Entradas

Atrévete a ser tu mism@

A pesar que me encantan los temas que desarrollamos en soymimarca, cuando tienes como objetivo escribir dos post semanales, os aseguro que en más de una ocasión me planteo ¿qué más puedo aportar a mis escritos  para que sean lo suficientemente interesantes como para captar la atención de los demás? Os tengo que confesar que durante días, mi mente está activa pensando  en diferentes temas que puedan aportar y sean de interés general,  hasta que decido  ponerme delante del ordenador y simplemente plasmar lo que me motiva, apasiona y me aporta. Es entonces cuando mis pensamientos se calman y  es entonces cuando las cosas salen desde mi interior. Es como si  al plasmar mis pensamientos en un escrito, estos  ya no  formasen parte de los mismos, inmediatamente se transforman en un primer paso para conseguir mi objetivo. Paso del mundo de los pensamientos  a la acción.

todo mi foco de atención  lo he puesto en la importancia que tiene el autoconocimiento

Después de analizar los temas  que he tratado hasta el momento  me doy cuenta que básicamente todo mi foco de atención  lo he puesto en la importancia que tiene el autoconocimiento de uno mismo.   Es cierto que si no tomamos consciencia de quiénes somos y qué queremos  difícilmente podremos evolucionar y que si queremos resultados diferentes tenemos que hacer cosas diferentes. Aunque  me pregunto ¿qué papel juega o que influencia tiene mi entorno? ¿Me muestro tal y como soy realmente?  O  tiendo a esconder al resto de personas quien soy en realidad por miedo a no ser aceptado.

El proceso de dar y recibir “feedback” es uno de los conceptos más importes que trabajamos en los talleres de formación.  Mediante el “feedback” podemos hacer realidad las palabras del poema: vernos a nosotros mismos tal como nos ven los demás.

En la década de los 60, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham elaboraron una  ventana para ilustrar el proceso de dar y recibir “feedback”. El modelo denominado ventana de Johari, puede ser considerado justamente como esto, como una ventana de comunicación a través de la cual una persona da o recibe información sobre si misma o sobre otras personas.

Lo que “La ventana de Johari” trata de explicar es cómo deben tolerarse mutuamente estas diferencias en las distintas áreas de nuestra personalidad, con el fin de mejorar las relaciones interpersonales, a través del conocimiento de uno mismo y de los demás.  Define 4 áreas que representan la evolución de la comunicación entre personas aunque también puede ser útil para comprobar la evolución de la autoestima. Dichas áreas son:

1.       Área  Libre: lo que se sobre mi y lo que muestro a lo demás

2.       Área  Ciega: lo que no se sobre mí, pero que los demás conocen

3.       Área  Oculta: lo que sé sobre mí que escondo a los demás

4.       Área Desconocida: lo que ni yo ni los demás conocemos de mi


Reflexiona sobre las siguientes preguntas y podrás saber  un poco más de ti en relación con los demás.

1.        ¿Qué muestras de ti a los demás?

2.        ¿Qué podrías preguntar a los que te conocen sobre lo que ven de ti?

3.        ¿Qué aspectos ocultos tuyos te gustaría revelar a los demás?

4.        ¿Qué te dicen tus sueños?

Como te puedes  imaginar el objetivo de  recibir y de dar “feedback”  consiste en movilizar informaciones del área ciega o del área oculta hacia donde puedan quedar al alcance de todos.  Transmitir coherencia y congruencia de tu persona a tu entorno, es esencial para mejorar tus relaciones con los demás.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

PD: Me han dicho que el lunes 17 pasará algo curioso en Valencia

¿Comprendemos realmente las motivaciones de los demás?

Una vez que sabemos como interpretar nuestras propias necesidades y motivaciones, debemos saber comprender las conductas ajenas.  Nos deberíamos preguntar ¿estamos o no ayudando a que nuestros colaboradores puedan cubrir sus necesidades? ¿Cómo podemos motivarlos?

La motivación exige necesariamente que haya alguna necesidad de cualquier grado; ésta puede ser absoluta, relativa, de placer o de lujo. Siempre que se esté motivado a algo, se considera que ese algo es necesario o conveniente. La motivación es el lazo que une o lleva esa acción a satisfacer esa necesidad o conveniencia, o bien a dejar de hacerlo.

En psicología, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés. Es el impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado. La motivación también puede ser debida a factores intrínsecos y factores extrínsecos. Los primeros vienen del entendimiento personal del mundo y los segundos vienen de la incentivación externa de ciertos factores.

A continuación enumero unas serie de puntos clave que  el Dr. Mario Alonso Puig autor de Madera de líder explica de forma detallada en su libro sobre cómo facilitar que aquellos que trabajan con nosotros sientan una mayor motivación para expresar lo mejor que hay en su interior.

  1. Lo que más satisfacción da a las personas es hacer un trabajo creativo.
  2. La autoestima crece cuando se consiguen objetivos que no parecían ni alcanzable ni incluso posibles.
  3. Las personas necesitan estar informadas y participar de forma activa en las decisiones que le afectan.
  4. Las personas necesitan estímulos y apoyo para crecer, progresar y desarrollar nuevas habilidades.
  5. Las personas necesitan sentirse respetadas y saber que los demás se interesan por sus necesidades y aunque es una forma de sentirse querido y valorado.

Muchos de vosotros al leer los puntos de análisis del  Dr. Mario Alonso Puig,  que es uno de los expertos más demandados por las empresa para impartir conferencias y seminarios sobre liderazgo, creatividad y gestión del cambio, consideréis que lo que propone no es nuevo pero como nos dice él, necesitamos no saber cosas sino comprenderlas, y para ello es preciso practicarlas y llevarlas a nuestra realidad personal, al fin de que el conocimiento quede incorporado en nosotros de manera permanente. Os animo a reflexionar si  realmente comprendemos las motivaciones de los demás y a actuar en consecuencia en la medida de lo posible.

El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados

Creo  que la empresa de hoy, si quiere aumentar de manera sustancial sus resultados y hacer frente al cambio, no adaptándose a él sino generándolo, tiene que empezar en muchos casos a mimar un poco más a las personas. Hoy necesitamos que las personas que trabajan en la empresa se sientan valoradas y atendidas como personas. El ser humano ha de dejar de ser un medio para conseguir resultados, y empezar a ser un fin en sí mismo; entonces los resultados se producen de manera natural.

¿Qué es lo que realmente distingue a los grandes líderes?

Tal  vez  en alguna ocasión te has preguntado ¿Por qué eran tan malos muchos de tus jefes? La mayor parte de esos líderes ineptos no son perversos, ni crueles, ni si levantan por la mañana con el objetivo de  fastidiarte el día. ¿Por qué entonces, tantas personas capaces no logran desarrollar su potencial? ¿Qué es lo que realmente distingue entonces a los  grandes líderes? Desde mi  punto de vista  la base es el autoconocimiento, la parte sumergida de nuestro iceberg. Los buenos líderes conocen sus fuerzas, limitaciones, valores y principios. Creen en su propia capacidad y transmiten autoconfianza y eficacia.

¿Por qué eran tan malos muchos de tus jefes?

El  autoconocimiento emocional es importante porque,  a su nivel más básico, las emociones son información. Las emociones son el medio que posee nuestro cerebro para hacernos prestar atención a algo que surge como una amenaza, nos resulta atractivo o nos ayuda a resolver un problema.

Nuestras emociones son potentes impulsores de la conducta y nuestro cerebro está estructurado para ayudarnos a reaccionar rápidamente a las señales emocionales fuertes. Hay estudios que demuestran que la falta de autocontrol emocional es un grave inconveniente para el éxito de las organizaciones.  Las personas que se enfadan excesivamente no son buenos líderes; ni las personas que no saben reaccionar ante una presión. En general las personas cuyas emociones son incontroladas o inadecuadas a la situación no atraen a los demás sino todo lo contrario, repelen.

Las personas que se enfadan excesivamente no son buenos líderes

El liderazgo emocional es de sentido común, pero es poco habitual en la práctica. Probablemente se deba a que casi todos actuamos con falsas asunciones respecto a lo que es necesario para ser un gran líder, incluidos los mitos de que los buenos líderes deben saber contenerse, que las emociones no cuentan.

El liderazgo es un proceso consciente que comienza por la claridad respecto a la visión personal propia. ¿Cuál es la  tuya?  Siento decirte que si no tienes un elevado autoconocimiento de ti mismo difícilmente podrás actuar de forma adecuada en las diferentes situaciones que te puedes encontrar. Se requiere inteligencia emocional y social y una profunda comprensión de cómo  funcionan las personas. Pero me pregunto si no sabes cómo funcionar tú ¿cómo vas a  gestionar a los demás?

Los líderes excepcionales transmiten pasión, lideran desde el corazón

En definitiva creo que los líderes excepcionales transmiten pasión. Lideran desde el corazón, con inteligencia  y están enfocados hacia el futuro  con el compromiso de ser los mejores. ¿Cuál es tu compromiso?

En muchas ocasiones he comentado con mis colegas que uno de los problemas es que se nos educa exclusivamente en la razón y no en  aceptar nuestras  emociones. Si seguimos rechazando nuestros estados emocionales, en realidad, solo conseguimos el efecto contrario, alimentarlos más pues les damos más fuerza. Por eso la única solución es la aceptación.

Autoconocimiento, reconocimiento y aceptación son para mí tres ejes importantes para empezar tu camino hacia el éxito.  Empieza a trabajar de forma consciente la parte sumergida de tu iceberg. Solo tú sabes cómo hacerlo.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca

VZDSMQ5CU4J5

Blíndate de los buitres

Esta mañana, en medio de una reunión de planificación con los colegas de Soymimarca, el vibrador de mi teléfono me ha puesto sobre aviso de una llamada de una clienta con la que no conseguía conectar desde la tarde de ayer y que por sus mensajes de voz parecía que tenía cierta urgencia. Me llamaba desde el aeropuerto para comentar y analizar el impacto en su marca personal de un cambio en su organización y las actitudes a tomar frente al papel negativo de algunos de sus colegas.

¿Alguno de vosotros, queridos lectores del blog, ha tenido que convivir en un comité de dirección con personajes que aparentando una abnegación, dedicación, competencia profesional y amor a la compañía lo que realmente hacen es servir a sus intereses particulares o a nada en concreto? ¿Habéis experimentado el hastío teniendo que negociar hasta la saciedad los más mínimos detalles para que las cosas más triviales se puedan poner en marcha? ¿No os habéis encontrado con personajes que bajo una aparente situación de control en sus departamentos por no saber delegar absorben todas situaciones y los convierten literalmente en un polvorín? Yo, sí.

Son los directivos tóxicos. Su manera de hacer nos puede hacer perder los nervios, minar la autoestima y en momentos de crisis poner la propia compañía al borde del abismo.

Por su ejemplo los distinguiréis. Para clasificarlos, a lo largo de mis años en diversos ruedos empresariales, he ido elaborando una tipología que os voy a revelar por si os puede ser de utilidad.

El bonachón, se le reconoce porque bajo una apariencia de ser gente legal, buena gente, a menudo simpática con buen rollo y hasta amante de la buena mesa tiene una visión restringida del negocio y de las personas y es un obstáculo para el cambio.

El chantajista, acostumbran a ser profesionales competentes en su terreno, el mejor profesional, lo que les convierte en egocéntricos incapaces de delegar. Tiene sus departamentos sumidos a la tiranía del control total, exigen fidelidad a toda prueba y da cobijo a una tribu de incompetentes que pasan desapercibidos precisamente porque  él es quien realiza todos los trabajos. Frena el cambio con la amenaza de la dimisión que dejará a la compañía huérfana de conocimiento.

El canalla, es un personaje que de entrada ha tenido una actitud positiva para la organización y sus éxitos le han elevado al pedestal de los héroes. Es muy competente y se rodea de gente también muy competente, es exigente y aprieta a sus subordinados para que actúen a su imagen y semejanza. Actúa en beneficio estrictamente propio  boicoteando cualquier acción que no le reporte resultados personales y no le importa dañar a alguna parte de la organización, como obtiene buenos resultados acaba vistiendo el traje de Supermán y arreglando la cuenta de resultados para llevarse su parte de retribución variable.

El anti grupo, anti organización y anti normas. No soporta trabajar con criterios ordenados y comunes de actuación, vaya, no le gustan las normas. Siempre hace lo que le da la gana y lo justifica de manera más o menos sólida. Se hace difícil trabajar con él y cuando es posible es a costa de tener que cargar con el peso de tener que organizar su caos y al final acaba compartiendo las mieles del éxito y escabulléndose del fracaso en medio del caos.

El ventilador, cuando pone en marcha las aspas difumina sus errores y las culpas en todos los sentidos y permanece indemne. Puede compartir este perfil con alguno de los anteriores y su actitud normal es el ataque constante aunque no venga a cuento.

El normativo, encuentra en las normas, procedimientos y la legislación en general escusas para no actuar ni dejar actuar a los demás. Boicotea las reuniones con argumentos de imposibilidad en la mayoría de situaciones. Es un pelmazo.

Hay más seguro pero no he tenido el horror de experimentarlos. Son personajes que dejan huella, que abren boquetes por donde pasan y que tienen el dudoso honor de tener una anti marca personal que como la anti materia en contacto con las marcas personales  auténticas puede hundirlas y neutralizarlas.

Hay que evitarlos y neutralizarlos usando todos los recursos que tengamos a mano. Facilitando la justa información para que no la mal utilicen, tejiendo alianzas que esterilicen sus intentos de boicot al quedar en minoría, denunciando su actitud y no siguiendo su juego cuando aparezcan como salvadores o abriendo espacios mentales que permitan abstraernos de su presencia.

Vencerlos refuerza nuestra autoestima y nos hace menos vulnerables. Reforzar nuestra marca personal nos hace resistentes a sus intentos de erosión.

Un buen viernes para todos y un fuerte abrazo para mi clienta.

Jordi Collell / Personal Branding Coach / soymimarca

Coming together is a beginning. Keeping together is progress. Working together is success.

Coming together is a beginning.
Keeping together is progress.
Working together is success.

La frase es de Henry Ford, aunque no fue el único que ensalzó el trabajo en equipo. Recordamos el proverbio japonés:  una sola flecha se rompe fácilmente, pero no un fardo de diez flechas. Y otro que dice que cuando un equipo funciona, se trabaja la mitad y se rinde el doble

Proverbios al margen, cuando las marcas personales de los integrantes de un equipo son fuertes, y además se respetan las habilidades, recursos y competencias de cada uno, llegar al objetivo és más fácil.

Aquí os describimos 5 claves para desarrollar una buena marca de equipo

1. Creatividad 1+1=3

Todos tenemos diferentes habilidades, conocimientos y atributos personales. Si utilizamos todos los atributos de un equipo, se pueden generar más ideas . Más ideas son soluciones más creativas y son mejores resultados.

2. Satisfacción

Las encuestas a profesionales de una empresa suelen destacar la falta de satisfacción en el trabajo. Las personas que trabajan en equipo para lograr un objetivo común progresan de forma continua. A medida que interactúan, generan mayor energía y entusiasmo, y eso produce resultados que afectan positivamente en la motivación y facilitan el camino del éxito.

3. Habilidades

Incluso la persona mejor cualificada no puede reunir todas las habilidades para hacerlo todo. Algunos tienen su punto fuerte en dar con la idea. Otros manejan bien el detalle, mientras que hay algunos cuya especialidad es “the big picture”. Los hay que no entienden de estrategia pero son buenos en táctica. Pero la clave es que cuando un equipo trabaja en armonía, tiene mayores posibilidades de conseguir resultados.

4. Agilidad

Imaginemos que tenemos un proyecto que requiere investigación, una propuesta, su financiación, su aplicación y una expectativa de beneficios . Si se asigna a una sóla persona, podría tardar meses o años en conseguirlo. Al repartir el proyecto en un equipo, el trabajo puede avanzar en paralelo para lograr el objetivo final mejor y más rápido.

5. Apoyo mutuo

Es increíble el “coleguismo” que se genera en los equipos, especialmente cuando las cosas se ponen difíciles. La gente está más dispuesta a arriesgar cuando sabe que puede apoyarse en un equipo.

Así que ¿cómo podría una empresa aprovechar las ventajas del trabajo en equipo? Quizás haya muchas vías, pero el refuerzo de marcas personales es un atajo. Un atajo que implica un tu ganas/yo gano/todos ganamos.

Desde soymimarca podemos ayudar a reforzar esas marcas personales en beneficio del branding corporativo. Es menos complejo de lo que parece. Sea como sea, os dejamos este vídeo titulado “Lessons from geese”, creado por Saatchi & Saatchi Australia en 1996, una obra maestra de la época que loa el trabajo en equipo.

Guillem Recolons / Personal Branding Coach / soymimarca