Entradas

¿Es el Personal Branding una ciencia?

 

Cito la primera definición de la R.A.E. de la palabra ciencia:

(Del lat. scientĭa).

1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.

Entonces, ¿Es el Personal Branding una ciencia?. No. Y tampoco lo pretende ser. Y tampoco es una pseudociencia.

Goggle Images CC

Goggle Images CC

La ciencia no admite la cantidad de interpretaciones y recursos metodológicos que incluye el Personal Branding. Desde que empecé con esto, al menos he leído y oído unas 50 definiciones diferentes de Personal Branding. Me atreví, incluso, a redactar una definición propia: “El arte de invertir en ti“.

En cuanto a método, no hay uno universal. El 80% de los que dicen ser consultores en Personal Branding se basan en un medio como internet o 2.0 y no en un fin como pudiera ser una estrategia a 10 años. Entre el 20% restante, no son más de 5 los métodos existentes con cara y ojos en el mercado. La matriz de estrategia personal de Andrés Pérez Ortega, el Iceberg de la marca personal de Soymimarca, los 5 pasos que define Roberto Álvarez del Blanco, la Personal Balanced Score Card de Hubert Rampersad y poca cosa más.

Es posible que el Personal Branding (o Branding Personal) pueda utilizar elementos del campo de la ciencia para definir algunos de sus procesos. La neurociencia, y concretamente el neuromarketing son recursos que se pueden utilizar en procesos de branding aplicados a personas. Pero ni siquiera “neuromarketing“, “Branding” o “Personal Branding” son palabras dignas de aparecer en el diccionario de la RAE. Y sus versiones en Wikipedia son vagas e incompletas (por más que algunos colegas de profesión han tratado -sin éxito- de enmendar esa carencia).

Gracias a las iniciativas de algunos profesionales que están trabajando en un doctorado en Personal Branding como Jordi Collell, Javier Zamora Saborit, y quizás alguno más que olvido, y gracias a la iniciativa de la Universitat Ramon Llull / Blanquerna en crear el primer Posgrado en Personal Branding, conseguiremos que los procesos de marca personal se doten cada vez más de elementos científicos estructurados y medibles.

Hoy por hoy, sabemos que el “Personal Brander” perfecto debería tener competencias de coaching, de estrategia empresarial y de comunicación. Haberlos, haylos, pero son escasos.

Eso sí, confío en que el Personal Branding no figure nunca en “La lista de la vergüenza” junto a universidades, colegios oficiales y organismos públicos que promueven la pseudociencia.

5 razones para cursar el Posgrado en Personal Branding

¿Te gustan las marcas? ¿Te apasiona trabajar con y para personas? Si tus respuestas son que si, y además tienes una mentalidad creativa y emprendedora, y quieres sentir la satisfacción de convertirte en uno de los pocos consultores en personal branding, no lo dudes, éste es tu posgrado.

Aquí tienes 5 buenas razones por las que el Posgrado en Personal Branding podría ser el programa perfecto para ti:

1. El personal branding es una profesión con futuro. Hace ya dos años que el rotativo La Vanguardia situaba el personal branding como una de las profesiones de futuro de 2020. Se equivocaban. La cosa se ha adelantado unos cuantos años. Hoy en día el personal branding es una profesión que se encuentra en pleno desarrollo.

2. Se necesitan profesionales que partiendo de un gran conocimiento de la persona y de las técnicas del marketing puedan ejercer de guías en el proceso de gestión de la marca personal a profesionales que quieran ser la opción preferente, dominando las herramientas de visibilidad on-line y off-line.

3. En el posgrado aprenderás a gestionar y a guiar las marcas personales y de la visibilidad de:

  • Ejecutivos
  • Empresarios
  • Políticos
  • Deportistas
  • Artistas

4. Adquirirás las técnicas y aprenderás las herramientas necesarias para ayudar a tus clientes en la:

  • Búsqueda de trabajo
  • Reincorporación al mercado de trabajo
  • Puesta en marcha de iniciativas empresariales
  • Refuerzo de la imagen corporativa a través de les persones de la organización.

5. El posgrado es una realidad gracias a una Universidad de prestigio y un elenco de profesores especialistas en el sector del personal branding: existe muchísima bibliografía sobre el personal branding, pero hasta ahora no se ha tratado el tema desde una perspectiva formativa universitaria. El primer paso -no será el último- lo ha dado Blanquerna Comunicació, de la Universitat Ramon Llull. Además lo que hace este posgrado único es la calidad de los que van a impartirlo y de su director y coordinador, Jordi Collell (Soymimarca) y Antoni Solanilla.

Este posgrado tiene todos los ingredientes necesarios para que el resultado sea una generación de consultores de personal branding de primer nivel que hagan crecer y desarrollar aún más esta fascinante profesión. Echa un vistazo a la estructura del Posgrado en su micro site y si te interesa ponte en contacto con nosotros, las plazas son limitadas.

¿Un posgrado universitario en Personal Branding?

Por fin una universidad apuesta por formar a futuros asesores en marca personal

Se necesitan profesionales que partiendo de un gran conocimiento de la persona y de las técnicas del marketing puedan ejercer de guías en el proceso de gestión de la marca personal a profesionales, dirigentes empresariales, políticos y ciudadanos que quieran ser la opción preferente, dominando las herramientas de visibilidad clásicas y las digitales.

Y este es el motivo por el que la Universitat Ramon Llull (ESADE, IQS, La Salle, ESDI, Institut Borja,..) a través de Blanquerna Comunicació presenta el PRIMER POSGRADO EN PERSONAL BRANDING. Concretamente, se trata del “Posgrado en Personal Branding.  Estrategias de comunicación para la gestión de la Marca Personal”. 

El director académico del posgrado es Jordi Collell, socio de Soymimarca y el coordinador es Antonio Solanilla, profesor y coordinador de la Ramon Llull. Y cuenta con un profesorado de excepción, formado, entre otros por los mejores profesionales de la marca personal de España, como Andres Perez Ortega,  Neus ArquésArancha RuizOscar del SantoGuillem RecolonsPablo Adan y el propio Jordi Collell. También cuenta con profesionales de distintas áreas como Cristina AcedAndrea VilallongaTerry McLeanOlga VillacampaAlèxia Herms, y Emma Gine. Y por supuesto, excelentes docentes como Jordi BoteyJoan CuencaXavier DuranEnric Ordeix, Bartolomé Moya, Marc PoloJosep Rom y el propio Antonio Solanilla.

Os invito a informaros en este ENLACE sobre el perfil de participantes, los objetivos del curso, duración, detalles del profesorado, estructura, horarios, inscripciones,…

Posiblemente el posgrado se inicie la semana del 13 de octubre. Una oportunidad única (de momento).

Aquí tenemos uno de los vídeos promocionales del posgrado:

[youtube]http://youtu.be/GtyEHDRH2RA[/youtube]

Primer Posgrado Universitario en Personal Branding

¿Quieres invertir en tu carrera profesional? ¿Buscas especializarte en una de las profesiones del futuro


Si eres amante del marketing y la comunicación, sabes moverte en el entorno 2.0 y además te gusta trabajar con personas, ha llegado lo que estás buscando: El primer posgrado universitario en Personal Branding.

La Facultad de Comunicación Blanquerna (Universitat Ramón Lull) y Soymimarca han desarrollado el primer Posgrado Universitario en Personal Branding. Un programa liderado por los mejores expertos del mundo de la marca personal, con un claro objetivo: formar a los futuros profesionales del personal branding.

Entre el profesorado se encuentran grandes referentes del personal branding de nuestro país como Andrés Pérez OrtegaÓscar del SantoArancha Ruiz, Pablo Adán, Neus ArquésJordi Collell y Guillem Recolons, entre otros. Además del equipo de la Facultad de Comunicación Blanquerna y de profesionales del ámbito 2.0 (ver profesorado). Un Posgrado en el que aprenderás a desarrollar un proceso completo de gestión de una marca personal de mano de los mejores.

Para más información visita el Blog http://posgradopersonalbranding.es/

Ser joven, ¿tocado y hundido?

Veo en muchos jóvenes signos palpables de desesperación en la manera de cómo hacer frente al futuro. El paro y la falta de oportunidades lastran su esperanza, detrás de cada negativa o de cada silencio no se abre ninguna vía de salida a la que agarrarse, muchos aunque sobradamente preparados no tienen la más mínima posibilidad de independizarse porque lo que debería ser su salario no alcanza los mínimos vitales. ¿Los tiempos pasados fueron mejores? Yo creo que no.

El jueves pasado abrimos en la Facultad de Comunicación de Blanquerna ( Universitat Ramon Llull) las actividades del curso para sus Alumnii hablando de lo nuestro: la Marca Personal y dado que es una facultad joven, poco más de una década, sus antiguos son en su mayoría jóvenes también.

El debate final abordó la falta de posibilidades para encontrar un trabajo estable y bien remunerado a pesar de los intentos múltiples y fallidos y de la situación de vacío, indefensión y hastío que genera en cada persona. Es una situación de difícil digestión pero estoy convencido de que hay una puerta abierta a la esperanza que se basa en un cambio de paradigma y en una cuestión de método, de filosofía de vida.

A los baby boomers, generación a la que pertenezco, se nos educó todavía en la filosofía de un empleo , si no de por vida, por lo menos de larga duración y donde no llegaba la oportunidad en el mundo privado el Estado con su legión de funcionarios cubría la necesidad. Bastantes de mis colegas de universidad optaron por el funcionariado aprovechando que la transición generó una demanda considerable. La situación ha cambiado completamente, por una parte los puestos de trabajo de larga duración están en fase de clara extinción y los de por vida suenan a recuerdo lejano y la crisis actual, que no será la última, ha lanzado serios avisos a los servidores del Estado, esto no se puede sostener y lo peor está por llegar. Del recorte de salarios, caso de la sanidad pública, es fácil pasar al recorte de plazas como en Grecia. El cambio de paradigma se impone, se ha acabado el trabajo fijo o estable de por vida y hemos de enfocarnos por otros derroteros.

Lo que podría parecer un desastre, una puerta abierta a un apocalipsis social y económico yo lo leo en clave positiva. Se ha acabado la era de los empleados y se abre la era de los profesionales, se ha agotado el trabajo fijo o estable de por vida y se abre la época del trabajo por proyecto. En los tiempos no tan lejanos cambiábamos de empresa alguna veces durante nuestra vida profesional, y a partir de ahora nunca trabajaremos de manera fija para la misma empresa, para el mismo cliente. Perderemos en seguridad pero ganaremos en motivación y en calidad de nuestra intervención, no habrá lugar para la permanencia aburrida en un trabajo y tendremos que renovar día a día las ganas de hacer una tarea bien hecha, estamos saliendo de la mediocridad para entrar el la auténtica excelencia.

La situación anterior que recomendaba situarse en el centro de la distribución de competencias profesionales, ni demasiado bueno, ni demasiado malo, en definitiva no destacar en exceso para ir tirando. Y si esto agotaba la pasión y la ilusión en el campo profesional, qué le vamos a hacer , era el peaje a pagar por la seguridad y la continuidad en el empleo. En la nueva situación esto también se está acabando. Dejaremos atrás las mayorías silenciosas para pasar a los profesionales con marca personal ya que al trabajar por proyecto y proyecto a proyecto tendremos que tener muy claro y muy visible quiénes somos y lo que realmente queremos y sabemos hacer para que los demás nos encuentren, crean en nosotros y nos convirtamos en los elegidos. Adiós la mediocridad, la monotonía y lo gris , llega la excelencia, la marca personal.

El momento presente es de transición, las transiciones crean vacíos e incertidumbres pero también oportunidades. Abandonar el viejo paradigma y las prácticas grises y abrazar el trabajo por proyecto apoyado en una marca personal potente marca la diferencia y es el punto de luz al final del túnel. Depende de cada cual. Yo prefiero lo que viene a un mundo de zombies.


Jordi Collell / Coach y Asesor de Marca Personal