Entradas

5 indicadores para saber si tú eres el problema

Tienes mala suerte. Siempre te fastidian, te toca lidiar con los malos proyectos, los empleados incompetentes  o los compañeros perversos y si te quejas te enseñan la puerta sin contemplaciones. ¿Qué te pasa? ¿El mundo se ha confabulado para fastidiarte o tú eres parte del problema?

Tenemos cierta facilidad para ver la paja en ojo ajeno y no ver la viga en el propio. La culpa siempre es de los demás que nos la tienen jurada a nosotros que somos unos pedazos de pan.

Cuando trabajamos nuestra marca personal  es importante saber la reputación que tenemos para poder contrastarla con nuestras creencias y algunas veces el resultado es sorprendente. Si nos da corte preguntar, Suzanne Lucas nos recomienda cinco indicadores que he adaptado por si pueden seros de utilidad.

Has tenido muchos jefes puñeteros en tu vida.

Aunque parezca ley de vida que un jefe sea puñetero y odioso, que disfrute  marcándonos de cerca sin dejarnos respirar, si la situación se repite una y otra vez cabe la posibilidad de que nosotros seamos parte del problema y no un imán de pervertidos.

Si se da el caso vale la pena preguntarse si lo que nos dice el jefe tiene sentido, si podemos ser proactivos y aportar soluciones en lugar de maldecir nuestra suerte. Posiblemente si cambiamos cambie la tendencia.

Siempre te echan la bronca a ti

Y los demás hacen lo mismo. Llegan tarde, se pasan de tiempo en la máquina de café o fumando en la calle y como si no pasara nada, en cambio contigo es diferente.  ¿Agravio comparativo o quizás tu comportamiento motiva a no hacer la vista gorda?

Fíjate en si entregas las cosas a tiempo, ayudas a cohesionar el equipo o si tu actitud es positiva y compárate con los demás. Posiblemente estés haciendo algo que te pone en evidencia y quieren ir a por ti.

Los demás te evitan

A ti que eres encantador. Mira como te comportas en sociedad. ¿Criticas de manera contumaz? ¿Eres un guarro comiendo? ¿Tu lenguaje es soez e incorrecto? ¿Te quejas por todo y armas follón cuando algo se te tuerce? Puede ser que te lo estés ganando a pulso y sin darte cuenta, que es lo trágico.

Te sientes herido con frecuencia

¿Encuentras que el mundo está lleno de sexistas, racistas, derechistas, izquierdistas,…o lo que sea y que sus actitudes te ofenden constantemente?  Posiblemente el mundo no se haya confabulado en contra tuya y valga la pena asumir que en la mayoría de las ocasiones nadie te quiere hacer daño y que la diversidad es esto, que los demás son, piensan y actúan de manera diferente a la nuestra. Y que normalmente no pasa nada.

Estás rodeado de imbéciles

Todos son tontos del culo, tus jefes, sus jefes, tus compañeros, sus novios o novias y aguantarles es una tarea de titanes Tu eres el elegido, el bueno y el guapo de la película.

A este paso te quedarás solo. Es posible que comuniques mal y entenderte sea complicado, también cabe la posibilidad de que no tengas las antenas desplegadas para entender lo que te dicen. En todo caso revísalo.

Y si a pesar de todo el mundo te sigue teniendo inquina, llámanos y te ayudaremos porqué queremos cuidar de tu marca. En cualquier caso tú te lo mereces.

Jordi Collell / asesor de marca personal

6 buenas ideas para que te tengan en cuenta más allá de los 50

Si tienes la impresión de que por irte haciendo mayor corres el riesgo de tirar por la borda todo lo que has ido construyendo con esfuerzo, dedicación y sacrificio, si sospechas que te pueden dejar de lado,  prejubilarte o lo que sea tienes dos alternativas : o tragas y te comes el marrón o te pones las pilas.

La edad no es un factor que erosiona las habilidades y nuestra valía. Que nos tengan en cuenta o que nos releguen tiene mucho que ver con nuestra actitud y para lamentarnos siempre estamos a tiempo. Ahí van seis ideas para seguir generando valor.

–       Idea número 1: Ha llegado el momento de dejarse ver porque ya sabemos que si no nos ven no existimos y ya van quedando menos oportunidades. El networking es una prioridad y es el buen momento para zambullirse en las redes sociales aunque cueste o de pereza. ¿Y por qué no escribir sobre lo que sabemos o lo que aprendemos? ¿Nos atrevemos con un blog?

–       Idea número 2: Estamos en el camino y nos queda mucha ruta por delante. Hemos llegado hasta aquí y podemos ir todavía mucho más lejos. Mantener la curiosidad del viajero y no cerrar ninguna puerta nos ayudará a seguir adelante y si tenemos la oportunidad no dudemos en cambiar, reinventémonos.

–       Idea número 3: Hemos acumulado muchas experiencias, hemos vivido multitud de situaciones, hemos ganado y hemos perdido. Ahora tenemos la oportunidad de explicar, a nosotros y a los demás, todo lo que hemos acumulado. Steve Jobs llama a esto conectar puntos, buscar la coherencia a situaciones que de entrada son aparentemente dispares. Hagamos de nuestro recorrido un acervo valioso y contemos nuestra historia.

–       Idea número 4: Del mismo modo que no concebimos que un vehículo mantenga su marcha sin combustible para mantenernos en activo hemos de seguir aprendiendo. Tener un hambre canina de conocimiento, abrirnos a cosas nuevas y estar a la última son actitudes que sin duda nos ayudarán.

–       Idea número 5: Si a estas alturas no tenemos una clara conciencia de quienes somos, que queremos, que ofrecemos y a quien nos dirigimos, lo vamos a tener crudo para conseguir conectar con los demás. Par ser la opción preferente, para ser los elegidos hemos de tomar el control de nuestra marca personal.

–       Idea número 6: O estamos o no estamos. Se trata simplemente de no abandonar pase lo que pase y mantener el compromiso de querer seguir estando. Si abandonamos hemos perdido la partida.  Esto depende sólo de nosotros.

Siempre estamos a tiempo de actuar. Y para ponerse las pilas no hace falta haber llegado a los cincuenta, supongo que te has dado cuenta.

Jordi Collell / asesor de marca personal