Entradas

¿La crisis está matando tu pasión?

Uno de los efectos laterales de la crisis, o por lo menos yo lo interpreto así, es que cada vez con mayor frecuencia me encuentro con personas que parecen recién salidas de un congelador.

Encuentro a faltar este estado febril por hacer cosas nuevas, por buscar que se puede hacer para que el mañana sea algo mejor que el hoy, la tibiez es en el mejor de los casos el estado de ánimo imperante. ¿Qué nos está pasando?, ¿Dónde hemos escondido la pasión?

La pasión, tal como nos cuenta Wikipedia, es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Así, pues, la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo.

Una de dos o realmente estamos en hibernación a la espera de recuperarnos en el mismo estado en que estábamos antes de la crisis o realmente no estamos esperando nada. Las dos situaciones explican la falta de pasión.

Me cuesta creer que seamos tan necios e incapaces de vivir sin esperar algo, como mínimo que las cosas mejoren y  que lo de la amenaza por no poder pagar la hipoteca se quede en una simple pesadilla.

Ya se que el horno no está para bollos pero también se que a río revuelto ganancia de pescadores, no nos quedemos en la orilla y echemos el sedal, seguro  que algo pica.

Cuando el desánimo empieza a corroerme tengo una pequeña liturgia que siempre acaba por funcionar y conste que he vivido varias crisis, económicas y personales y he llegado hasta aquí. Por si os es de utilidad os lo cuento:

1)    Recordar cuales son mis competencias, aquello que me hace fuerte y único. Me ayuda  a encontrar recursos para tirar adelante en cada situación comprometida.

2)    Yo siempre creo que puedo hacer algo para cambiar las cosas. Porque si yo no actúo alguien lo hace por mi y con mi vida no tolero que nadie se meta. Es una cuestión de actitud, cuesta pero siempre hay una vía para la acción.

3)    Cualquier acción tiene un plan estructurado. No se confunda con un plan de negocio, esto viene luego, pero partiendo del principio visualizo dónde quiero llegar y pongo de manifiesto los pasos intermedios a seguir y los indicadores que me indicarán si voy por el camino previsto.

4)    No dudo en consultar a profesionales competentes cuando lo necesito. Y no es siempre una cuestión de tener o no recursos sino de prioridades. Los recursos pueden ser escasos pero sus usos son alternativos. En los momentos de crisis se pone de manifiesto la mediocridad  y se intenta buscar gangas que siempre son peligrosas. Un buen profesional tiene su coste pero aporta valor.

5)    Pido ayuda. Pedir nos cuesta mucho, no nos atrevemos y no sabemos hacerlo. Os confieso que cada vez que he pedido ayuda la he obtenido con creces. La ayuda es amiga de la reciprocidad, no lo olvidemos.

6)    Comparto con mi entorno. Compartir aumenta mi confianza, convierte la esperanza en inyecciones de pasión y da vida anticipada al proyecto.

Si tu pasión está en horas bajas, si ves que el futuro pinta tempestad, tómate un respiro y dedícate a trabajar tu proyecto. Cuenta con nosotros, desde Soymimarca te ayudaremos a  darle forma, a integrarlo en tu vida y darlo a conocer al mundo. Nosotros cuidaremos de que tu seas el elegido, por algo somos tus expertos en Marca Personal.


Jordi Collell / Coach y Asesor de marca personal

¿Está todo por hacer?

Seguimos oyendo de manera contumaz, martilleante, que cualquier tiempo pasado fue mejor y que ahora las ocasiones son menores. ¿Qué pasaría si una persona joven, muy joven, que ya ha subido al podio de los vencedores compartiera su experiencia contigo y te demostrara que el mundo está lleno de oportunidades? Pau García-Milà Pujol es la persona y te ofrece una oportunidad excepcional, no la desaproveches.

Pau García-Milà

Ayer tarde en una incursión a la librería de un centro comercial cercano a  la oficina de Soymimarca me crucé con el libro de Pau, al que sigo en diferido en su programa de COMRadio “Empenta” dedicado a emprendedores que codirige con Jordi Collell Codina. Lo abrí más por inercia que curiosidad porque iba a otro asunto y tenía prisa pero la introducción al primer capítulo me dejó intrigado: “El mundo se mueve a partir de ideas-aspirina (aquellas que solventan problemas concretos por los que pagarías para que te den una solución, como un dolor de cabeza que se soluciona con una aspirina)e ideas-vitamina (las que proponen soluciones que todavía no necesitas, pero que mejoran algo). Ya que cada día aparecen nuevos problemas y esos problemas necesitan nuevas soluciones es fácil decir que, en realidad, está todo por hacer”

Compré el libro y lo leí de un tirón y con una sonrisa de satisfacción. Se trata de un relato, storytelling, de su éxito profesional y de las experiencias vividas que pone al servicio del lector. Pau y su amigo Marc Cercós crearon EyeOS , el sistema operativo en red, que se ha convertido en referente mundial. La lectura deja un fondo de boca con tonos netamente perceptibles de marca personal, de integridad, de huella.

En está todo por hacer Pau Garcia-Milà nos propone un viaje a través de de todas las etapas que atraviesa un emprendedor desde la generación de la idea, a la que todo el mundo profetiza un futuro incierto, hasta el éxito o fracaso final, que en cualquier caso es un aprendizaje, pasando por el crecimiento y la búsqueda de financiación. En primera persona, con desenfado y frescura nos explica el proceso creativo, la validación de la idea, la puesta en marcha, la consolidación y el desenlace. Expone situaciones tipo, comentarios, consejos y pistas para la acción aplicables a todo tipo de idea y de negocio en ciernes.

Está todo por hacer. Cuando el mundo se derrumbe hazte emprendedor” Pau Garcia-Milà Pujol. Plataforma Editorial, Barcelona Febrero 2011”.

Ser emprendedor es “una cuestión de actitud y no de profesión, mientras que ser empresario es más una profesión”, el libro rebosa emoción, alegría e ilusión. Un auténtico lujo a tu alcance.    Te lo recomiendo.