Entradas

Cómo destruir tu marca personal (Vol.II), por @alexiaherms

Sigo la estela de mi compañero Guillem Recolons y su post “ 10 claves para destruir tu marca personal” con 5 falsas creencias o mentiras más sobre el personal branding. Cada una acompañada de una realidad o reflexión, por si a alguien le queda alguna duda

1.La marca personal es solo para los que buscan trabajo: FALSO

Creerse esta afirmación es un grave error, y no solo eso, es vivir engañado. Como dice mi compañero Jordi Collell solo nos acordamos de Santa Barbara cuando truena, y cuando las cosas van bien y tenemos trabajo parece que nuestra marca personal no nos importe nada. Pues debería, ya que nuestra marca es igual o más importante cuando tenemos trabajo que cuando no lo tenemos. Así que gestionar nuestra marca es un hábito muy saludable que todos deberíamos tener, tengamos trabajo o no.

Realidad: “Hay una marca para la que trabajaremos el resto de nuestra vida: nuestra marca personal” por @soymimarca

2. A mi nadie me va a “Googlear” jamás : FALSO

“Googlear” se ha convertido ya en un verbo. Y todos lo hacemos a diario. Sin embargo, dicen los estudios que nos somos conscientes de que la mayoría somos y seremos googleados el resto de nuestra vida. Así que lo queramos o no Google tiene algo que decir sobre nosotros.

Realidad: “De poco te servirá haberte graduado en ingeniería si cuando googleo tu nombre aparece una streaper” por @guillemrecolons

 3. Mi identidad digital no es tan importante como el personal branding en la vida real: FALSO

 Las primeras impresiones en la vida real son podersos, pero también lo son el mundo 2.0. Trabajar una buena identidad digital y cuidar nuestra reputación es imprescindible para que nuestra primera impresión en la red proyecte lo mejor de nosotros y de esta manera abramos la puerta a “desvirtualizar” contactos y atraer oportunidades. Hay que cuidad y gestionar nuestra marca por igual, el online y el offline se retroalimentan y juntos siempre suman.

Realidad: “Actualmente vivimos en dos mundos paralelos y diferentes: el online y el offline” por Zygmunt Bauman

 4. No hace falta humanizar mi marca personal 2.0

Estamos más conectados que antes, pero más desconectados que nunca. Buscamos generar “engagement” con lo que publicamos, así que aderezar los contenidos que compartimos con una pizca de nuestra faceta más personal es lo que realmente nos puede diferenciar y sobretodo humanizar. Según “The Gobbledygook Manifesto” de David Meerman Scott, hay palabras que han perdido su significado al ser utilizadas y repetidas una y otra vez en los comunicados de prensa y mensajes publicitarios de las empresas. Demostrar que dominamos el lenguaje de nuestro sector está bien, pero nuestros seguidores también valoran mensajes más sencillos y personalizados.

Realidad: “Los buenos contenidos ya no son la premisa básica para generar atracción, la claves es añadir experiencia emocional” por @alexiaherms

5. Twitter no vale para nada, basta con estar en Linkedin.

Hay que estar en Linkedin, sí o sí. Pero no es la única plataforma. Muchas personas ven en Twitter un universo abrumador y estresante imposible de gestionar, pero Twitter es una gran fuente de conocimiento e influencia. Podemos seguir a líderes de opinión, profesionales relevantes y empresas. Y si somos capaces de escuchar, tendremos la oportunidad de aprender. Y no únicamente de aprender, sino que también nos ayuda a posicionarnos profesionalmente y a hacer networking con otros usuarios, sin duda una herramienta imprescindible para gestionar nuestra marca personal 2.0.

Realidad: “Twitter se ha convertido en el sistema nervioso de nuestras sociedades, y hay que aprender a utilizarlo”, José Luis Orihuela, profesor de la Universidad de Navarra.

Imagen: Freepick

10 Claves para destruir tu Marca Personal, por @guillemrecolons

¿Cuántas veces habrás leído artículos con títulos como “10 claves para construir tu marca personal”? Yo muchas, cada día más. Hoy no es difícil que cualquiera se lance al ruedo tras haber leído tres o cuatro posts sobre el tema.

He querido utilizar la propia medicina de estos “gurús” (que hoy son gurús de Marca Personal y mañana lo serán de Big Data y de los gastrobares) para anunciar lo siguiente:

LA MARCA PERSONAL ES COMO LA MATERIA, NI SE CREA NI SE DESTRUYE, SÓLO SE TRANFORMA

Dicho esto, mi siguiente afirmación es de carácter numérico: ¿Por qué siempre han de ser 10 claves, no pueden ser 11?

Sí, en efecto, querido/a lector/a, la marca personal NO se crea, ya la llevas “puesta”, es como la personalidad, cuyo desarrollo va en paralelo a nuestro crecimiento emocional desde que nacemos. De la misma manera, tampoco se destruye; es posible destruir la REPUTACIÓN, y hacerlo en segundos, pero la marca personal no aparece ni desaparece como el conejo de la chistera de un mago.

La marca personal se transforma. O, como preferimos decir los personal branders, la marca personal se GESTIONA.

Entre las diez claves que muchos afirman que son para “construir la marca personal”, quisiera comentar algunas estupideces que cada día leo por ahí y que las llamaremos “10 claves para destruir tu marca personal”.

1.    La marca personal es para todo el mundo. FALSO. Todo aquel que afirme no tener tiempo para gestionar su marca personal queda fuera de juego. Sobre este tema, hay buena literatura de Andrés Pérez: la marca personal es sólo para quien quiere trabajar a fondo su estrategia personal con el objetivo de ser opción preferente, de resultar elegido en un proceso, y representa un esfuerzo continuo, no es flor de un mes o un año.

2.    La marca personal consiste en tener perfiles en las redes sociales. FALSO. O al menos, incompleto. Las redes sociales son un medio, no un fin, como también lo puede ser escribir un libro, dar una charla, tener una tarjeta de visita. La marca personal se gestiona desde el autoconocimiento, sin conocer tu marca privada y pública no puedes pasar a la siguiente fase, la de elaborar tu estrategia personal, tu modelo de negocio, tu mensaje, y sin ésta tampoco puedes gestionar tu visibilidad, darte a conocer en las redes o fuera de ellas. Recuerda, sin mensaje no hay medio, y sin medio el mensaje no llega.

3.    Se trata de marketing personal. FALSO. La parte de marketing personal es la posterior al autoconocimiento, el marketing personal por si sólo es un proceso incompleto, y por tanto, no podríamos equipararlo a la gestión de marca personal.

4.    La marca personal sólo es para personas, no para empresas. FALSO. La cuestión es ¿de qué están formadas las empresas sino de personas?. El rol del personal branding de empresa es esencial para mejorar la comunicación interna y externa, ya que nadie como los profesionales ofrece mayores niveles de confianza pública hacia el mercado.

5.    La marca personal es para ricos y famosos. FALSO. Aunque ellos, sobre todo los famosos, también necesitan gestionarla (y mucho), la estrategia personal es para todos los que queramos tener un mapa, una hoja de ruta que nos ayude a conseguir nuestros objetivos.

6.    Con una marca personal exitosa se consiguen muchos contactos. FALSO. Si realmente es exitosa se consiguen BUENOS contactos, que siempre es más interesante que “muchos”. ¿Para qué quieres tantos? ¿Los coleccionas?

7.    La marca personal promueve el egoísmo. FALSO. La correcta gestión de marca promueve todo lo contrario, promueve los marcos colaborativos, el trabajo en equipo y la gestión de competencias complementarias. Cuando se habla de YO, S.A. se habla de que nos autogestionemos como una empresa, ganando autonoma. En una definición propia hablo de marca personal como del arte de invertir en ti, pero no de convertirte en el centro del universo.

8.    La marca personal sirve para encontrar trabajo. FALSO por incompleto. Sirve para muchas cosas, entre ellas para conseguir trabajo. Pero sobre todo sirve para visualizar nuestro futuro y poner todas las herramientas para llegar hasta él. Recupero uno de los claims de la etapa inicial de Soymimarca: Un trabajo es temporal, una marca es para siempre.

9.    La marca personal consiste en tener más de una identidad. FALSO.  Marca e identidad tenemos una, pero roles podemos tener varios. Por ejemplo, yo soy padre, marido, profesor, amigo, consultor, runner… Y nunca hay que olvidar que el valor pilar de la marca personal es la autenticidad.

10. No tengo marca personal. FALSO. La marca personal es la impresión que dejas en los demás. No se crea, se tiene. Privada y pública. Al proceso de gestión de esa marca para conseguir objetivos lo llamamos personal branding.

11. Los profesionales de marca personal son unos charlatanes. FALSO, al menos como afirmación general. Cierto, haberlos, haylos, como en todos los negocios. Igual que parece que todo el mundo es coach o todos tenemos un primo que hace webs, en esto de la marca ha habido más de un aprovechado que tiene un “negocio” multinivel de esos piramidales y lo llama marca personal. Tiene de haber de todo en la viña del Señor.

Hacía tiempo que quería redactar un artículo de estos rápidos de leer con “10 Claves”. Ya me he desquitado. Espero al menos haberte ayudado a separar el grano de la paja. Profesionales “auténticos” los hay, y afortunadamente no es difícil identificarlos: no suelen cometer estos 11 errores.