Spandau Ballet, la marca de los 25 millones de álbums

Spandau Ballet fue una banda pionera en muchos campos y ahora, con el estreno del documental sobre la historia del grupo “Soul boys of the western world” deja al descubierto -más allá del fenómeno musical que se tradujo en 25 millones de álbumes vendidos- la importancia de ser consciente en lo que a gestión de marca se refiere.
[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=cwx333QIwcs[/youtube]

El documental empieza con imágenes del Londres de los 60, la capital de la cultura y la moda, donde los Beatles y los Rolling Stones reinaban y donde el hedonismo era el motor de una sociedad próspera y el carpe diem el leiv motiv de sus habitantes. Tal vez por haber nacido en un ambiente tan positivo, a la aterradora pregunta: “Niño, ¿Qué quieres ser de mayor?Gary Kemp, por aquel entonces mocoso rubio y posteriormente líder intelectual del grupo, no dudaba en afirmar que lo único que quería era tener éxito en el mundo de la música.

Tener un objetivo claro facilita mucho saber por dónde tienes que ir, pero si cuando entras en el bachillerato te encuentras con un par de compañeros de clase que comparten tu objetivo, el camino se hace mucho más sencillo. El siguiente paso a seguir era el de tocar, tocar y tocar para ir afinando el estilo. Corría el final de los años setenta, la era del punk estaba herida de muerte y finalmente se abría un pequeño hueco para algo nuevo. Los cinco muchachos vieron por fin su oportunidad.
Orígenes de Spandau Ballet
Sabían que para triunfar debían diferenciarse, convertirse en algo único y lo hicieron. Su propuesta estaba basada en una música influenciada por estilos como el funky o la música con sintetizadores, aparecer con una imagen muy cuidada y ambigua y apoyarse en un nuevo soporte hasta entonces casi desconocido: el videoclip. Lo empaquetaron todo junto bajo el concepto de Pop Art y ya sólo quedaba encontrar un nombre para el grupo que funcionara. Accidentalmente toparon con el nombre de Spandau Ballet y lo tomaron.

El siguiente paso fue hacer la presentación oficial del grupo. Convocaron a los personajes más influyentes de la escena londinense a un concierto privado en un cine para presentar sus temas. El éxito del grupo dependía de la reacción de los asistentes: al día siguiente todo Londres hablaba del nuevo grupo que acaba de nacer.

Con el apoyo de la vanguardia londinense y siendo el grupo de moda en los locales más in Londres llegó la hora de buscar discográfica. Sabían que jugaban con ventaja y consiguieron cerrar un buen contrato discográfico.

Un par de discos después, Spandau Ballet era un grupo muy conocido, pero no habían conseguido “el éxito” que tanto deseaban. Durante este tiempo habían perdido el factor sorpresa y por contra, un número considerable de grupos habían adoptado su estética y su estilo.

Había llegado el momento de evolucionar. Sin abandonar su gusto por la moda y la estética, evolucionaron hacia un aspecto más sofisticado. Con la publicación del tercer álbum “True” (1983) se coronaron como los reyes de los New Romantics y por fin alcanzaron el ansiado éxito.

Los siguientes años fueron un paseo por la fama sin abandonar los rasgos característicos de la banda: una imagen muy cuidada, el uso del videoclip y una música con un sonido inconfundible. Sus dos siguientes éxitos fueron número uno mundial y se convirtieron en un fenómeno de masas.

Sin embargo los desencuentros empezaron a crearse en el seno del grupo. Aquel mocoso rubio llamado Gary empezó a cambiar de objetivos, algo que no fue compartido por el resto de los miembros que seguían volcados en el grupo. Ese fue sólo uno de los motivos, pero sin duda uno de los motivos clave para la sonada ruptura que se produjo en 1989.

La ruptura de Spandau Ballet fue un duro golpe para las miles de fans incondicionales que durante años pedían una y otra vez la unión del grupo. Tuvieron que pasar 20 años para que el reencuentro se produjera. Todos asumieron su parte de culpa y lanzaron un CD recopilatorio para tantear la acogida del mercado. La acogida ha debido ser algo más que positiva ya que han lanzado CD con tres temas nuevos, estrenan documental y preparan gira mundial para 2015. No hay que ser muy sabio para saber que este grupo está preparando algo importante. Esperemos que la suerte les acompañe.

[subscribe2]

El vacío que esconde la apariencia

Estos días la prensa se ha hecho eco de las aventuras de un farsante conocido popularmente como “el pequeño Nicolás” que consiguió engañar a presidentes, reyes y empresarios. Muchas veces las apariencias engañan, pero muchas otras convencen. El caso que nos ocupa es de un joven que consiguió introducirse en las capas más altas de la sociedad y de la política con la apariencia como única arma, y lo hizo de manera continuada durante años hasta que fue cazado por un cúmulo de mentiras que desbordó el vaso. 

Os adjunto un artículo al respecto publicado ayer en el diario Expansión del periodista Tino Fernández en que colaboran Guillem Recolons y Andrés Pérez Ortega, y que analiza la fijación de forma sobre fondo de directivos, empresarios y reclutadores.

¿Sabes venderte como el ‘pequeño Nicolás’?

Como en la vida, en el mercado laboral el papanatismo de ciertas empresas, reclutadores o jefes les lleva a fijarse más en los fuegos artificiales de una persona que en su solidez profesional o el valor que aporta.

Francisco Nicolas / apariencias vacías

Fuente: 20Minutos

Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, el joven detenido la pasada semana acusado de estafa, suplantación y falsedad en documento público tras hacerse pasar presuntamente por agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), después de haber alternado y fotografiarse con políticos, empresarios, famosos y hasta con el propio rey Felipe VI el día de su coronación, no es sólo una muestra de cómo alguien puede venderse personal o profesionalmente con habilidad. También es un ejemplo de cómo en la sociedad –y por supuesto en el ámbito profesional–, ciertas dosis de papanatismo llevan a fijarse en aspectos que no tienen que ver con la solidez, el valor añadido, la eficacia o la relevancia real. Parece contar mucho más la apariencia, las formas, el envoltorio personal y profesional, o la simple visibilidad.

En el terreno laboral hay quien se dedica a hacer política y tiene como actividad principal salir en la foto. Es evidente que muestran una gran habilidad para ello, pero la cuestión es que muchas organizaciones, además de aceptar esto, lo recompensan. No premian los logros. Quien consigue promocionar allí es un tipo de profesional más visible que sólido y efectivo.

De poco sirve decir que eres el mejor para un puesto si no puedes probar que eres lo que prometes

En el entorno que favorece la aparición de individuos como el pequeño Nicolás, cabe preguntarse si hay expertos porque aparecen en todos los sitios, o están en todos los sitios porque son realmente expertos.

Falsos icebergs

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, explica que “hay personajes que consiguen saltarse los protocolos y entrar allí donde se proponen. Utilizan lo que conocemos como labia, buena presencia, pero sobre todo una sensación de seguridad que no admite dudas a quien le acoge. Son falsos icebergs. Se ve lo que flota, pero no hay nada debajo”.

Seguir leyendo…

 

[subscribe2]

 

Visual Search: Decirlo con imágenes es lo que se lleva

Los humanos somos seres especialmente visuales que además vivimos inmersos en un mundo ligado cada vez más a la imagen y la inmediatez. Nuestra condición, junto con la revolución de la comunicación online, ha generado la aparición de una generación llamada “The Visual Generation”, en la que lo visual triunfa por encima de todo.

personalbranding_visualsearchLas formas de buscar y recibir información están cambiando, Google nunca desaparecerá por completo, pero se está produciendo la transición de la búsqueda del texto a la búsqueda visual.

Esta tendencia, junto al crecimiento exponencial de redes sociales como Instagram, Pinterest o Vine hace que cada vez más prioricemos los contenidos visuales y audiovisuales por encima de los demás. Seguramente la era del “Visual Search” – búsqueda visual de imágenes – esté más cerca de lo que imaginamos.

Los datos hablan por si solos:

  • Un reciente estudio realizado a más de 3000 profesionales del marketing en Estados Unidos (Fuente:  Social Media Examiner) revela que los especialistas en marketing valoran los contenidos visuales en las redes sociales más que nunca.
  • Pinterest ha comprado a la startup pionera en el reconocimiento de imágenes y tecnologías de búsqueda visual – VisualGraph – para desarrollar esta tecnología en los próximos años. 

Estas dos realidades hacen que los especialistas en marketing digital valoren cada vez más las redes sociales visuales. Y aquí entran en juego dos factores:

–       Creación de contenidos visuales (infografías, memes…)

–       Producción de vídeos originales

¿Cómo afecta el Visual Search a nuestra marca personal?

Seguramente la consolidación de la búsqueda visual sea algo incipiente, pero siempre es bueno anticiparse y estar preparado para lo que llegará. Así que veamos algunos conceptos relevantes para nuestra marca.

  1. Tu imagen 2.0: analiza qué imágenes aparecen relacionadas con tu nombre+apellidos y responde a la pregunta: ¿Mi identidad visual 2.0 refleja los valores de mi marca? Si la respuesta es negativa debes de empezar a trabajar mejor las imágenes que compartes a través de tu Blog o Redes sociales. Como consejo guarda siempre las imágenes con tu nombre junto al concepto que quieras relacionar (por ejemplo: alexiaherms_visualsearch)
  1. Instagram: Tu marca personal contada en imágenes. Está claro que Intagram ha democratizado la fotografía, así que aprovecha para proyectar quién eres y qué haces en imágenes. Si ya hemos visto que “decirlo con imágenes es lo que se lleva”, no pierdas la oportunidad de hacerlo añadiendo un toque de creatividad.
  1. Youtube: El vídeo se impondrá como el medio rey en los próximos años. En primer lugar asegúrate de que los vídeos que Youtube relaciona con tu nombre son los que tú quieres. El vídeo es sin duda la mejor tarjeta de presentación. Una apuesta ganadora es hacer un vídeo de tu relato, eso es la máxima expresión de tu marca personal 2.0.
  1. Pinterest: Da rienda suelta a la imaginación, ya que Pinterest nos permite inspirar con imágenes. Construye algunos tableros con todo lo que te entusiasme, eso también deja marca y muestra tu lado más personal.
  1. Vine: Tienes 6 segundos para transmitir un mensaje, si Instagram nos da la posibilidad de ponernos en la piel de un Fotógrafo, Vine nos permite ser Publicistas – con spots de 6 segundos -. Capta tu realidad y utiliza estos segundos audiovisuales como “teaser” de algún post de tu Blog, de eventos a los que asistas, charlas que impartas…

Las redes sociales visuales enganchan porque son emocionales y nos dan lo posibilidad de proyectar nuestra marca personal de forma diferente.

Imagen CC Search  by qthomasbower / Big Heart of Art – 1000 Visual Mashups

¿Cuánto tiempo necesito para gestionar mi marca personal?

Perdona que te responda a la gallega: ¿Cuánto tiempo necesitas para crear un hábito?

Robin S. Sharma, autor de “El monje que vendió su Ferrari” nos habla de 21 días seguidos el tiempo necesario para crear un hábito. Sin embargo, y conciente de que puedo frustrar expectativas, en marca personal diría que el proceso es algo más largo (aunque muy edificante e inspirador). Me explico.

soymimarca.com personal brandingPara gestionar mi marca personal primero necesito saber cómo se gestiona, y ese PROCESO de aprendizaje lleva unos buenos tres meses si uno quiere hacerlo como Dios manda.

Una vez conocido el proceso, podemos iniciar la fase de desarrollo, para la cual 21 días pueden ayudar si no fuera por un pequeño detalle: no se verán resultados todavía, lo cual puede dejar caer la motivación. Así que diríamos que el tiempo que necesito para gestionar mi marca personal es aquel necesario para observar los primeros resultados deseados. Siento no ser más concreto, pero siempre dependerá de los objetivos marcados.

Si uno pretende posicionarse profesionalmente para dejar clara su propuesta de valor para con los demás, este proceso no tiene fin; una vez se empieza no se puede parar, no se debería parar.

Si el objetivo central es encontrar un trabajo hablamos de un tiempo finito, que supuestamente acabará el día que en que se empiece a trabajar. Y digo supuestamente porque los personal branders nos cansamos de repetir la frase castiza “todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena”, referida a que muchas personas bajan la guardia en cuanto han conseguido un trabajo sin ser concientes de que todo trabajo es efímero.

La pregunta del tiempo necesario para gestionar la marca personal tiene una gemela referida al tiempo necesario para gestionar las redes sociales. Y la pregunta la suelen hacer personas que aseguran no tener tiempo, con lo que la respuesta es mucho más fácil y lógica: si no tienes tiempo, no preguntes, no podrás gestionar jamás tu marca personal, ni tus redes sociales, ni ir al gimnasio, ni aprender a comer más sano, ni nada.

Malas noticias para los que no son de agenda flexible. Buenas para los que piensan que dentro de cada uno de nosotros existe la posibilidad de un cambio a mejor a base de introducir nuevas rutinas y jubilar costumbres que no nos aporten nada.

Foto: SnaPsi Сталкер “magic eye” -Creative Commons-

[subscribe2]

¿”Podemos” compra seguidores? Empieza la guerra de los candidatos

Todos los aficionados a las redes sociales seguimos con interés a principios de septiembre la noticia de los miles de falsos seguidores árabes que seguían la cuenta en Twitter de Mariano Rajoy. Twitter se apresuró a borrar los falsos perfiles, pero la sombra de la sospecha acechaba a la figura del presidente Rajoy. ¿Había sucumbido Mariano a la tentación de comprar seguidores para ser el político más seguido en Twitter o se trataba más bien de una estrategia de desprestigio orquestada por el enemigo?

Pablo Iglesias, líder de Podemos, lo tuvo claro desde el minuto uno y no tardó en calificar de “patético” que Rajoy diese “instrucciones a su equipo” para “comprar seguidores”. Si alguien podía opinar del tema, ése es, sin duda,  Pablo Iglesias  que ha desarrollado una comunicación en redes sociales impecable. La sorpresa se la ha llevado una servidora cuando ha descubierto que en la lista de seguidores de Pablo Iglesias también aparecía un buen número de falsos seguidores al estilo de los que aparecían en la cuenta de Mariano Rajoy.

¿Compra seguidores de Twitter el líder de podemos?

¿Se trata de una compra de followers por parte de Podemos o estamos ante otra posible campaña de desprestigio? Será difícil de descubrir. La compra de seguidores para una cuenta personal es tan fácil (y barato) como comprar seguidores a un tercero, aunque a estas alturas de partido resultaría triste descubrir que Pablo Iglesias y su equipo también hubieran sucumbido a la tentación de comprar Followers. Por mucha presión que se reciba o por muy cerca que se encuentren una elecciones, no hay que caer en la trampa. El que acumula más seguidores no es necesariamente ni el más votado ni el más popular. El secreto de las redes sociales no está en el número de seguidores, sino en el interés y el carisma de una persona.

Pablo Iglesias ha sido el primero en conectar con el electorado a través de las redes, con lo que es lógico que tenga un número de seguidores considerable, pero algunos se empeñan en verlo una amenaza a combatir. Si nos ceñimos sólo a los gráficos y a la evolución de seguidores de ambos candidatos, el perfil de Mariano resulta infinitamente más sospechoso de trampa que el de Pablo Iglesias.

comparativa-mariano-pablo

Fuente TweetAccount

Las cifras sin análisis en las redes sociales son, parafraseando a Risto Mejide “como un consolador, perfecto ejecución pero tremendamente fría en el sentimiento“. Para una figura pública como lo es un político es imprescindible entender lo que se encuentra detrás de las cifras: los seguidores en Twitter no se transforman sistemáticamente en votos.

Si hacemos caso a las cifras obtenidas a 25 de septiembre a las 13:20 horas, el político mejor posicionado sin duda alguna sería Rajoy, tal y como se desprende de la herramienta de monitorización:

Influencia Twitter de Rajoy

Fuente TweetReach

Desde luego un alcance considerable, especialmente si se tiene en cuenta que Pablo Iglesias, a esa misma hora, ni siquiera rozaba un alcance de 30.000 personas. Había que buscar la procedencia de la repercusión de la cuenta de Mariano Rajoy.

El misterio quedaba resuelto si se miraba las noticias publicadas por el diario La Informacion, que recogía el gazapo de EFE en Twitter colocando #RajoyMariquita.

Procedencia tráfico de cuenta de Rajoy

Fuente TweetReach

El caso resulta muy obvio, pero sirve para recordar que el éxito en redes sociales radica en el interés que genera una persona por lo que hace o por lo que dice, no en el número de Followers que obtenga.

Egocéntricos, pesados y spam

Cada vez se me hace más insoportable aguantar personas que solo hablan de si mismas, que se constituyen en el centro del universo y que van aventando sus gracias, saberes y contactos por doquier sin respetar ni la circunstancia ni a los interlocutores. Seguro que conocéis alguna.

Destacar entre los demás es un principio básico de la gestión de la marca personal para poder ser conocido, reconocido, relevante y elegido. Quien no destaca se confunde con la mayoría y no deja marca.

Una cosa es destacar y otra avasallar y abrumar a la audiencia con mensajes de autobombo. Los mensajes egocéntricos son a medio plazo improductivos porque no aportan ninguna propuesta de valor, no ayudan a solucionar ningún problema a nadie y quien los emite corre el peligro de acabar siendo catalogado como pesado, convertido en spam y archivado en el olvido. Pero entre que son identificados y neutralizados hacen perder tiempo y el tiempo, ya lo sabemos, es oro.

Como se que vuestro tiempo es escaso os voy a indicar algunos de los rasgos más característicos para identificar a los pesados egocéntricos de manera rápida.

  1. Personal Branding / Soymimarca

    Caravaggio

    Ideas. El egocéntrico normalmente se presenta como tenedor de ideas geniales. Se presenta como el más innovador entre los innovadores y puntero entre los punteros. Da a entender que se ha leído bibliotecas enteras aunque en realidad siempre repite las mismas citas. Y los demás nunca están a su altura.

  2. Trabajo. Lo que hace es siempre lo mejor, lo que hacen los demás es siempre mejorable. Se presenta como el adalid del buen hacer y pretende dejar a los demás en evidencia haciendo comentarios no precisamente amistosos, algunas veces de manera pública y ostentosa. Si hacéis una actividad conjunta intentarán daros a conocer que si fuera por vosotros ya estaríais descartados y que es gracias a su buen hacer que la actividad se mantiene.
  3. Equipo: No es un buen compañero de equipo.
  4. Relaciones. Tiene en su agenda los mejores contactos. Presume de conocer a lo mejor de lo mejor y cuando aparece el nombre de una celebridad lo más seguro es que haya estado cenando con ella la semana anterior. Muchas veces no se trata de contactos propios sino que vienen inducidos por otras relaciones de proximidad ya sean familiares o amigos de amigos.
  5. Tendencias. Se presentan como marcadores de tendencia. Van siempre a la última y sitúan al resto del mundo a la cola de lo que se lleva y entre ellos estamos nosotros. Si les hiciéramos caso acabaríamos desmoralizados.
  6. Imagen.  Son los mas guapos y los que pretenden hablar mejor por contraposición al resto que son vulgares y poco agradables. Ni en broma se os ocurra haceros cirugía estética o cambiar el vestuario porque seguiríais no estando a la altura.

Si encontráis un perfil que cumpla alguno de estos rasgos seguidle la corriente porque lo cortés no quita lo valiente pero no les prestéis demasiada atención y sobretodo no os dejéis intimidar. Es pura fachada.

[subscribe2]

 

 

Personal Branding Real

Ayer España estrenó nuevo rey con Felipe VI de Borbón. Pero precisamente la palabra “nuevo” es el centro de atención de toda la mirada política. Hace pocos días, tras el anuncio de abdicación de Juan Carlos I, Arancha Ruiz publicaba en su blog “Historias de Cracks” un excelente DAFO con el debilitamiento de la marca Juan Carlos I entre 2010 y 2014.

Aun no podemos tener una visión de cómo será el reinado de Felipe VI, y eso es porque no existe un modelo branding personal conocido por el público. ¿Debería haberlo?

El discurso del rey

Ayer lo cierto es que Felipe VI no marcó perfil propio en su discurso con respecto a Juan Carlos I, utilizó las mismas expresiones, visiones y eufemismos. Ese es un mal principio, aunque cabe que pueda modificarse. Todo político que no quiera ser un commodity necesita marcar perfil propio, dejar fluir su auténtica marca. Es comprensible que en un discurso de la magnitud mundial del de ayer Felipe VI no quisiera meterse demasiado en la cocina, pero a muchos analistas sus palabras les parecieron vagas y deja vu. Acabo de ojear el Times y veo que la proclamación del rey no aparece en portada, mala señal.

La única palabra que sonó a novedad fue “transparencia”, un valor que no se menciona, se demuestra.

Necesidades nuevas

Si Arancha Ruiz hizo un DAFO sobre Juan Carlos I, ahora necesitamos conocer el modelo de branding personal de Felipe VI, concretamente:

  • soymimarca.comSu DAFO
  • Su modelo de “negocio”, en este caso su modelo de reinado, con especial incidencia en sus propuestas de valor y sus alianzas clave
  • Su visión, su sueño (no sobre España) personal, y su misión
  • Sus valores, tanto los que se le suponen a un político (liderazgo, honestidad, coherencia) como los que abandera desde niño el nuevo rey
  • Su estrategia política. Cómo combatirá la irrupción de una izquierda más pura, no contaminada por la historia ni la transición, un movimiento inconformista y republicano. Cómo afrontará el que algunos pueblos de España quieran decidir un futuro fuera de España. Cómo lo hará para evitar la contaminación inevitable de dos mandatos nefastos para España: el de ZP y el de Rajoy, que han minado la credibilidad internacional del país a causa de una corrupción descontrolada (que también afecta a la familia real), de una nefasta gestión de la crisis y de una inexistente gestión de un paro descontrolado que lidera los países de la OCDE.
  • Su definición de públicos objetivos. A quién tiene que convencer, a quién le tiene que dedicar su tiempo.
  • Su mensaje, que no puede estar libre de carga política. Lo quiera o no, Felipe VI no puede ser rey de todos los españoles, porque muchos no comprenden el anacronismo de la monarquía en pleno siglo XXI.
  • Su plan de comunicación, tanto tradicional como en el mundo de los bits.
  • Su plan de valoración del éxito o del fracaso, algo que hasta ahora no conocemos si se ha puesto en marcha y que diría si el modelo de Personal Branding Real funciona.

Felipe VI es una marca

Le guste o no, Felipe VI es una marca, con un campo de significados muy variado y complejo, y con la capacidad de dejar una huella permanente en la historia. De él depende hacerlo, y lo primero que yo haría si fuera él sería marcar perfil propio a través de un libro que explique un modelo, una forma de hacer, unas metas. España tiene un rey nuevo, pero con un discurso viejo, gastado y que aporta poco valor. Un branding personal real se impone, sin valor no hay rey.

[subscribe2]

Las empresas son personas. La evidencia (III). Saint-Jean-de-Monts

El pasado diciembre arranqué esta serie de artículos sobre la humanización en la comunicación de las empresas con el caso de Zurich Seguros. Semanas más tarde hablé de un caso que conocí de primera mano, el caso Hasbro, y hoy os hablo de un caso relacionado con el turismo y las administraciones, el caso de Saint-Jean-de-Monts.

Este caso, un descubrimiento de mi compañera Olga Villacampa, es interesante ya que la humanización se produce en unas circunstancias muy adecuadas.

El marco:

soymimarca.comSaint-Jean-de-Monts es un pequeño municipio de la costa atlántica francesa. Pertenece al Departamento de Vendee, en la región del Pays de la Loire. Su actividad principal es el turismo, siendo la hostelería y restauración el centro de los negocios de esta ciudad.

Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. Muchos pueblecitos costeros de todo el mundo han volcado su actividad principal en el turismo de vacaciones, la gastronomía, el relax, etc.

La humanización:

Entrando en la web de Saint-Jean-de-Monts hay un apartado del menú que llama poderosamente la atención: Nuestros expertos. Es decir, no aparece el clásico “quienes somos” en que jamás aparece un solo nombre propio sino un compendio filosófico alrededor de las bondades de la organización en cuestión.

Pues bien, en el apartado de nuestros expertos vemos una página repleta de fotografías de personas con su propuesta de valor y la posibilidad de entrar para ampliar la información de cada uno. Lo interesante es que bajo la foto no hay un cargo, hay un área de experiencia. Por ejemplo, Paul es especialista en “no hacer nada”, el arte de desconectar.

soymimarca.com personal branding

Curioso, ¿no?. Pues lo mismo sucede con Sofía, responsable de bienestar, con Laura, responsable de familia, Emmanuelle, eco-responsable, y así sucesivamente. La sensación que produce ver esta página tan humanizada es que uno se sentirá como en casa. Hay varios detalles interesantes: no hay apellidos; eso por un lado puede parecer poco ético, pero lo que hace es crear una sensación de cercanía muy fuerte en un país donde todo el mundo se habla de usted, incluso de hijos a padres.

El ayuntamiento de Saint-Jean-de-Monts nos ha dado una lección de branding personal aplicado a una empresa, y lo ha hecho utilizando con sabiduría al principal conector emocional que las organizaciones pueden poner a disposición de sus clientes: las personas. Paul no es un empleado cualquiera, es un experto en el arte de hacerte desconectar, pero por encima de todo, Paul es una persona. Como tu, como yo.

[subscribe2]

Branding social + Branding personal = éxito, por @guillemrecolons

Hace poco más de un año hablé en este blog de mi visión personal sobre los tres tipos de branding: corporativo, personal y social. El branding social es algo desconocido en los ámbitos marketinianos, pero sin duda es un fenómeno emergente.

Casos claros de branding social los podemos tener en los movimientos originados desde el pueblo, el 15M, la PAH, y muchos más.

Sin persona no hay caso

¿Qué pasó con el 15M? ¿Triunfó? ¿Fracasó?. No seré yo quien haga una valoración política del 15M (también llamado movimiento de los indignados), pero lo cierto es que consiguió levantar millones de páginas de prensa. Desde esta perspectiva, este movimiento de protesta originado en Madrid y seguido en todas las ciudades de España y secundado en las redes sociales, podríamos decir que tuvo un amplio eco.

Pero le falló algo importante. Al ser un movimiento tan asambleario, adoleció de falta de liderazgo. Le faltaba un nombre propio, una persona, un portavoz, una marca.

El caso PAH

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a diferencia del 15M, tuvo desde su inicio a una portavoz, una persona de carne y hueso. Ada Colau ha sido hasta hace apenas un mes la cara visible de ese movimiento sin precedentes en la historia de la defensa de los derechos de las personas desahuciadas.

El caso Pablo Iglesias: la personalización de un movimiento social

El caso de Podemos es el caso de Pablo Iglesias, y de ahí una buena parte de su éxito. El 15M no tuvo portavoz hasta que hace pocos meses emergió la figura de Pablo Iglesias, que creó Podemos, un partido político alternativo de raíz reivindicativa. Algunos lo llaman antisistema, pero desde el momento en que se erige en partido entra en el sistema.

Podemos ha conseguido 5 eurodiputados con más de un millón de votos y superando incluso al que parecía el partido revelación UPyD que se ha llevado 4 diputados al Parlamento Europeo. Lo increíble del caso es que además Podemos no se ha nutrido de Izquierda Unida, sino que ha arrancado votos de la abstención y –muy especialmente- del PSOE. Y aún más, Podemos ha conseguido 100.000 votos en Catalunya, un territorio “comanche” con amplia implantación de la izquierda, y lo ha hecho sin desgastar a Iniciativa per Catalunya, ni a ERC.

Votamos a personas, no a siglas

  • El triunfo de Podemos en España se debe a Pablo Iglesias, un profesor y doctor de ciencias políticas de la Complutense de Madrid con un historial anti-globalización impresionante y con un excelente poder comunicativo.
  • El triunfo de ERC en Catalunya es el triunfo de un tipo campechano de gran oratoria llamado Oriol Junqueras que consigue reposicionar un partido manchado por la corrupción y el despilfarro y le devuelve su orientación revolucionaria e independentista.
  • La caída del PSC en Catalunya está muy unida al anti-liderazgo de Pere Navarro, su secretario general.
  • Los partidos son personas, y las grandes formaciones de este país no ha sido capaces de entenderlo, han priorizado los “aparatos” y las fidelidades internas a las nuevas propuestas de branding desde las personas.
  • Ningún partido en el poder se atreve a promover o aprobar un cambio en la ley para crear listas abiertas y que, por fin, podamos votar a personas y no a siglas. Pablo Iglesias, Ada Colau y Oriol Junqueras, aunque no sean de tu cuerda política, son un grandísimo ejemplo de branding personal que se impone a los sistemas obsoletos electorales de listas cerradas.
  • Si el bipartidismo empieza a agonizar en España es por falta de visión y de renovación de los grandes partidos, pero sin duda también es mérito de los Albert Rivera, de los Pablo Iglesias y de esas personas capaces de liderar, dar la cara y ofrecer un discurso coherente y sólido.

Bienvenido sea el branding personal a la política; ya es hora de ir dejando atrás las estructuras burocráticas, antiguas, viciadas y ultrajerárquicas.

[subscribe2]

Qué puedes aprender de Eurovisión para tu marca personal

El pasado sábado estuve viendo el Festival de Eurovisión, y observé una serie de pautas que creo que pueden ser aplicables a la marca personal y que paso a exponer a continuación.

eurovision-marca-personalTodo ha cambiado. Cuando era un niño, Eurovisión era un gran acontecimiento que pocos nos perdíamos. Lo que empezó siendo un festival de canciones entre unos pocos países, se ha convertido en un gran espectáculo con audiencias millonarias en el que las canciones son solo una parte de él.

No siempre gana el mejor. Cada año hay grandes canciones que quedan olvidadas en los últimos lugares. Las razones son variadas, pero lo que podemos aprender es que, como en muchos otros aspectos de la vida, ser el mejor en algo no es garantía de éxito. Ya no vale con una buena canción, hay que presentar un espectáculo completo e impactante. 

Llamar la atención te da una oportunidad, pero tienes que tener un producto. En los últimos años han proliferado las propuestas extravagantes, cuando no bizarras, que consiguen llamar la atención del público. Algunas de estas propuestas han conseguido ganar, pero lo han hecho porque han aprovechado la oportunidad para mostrar un producto que era bueno, como lo hicieran Lordi en 2009 o Conchita Wurst, la ganadora de este año.

La puesta en escena multiplica el valor del producto. Uno de los grandes atractivos de las últimas ediciones ha sido, sin duda, la escenografía, que permite puestas en escena espectaculares y facilita la personalización de cada actuación. Luces, pantallas de proyección, humo, pirotecnia… todos los recursos se utilizan para multiplicar la capacidad de transmisión del mensaje.

Los éxitos del pasado no garantizan éxito en el presente. De vez en cuando aparece un cantante famoso compitiendo en Eurovisión. En muchos casos tratan de reflotar sus carreras. Sin embargo, muchos de ellos no tienen éxito al no ofrecer lo que el público demanda en estos tiempos. Un buen ejemplo sería la participación de Bonnie Tyler en 2013 en representación de UK.

La cultura es cada vez más universal. Además de que la mayoría de intérpretes cantan en inglés, cada año hay menos diferencias entre los países. Los estilos musicales, los bailes y las interpretaciones son muy similares, evidenciando que, en cierto modo, nuestra cultura se está universalizando. Piensa en ello antes de volver a decir aquello de “aquí somos diferentes”.

Está bien tener influencias pero copiar te perjudicará. En un festival en el que una canción, oída por primera vez, tiene que llamar la atención del público, es bastante lógico que se busquen referencias y similitudes, que hagan que el público se familiarice rápidamente con la canción. De hecho, el tema ganador se podía considerar un homenaje a las bandas sonoras de James Bond y a la interpretación que de algunas de ellas hizo la gran Shirley Bassey. Sin embargo, cuando la copia es muy descarada, el público la rechaza porque se siente engañado, como ha pasado este año con Basim,  el representante de Dinamarca, que era un clon de Bruno Mars.

Las personas tienen perfiles mixtos. A pesar de tener la etiqueta de festival hortera, Eurovisión es visto cada año por millones de personas que responden a perfiles muy diferentes. Hace años que los perfiles socio demográficos (edad, nivel cultural, capacidad adquisitiva, etc.) no sirven para mucho ya que las personas tenemos perfiles mixtos y nos diferenciamos entre nosotros por otros muchos criterios como el estilo de vida o nuestra filosofía personal.

Tu reputación es determinante. En la edición de este año ha habido abucheos cuando un país votaba a Rusia. Su actuación en Ucrania y las leyes homófobas, entre otros factores, le han pasado factura. La desaprobación no solo se ha mostrado en forma de abucheos, también lo ha hecho en forma de votos, que este año han sido inusualmente bajos para haber presentado una canción muy digna. Su mala reputación les ha perjudicado.

El networking es fundamental. Hace años que el concurso ha perdido emoción por el “peloteo” de votos que se hacen entre los países del Este de Europa. Este amiguismo no impide ganar a otros países fuera de este área, como se ha demostrado este año, pero sí pone el listón mucho más alto para aquel que no tiene una buena red de contactos. Toma nota de ello.

El cliente es quien decide. Repasando la lista de ganadores de los últimos años se puede comprobar que no hay un patrón concreto ni una tendencia que vaya más allá de la facilidad de los países del Este de Europa para ganar debido al amiguismo a la hora de votar. Con los votos por teléfono, es la audiencia la que vota aquello que más le gusta en cada momento, y suele cambiar cada año.

[subscribe2]