La primera mujer surrealista, por @guillemrecolons

Nacida Elena Ivanovna Diakonova en Kazán, Rusia 1894, Gala Eluard Dalí es más conocida como Gala, inspiración de Dalí, pero también como una de las mayores musas del arte del siglo XX, concretamente del surrealismo.

Mujer enigmática, intuitiva, algunos creen que Gala fue la descubridora del genio creador de Salvador Dalí, pero también de otros artistas de su época.

Gala y Dalí, paseo en barcoUna tuberculosis llevó a su familia a trasladarla desde la Rusia de los zares a un sanatorio en Suiza, donde con 18 años conoció al que en cinco años más tarde sería su primer marido, Paul Eluard. Eluard, poeta, formó parte de los grupos vanguardistas del surrealismo, con André Breton, Philippe Soupault y Louis Aragon. Gala se sumergió de lleno en este nuevo movimiento artístico, hasta al punto de asistir a reuniones e incluso mantener relación con el pintor Max Ernst, que la retrató en numerosas ocasiones.

En 1929 se produce su primer encuentro con Dalí en Cadaqués. El pintor invitó a Goemans, René Magritte, Luis Buñuel, Paul Eluard y Gala, con la hija de ambos, Cécile. El flechazo fue instantáneo y por ambas partes, y Gala pasaría el resto de su vida con Savador Dalí. Las palabras del Dalí referidas a ese encuentro no pueden ser más elocuentes:

“Gala salió del coche, con el rostro displicente, en el mismo instante en que yo estallaba en una de mis crisis de risa. Con su intuición de médium, comprendió el significado exacto de mi risa. Mi carcajada no era escepticismo; era fanatismo. No era frivolidad; era cataclismo, abismo y terror. Gala me escuchó. Me adoptó. Fui su niño, su hijo, su amante, me abrió el cielo y los dos nos sentamos en las nubes, lejos del mundo. Me dijo: ¡Niñito mío! No nos separaremos nunca”.

Gala y Dalí

Foto: Roberto Muggiati

Al acabar la guerra civil española Dalí y Gala se exilian a Estados Unidos, donde viven ocho años. Regresan en 1948, y se instalan en Portlligat (Cadaqués) durante la primavera y el verano y alteranan París y Nueva York el resto del año.

Dalí y Gala se casaron en 1958 en Girona y diez años más tarde el pintor le regaló a Gala un castillo en el pueblo de Púbol (Girona), al que él no puede acceder sin el permiso previo y por escrito de su esposa.

Gala murió en 1982, y fue enterrada en su castillo de Púbol, donde está construida una cripta para Salvador Dalí, que murió en 1989 pero finalmente no fue enterrado ahí.

Pero ¿Cómo influyó Gala a Dalí? ¿Qué es exactamente una musa?

Recojo este texto impecable de la actriz Silvia Munt publicado en El Cultural bajo el título “Gala, Ángel y Demonio

“…Gala, obviamente, también se nutrió de su ángel y de su demonio para elaborar su personaje y para dar altura a su oficio, el de musa. Porque era la musa por excelencia, entendiendo que las musas deben ser intensas y frívolas, religiosas y amorales, deben saber amar y ser amadas, deben ser mujeres excitantes que despierten todo lo que está dormido, que es mucho, sobre todo cuando hablamos de hombres geniales como con los que Gala tuvo la suerte o la perspicacia de encontrarse.”

Efectivamente Gala vivió la transformación de mujer romántica al surrealismo puro convirtiéndose, como dice Munt, en “la mujer de todas las libertades: la libertad de creencia, la libertad de opinión, la libertad de imaginación, la libertad cultural, la libertad sexual”. Fue sin duda la primera mujer surrealista.

Se dice que no se sabe dónde acaba Gala y empieza Dalí. Aunque no existen excesivas pruebas de la forma de pensar de Gala, en 2005 se encontró un manuscrito de más de 100 páginas en el Castillo de Púbol que demuestran que Gala se “hizo” en su infancia en Rusia, se relatan las incestuosas visitas de su hermano y se habla de la felicidad que se supuso esa primera época de su vida.

En cualquier caso, es obligada la reflexión de si Dalí hubiese sido quien fue sin Gala. Ahí lo dejo.

Guillem Recolons on GoogleGuillem Recolons on InstagramGuillem Recolons on LinkedinGuillem Recolons on TwitterGuillem Recolons on Youtube
Guillem Recolons
Personal Branding Strategist
Consultor, formador y conferenciante sobre personal branding.
Socio fundador y Personal Brander en Soymimarca.
Convencido de que todo deja marca, ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos.
Además de Soymimarca, soy consultor en AdQualis HR Consultants y formador en Ponte en Valor.
Profesor del Posgrado en Social Media de UPF, de ISDI, del EMBA de IESE y del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna). Publicitario colegiado, master en Mkt y estudiante de grado de Humanidades (UOC). Voluntario comprometido en la fundación La Salut Alta.
Mi ADN está formado por experiencias en Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras.
guillemrecolons.com
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *