoría de la gente, se sentirá más identificado con el doctor Wilson que con House. Este último represente todo lo que odiamos en un jefe. Su actitud nos enseña a reconocer las manías de los directivos y aprendemos que nuestro mejor recurso es negociar hasta las últimas consecuencias. Para trabajar con él debes asumir que cada vez que quieras algo de él no hay más remedio que ceder en algo.

Hannibal Lecter, “El silencio de los corderos”

El inquietante personaje que interpreta Anthony Hopkins nos demuestra que hay veces en las que, en contra de lo que dicen los manuales de liderazgo, es mucho mejor ser temido que admirado. En ocasiones, en el mundo empresarial las guerras con la competencia o las batallas de poder internas hacen recomendable mostrar una imagen de dureza. Pero atención: no es recomendable prolongarla en el tiempo.

Max Cady, “El cabo del Miedo”

Interpretado por Robert de Niro, Max Cady es un ejemplo de que el que resiste (física y mentalmente) acaba siempre ganado la partida. Cady demuestra que la formación siempre es una ventaja. Es un excelente orador con facilidad para cambiar de estilo y registro y crear gran confusión en el oyente.

John Locke de la serie “Perdidos”

De este personaje podemos aprender que no hay que dejar que nadie nos diga quiénes somos, ni de qué somos capaces. Cada uno es dueño de su propio destino, sólo hay que aprender a valorar nuestras habilidades y capacidades y esforzarse.

Travis Bickle de “Taxi Driver”

Su mensaje es que el fracaso es reversible. Aunque sientas que has caído en lo más profundo de tu vida profesional, el cambio para mejorar siempre es posible.

Marge Simpson, “Los Simpson”

Con un marido como Homer, Marge es el personaje perfecto para enseñarnos cómo gestionar a un jefe gandul. Todos conocemos a demasiados Homers, incluso nosotros mismos más de una vez hemos actuado como él. Para los autores «es necesario ser duro con esos jefes que siempre dicen que no a cualquier cosa que les digamos, con los que se llevan todo el mérito de tu trabajo y con los que cuando se sienten amenazados limitan nuestras posibilidades de ascenso». Para bregar con ellos hay que tratar que la relación sea lo más profesional posible, fijar plazos o no dejarte intimidar porque se queda hasta muy tarde en la oficina porque no le cunde el tiempo.

Vizconde de Valmont, “Las amistades peligrosas”

Del personaje que interpreta John Malkovich podemos aprender cómo movernos con habilidad para que te elijan a ti para los trabajos más apetecibles y las rutinas, que las resuelvan otros. En ocasiones, hay que aprender a no ser el tonto de turno que carga con todos los “marrones”. El arte de escaquearse es a veces recomendable y no siempre es negativo. El mundo de la empresa está repleto de gentes con un ego desmedido, por eso, es fundamental aprender a valorar a la gente por lo que hace, no sólo por la imagen que cultivan.

Estos son algunos ejemplos. Más… en el libro.

Este anuncio hay que verlo

Hoy es sábado, así que daremos un poco de descanso a nuestras recetas de marca personal y nos refrescaremos con uno de los mejores anuncios que he visto este año 2010. Bueno, lo he visto junto con otras 12.330.000 personas. Se trata de una de las mejores acciones virales de la historia en YouTube.

Creo que la clave del éxito es, una vez más, la conjunción de tres factores:

  • Emocionalidad al límite
  • Forma de relato, es una historia muy bien contada
  • No impone, solo sugiere, llega a la cabeza a través del corazón

Posiblemente este vídeo de minuto y medio haya salvado más vidas que 100 horas de campañas catastrofistas plagadas de accidentes, advertencias y penalidades.

¿Una curiosidad? A fecha de hoy el anuncio no ha pasado por TV. Por lo menos en una campaña de pago. Si ha llegado a TV ha sido por su fuerza viral, en una gran acción de “publicity” (publicidad gratuita).

Ficha técnica: título, Embrace life, guión y dirección de Daniel Cox, producción de  Sarah Alexander y Neil Hopkins, anunciante Sussex Safer Roads Partnership (Reino Unido).

Nada, ahí os dejo esta maravilla:

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca

Una marca colectiva tocada y hundida: controladores aéreos

Si querían llamar la atención, lo han conseguido. Controladores 1 – Sociedad 0. Paralizar a 250.000 personas en la salida de vacaciones más importante del año no lo hace cualquiera.

Pero luego les ha fallado un resorte: la comunicación. Sus reivindicaciones no llegan a la sociedad. Controladores 1 – Sociedad 1.La noticia de la huelga salvaje es tan potente que apaga y minimiza cualquier reivindicación de unos señores que, además, visten de Armani.

Y les ha fallado otro resorte. La imagen. Controladores 1 – Sociedad 2. Será muy, muy difícil que alguien les crea, les escuche, les apoye en sus reivindicaciones. Su marca está por los suelos. Nadie entiende que alguien que cobra sueldos estratosféricos reivindique nada. Aunque tengan razón. No importa, la imagen ha caído en picado.

El sueño de los usuarios de avión es ver crucificados, despedidos, y humillados a todos los controladores aéreos. Quieren sus cabezas en una bandeja de plata. Controladores pierden.

Me pregunto qué clase de asesor tiene este colectivo. El daño hecho es casi irreparable. Parece que, además, un nuevo decreto ley aprobado el viernes pasado por el consejo de ministros les puede dañar aún más.

Lo reconozco, no me gustaría ser su abogado defensor. Ni su nuevo asesor de comunicación. Aunque sería un reto, para qué negarlo.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist / soymimarca

La gran incongruencia

 

Muchas personas nos hemos habituado a invertir parte de nuestro dinero en contratar a profesionales para uso personal.

Las aplicaciones son diversas:

  • Están las deportivas, con entrenadores personales para natación, tenis, yoga, triatlon, esquí.. que nos permiten depurar la técnica para conseguir mejores resultados.
  • Tendríamos las relacionadas con ocio y cultura, como cocina, cata de vinos, canto, dicción, pintura, danza, teatro, etc.
  • Y ya en el terreno profesional estamos habituados a contratar profesores particulares -o en pequeños grupos- para mejorar nuestro inglés, nuestras nociones de marketing, de informática, de negociación…

¿No nos estamos olvidando de algo? ¿No hay en todo esto una gran incongruencia?

Estamos obviando invertir en lo que realmente sustenta toda nuestra vida profesional , lo que nos puede brindar posibilidades futuras en momentos difíciles, lo que nos permite diferenciarnos de nuestros competidores, lo que nos da autenticidad: nuestra marca personal, nuestro YO, S.A.

 

¿Quién escribe el guión de tu vida?

Una pregunta compleja a la que nos gustaría responder: YO.

Pero no siempre es así. Hay personas que sencillamente se dejan llevar por el destino. Ojo! es una opción. Hay personas que se marcan algún objetivo, pero no trazan la hoja de ruta para llevarlo a cabo y acaban dejándose llevar por la marea. Hay personas que, aún planificando su vida, encuentran obstáculos insalvables en el camino que les hacen desistir. Y finalmente, hay personas “locomotora” que planifican su vida de una forma tan sólida que no permiten que nada les altere su camino.

Desde aquí no somos nadie para recomendar una u otra opción, pero está claro que ser tu propio guionista aporta innumerables ventajas. Me he permitido “robarle” a mi amigo Antonio Nuñez, especialista en relato/storytelling, 4 vías para crear un guión interesante:

  • ¿Quién soy yo? Hay que ser creativos, incluir aspectos personales (rasgos del carácter o incluso alguna debilidad) que nos permitan destacar, construir credibilidad y generar empatía.
  • ¿Para qué estoy aquí? Apostar por la transparencia como arma contra el cinismo y la falta de confianza.
  • Relato visionario, frente a cifras, estadísticas, porcentajes… Como ejemplo, el que planteó Bill Gates ante su equipo en los primeros tiempos de Microsoft “Un PC en cada mesa“.
  • Valores en acción, ejemplos concretos y reales en lugar de alusiones a cualidades o virtudes en abstracto.

Las teorías son bonitas, pero no hay nada como un ejemplo. Sin ánimo de ser pedante, solo ilustrativo, os pongo el mío:

Yo me decidí por la publicidad a los 14 años. Entonces Paco, un tipo vestido de hippy con una supermoto venía a menudo a casa a buscar a su novia –mi tía Elena-. Era el año 1975, y ese look tan extremo, la moto, la rubia, el glamur… me llamó poderosamente la atención. Iba contra todo lo establecido, rompía los códigos de la época, era transgresor. Le pregunté a mi tía en qué trabajaba su novio. “Hace anuncios”, dijo “trabaja en una agencia de publicidad”. A los dos años, cuando cumplí 16, hice mi primer stage de prácticas en la agencia de la que Paco era Director Creativo. Ahora soy publicitario, y desde entonces he trabajado siempre en el entorno de la comunicación.

Tras vivir algunas experiencias más que interesantes en empresas como BBDO, J. Walter Thompson, Ogilvy, Saatchi & Saatchi… me di cuenta de que mi vida profesional tenía que seguir orientada en torno a las marcas. Pero tras esos 20 años de experiencias con marcas comerciales, me incliné por potenciar marcas personales. Como todo, tiene sus pros y contras: en lo negativo, es un oficio peor pagado, en lo positivo, siempre tratas con el presidente, con la persona que decide, y las experiencias con personas son más emocionales, más vividas, más sinceras. Por eso creé Lateral Consulting en 2005, y por eso he contribuido junto con mis colegas Montse, Ignasi y Jordi a crear SoyMiMarca hace casi dos meses.

Crearse una marca es como cumplir un sueño, es poner sobre la mesa nuestra carta a los reyes personal y profesional y establecer un camino para llegar. No es más que eso. Tiene sus rutinas, por supuesto, y quizás algún secreto, pero cualquiera lo puede hacer. Con ayuda siempre es más fácil, pero todos podemos crear nuestra propia marca. Solo hay que ser consecuente con tus valores y destacar un diferencial real, algo que te convierta en opción preferente. Seguro que lo tienes.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist / soymimarca

Elecciones, marcas personales e irrupción de valores emocionales

No ha sido fácil poner un título a este post justo el día de la jornada de reflexión de las elecciones catalanas que se celebran mañana.

Un dato: en estas elecciones –como nunca había pasado antes- han entrado en juego aspectos más propios e íntimos de la marca personal de los candidatos: creencias, aficiones, patrimonio personal, valores –más allá de los del partido-, familia, historias personales, biografías…

¿Será esta proximidad emocional con el elector la clave del éxito? Mañana lo sabremos, pero lo que es seguro es que esta contienda catalana ha abierto un nuevo elemento, un elemento que va a jugar fuerte en futuras contiendas: la marca personal. Al final, queremos confiar en alguien, y en este campo de batalla lo personal juega fuerte.

Como comenta el politólogo Antonio Gutiérrez-Rubí “…Tenemos, además, la intuición de que la biografía, el relato personal, deviene información política de primer orden. Los electores piensan que el hecho de conocer cómo vive, cómo fue educado, cómo creció y en qué se desarrolló como persona y como profesional ese candidato es vital para profundizar sobre el carácter y la escala de valores de los que aspiran a dirigirnos.”

¿Cuál es el poso que nos han dejado los 5 principales candidatos?

Artur Mas:

  • Quizás nadie como la periodista Pilar Rahola ha definido la evolución del candidato de CiU en su faceta emocional: Artur Mas ha sabido romper la máscara que le protegía su intimidad. Posiblemente haya contribuido su particular “travesía del desierto”, sus 7 años en la oposición después de haber ganado las dos elecciones a las que se había presentado.
  • El libro de Rahola “La máscara del Rey Arturo” convierte a un candidato en una persona humana, le dota de valores, de historias de superación. De alguien que quiso vivir de una forma personal, discreta y con toda la implicación el proceso del tumor que tuvo su mujer, Elena Rakosnik.
  • La marca personal de Mas, el poso que no ha dejado, ha sido ese, el de la superación, la persistencia, la catalanidad en su sentido más abierto, más próximo y el del valor del esfuerzo. Tiene página propia en Facebook, con 5.000 amigos, fanpage, no está en Twitter y su videoblog está integrado en la web del partido.

José Montilla:

  • El que hace pocos años fuera calificado por el ex-ministro Jordi Sevilla como “un charnego que no está preparado para ser presidente de Catalunya” sorprendió a propios y extraños convirtiéndose en el presidente 128 de la Generalitat catalana.
  • En lo emocional, la marca del candidato del PSC gira alrededor de su capacidad de adaptación, la historia de un joven que llega desde Córdoba a Catalunya con solo 16 años, sin hablar una palabra de catalán y consigue llegar a la alcaldía de Cornellá y al Ministerio de Industria sin haber cursado una carrera universitaria. Un auténtico self-made-man que consiguió convertirse en presidente del PSC tras la crisis política abierta por Maragall / ERC tras la falta de apoyo de la formación independentista al Estatut.
  • La marca personal de Montilla es la discreción, la máscara que no ha roto del todo, el principio de autoridad y la superación. Tiene una fanpage en Facebook con unas 7.500 adhesiones, no tiene cuenta personal en Twitter y su blog es un “flog” o falso blog en que escriben terceras personas.

Joan Puigcercós:

  • Puigcercós estrena candidatura por Esquerra. Este hijo de “masovers” se conviertió en conseller de la Generalitat durante el segundo tripartito governado por Montilla. Tras el fracaso electoral de su partido en las elecciones generales de marzo 2008, decidió salir de la Generalitat para dedicarse a rehacer el partido.
  • Su identidad tiene mucho que ver con su aspecto físico, grande, un barco rompehielos que aparta lo que se le pone por delante, una locomotora lanzada. También se abraza a la polémica buscada, esa necesidad de notoriedad perfectamente calculada. Tiene 5.000 amigos en su página de Facebook y apenas 22 en su fanpage, no está en Twitter (es cuenta de partido) y su blog está algo abandonado.
  • Su marca es la independencia, aunque le pesa la frustración de no haber sido capaz de retenerla en el seno de su partido y haber permitido dos escisiones (Solidaritat Catalana de Laporta y Reagrupament de Carretero) que le pueden salir caras en resultado electoral.

Alicia Sánchez-Camacho:

  • La única mujer candidata, la candidata del PP llama la atención por ser familia monoparental: su hijo no tiene padre, un detalle que posiblemente ha ayudado a romper con ciertos clichés.
  • Al igual que con Puigcercós, la historia de esta abogado y juez (sustituta) implica el destronamiento de su antecesor. Ocurrió en 2008, cuando al entonces presidente del PP catalán, Daniel Sirera, le comunicaron desde Madrid que tenían a alguien mejor para el puesto: Sánchez Camacho.
  • Tuvo que luchar contra Sirera, Alberto Fernández, y Montserrat Nebrera para despuntar como la N1 del partido en Catalunya, lo que le deja una huella imborrable de liderazgo, de coherencia y de cierto narcisismo.
  • Dispone de Facebook, con página personal (5.000 amigos) y fanpage. No está en Twitter y su blog está integrado en  la web del partido.

Joan Herrera:

  • El hombre de la bicicleta, el candidato de ICV, ha supuesto un bálsamo para su partido, erosionado tras las polémicas actuaciones del antiguo líder, Joan Saura.
  • Hombre de verbo cálido y bragado en la política parlamentaria española, es jurista y político, y su carrera está llena de activismo. Su Facebook cuenta con 5.000 amigos, y suele escribir de vez en cuando. No tiene twitter, pero su blog, creado en 2007, está bien nutrido de posts y bien estructurado.
  • Si marca personal está muy relacionada con la coherencia, el “fairplay” y todo lo verde, lo ecológico, aunque en su haber también ha conseguido convertirse en la única opción de izquierda.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist/ soymimarca

Reconstruye tu propia marca

Este fin de semana he tenido la oportunidad de participar en un taller dirigido por Jaume Isal, en el que hemos realizado un plan de trabajo personal con el objetivo de ser más conscientes de nuestro personaje social. Todos nosotros somos buenos estrategas,  nuestra mente elabora diferentes procesos y estrategias para contestar ante los estímulos del exterior tal y como esperan  los demás que reaccionemos.  Realizar una mirada a nuestro  interior, descubrir nuestro  niñ@, reconocer cuales son nuestros comportamientos automáticos y nuestras emociones nos dota de recursos internos poderosos.  Y sólo así podremos reaccionar desde la paz, aceptación y tolerancia necesarias.

Además, precisamente este domingo  leía de El País.com un interesante artículo de Miriam Subirana ilustrado por José Luis Ágreda que me ha hecho reflexionar sobre la auténtica identidad de las personas, a pesar que en su artículo lo focaliza mucho hacia los hombres, realmente  creo que en la mayoría de casos  actuamos todos  desde  los estereotipos, desde nuestro personaje social y es aplicable a todos nosotros.

Comportamientos todavía muy típicos en el mundo empresarial como agresividad, imposición de criterio, individualismo, etc., son habituales  entre los directivos.  Todo ello ¿para qué? ¿Serán formas de esconder la angustia, la inseguridad  y el vacío existencial? Sin duda, ello influye en que vivamos relaciones insatisfactorias, condicionadas por el lastre social y cultural  que nos ha llevado a un vacío interior.

En ocasiones, nuestra inseguridad y nuestros miedos hacen que nos aislemos de nuestras propias emociones. Huimos de nosotros mismos, no reconocemos nuestras emociones  y tendemos a culpabilizar a los demás de todo aquello que nos pasa.

La cuestión que  plantea es cómo lograr  que cada uno de nosotros  conecte con su verdadera identidad.

Es necesario  escucharse a uno mismo, quererse y recuperar la seguridad interior, es decir cultivar nuestra autoestima, solo así podemos establecer relaciones sanas sin necesidad de imponer, forzar  ni presionar a los demás.

Según  Subirana “La recuperación de nuestra identidad auténtica pasa por redescubrir valores como el amor, la paz, la sinceridad, la empatía, la escucha, y despojarnos de todos los estereotipos que nos alejan de la posibilidad de lograr armonía y plenitud.”

Eso implica desaprender lo aprendido. Dejar de lado tus personajes, tus etiquetas, lo que se espera de ti. Así  podrás clarificas tu camino. Definirás tus objetivos y  realizarás el plan de acción necesario para reconstruir tu marca personal en función de tus propios criterios de valor.

Una marca que refleja  tus valores es una marca con identidad propia. Te propongo que hagas que tu marca sea realmente personal e intransferible. Que te conviertas en una lovemarks concepto desarrollado por Kevin Roberts, CEO mundial de Saatchi & Saatchi. El cual cree apasasionadamente que el Amor es un elemento clave para el éxito de la empresa.  Y nos  dice que: “Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear Lealtad más Allá de la Razón”.

Tal y como dijo  una vez el  famoso matemático Blaise Pascal:

“Todas las desdichas del hombre provienen de su incapacidad para sentarse tranquilamente a solas en una habitación”

Reflexiona, realiza un viaje a tu interior  y si es  crees que es necesario reconstruye tu marca y  conviértela en una Lovemarks.

Montse Taboada / Coach

LinkedIn quiere evangelizar a sus usuarios europeos con “BrandYou”

El pasado 11 de octubre nos hacíamos eco de una iniciativa conjunta de Linkedin y PWC para ayudar a los universitarios con “Career explorer“. Hoy adjuntamos el artículo literal y sin traducir de fastcompany.com sobre la estrategia de aprovechamiento de recursos de Linkedin para usuarios finales. En el fondo, se trata de una propuesta –incompleta, sólo es un medio- de gestión de marca personal que se basa en un consejo de expertos mundiales sobre marca que han creado su grupo propio.

By Addy Dugdale

Be a Brand, exhorts LinkedIn in a new campaign to its European users. The marketing exercise kicks off today with a spanky website survey that invites individuals to work out just what kind of brand they are, in an attempt to increase their employment prospects.

The BrandYou campaign is backed by some largeish names on its board, including John Woodward from Publicis Worldwide, INSEAD marketing bod David Midgely, Saatchi & Saatchi’s Andrzej Moyseowicz, and author Katie Ledger. But just how much will it work on LinkedIn’s 18 million Euro members? This is, after all, the continent where a Gallic shrug conveys indifference in other countries besides France.

The coffee-break questionnaire will lump you into one of four different types of brands:

  • Global Guru–that’s the Googles, Apples, Coca-Colas, Nikes and Starbucks of this world
  • Rebel with a Cause–Audi, Nutella, Red Bull and Harley Davidson
  • Alternative Thinker–Uniqlo, Innocent, Diesel, Tesla and Muji
  • Multibrand–that’s Unilever, Dupont, LVMH, Starwood and Virgin

And then give you advice on how to market yourself and improve your prospects. It’s not the first time this idea–or name–has been mooted, but it’s probably the first time anyone has ever thought that having a survey where a respondent is told that, workwise they are most similar to either Ikea, Nutella, or Bayer is, frankly, a bit odd. Actually, perhaps this is innovation in its purest form: so far off the scale that it’s just plain weird, and we’re too stupid and sheeplike to see it.

It’s hard not to see this as anything else but an attempt to bolster the site’s membership levels in Europe, which number less than one fifth of its total of 80 million users. As a recruitment campaign, it may well work. The ubiquitous nature of social networking these days means that LinkedIn, which was conceived and launched before Facebook was even a glint in Mark Zuckerberg’s eye, is more successful now than anyone might have envisaged. It is, however, an unavoidable truth that LinkedIn’s success is down to one thing: how Facebook changed the Internet.

But, at the bottom of this BrandYou exercise lies a niggling doubt. Just how into the idea of user branding is LinkedIn? I mean, where’s the section that lets its members design their own profile? There are not enough leopardskin-and-fuschia, or animated smiley profiles on the site for me to really think that they’re taking this idea and running with it. I mean, haven’t they heard of MySpace?

Más información en esta nota de prensa de Linkedin

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist/ soymimarca