0 comentarios
  1. Fernando
    Fernando Dice:

    El problema es que si nos presentan algún día y no me das tu tarjeta no conseguiré recordar tu nombre, apeliido o ambos y nunca podré buscarte en Google.

    Responder
  2. Lucas Sevilla
    Lucas Sevilla Dice:

    Justamente estaba debatiendo esto ayer con un impresor pero para fomentar su uso. Lo que hay que diferenciar es que ni todo el mundo le gusta el uso de Internet ni todo el mundo lo usa y no en todo momento puedes tener acceso a él.

    Si no dispones de tarjeta, ¿Qué ofreces cuando conoces a alguien? ¿Qué te diferencia del resto? ¿Qué te hace mejor que los demás? ¿Crees realmente que se acordarán de tu nombre al cabo del día una persona que igual se entrevista con más de cinco o diéz personas en un día?

    Responder
  3. Francisco Fernández Reguero
    Francisco Fernández Reguero Dice:

    Hola Javier.

    Estoy de acuerdo con lo que expresas en tu artículo, de hecho es lo que digo a las personas que creo son capaces de entenderme (conoce qué son las redes sociales, navegan por internet y están al día). Para el resto de contactos, suelo llevar una tarjeta de visita donde expresa mi dirección de LinkedIn junto al resto de formas de contacto.

    Un cordial saludo. Paco.

    Responder
  4. Eduardo
    Eduardo Dice:

    Javier,

    He hecho lo que sugieres, poniendo tu nombre en Google pero aparecen varios.
    Desde luego, yo no puedo dar mi nombre para buscarlo en Google porque aparecen cientos…

    Saludos

    Responder
  5. Nacho Cambralla
    Nacho Cambralla Dice:

    Hola Javier.
    Coincido contigo en que hoy en día en muchos casos no es necesaria la tarjeta de visita. Yo prefiero tener a todos mis contactos perfectamente “fichados” en LinkedIn porque además es un “tarjetero” que ellos mismos van actualizando.

    La técnica de pon mi nombre en google yo también la utilizo. Los que tenemos un nombre o apellido peculiar lo tenemos fácil, pero ¿qué pasa con aquellos que se llaman Manuel Pérez Garcia o Cristina Martínez López? Deben ser cientos de miles.
    Y te pongo otro caso, ¿que pasa si te llamas Joaquín Cortés o Paula Vázquez? Seguro que Google nos mostraría a los famosos antes que a nosotros.

    Un saludo.

    Responder
  6. Yrma Sanchez
    Yrma Sanchez Dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Javier, con el uso de internet-Google, Linkedin y otros, ya no es necesario las tarjetas de presentación impresa!! tambien hay herramientas que podemos usar enviando nuestra tarjeta de presentación virtual como los sms móvil enviando la palabra YRMA al 2691 y allí le puedo enviar mi tarjeta virtual… Excelente tu artículo… Saludos

    Responder
  7. Javier
    Javier Dice:

    Buenas Noches, creo que lo más importante es que tengas una Marca Personal trabajada que respalde cada acción que hagas, por ello es por lo que te encontrarán, hay casos donde das tu tarjeta pero no dejas huella, lo importante eres tú, al igual que pasa en el CV.

    He conseguido más contactos dejando huella en las personas por todas las vías que existen que antes con un CV o entregando una Tarjeta, el recuerdo lo construyes día a día u ahora con las nuevas tecnologías el hecho de entregar una tarjeta es casi secundario, porque hay diferentes redes para encontrar y conectar con otros profesionales.

    Es un tema con una discusión mucho más profunda que creo que al igual que el CV, donde hace casi un año ya se hablaba de su poca efectividad, sólo el tiempo nos dará o quitará razones a aquellos que pensamos que una fuerte Marca Personal es la mejor forma de conectar con otros profesionales, de abrir líneas de negocio, de conseguir visibilidad efectiva y de ampliar los círculos de contacto que te ayuden a crecer profesionalmente.

    Gracias a todos por vuestras opiniones y un placer leeros.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *