Entradas

Personal Branding y coherencia: lo que viene, por @jordicollell

La coherencia: Tendencia del Branding de 2017

Cuando hablamos de tendencias nos referimos a la manera de ver el mundo y a la predisposición para ir en un sentido determinado por parte de la sociedad.

Llevamos más de tres lustros metidos de lleno en el Siglo XXI. Han pasado cosas, muchas cosas, a las personas, a las empresas, a las marcas a las marcas de las personas y a los países. 

Los inicios 

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que llevaba como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y definía seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta el siglo pasado habíamos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Evitar  la especialización y el enfoque para no perder la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

De una manera u otra estas competencias personales y sociales han marcado el paso a la sociedad antes y después de las crisis por lo que podemos calificar a Pink como un auténtico captador de tendencias.

A donde van las marcas en el año que se avecina.

Ivan Díaz creador de la plataforma Branzai enunciaba 9 Tendencias del Branding 2017 que no tiene desperdicio y vale la pena que comentemos ya que  afectarán directamente a la marca de las personas.

La primera apreciación es que las marcas no son puntas de lanza sino que siguen la inercia de lo que sucede en el mundo. No se trata de pura reactividad si no de adaptarse al ritmo de los tiempos para estar en primera línea para evitar riesgos en un mundo cambiante e incontrolable.

Las tendencias según Branzai 

  • Frente a la impersonalidad del mundo resurge el yo de cada persona. Personalismo versus comunitarismo. La marcas empatizarán con las personas tratándolas como seres únicos y adaptando los productos a esta realidad
  • Marcas sin producto. En un enfoque sinfónico, teniendo en cuenta la gestión del futuro, algunas marcas han convertido a los consumidores en sus propios productos… porque no tienen producto. Pensemos en Airbnb o en Huber por ejemplo
  • La inmediatez está por encima de la necesidad y la tendencia es a valorar no lo que se tiene si no lo que se disfruta. Es un enfoque de nuevo diseño de productos en el lo que prima es el uso y no la propiedad. Los ejemplos: Coches por horas, oficinas por minutos o trajes, joyas y bolsos de alquiler.
  • Las marcas llegan al cuerpo o a la casa del consumidor y se entrelazan con su vida para convertirse en un atributo más de la persona. Desde frigoríficos que controlan el stock y lanzan pedidos de manera automática hasta las pulseras que monitorizan la salud de los individuos. Es un nuevo diseño del canal.
  • Transformación física. La vuelta al mundo tangible. De lo virtual a lo físico. Del mundo de los bits al de los átomos. Se trata de empatizar con el consumidor para reconectarlo con las marcas y acabar con la despersonalización del entorno puramente digital.
  • Redención. Se trata de la recuperación del sentido. Ya no vale sólo que las empresas y las marcas sean coherentes con su misión, visión y valores y lo lleven a la práctica. La RSC pasa de los buenos propósitos y fórmulas “caritativas” a reenfocar la práctica de la empresa para lograr su coherencia global.
  • Los empleados dejan de ser una ventaja competitiva para ser el motor del crecimiento, la diferenciación y la sostenibilidad e las empresas. Es una mezcla de diseño de las relaciones laborales utilizando la empatía, la narración y el sentido. El concepto Embajadores de Marca estará en boca de todas las empresas que quieran no sólo destacar si no prosperar y sobrevivir.
  • B2B Power. Nuevo diseño de la estrategia empresarial en el que el B2B tomará la delantera en la gestión de las marcas.
  • Háblame. Redefinición del relato pero relato al fin y al cabo con la finalidad de estar más cerca del consumidor de manera más empática, fresca y vital. Aquí también entra el juego en el relato.
  • Flat design VS 3D. Aunque Banzai habla de nueve tendencias introduce una décima para despistar.  Otra vez volvemos al diseño que será o plano o 3D en lo que a los logotipos se refiere. Ee manera polarizada, sin puntos intermedios.

Conclusión

Las seis competencias definidas por Daniel Pink están presentes en las tendencias estimadas para el año que viene. De momento el siglo avanza de manera coherente teniendo en el centro a las personas.

Todo un reto para el Personal Branding.

PD: El día de Navidad, aunque caiga en domingo, nuestra edición especial tiene un regalo para ti. No olvides conectar con este blog en un momento de pausa.

Imagen: Wiliam Bout / Unsplash

 

 

Una nueva mente

Esta semana, como la anterior, seguimos sin saber como puede acabar la cosa. Me refiero a la crisis claro. Partamos de la suposición de que al final la cosa acaba peor de lo esperado y nos quedamos todos a dos velas. Nos va a tocar aguantar pero como la vida sigue deberemos cambiar algunos puntos de vista para individualmente darle la vuelta a la tortilla, después ya lo haremos en grupo. Volvamos de nuevo con una de mis obsesiones de los últimos post: el cambio de paradigma.

Una vez tengamos los bolsillos vacíos, el apoyo público sea un bonito recuerdo y estemos solos ante el peligro de manera definitiva posiblemente haya llegado el momento de cambiarnos las gafas, pensar en positivo y pasar a la acción.

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que lleva como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y define seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Se trata de desarrollar la capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta ahora hemos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Hasta ahora hemos sacralizado la especialización y el enfoque perdiendo la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

Y por supuesto todos estos puntos son pilares en la gestión de una Marca Personal potente, indispensable para salir del lío en que estamos metidos perdiendo pocas plumas.

¿Y si nos quitan lo bailao? 6 ideas para seguir vivos

Esta semana, como la anterior, seguimos sin saber como puede acabar la cosa. Me refiero a la crisis claro. Partamos de la suposición de que al final la cosa acaba peor de lo esperado y nos quedamos todos a dos velas. Nos va a tocar aguantar pero como la vida sigue deberemos cambiar algunos puntos de vista para individualmente darle la vuelta a la tortilla, después ya lo haremos en grupo. Volvamos de nuevo con una de mis obsesiones de los últimos post: el cambio de paradigma.

Una vez tengamos los bolsillos vacíos, el apoyo público sea un bonito recuerdo y estemos solos ante el peligro de manera definitiva posiblemente haya llegado el momento de cambiarnos las gafas, pensar en positivo y pasar a la acción.

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que lleva como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y define seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Se trata de desarrollar la capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta ahora hemos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Hasta ahora hemos sacralizado la especialización y el enfoque perdiendo la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

Y por supuesto todos estos puntos son  pilares en la gestión de una Marca Personal potente, indispensable para salir del lío en que estamos metidos perdiendo pocas plumas.

Jordi Collell / Coach y Asesor de marca personal

Tú eres el genio de la lámpara. Toda la verdad en siete secretos.

Como por casualidad esta tarde me ha caído entre las manos el libro de Daniel H. Pink, Las Aventuras de Johnny Bunko, que ya tenía casi olvidado. Me ha venido a la memoria la primera vez que lo leí y las varias veces que lo he regalado a amigos  y clientes que por algún motivo oscuro estaban ocupados en su futuro profesional.

El tal Bunko Johnny es un tipo aparentemente normal, joven y que siempre ha seguido el recto camino marcado por los consejos  de sus mayores, tutores , consejeros y similares y ha acabado  realizando un trabajo aburrido y rutinario que le deja bastante o muy insatisfecho y que acaba preguntándose que hace un chico como él en un sitio como ese.

En estas que se le aparece una especie de hada madrina que parece una personal branding coach y le pone patas arriba sus principios y le revela seis secretos que le llevan al éxito.

El primer secreto es  que NO HAY UN PLAN. La cosa pasa por no ceñirse de manera férrea a una programación del futuro basada en razones prácticas y sí por escucharse a uno mismo, proponerse hacer aquellas cosas que realmente le  gustan  a uno y que permiten hacer un trabajo valioso aunque se aparte del guión familiar y social. Aquí no vale ponerse metas fijas y cortoplacistas sino dejarse llevar  como Ulises sin importar por donde se pasa y sin que esté claro el destino final.

El segundo secreto es CONCÉNTRATE EN TUS TALENTOS, NO EN TUS DEBILIDADES. La técnica es sortear las debilidades para enfocarse en los talentos porque los triunfadores no intentan mejorar en aquello para lo que no sirven sino que buscan aprovechar aquello en lo que son mejores. Preguntas del tipo ¿Qué hago bien con consistencia? ¿Qué me da energía en lugar de quitármela? ¿Qué clase de actividades me permiten “fluir”? son clave  para descubrir los talentos que cada uno de nosotros seguro tenemos. Por cierto lo de “fluir” viene por el estado mental operacional en el cual una persona está inmersa en lo que hace, caracterizado por un sentimiento de pertenencia y éxito en el proceso de una actividad según definición del gran Csikszentmihalyi, autor ya comentado en el post de nuestra amiga y colega Montse Taboada del 4 de Noviembre.

Estamos para servir a los demás. El tercer secreto del hada madrina / personal branding coach -que, por cierto, se llama Diana- es “NO SE TRATA DE TI” porque “los que triunfan ayudan a sus clientes a resolver sus problemas. Les brindan algo que ni saben que necesitaban. Ahí es donde depositan  su talento y energía. En cualquier trabajo, la gente valiosa consigue lo mejor de los demás, hacen que su jefe brille y que el equipo triunfe”.

La persistencia y el interés compuesto tienen un punto en común, el interés va creciendo a través del tiempo de manera que poco dinero se convierte en una gran suma  y un poco de persistencia mejora el rendimiento que alienta  más persistencia y así hasta donde se quiera llegar. El  mundo está lleno de personas con talento que no han persistido, que no han invertido las horas necesarias, que se han rendido rápidamente, que pensaron que con tener talento bastaba mientras otras personas con menos talento les pasaban por encima. La motivación, el hacer las cosas por gusto, alienta a la persistencia y a mayor persistencia hay mayor. Y el cuarto secreto es: LA PERSISTENCIA AVIVA EL TALENTO.

Las personas que triunfan cometen errores espectaculares, grandes metidas de pata porque quieren hacer algo grande  y cada vez que se equivocan aprenden y dan un paso hacia la excelencia. Pensar en grande, equivocarse, aprender y triunfar…el quinto secreto es…COMETE ERRORES EXCELENTES.

Las personas que realmente triunfan  sirven a algo más grande que ellos, tienen un propósito y dejan a sus empresas, comunidades y familias mejor de lo que las encontraron. Un buen ejercicio es imaginar el momento de nuestro funeral y ver  por lo que seremos recordados, si hemos hecho algo importante para alguien, si hemos marcado la diferencia.  El sexto y último secreto es: DEJA HUELLA.

Y como todo tiene su moraleja añadamos un séptimo secreto: Dejemos de preocuparnos por nuestro futuro y seamos proactivos. Las personas que conocen y ponen en práctica los seis secretos de Alicia destacan sobre las demás, son una opción preferente frente al resto y tienen notoriedad.  El séptimo secreto es: DESARROLLA TU MARCA PERSONAL.  ¿A qué esperas?

Jordi Collell / Personal Branding Coach / soymimarca