Entradas

Compartiendo contenidos, por @jordicollell

Mi primer post del año en el blog de Soymimarca. Siempre hay una primera vez y hoy es uno de estos días especiales en los que puedo abrir una caja nueva para irla llenando durante cincuenta y cuatro semanas, todo un reto y una aventura que sólo al final sabremos como se acabará. Feliz año a todos.

Cada vez que escribimos un post, un artículo o explicamos algo a los lectores dejamos algo de nosotros en el texto. Escribir no es una acción neutra, todo lo contrario. Hagamos lo que hagamos contamos algo sobre nosotros a través del relato que ofrecemos y si no es así el acto de escribir pierde sentido y se banaliza.

Lo que escribimos tiene valor o no en función de lo que ponemos a disposición de los que nos van a leer y si en cada texto no somos capaces de dar algo que sea mínimamente personal y original la conexión con nuestros lectores será débil y no tendrá ningún tipo de impacto. Es por este motivo que escribir asusta por una parte nos desnuda y por otra ofrecer siempre novedades es complicado porque según parece ya casi todo está inventado.

Cuando trabajamos nuestra marca personal identificamos aquello que nos hace diferentes de entre las personas que tienen una propuesta de valor y ofrecen unos servicios similares a los nuestros y siempre, en cada caso, damos en la diana precisa y encontramos aquello que nos identifica, nos hace únicos e imprescindibles.

Cuando escribimos sucede lo mismo. Si pensamos en los demás, en lo que les pueda interesar, hacer crecer, ser mejores o aumentar su conocimiento, si buscamos, para simplificar contenidos que aporten valor estaremos en el camino del éxito. Si pensamos sólo en nosotros y para nosotros, si no tenemos muy presente que hemos de compartir y a nuestros lectores en el punto de mira lo que escribamos será un escaparate de conocimiento carente de interés a no ser que estemos trabajando nuestro diario íntimo. Para conectar con los demás hemos de ofrecer contenidos y propuestas de valor. Mirarse el propio ombligo y hacer exhibición de cuanto sabemos aburre a la audiencia.

No siempre hemos de producir contenidos originales y hasta podríamos prescindir de ellos. Afortunadamente estamos en un momento cultural en el que la difusión de contenidos interesantes se ha universalizado e inflacionado, hay muchos contenidos buenos que necesitan difusión. Cuando difundimos contenidos ajenos lo importante es que expliquemos por qué creemos que pueden ser interesantes para nuestros lectores y es en este pequeño acto que aportamos valor y convertimos nuestro post en único porque como nosotros somos únicos nuestros comentarios también lo son. Nuestra opinión sobre los contenidos que difundimos aporta valor y los convierte en únicos para nuestros lectores.

Buen inicio de año y aun estamos a tiempo de incluir entre los buenos propósitos el tener nuestro blog bien afilado para compartir contenido propios y ajenos ahora que ya sabemos como convertirlos en únicos.

 

¿Sirve un blog personal para encontrar trabajo? por @guillemrecolons

Si asumimos de una vez que el CV ha muerto o se está extinguiendo, tenemos que ver qué maneras tenemos de trasladar nuestra marca personal y propuesta de valor a posibles contratadores. En el mundo online, a menudo hemos hablado de Linkedin, u otras redes profesionales como plataformas abiertas y de fácil acceso para que nos encuentren y para trasladar una idea de valor. Pero hoy os hablo del blog, una herramienta que, dotada de buenos contenidos, puede convertirse en un excelente previo a una entrevista o a un proceso de selección.

Antes de asegurar si con un blog encontrarás trabajo, déjame explicarte exactamente cómo funciona el asunto. Sin pelos en la lengua, toda persona que quiera tener una marca personal saludable debería tener su propio blog (o uno compartido, también me vale). El blog actúa como el centro neurálgico de una estrategia personal online. Es un medio tuyo, que dominas, tu casa virtual.

Objetivos de un blog

  • Crear un canal de comunicación externo propio
  • Posicionarte como especialista
  • Promocionar productos o servicios
  • Generar contactos cualitativos (networking)
  • Vender, conseguir donativos
  • Aumentar las opciones de ser contratado

Ventajas del blog

  • En realidad, el blog es mucho mejor que un CV, porque te posiciona. Da una información sobre ti que raramente aparece en un CV.  En un CV cuentas cosas, en un blog las haces. Puedes colgar vídeos tuyos, fotografías, debates, podcasts…
  • Permite interacción con otras personas, es un medio vivo, genera un debate de ideas.
  • El blog permite que los demás nos encuentren. Eso es posible gracias a los tags (etiquetas), a las categorías que generemos, a la potencia de los títulos, a los enlaces externos (links) que utilicemos… Es decir, el blog dispone de herramientas (llamadas SEO) para ser fácilmente localizables por personas objetivo.

Requisitos del blog

  • Constancia, regularidad. Puedes escribir cuando quieras, una vez al día, dos por semana, una por semana o una al mes. Pero hazlo de forma regular. Entrar en un blog y ver que no hay nada escrito desde hace 6 meses da sensación de abandono y trabaja en negativo.
  • Planteamiento estratégico, no táctico. Si buscas trabajo, el blog no te generará entrevistas en una semana. Si quieres eso, abandona. El blog requiere que te marques una línea editorial, unas categorías y un libro de estilo, y que lo vayas siguiendo. Dará frutos, pero recuerda que Roma no se construyó en un día.
  • Seriedad. No paro de ver blogs de personas mostrando lo peor de sí mismas. Si buscas trabajo, olvídate de fotografías o vídeos comprometedores, no cometas faltas de ortografía y trata de plantear una redacción coherente a tu estilo.
  • No engañes. El blog requiere una dosis muy alta de autenticidad. Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. No te pongas más medallas de las que tienes, trata de ser humilde.
  • Generosidad. Considera a tus competidores, comparte tus referentes. En el fondo, Internet es pequeño y nos conocemos todos.

Cómo llegar a tu público objetivo (clientes, directores RH…)

  • Haz una lista de las 10 principales empresas o personas a las que quieras llegar a través de tu blog.
  • Escribe sobre su sector, con conocimiento, con expertise.
  • Menciona sus nombres y marcas en los tags.
  • Formula preguntas que ellos aún no hayan formulado.
  • No “regales” respuestas, pero tenlas a punto y redacta algunos tips (pistas).
  • Cuando hayas completado un post o artículo, compártelo en redes como Linkedin, que permiten envíos individuales o grupales.
Llegados a este punto, ¿Sirve un blog personal para encontrar trabajo? Sirve para que -entre varios candidatos- tu tengas más posibilidades de ser elegido. ¿Es una opción arriesgada? Sí, para qué negarlo. Es posible que el blog hable mal de ti si no lo cuidas con esmero.¿Es laborioso? Sinceramente, al principio, hasta que no se conoce el mecanismo, es algo liado. Pero en un par de semanas lo tienes por la mano.

 

Aquí tenéis algunos blogs personales de visita recomendable:

Breve: No tengas miedo a hacerlo mejor

Esta frase es la que utilizo en mi blog personal. Reconozco que la primera vez que la leí, hace unos 8 o 10 años fue en el despacho de uno de los grandes profesionales de la gestión empresarial de este país. Un personaje que aunque no sea de los más mediáticos no tiene nada que envidiar a todos aquellos que han hecho su “marca personal” más visible.

Me permití apropiarme de la frase como título de mi blog hace ya 3 años, como referente de la nueva herramienta que ponía en marcha en aquellos momentos y como línea base de actuación en su desarrollo.

Creo que me esfuerzo por hacer las cosas cada vez mejor.

Pau Hortal / socio consultor