Entradas

Amateurs Top

 

Si nos alejamos de las grandes estrellas, de los galardones bañados en oro, si nos situamos fuera de las portadas de las revistas, lejos de los grandes estadios deportivos, observamos con admiración, como desde hace unos años, hay un gran movimiento de personas anónimas que entrenan cada día y compiten cada fin de semana, en carreras populares, triatlones, duatlones, aguas abiertas…

bota-circulo-2

http://www.javierzamorasaborit.com/

Si nos centramos en esa “masa silenciosa” de deportistas amateurs o semiprofesionales, podemos darnos cuenta, que se abre un nicho de oportunidades para un abanico de profesionales que están alrededor de ellos.

En otros artículos he destacado la importancia del “storytelling” como herramienta de construcción de una marca personal para deportistas profesionales, siguiendo esa misma línea, el uso del “storytelling” también puede servir para los profesionales que rodean a esa “masa silenciosa” de deportistas amateurs o semiprofesionales que cada semana entran en competición.

Os pondré en contexto, a parte de las marcas principales que albergan este tipo de eventos,  se abre un nicho de oportunidades donde cada semana, existe una competición donde se reúnen miles de personas con ganas de practicar su deporte.

En este tipo de eventos, nos damos cuenta, que un amplio porcentaje de deportistas que compiten, únicamente lo hacen por el mero hecho de acabar la competición, de superarse a sí mismo, de mejorar tiempos…

¿Qué papel juega la marca personal y el Storytelling?

Los distintos perfiles profesionales que rodean al deportista de este tipo de competiciones, fisioterapeutas, entrenadores personales, readaptadores, nutricionistas… tienen la oportunidad de crearse una marca personal que les ayude, en primer lugar a ser visibles dentro de este perfil de deportistas amateurs o semiprofesionales  (quitando el intrusismo profesional evidente que existe)  Y en segundo lugar, a crear oportunidades de conexión con este tipo de deportistas.

Es cierto, que un porcentaje de deportistas amateurs, no necesitan de los servicios continuos de estos profesionales, pero si en algún momento puntual. Y en ese punto, es donde entra en juego la importancia del “Storytelling”, para conseguir que sea de forma continua y no únicamente puntual.

Un buen profesional cualificado con una buena marca personal, puede aprovechar su imagen de marca, sus medios propios on y off line para conseguir ser el narrador de la historia de los deportistas a los que entrena o trata.  Siendo el altavoz de las historias personales de sus deportistas, de sus retos, de sus logros o fracasos, en definitiva poner rostro a ese deportista “silencioso” que cada fin de semana compite.  El deportista por tanto, sabe  que su historia va a ser contada  antes, durante y después de la competición a través del profesional.

 

En esa unión entre deportista amateur y  el profesional que lo prepare o trate (remarco y doy importancia a la palabra profesional) se establece un vínculo emocional, clave para conseguir un prescriptor ideal que atraiga a otros deportistas.

En esa vinculación, abre también la oportunidad a crear “miniclubs” alrededor de la figura del deportista, aprovechando esa vinculación para que sus clientes unidos por unos colores, ideales o sentimientos,  sean un vehículo de comunicación perfecto no tan sólo para los servicios que ofrece el  profesional sino también para  crear  “merchandising”  propio donde incluir a patrocinadores que quieran entrar dentro de este “miniclub”.  Un buen ejemplo de esto es “Noteparesteam”

Patrocinadores, que quieren aprovechar esa “mayoría silenciosa” para estar presente dentro de este tipo de competiciones, dado el amplio número de deportistas que son prescriptores y consumidores a la vez. Ejemplos como “Taymory” o “Orbea” son los que más me han llamado la atención.

Si el profesional logra, mediante su marca personal crear un “miniclub” donde unido a otros profesionales puede ofrecer un servicio más completo y colaboraciones con marcas patrocinadoras, entra en disposición de potenciar su marca personal, ganar visibilidad, dar credibilidad a su trabajo y conseguir nuevos clientes.

En resumen, cuando hablamos de la construcción de la imagen de marca personal, no siempre debemos imaginarnos a los grandes deportistas, sino también a cualquier profesional del ámbito deportivo que bien asesorado sepa potenciar y aprovechar su imagen de marca personal. 

25 pinceladas sobre la marca personal deportiva

 

La semana pasada estuve en la ciudad Condal, pero esta vez para visitar por asuntos del doctorado a mis amigos de Soymimarca. Tres horas conversando con Alèxia Herms, Guillem Recolons y Jordi Collell sobre la gestión de la marca personal deportiva, una oportunidad para aprender de otros profesionales y sus diferentes puntos de vista.

sports-brand-promotion

Google Images

La experiencia fue muy bonita, porque no siempre se tiene la ocasión de estar sentado con verdaderos profesionales del branding personal. Además es una oportunidad para dar mayor valor al contenido de mi doctorado y seguir investigando para alcanzar el objetivo de mejorar la gestión de la imagen del deportista.

A continuación he resumido en 25 pinceladas escritas a modo de tweet, sobre las conclusiones que he podido obtener y deseo destacar de la conversación a tres bandas con los profesionales de soymimarca.

25 tweetconclusiones sobre Marca Personal Deportiva:

1-    El deportista no piensa a largo plazo, olvida preparar su futuro y se centra únicamente en el presente y en ser el mejor dentro del terreno de juego.

2-    El gestor actúa de forma más táctica y con la vista puesta en el tema de los patrocinadores más que en tener una estrategia de MPD.

3-    Existe un uso mecánico y poco estratégico de las redes sociales. Se usa más como foro de comunicación que como dialogo con los públicos.

4-    Los deportistas usan las redes sociales como una agenda, aunque algunos también lo utiliza de forma natural y espontánea.

5-    La gente quiere conocer y ver al deportista, pero también descubrir a la persona que hay detrás de la figura mediática.

6-    Los deportistas no se ven como una empresa, ya que no definen una visión, misión ni definen una hoja de ruta.

7-    El branding personal es una carrera de fondo para cualquier profesional incluido el deportista.

8-    Cuanto mayor sea la marca personal de un deportista, mayor será el valor del club que representa.

9-    El deportista debe ser el principal interesado en trabajar y gestionar su MPD y no debe dejarlo en manos de clubes o federaciones.

10-Hay clubes más pequeños que si aconsejan a sus deportistas que se formen como parte de su entrenamiento para construirse un futuro.

11- A veces se trabaja con algunos públicos de forma táctica sin pensar que trabajando todos los públicos estás construyendo una MPD de futuro.

12- Al final todo está condicionado por la parte económica y el rendimiento deportivo, hay que revertir esta situación.

13- El deportista al estar inmerso en el día a día no piensa a largo plazo, y no ve la importancia de trabajar y crear sinergias con determinados públicos.

14- En un mundo donde todo se cuantifica, la diferencia entre un deportista y otro está precisamente en lo que no se cuantifica.

15- En la construcción de una MPD no se prima lo personal, aunque es ahí donde radica la diferencia.

16- Al final se trata de marcar agenda por parte del deportista, porque actualmente la agenda la marcan los medios.

17-Hay muy pocos ejemplos de deportistas que aporten valor y valores a través de su MPD.

18-Actualmente prima la experiencia porque tampoco se ha dado aún la oportunidad a gestores realmente profesionales.

19- Gracias a la democratización de la información cada vez hay más herramientas y fluye más la comunicación.

20- Se va profesionalizandi la gestión de la MPD pero aún falta un método estructurado para saber utilizar, optimizar y medir una MPD.

21-Una buena estrategia de marca personal debe contemplar el corto, medio y el largo plazo.

22- La unidad de medida de éxito de un deportista es la temporada, aunque el secreto está en ver más allá de la temporada.

23-Hay que tener un manual táctico flexible que ayude al gestor a corto plazo pero sin olvidar nunca la visión a largo plazo.

24- El cortoplacismo está instaurado en cualquier ámbito profesional, pero tanto gestor como el deportista únicamente observan el corto plazo.

25-  Ver la necesidad de trabajar desde el presente puede ayudar al deportista en su futuro profesional más allá de su vida deportiva.