¿Comprendemos realmente las motivaciones de los demás?

Una vez que sabemos como interpretar nuestras propias necesidades y motivaciones, debemos saber comprender las conductas ajenas.  Nos deberíamos preguntar ¿estamos o no ayudando a que nuestros colaboradores puedan cubrir sus necesidades? ¿Cómo podemos motivarlos?

La motivación exige necesariamente que haya alguna necesidad de cualquier grado; ésta puede ser absoluta, relativa, de placer o de lujo. Siempre que se esté motivado a algo, se considera que ese algo es necesario o conveniente. La motivación es el lazo que une o lleva esa acción a satisfacer esa necesidad o conveniencia, o bien a dejar de hacerlo.

En psicología, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés. Es el impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado. La motivación también puede ser debida a factores intrínsecos y factores extrínsecos. Los primeros vienen del entendimiento personal del mundo y los segundos vienen de la incentivación externa de ciertos factores.

A continuación enumero unas serie de puntos clave que  el Dr. Mario Alonso Puig autor de Madera de líder explica de forma detallada en su libro sobre cómo facilitar que aquellos que trabajan con nosotros sientan una mayor motivación para expresar lo mejor que hay en su interior.

  1. Lo que más satisfacción da a las personas es hacer un trabajo creativo.
  2. La autoestima crece cuando se consiguen objetivos que no parecían ni alcanzable ni incluso posibles.
  3. Las personas necesitan estar informadas y participar de forma activa en las decisiones que le afectan.
  4. Las personas necesitan estímulos y apoyo para crecer, progresar y desarrollar nuevas habilidades.
  5. Las personas necesitan sentirse respetadas y saber que los demás se interesan por sus necesidades y aunque es una forma de sentirse querido y valorado.

Muchos de vosotros al leer los puntos de análisis del  Dr. Mario Alonso Puig,  que es uno de los expertos más demandados por las empresa para impartir conferencias y seminarios sobre liderazgo, creatividad y gestión del cambio, consideréis que lo que propone no es nuevo pero como nos dice él, necesitamos no saber cosas sino comprenderlas, y para ello es preciso practicarlas y llevarlas a nuestra realidad personal, al fin de que el conocimiento quede incorporado en nosotros de manera permanente. Os animo a reflexionar si  realmente comprendemos las motivaciones de los demás y a actuar en consecuencia en la medida de lo posible.

El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados

Creo  que la empresa de hoy, si quiere aumentar de manera sustancial sus resultados y hacer frente al cambio, no adaptándose a él sino generándolo, tiene que empezar en muchos casos a mimar un poco más a las personas. Hoy necesitamos que las personas que trabajan en la empresa se sientan valoradas y atendidas como personas. El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados, y empezar a ser un fin en sí mismo; entonces los resultados se producen de manera natural.

soy mi marca
0 comentarios
  1. ezequiel
    ezequiel Dice:

    Muy bueno el post. Agregaría 2 temas:
    Ademas de las motivaciones intrínsecas y extrínsecas existen motivaciones trascendentes, que para ciertas personas son las más relevantes.
    Por otro lado, invitaría a reflexionar sobre aquellas acciones que estén a nuestro alcance para motivar a colaboradores, dado que una revisión superficial termina por depender de “la empresa” como entidad abstracta.
    Es impresionante darnos cuenta de la cantidad de herramientas que está a nuestro alcance.
    Saludos,
    Ezequiel
    Buenos aires, Argentina
    @ezequielfanelli

    Responder
    • Montse Taboada
      Montse Taboada Dice:

      Gracias Ezequiel, por tu comentario. Siempre es positivo que personas como tú aporten sus conocimientos a nuestros post. Un saludo y espero que sigas aportando. Montse

      Responder
  2. Gian-Lluís Ribechini Creus
    Gian-Lluís Ribechini Creus Dice:

    Hola Montse.
    Lo que explicas es un tema del que llevo oyendo y leyendo desde hace mucho tiempo pero que no acaba de cuajar. Podemos ver como las empresas tratan a sus trabajadores: despidos por e-mail, despidos por bloqueo de la tarjeta de entrada, etc.
    Todo ello no es más que una falta de respeto hacia el otro. Y a menudo los autores de estos atropellos se amparan en un ente abstracto denominado “la empresa” o “la dirección”.
    Peo cuando alguién me dice “la empresa ha decidido…” mi pregunta siempre es: La empresa no, digamé ¿quién ha decidido?.
    Las empresas no existen sin personas, siempre hay alguién detras.
    Aunque comprender a los demás no debe suponer estar de acuerdo, si que es un elemento de valor personal.
    Es aplicar el “amarás al prójimo como a ti mismo”.
    Saludos.
    Gian-Lluís.

    Responder
    • Montse Taboada
      Montse Taboada Dice:

      Hola, Gian-lluís gracias por tus comentarios y comentarte que estoy totalmente de acuerdo contigo y en muchas ocasiones me pregunto ¿cómo puedemos respectar a los demás si no nos respetamos a nosotros mismos?. Aplicar el “amarás al proójimo como a ti mismo” puede ser un primer paso, aunque creo que si no nos amamos a nosotros, dificilmente podemos amar a los demás. Un saludo

      Responder
  3. Juanjo
    Juanjo Dice:

    Hay un elemento que entiendo que tiene gran influencia en la motivación entre las personas. Me refiero a la forma particular en la que cada uno trata a los demás o se siente tratado. Y, en esta ocasión, no me refiero a la buen o mala educación, sino a tres conceptos más técnicos, más concretos, más prácticos y aplicados a la vez:

    – el Estilo Social de Comunicación.
    – la proyección de empatía.
    – la proyección de flexibilidad interpersonal

    Ahora comentaré sólo el primero, el Estilo Social. El Estilo Social es el modo particular con el que cada persona ha aprendido a relacionarse con los demás y con los acontecimientos. Pero ¿porqué tengo “ese” estilo y no otro? -se preguntan normalmente las personas con las que abordo este tema-.

    En el modelo de comunicación con el que trabajamos desde Persona Global España, entendemos que todas las personas, entre las muchas necesidades que tenemos -como se cita en el post- hay una que es clave desde el punto de vista psicológico; es la que podemos llamar: necesidad básica y, por tanto, es el motivador básico y constante de nuestro comportamiento. Pues bien, si somos capaces de identificarla y somos capaces de aprender cómo dirigirnos a ella (satisfacer esta necesidad), será más fácil motivar-movilizar al otro con independencia de rango, jerarquías o nivel de conocimientos…

    La buena noticia es que todo esto es posible mediante el entrenamiento a partir de la obtención el “Perfil personal de Estilo Social” y la aplicación del “Modelo de Confianza” en las relaciones profesionales y personales.

    Por lo menos esta es mi experiencia.

    Responder
    • Montse Taboada
      Montse Taboada Dice:

      Gracisas Juanjo, por tus interesantes aportaciones. Espero seguir contanto contigo próximamente. La verdad comentarios como los tuyos siempre aportan. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *