Entradas

No se trata de dónde estés, sino dónde quieres llegar (VÍDEO)

Hoy te proponemos 3 minutos y medio de inspiración. Un vídeo lleno de sabios consejos que te ayudarán a acercarte cada vez más a la felicidad. Muéstrate, inspírate, ama tu trabajo… Y empieza a ver la vida desde una nueva perspectiva. Esperamos que te guste.

[youtube]http://youtu.be/1aW7TIFU66E[/youtube]

Freddie Mercury: Marca Personal hasta el final

Hay un refrán que dice: “Genio y figura, hasta la sepultura”. Todas las personas con una Marca Personal consistente la llevan interiorizada durante toda su vida, y un buen ejemplo de ello podría ser Freddie Mercury, el irrepetible cantante de la banda de rock Queen.
“The Show Must Go On”
puede considerarse el testamento musical de Freddie Mercury, y la historia de su grabación, la mejor muestra para ilustrar la consistencia y consecuencia de su Marca Personal.

Brian May y el propio Mercury habían compuesto la letra: un conmovedor relato de los últimos días del genial cantante, la aceptación del inminente final y una actitud positiva frente a éste. La versión demo de la canción se había grabado en la maqueta con la voz de May en falsete, debido a los altos registros necesarios para ejecutarla tal y cómo había sido compuesta.

La salud de Mercury, enfermo de SIDA, estaba muy deteriorada. Por ello, los productores del disco dudaban de que el cantante pudiese alcanzar los exigentes registros vocales del tema.

Al comunicar la duda a Freddie, éste echó mano de una botella de vodka a la que dio un buen trago y, acercándose al micrófono, respondió:

“I’ll fuckin’ do it, darling”

Freddie Mercury cantó el tema en una sola toma sin mayores problemas, llegando a sus registros más altos y asombrando a los presentes. Brian May, y no pocos admiradores de Queen, consideran este tema como una de las interpretaciones más brillantes del genial cantante.

Debido al deterioro físico de Mercury, se optó por montar un vídeo en el que se recopilaba material de los últimos diez años del grupo. Seis semanas después del lanzamiento del tema, Freddie Mercury perdía la batalla contra el SIDA. Desde entonces, su Marca Personal y su leyenda siguen creciendo.

¡God Save The Queen!

Foto: Nuno Alex Silva (flickr)

3 trucos para tener el control de tu vida

A todos nos gusta triunfar aunque hablar de ello pueda parece políticamente incorrecto porque se ha hecho un mal uso de la palabra. Triunfar no es ni más ni menos que conseguir aquello que nos hemos propuesto y por esta misma razón solo triunfan los que se proponen algo en la vida. Si has tenido la sensación de que tu vida es como un canto rodado arrastrado por una corriente o que está metida en un laberinto, te recomiendo la lectura de este post, lo he escrito expresamente para ti.

Las buenas cosas nunca vienen por casualidad. Para ponernos en la senda del éxito necesitamos una marca personal fuerte y hemos de estar convencidos de tres cosas básicas:
  • Nuestra vida es responsabilidad única y exclusivamente nuestra.
  • Para navegar a buen puerto hemos de fijar el rumbo y conocer el puerto. Necesitamos tener metas y comprometernos hasta el tuétano para conseguirlas.
  • Las cosas malas, aquellas que nos separan del camino que nos hemos propuesto recorrer, llegarán alguna vez y nos hemos de preparar desde el principio para que cuando esto suceda sepamos actuar de manera positiva para mantener viva la luz de nuestras metas y no perder el rumbo.
Los objetivos que nos fijemos tienen que ser claros y una manera de hacérnoslos comprensibles es escribirlos ya que así podremos verlos cuando queramos y tenerlos presentes siempre que tomemos decisiones o planifiquemos acciones.
En nuestros cursos de marca personal recomendamos pasar el filtro SMART para saber si unos objetivos están claramente definidos y para ello verificamos que sean específicos, mesurables, alcanzables, realistas y temporalmente definidos, con plazos fijados.
Y con ello ya estamos preparados para conseguir lo que queramos.
¿Te quieres poner en marcha hacia tu éxito? Cuenta con nosotros.
Jordi Collell / asesor de marca personal

RESILIENCIA en tu marca ¡Ahora más que nunca!

 

Resiliencia, un concepto estable… en un mundo de cambio continuo

Uno de los conceptos más modernos y llamativos de la psicología actual  aplicado al mundo de los recursos humanos y de la marca personal es el de Resiliencia. Un nombre extraño que alude en el campo de la física, a la capacidad  que tienen algunos materiales de volver a su forma original, cuando han sido forzados a cambiar o deformarse. En psicología, el concepto de resiliencia, señala la capacidad para enfrentar situaciones críticas, sobreponerse y salir airoso y fortalecido, en vez de frustrado o debilitado El vocablo resiliencia tiene su origen en el idioma latín, en el término “resilio” que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar.

Según Rutter, fue adaptado a las ciencias sociales para caracterizar aquellas personas que, a pesar de nacer y vivir en situaciones de alto riesgo, se desarrollan psicológicamente sanos y exitosos. El trabajo que dio origen a este nuevo concepto fue el de  Werner (1992), el cual a lo largo de más  30 años observo a más de 500 niños criados en familias con padres alcohólicos, quienes pese a esto, se recuperaban y lograban una calidad de vida aceptable.

Lo esencial aquí, es comprender, que más allá del análisis del concepto de resiliencia o de su origen, disponemos de una potente capacidad de superación ante las adversidades y que es potestad de cada persona descubrirla o adquirirla. Podemos evitar ciertas circunstancias, pero no podemos evitarlas todas. Es importante tener en cuenta que no podemos ser responsables de todo lo que nos sucede, pero sí de la manera como lo vivimos emocionalmente, pues la experiencia y la vivencia no son lo mismo.

La resiliencia tiene como pilares por un lado una actitud positiva, que engloba optimismo, adaptación, y predisposición a buscar soluciones; y, por otro, el desarrollo de capacidades como el autocontrol, asumir responsabilidades, estructurar las relaciones, y configurar el futuro para tener un objetivo.  Actitudes y capacidades todas ellas esenciales para crear y desarrollar una buena marca personal.

Ejemplos como Nelson Mandela, Gandhi, Stephen Hawking, Ana Frank entre otros son arquetipos del espíritu de “Resiliencia” que distingue a los triunfadores de aquellos que se resignan a asumir calladamente sus circunstancias. Pero como ellos, y sin conocerlos, estoy convencida que existen otros muchos que de forma anónima han construido sus vidas desde el compromiso y la entereza de ánimo necesario para lograr sus metas.

“No son los más fuertes de la especie los que sobreviven, ni los más inteligentes. Sobreviven los más flexibles y adaptables a los cambios”. Darwin

Ahora más que nunca -por las circunstancias que estamos viviendo- poseer una marca resiliente nos permitirá enriquecernos en la crisis y salir fortalecidos.