Entradas

Pero, ¿te pagan por eso?

La construcción y desarrollo de una Marca Personal se basa en  realizar las acciones que uno mismo, previa investigación, se haya marcado en su estrategia para alcanzar los objetivos deseados. Queda muy teórico ¿verdad?,  vamos a trasladar a la práctica algunas de esas acciones  para comprender el porqué  del título del artículo de hoy.  

 

Dentro de esas acciones, personalmente abogo por crear vínculos o colaboraciones con otros profesionales, empresas, escuelas de negocio, universidades,medios de tu sector principalmente o de sectores en los que puedas aportar tus conocimientos creando sinergias paralelas.  Estas colaboraciones te ayudan  a potenciar y transmitir tus conocimientos, e indirectamente  afectan a tu imagen de Marca Personal. ¿Cómo?, Puede ser desde escribir articulos,buscando colaboraciones con profesionales, investigando,participar en ponencias o ser invitado a charlas etc…

Es conocido que para recoger primero hay que sembrar, es por eso que cuando comentas con amigos, colegas profesionales o familia, que vas a dar una charla, que te han llamado para dar una clase en la universidad, que a la gente le ha gustado tu último artículo, etc… siempre te preguntan lo mismo, pero… ¿te pagan por eso?

Es difícil explicar que al crear una Marca Personal, el tema económico a  veces está en un segundo o tercer plano, más si estás en las primeras fases y sobre todo en la situación actual. Es decir, hay que sembrar para recoger, hay que apostar por invertir tu tiempo y tus conocimientos, buscando sinergias atractivas que bajo la estrategia que cada uno se marque, le sirvan para ir alcanzado  sus objetivos.

Hay que matizar, que cada acción que uno escoge, debe ser pensada y reflexionada ¿Esto le sirve para mi marca? Ya que tampoco podemos abrir todas las puertas y crear sinergias o colaboraciones que no aporten nada de valor a nuestra marca o peor aún que le aporten algo negativo. Por otro lado si nuestra única preocupación es conseguir  repercusión mediática, dinero o  trabajo a corto plazo, es que no hemos entendido que esa no es la finalidad de crear y desarrollar una imagen de Marca Personal.

Dentro de mi especialidad, comparo a los profesionales con canteranos de  cualquier equipo colectivo, estos deben  invertir tiempo en demostrar lo que valen, en dejarse la piel en cada momento, en ir creciendo sin prisas pero constantes, en aprovechar las oportunidades y los escenarios que servirán para alcanzar llegar al primer equipo.

Pero…¿te pagan por eso? A veces si,  a veces no, pero para mí no es lo importante, lo importante es dotar de valor y credibilidad mi marca, seguir mis  objetivos, aprovechar  mis oportunidades, ser fiel a mi estrategia y pensar  mucho en medio y largo plazo.


 

Marketing Humano IV: Colaborar es clave

Iniciamos esta cuarta entrega de “Marketing Humano” recordando las cuatro “C”: Creer, Confiar, Colaborar y Comunicar. Hoy nos centramos en una “C” importante, la de Colaborar.

Es obligado referenciar a Kotler y sus 10 principios del nuevo marketing”, en que cita el marketing colaborativo y lo define como un marketing que evoluciona desde el transaccional (1950) y el relacional (1980) y cuyo eje central es la colaboración con el cliente –la persona- para juntos crear nuevas y únicas formas de generar valor.

Recordaremos que en el principio del marketing, conocido como marketing transaccional, la empresa definía y creaba valor para los consumidores. La llegada del marketing relacional implicaba que la empresa debía atraer, desarrollar y fidelizar a los clientes rentables.

Pero el gran éxito de la “C” de colaborar consiste en que por fin la empresa cuenta con las personas –clientes- a la hora de diseñar y distribuir sus ideas. La empresa invita a personas externas a desarrollar conjuntamente ideas que luego puedan generar nuevos servicios o nuevos productos. Sólo así se entienden fenómenos como Wikipedia, la mayor enciclopedia colaborativa que existe. Sólo así se entiende que podamos elegir un mismo modelo de reloj con 15 pulseras de colores distintos. Sólo así se entiende que exista en las tiendas de alimentación la posibilidad de elegir chocolate negro con chile, con naranja, con frambuesa, con menta, con canela, y con una montaña más de sabores.

Las personas ya no nos conformamos con comprar un reloj, queremos un reloj personalizado, que sea casi exclusivo nuestro.

La realidad de la web 2.0, un fenómeno colaborativo por excelencia, ha facilitado un contacto más directo entre las empresas y las personas gracias a los blogs, las redes sociales y la mayor utilización del storytelling como elemento de comunicación emocional. Si pruebo un nuevo sabor de chocolate, entro en la web o el blog del fabricante y les doy mi opinión. Eso me cuesta 30 segundos, cuando 20 años atrás suponía un trámite de semanas.

Si una marca me convence por un precio muy bajo pero sin aportarme otros valores, para mí será un simple commodity, pero nunca llegará a la categoría de marca, ya que le faltará el vínculo emocional.

Este nuevo enfoque de la actividad comercial de las empresas implica un acercamiento cada vez mayor a las personas o clientes, un ámbito de colaboración continuada y positiva. Es una oportunidad que ni empresas ni personas deberían desaprovechar, uno de los aspectos más humanos del marketing.

Pero aún vamos más allá. El espíritu colaborador debe trasladarse desde la dirección empresa-cliente a la colaboración entre personas.
El verdadero marketing humano, el colaborativo, plantea un principio universal humanista de colaboración entre personas basado en el conocimiento, el respeto, la sinergia y el espíritu de desarrollo personal, crecimiento y aprendizaje.

No nos quedemos únicamente en el plano empresarial o de mercado, el nuevo marketing no consiste solamente en un cambio de dirección, sino en el traslado a nuevo dimensión, de carácter relacional y conceptual.

Nos quedará pendiente hablar de la última “C”, la de comunicar. La semana que viene sin falta. No olvides seguir el debate en Twitter con el hashtag #marketinghumano

Guillem Recolons y Pablo Adán / Asesores de marca personal

planesconsult