Entradas

¿Sabes qué tipo de trabajo es más adecuado para ti?

No hace tanto tiempo, los hombres se pasaban la mayor parte de sus vidas realizando un único trabajo, mientras que las mujeres dedicaban las suyas a cuidar del hogar. Ahora apenas existe la familia tradicional la cual se ha visto sustituida por una cultura que cambia de trabajos, profesionales y cónyuges cada década, por decir algo. Con el mareante nivel de cambio al que está ocurriendo todo esto, es muy importante adaptarse con toda la efectividad posible a los diferentes ambientes de trabajo. Hacerte las preguntas correctas te puede ayudar a efectuar los cambios necesarios con el objetivo de encontrar mayor satisfacción en tu profesional y en consecuencia mayor nivel de satisfacción personal.

A continuación te sugerimos una serie de preguntas a plantearte para buscar la profesión más adecuada a tus intereses  y motivaciones internas:

1)      Si no necesitara dinero pero la ley me obligará a trabajar ¿qué haría gratuitamente?

2)      ¿Qué me dicen los demás que hay algo en lo que destaco?

3)      ¿Cómo podría ganar dinero a partir de eso?

4)      ¿Qué me gustaba hacer cuando era adolescente? ¿Cómo podría introducir eso en mi trabajo actual?

5)      Si supiera que no puedo fracasar ¿En qué intentaría trabajar?

6)      ¿Cómo puedo expresar mejor mi sentido del propósito en mi profesión?

7)      ¿Qué clase de trabajo me gustaría hacer dentro de cinco a diez años? ¿Cuál es mi plan para avanzar en esa dirección?

Hay investigaciones que afirman que la gente que se enriquece, en todos los sentidos, son aquellas personas que disfrutan con aquello que hacen. Las que se apasionan e entusiasman por su trabajo.

Si realmente quieres destacar y dejar huella, tienes que estar motivado con aquello que haces. ¿Te has planteado alguna vez si realmente lo que haces tiene sentido para ti?  ó si ¿te ayuda a cumplir tu propósito vida?.

Si no es así, te animamos a que hagas un alto en el camino y reflexiones dónde estás y hacia donde quieres ir, marques tu estrategia para conseguir tus objetivos y tengas la valentía de actuar.

Dicen que si tú no tomas tus propias decisiones en la vida alguien las tomará por ti. Como siempre tú decides.

Sinceramente esperamos que estas preguntas u otras similares que te puedas plantear,  te ayuden a reflexionar y te permitan dar el primer paso en  la evolución o transformación de tu carrera profesional.

 

¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

¿Te atreves a salir de tu zona de confort?

Hace unos días reproducirá íntegramente en mi blog personal una entrevista  que realizo La Vanguardia Digital, ya hace unos cuantos años, al Dr. Mario Alonso Puig quien es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Nos habla de temas interesantes como Psiconeuroinmunobiología, que es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos. Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro”.

En el transcurso de la entrevista se le realiza una pregunta que a mi personalmente no me ha dejado indiferente ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar? Según el Dr.  Mario Alonso Puig “El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona”.

Estoy de acuerdo con sus comentarios, aunque me pegunto ¿Qué es el miedo? y ¿Cómo lo puedo controlar? El miedo es una emoción primitiva que tiene como misión principal. Informarnos de la posibilidad de que las personas que amamos, nuestros proyectos o nosotros mismos estamos en peligro. Cuando tenemos miedo notamos una sensación desagradable, se nos acelera el pulso, sudamos, sentimos sequedad en la garganta y tensión muscular que nos indica peligro. El miedo es, pues una información valiosa que nos va a permitir tomar precauciones y decisiones en vistas a evitarlo.

En general tenemos miedo a todo aquello que no podemos controlar,  en buena parte creo que el miedo nace de la ignorancia y de no enfrentarse a lo que lo causa.

“Nuestro miedo más profundo no es creer que somos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es saber que somos poderosos más allá de toda medida”. Nelson Mandela

Existen diferentes técnicas para controlar el miedo, aunque desde mi punto de vista para acabar con el miedo, todo lo que tienes que hacer es APRENDER a manejarlo y a controlarlo.

“La valentía no es ausencia de miedo, sino el control del miedo con maestría”. Zig Ziglar

Aunque tengas miedo, ¡hazlo! Es la mejor forma de conquistarlo y de hacerte cada vez más apto en controlarlo. Si no controlar el miedo, no sales de tu zona de confort, y difícilmente evolucionarás. Haz tu pequeña lista de cosas que está ahora no has realizado precisamente por eso, porque el miedo te ha paralizado. Y ponte objetivos concretos y específicos. Ya  verás como tu autoestima y seguridad en ti mismo aumenta.

Creo que en los tiempos que vivimos y al ritmo que evolucionan las cosas no te puedes permitir el lujo de vivir paralizado por el miedo, arriesgarte, haz cosas diferentes y obtendrás resultados diferentes.

Sal de tu zona de confort, se valiente, y empieza a gestionar tu propia carrera profesional, no lo dejes en manos de los demás, tu eres único y auténtico y además  sólo tú sabes realmente que le puedes ofrecer al mercado. Gestionar tu marca implica control y responsabilidad.


Reconstruye tu propia marca

Este fin de semana he tenido la oportunidad de participar en un taller dirigido por Jaume Isal, en el que hemos realizado un plan de trabajo personal con el objetivo de ser más conscientes de nuestro personaje social. Todos nosotros somos buenos estrategas,  nuestra mente elabora diferentes procesos y estrategias para contestar ante los estímulos del exterior tal y como esperan  los demás que reaccionemos.  Realizar una mirada a nuestro  interior, descubrir nuestro  niñ@, reconocer cuales son nuestros comportamientos automáticos y nuestras emociones nos dota de recursos internos poderosos.  Y sólo así podremos reaccionar desde la paz, aceptación y tolerancia necesarias.

Además, precisamente este domingo  leía de El País.com un interesante artículo de Miriam Subirana ilustrado por José Luis Ágreda que me ha hecho reflexionar sobre la auténtica identidad de las personas, a pesar que en su artículo lo focaliza mucho hacia los hombres, realmente  creo que en la mayoría de casos  actuamos todos  desde  los estereotipos, desde nuestro personaje social y es aplicable a todos nosotros.

Comportamientos todavía muy típicos en el mundo empresarial como agresividad, imposición de criterio, individualismo, etc., son habituales  entre los directivos.  Todo ello ¿para qué? ¿Serán formas de esconder la angustia, la inseguridad  y el vacío existencial? Sin duda, ello influye en que vivamos relaciones insatisfactorias, condicionadas por el lastre social y cultural  que nos ha llevado a un vacío interior.

En ocasiones, nuestra inseguridad y nuestros miedos hacen que nos aislemos de nuestras propias emociones. Huimos de nosotros mismos, no reconocemos nuestras emociones  y tendemos a culpabilizar a los demás de todo aquello que nos pasa.

La cuestión que  plantea es cómo lograr  que cada uno de nosotros  conecte con su verdadera identidad.

Es necesario  escucharse a uno mismo, quererse y recuperar la seguridad interior, es decir cultivar nuestra autoestima, solo así podemos establecer relaciones sanas sin necesidad de imponer, forzar  ni presionar a los demás.

Según  Subirana “La recuperación de nuestra identidad auténtica pasa por redescubrir valores como el amor, la paz, la sinceridad, la empatía, la escucha, y despojarnos de todos los estereotipos que nos alejan de la posibilidad de lograr armonía y plenitud.”

Eso implica desaprender lo aprendido. Dejar de lado tus personajes, tus etiquetas, lo que se espera de ti. Así  podrás clarificas tu camino. Definirás tus objetivos y  realizarás el plan de acción necesario para reconstruir tu marca personal en función de tus propios criterios de valor.

Una marca que refleja  tus valores es una marca con identidad propia. Te propongo que hagas que tu marca sea realmente personal e intransferible. Que te conviertas en una lovemarks concepto desarrollado por Kevin Roberts, CEO mundial de Saatchi & Saatchi. El cual cree apasasionadamente que el Amor es un elemento clave para el éxito de la empresa.  Y nos  dice que: “Para que las grandes marcas puedan sobrevivir, necesitan crear Lealtad más Allá de la Razón”.

Tal y como dijo  una vez el  famoso matemático Blaise Pascal:

“Todas las desdichas del hombre provienen de su incapacidad para sentarse tranquilamente a solas en una habitación”

Reflexiona, realiza un viaje a tu interior  y si es  crees que es necesario reconstruye tu marca y  conviértela en una Lovemarks.

Montse Taboada / Coach

Duran i Lleida: Una marca personal entre la coherencia y la pasión

Algo tan sencillo en apariencia como reflejar nuestra personalidad en todas nuestras actividades privadas o públicas nos puede ayudar a reforzar nuestra marca personal. Para ello, siempre es recomendable mostrar cierta pasión por lo que nos gusta o disgusta y mantener una línea de coherencia.

Ya hemos mencionado en otros posts que el principio número UNO de nuestra marca personal es la AUTENTICIDAD. Y ser auténticos no es otra cosa que ser coherentes y reflejar nuestro estilo propio, sin copiar, sin forzar nada, sin pretender gustar a todo el mundo. Siendo lo que somos, fieles a nuestra propia esencia.

Si un día hemos escrito en alguna parte que no creemos en el talento como una habilidad innata de la persona, no vale decir lo contrario al día siguiente. A veces es fácil dejarse llevar por modas “anti” y empezar a cuestionarlo todo. Antes de hacerlo, pensemos: ¿Nosotros somos así? ¿Somos destructivos por naturaleza? ¿No? Pues no lo hagamos. Seamos coherentes.

Uno de los problemas actuales de la política y muchos políticos se llama desafección. Las personas nos cansamos de gestos, poses, promesas… que son flor de un día y no tienen seguimiento. Ideas que cambian según el fluir del viento, según el contexto político o el económico. Las personas consideramos que la incoherencia pisa la frontera de la mentira. Si alguien promete la luna, que presente una hoja de ruta, un presupuesto, una investigación sobre las posibilidades de llegar, un equipo, un calendario. Igual que en una empresa. Si nos prometen la luna con esa hoja de ruta no nos enfadaremos mucho ante un fracaso. Si nos prometen la luna sin hoja de ruta, y no llegamos a la luna, ese político (y su partido detrás) por un lado dejará de ser nuestra opción preferente de voto y por el otro contribuirá a aumentar nuestra desafección por la política, fomentando el voto en blanco o la abstención.

Estoy seguro de que si muchos profesionales de la política aplicaran principios sencillos de management empresarial, otro gallo nos cantaría. ¿Es tan difícil combinar pasión y coherencia? Obama ganó unas elecciones por utilizar muy bien la pasión en sus discursos. Casi todo el mundo le creyó. Pero luego le ha fallado la coherencia: no ha cumplido; el votante americano le ha retirado la confianza; ha perdido las legislativas; ha fomentado el acercamiento hacia visiones radicales como el Tea Party. Un desastre.

Mucha gente en España se pregunta por qué Duran i Lleida es desde hace años el político mejor valorado del país según todos los sondeos. El secreto no está en sus trajes, en sus gafas rojas, en su oratoria, en su filiación política; el secreto es que Duran combina como pocos el binomio PASIÓN + COHERENCIA, creando una marca personal sólida, casi indestructible y de máxima confianza. Cuando habla en la tribuna del Congreso, cuando lo hace en Unió, en CiU, cuando escribe en su blog mantiene siempre las misma ideas, defiende los mismos valores. Ha tenido el coraje de hablar de cosas como los deberes de los inmigrantes cuando todo el mundo habla de derechos. Ha tenido el coraje de reconocer que se ha equivocado. Eso no pasa todos los días en un ámbito como el de la política. Estaremos de acuerdo o no con las ideas que defiende, pero será difícil no reconocer su labor para conciliar política y sentido común.

Solo hay un Duran i Lleida, y eso lo ha hecho posible la coherencia de su discurso mezclada con esas gotitas de pasión que todo estadista necesita para mantener activa, despierta y motivada a una audiencia. Una marca personal entre la coherencia y la pasión.

Os dejo un fragmento de vídeo de Duran valorando la última remodelación de gobierno.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist/ soymimarca

El 85% de nuestras decisiones las tomamos de manera subconsciente y solo un 15% son decisiones realmente conscientes

A pesar de que  la gran mayoría de nosotros hemos sido educados en la razón  y la lógica, todos sabemos que las emociones siempre han jugado un papel importante  en nuestra vida.

Como psicóloga  me  he interesado por los estudios realizados por el  neurocientífico portugués Antonio Damasio, sobre el papel fundamental que las emociones y los mecanismos inconscientes del cerebro juegan en la toma de decisiones.

Se estima que el 85% de nuestras decisiones las tomamos de manera subconsciente y que solo un 15% son decisiones realmente conscientes.

¿Cómo es posible que todavía existan entornos empresariales que  no tengan en cuenta estos  datos?  ¿Qué relación a largo plazo  pueden establecer con  su público y/o consumidores?

En un momento de crisis como el que estamos viviendo creo que  “ninguna estrategia de negocios inteligente puede darle la espalda a la Neurociencia”. Cuando hablo de estrategias de negocios me refiero a estrategias que tienen que ver con seres humanos, tanto los  que las conciben como los que son destinatarios de las mismas.

Es una época en la que toda empresa debe contar con un enfoque multidisciplinario y con profesionales con marcas personales fuertes que se conviertan en  los  embajadores corporativos de la misma.

No estamos ante una época de cambio sino ante un cambio de época*

Entender  el comportamiento, comprender las etapas del aprendizaje humano, la toma de decisiones, etc., requiere analizar el proceso desde diferentes enfoques, desde distintas disciplinas, en consecuencia  solo un equipo multidisciplinar  válido puede afrontar con éxito la creación  de marcas personales.

Y es por eso que afirmo que darle la espalda a la neurociencia implicaría renunciar a aquello  que decimos querer conocer: el ser humano.

Ya es hora de que empecemos a dar importancia a lo que verdaderamente es importante, las personas, ya que al fin y al cabo las empresas están constituidas, por eso, por PERSONAS.

Montse Taboada / Coach

*Leonardo da Vinci.