Entradas

La mitad de las cosas que dicen sobre mi son ciertas

Recordando a la gran Amy Winehouse

Un año después sigue brillando, su nombre y su voz. Durante su corta pero intensa carrera atrajo miradas y despertó tanta curiosidad como admiración.

Amy Winehouse / CC / Festival Eurockéennes

Nos dejó un gran legado, que vivirá por siempre en su voz. Su peinado cardado de los años cincuenta, su mirada felina por el uso extremo del eyeliner, sus grandes y coloridos tatuajes, su estilo pin-up con faldas tubo mini o sus pantalones skinny con estampados print mezclados con su delgado cuerpo, hicieron de ella una revolución en el mundo de la moda.

Desgraciadamente, la mitad de las cosas que dicen sobre mi son ciertas“. Esta frase define su lado oscuro, el de las drogas y alcohol que acabaron con su vida. Pero preferimos analizar su lado iconográfico:

Karl Lagerfeld hizo que sus modelos desfilaran por la pasarela de Chanel con provocativos cardados, emulando a la gran musa.

Como dijo Karl Lagerfeld: «Ella es un icono de estilo. No es sólo una musa, es un genio. Es una de las mejores voces de hoy en día».

En sus letras reflejaba sus relaciones afectivas y su sufrimiento. Hoy echamos de menos la mejor voz del soul de la última década, víctima de su propio éxito que con tan sólo dos albúmes fue capaz de revolucionar la historia de la música.

Una muestra de marca personal que ha dejado huella en la historia de la música y en nuestro corazón.

Texto enviado por Lola Gajardo, una de nuestras lectoras habituales

¿Con qué Amy Winehouse te quedas?

¿Cómo se explica que los últimos momentos de una persona puedan dejar una marca mayor que su propia vida? ¿De verdad es tan importante la manera en que nos dejó James Dean, Bob Marley, Marylin Monroe, Jim Morrison o Kurt Cobain?

Amy Winehouse / Berlin 2007 / Wikipedia

Creo que descubrí a Amy Winehouse como muchos de vosotros: con Rehab, una de las canciones que más ha sonado en estos últimos años, brillantemente interpretada por una Winehouse que pisaba fuerte con “Frank”, su primer disco.

Pero para mí, amante del jazz, Winehouse me llegó al corazón con la soberbia interpretación del clásico Round midnight“, una pieza muy difícil de versionar vocalmente y de gran riqueza cromática. Solo algunos de los grandes se atrevieron con esta canción, de entre ellos Charlie Parker, Bobby MacFerrin, Herbie Hanckock, Miles Davis, Thelonius Monk (la versión original), Stan Getz, Betty Carter, Wes Mongomery, Dexter Gordon, Oscar Peterson, Wynton Marsalis…

Winehouse ha muerto. No me importa cómo, eso es cosa de forenses y de la familia. Pero para mí pasará a la historia -a MI historia- como esa artista transgresora (perdón por la redundancia) de cejas interminables que supo entonar como nadie las complejas notas del sublime “Round midnight” con un estilo inimitable, absolutamente eterno.

Las televisiones, prensas, revistas y webs amarillas no se cansarán de mostrarnos la peor cara de la artista, pero para mi Amy Winehouse siempre será un regalo, un placer para los sentidos, una tarde de otoño, ese momento que roza lo perfecto. Descansa, querida. No te pude escuchar en directo, pero quizás dentro de unos años lo consiga.

Guillem Recolons / asesor de marca personal y admirador de un portento llamado Amy Winehouse.