Entradas

Construya su propia marca personal y encuentre empleo

Os adjunto artículo publicado el pasado sábado en “Cinco Días” y escrito por Alfonso Simón en que participo junto con Andrés Pérez Ortega y Neus Arqués entre otros especialistas en marca personal. Es interesante el testimonio de Laura Anguera y Gian-Lluís Ribechini como clientes de Soymimarca.

Construya su propia marca personal y encuentre empleo

En una situación en la que hay un exceso de profesionales, somos fácilmente sustituibles. Es el momento de diferenciarse”. Así explica el consultor Andrés Pérez Ortega la razón por la que cada profesional debería tener su propia marca personal, que le otorgue una visibilidad única hacia el mercado laboral.

“Un buen ejemplo me parece Steve Jobs. Los mejores consejeros delegados son aquellos capaces de aprovechar su auténtica personalidad con el fin de llamar la atención de su compañía. Fue conocido por ser duro con sus empleados, por hacer presentaciones dinámicas y por ser un perfeccionista”, asegura Gonzalo Brujó, presidente de Interbrand Iberia y Latinoamérica, sobre un directivo que supo crearse su propio sello. “A los consumidores les encanta que el presidente tenga una verdadera marca personal y esto hace que se interesen más en lo que su empresa vende”, agrega

La marca personal (o personal branding) es un concepto que apareció en EE UU a finales de los noventa. En los últimos años ha llegado a España al ámbito de los recursos humanos y a la formación en las escuelas de negocio. “Se trata de percibir a cualquier persona como una marca, esto es, el conjunto de significados y valores que proyecta a los demás”, explica Oriol Iglesias, profesor de Marketing de Esade. “Es una forma de mejorar tu valor ante tu público de interés, el círculo profesional y los clientes”, cuenta Roberto Álvarez del Blanco, experto de IE Business School y autor del libro Tú, marca personal.

¿Pero cómo se construye? “Es un trabajo fascinante hacia la gestión de todos los aspectos controlables del destino. Primero llega una fase de autoconocimiento personal, luego se debe entender el entorno, así como definir la identidad y aquellas virtudes que no se van a abandonar”, señala Álvarez del Blanco, quien imparte clases de personal branding en el IE. Un viaje interior para conocerse. A partir de ahí empieza el trabajo de construcción de la marca. “La estrategia a seguir requiere un compromiso a largo plazo, de 20 o 25 años, con más recorrido que un plan de marketing”, añade.

“La estrategia pasa por crear un mensaje propio, definir los objetivos y fijar los canales para comunicarlos”, avanza Guillem Recolons, socio de la consultoría Soy mi Marca. Los medios a utilizar son muy variados, explica, desde las herramientas tradicionales a las online. “Se puede escribir un libro o tribunas en los periódicos, ofrecer conferencias, lo que dará una visibilidad a la labor profesional”.

“Es costoso en tiempo. Al menos hacen falta unos meses para conseguir algún resultado”, opina Pérez Ortega, autor del libro Marca personal. “Si te invitan a dar una conferencia en una escuela de negocios di que sí. Incluso proponte para dar una charla aunque sea sin cobrar”, aconseja a los directivos. “Conseguirás el efecto bola de nieve, de repente puedes convertirte en un gurú”. Después de eso habrá que trabajar las relaciones y también recomienda tener un blog “como escaparate de que eres un buen profesional”. Además, deberá estar presente en redes sociales como LinkedIn o Twitter, cuidando la imagen que se ofrece.

Los diferentes expertos señalan que es útil sobre todo para emprendedores, profesionales liberales y personas en paro. Todo aquel que no tiene detrás una potente marca corporativa.

Hasta ahora, las compañías son bastante reticentes a formar a sus empleados en este campo. “El directivo en España está oculto. No se da a conocer”, explica Pérez Ortega. “Requiere tiempo y son los propios ejecutivos a los que nos les gusta porque se creen que ya lo saben todo. Ni lo recomiendan a los empleados porque no quieren que despunte ninguna estrella”, asegura.

Incluso es crítico con el éxito del concepto y no le ve mucho futuro en España, salvo para los emprendedores”.

“Cada vez se trabaja más en ello”, afirma, sin embargo, el profesor de Esade. “Sí, es una moda”, reconoce Recolons, “pero no por ello debemos dejar pasarla. Cada día, cada uno de nosotros nos vendemos ante los demás”. De hecho, este consultor asegura haber acompañado a muchos profesionales, desde políticos a directivos, en su trayectoria con el fin de que construyeran su propia huella.

“En un mundo empresarial cada vez más competitivo y que además se ha visto asediado por los efectos de la crisis, el reconocimiento y la notoriedad son las claves para hacerse un hueco y sobresalir de la competencia, no solo a nivel empresarial sino también a nivel personal dentro del ámbito profesional”, explica el presidente de Interbrand. Lo comparte Santiago Álvarez de Mon, profesor de gestión de personas de IESE: “Mi marca redunda directamente en la empleabilidad. Más allá de la empresa en la que trabajes es importante tener un perfil de prestigio, por la reputación que arrastra cada persona”.

Aunque alguno puede pensar que esto del marketing personal sirve, sobre todo, para quienes saben venderse bien, independientemente de si son buenos trabajadores. “Siempre hay que hacerlo de forma sincera y honesta. Porque a largo plazo se verá que no es real”, cree Iglesias.

“El personal branding es una disciplina que toda persona que aspire a crecer profesionalmente debe desarrollar. Da igual si se es un alto directivo o una persona recién incorporada a un puesto de trabajo”, incide Brujó. Por eso, el consejo de los expertos es el cuidado de la identidad, tanto en la empresa como en las redes sociales. “De acuerdo con Business Week, el 87% de los cazatalentos utiliza Google y las redes sociales para tomar decisiones sobre los candidatos, y el 35% de los reclutadores rechaza a los candidatos en base a la información que aparece en Google”, recuerda.

Gian-Lluís Ribechini. Ingeniero. “El coste más importante es de tiempo”

Gian-Lluís Ribechini trabajó por su cuenta en mejorar su propia identidad. “No es fácil hacerlo solo”, cuenta. Por eso acudió a la consultoría barcelonesa Soy mi Marca, donde la ayudaron a construir su propio sello. “Es como ir al gimnasio, con un entrenador personal avanzas más rápido”. Ribechini es ingeniero industrial especializado en innovación y trabaja como profesional liberal, sin depender de ninguna empresa. Por eso necesitaba posicionarse y darse a conocer.

En marzo de 2010 comenzó. “Empecé con un análisis y una reflexión interna”, confiesa. Esto le llevó a unos principios por los que se regirá. “Te obliga a tener unos valores y a defenderlos siempre, incluso cuando se discrepa de la mayoría”. Reconoce que se ha gastado 1.200 euros como inversión. “Lo más caro es la dedicación. El coste más importante es el tiempo que hay que dedicar”. Ha comenzado a dar conferencias, de donde ya ha conseguido clientes. También ha mejorado su web y uno de sus nuevos lemas es “estrategia y gestión de soluciones”.

Laura Anguera. Abogada. “No es fácil volver a trabajar en estos tiempos”

Es un buen ejemplo de que la marca personal puede funcionar. Hace unos días, un diario nacional dedicaba a Laura Anguera una contraportada por un libro que ha escrito. Lo que el lector no sabía es que ella pasó primero por Soy mi Marca para lanzar su carrera profesional después de ser despedida de una inmobiliaria. “Empecé cuando me quedé en paro. Estaba muy desubicada profesionalmente. No es malo estar fuera del mercado un tiempo, pero no es fácil volver con los tiempos que corren”. En medio, le llegó una oferta profesional para ocupar el cargo de directora de los servicios jurídicos del FC Barcelona.

Luego escribió una novela, basada en la época del boom inmobiliario. Y volvió a contar con ayuda. “Quería construir una imagen de una persona con criterio más allá de la novela. No de gurú, pero sí de que sé de lo que hablo”. De ahí nació su blog. “El ejercicio de construir tu propia marca es útil porque busca los hechos diferenciadores”, opina.

Neus Arqués. Consultora. “Pablo Isla ha conseguido su propia marca”

Se define a sí misma como analista digital con una preocupación principal: la identidad. Es autora de la publicación Y tú, ¿qué marca eres?, con claves para gestionar la reputación. “La gente se confunde al querer construir su marca. Esto no se trata de abrirse un perfil en Facebook y ya está”, cuenta. “Hay herramientas offline como las relaciones con los medios, las conferencias o un libro. Y también online, utilizando plataformas como Twitter y blogs”. Pero para llegar ahí debe haber una trabajo previo.

Lo recomienda sobre todo a profesionales liberales que no tienen detrás la imagen de una compañía. Actualmente imparte clases sobre este tema en escuelas de negocio y universidades.

Y ofrece dos ejemplos que le gustan sobre una buena marca personal. “Aunque no sé si han tenido asesoramiento externo”. Por un lado, Rosa Tous, que ha llegado a ser ella la imagen de su marca”. Y Pablo Isla, presidente de Inditex. “Tiene una reputación basada en el rigor. Ha conseguido vender su propia marca sumándola a la de la empresa”.

1. Un contrato de por vida para ti, que buscas trabajo

¿Buscas trabajo? Te ofrecemos un contrato de por vida

Una excelente oportunidad. Un contrato que te obliga a poco y te aporta mucho. Un contrato donde eres parte fundamental y única.

Una alianza contigo mismo. Donde deberás comprometerte y cumplir objetivos.
Deberás profundizar sobre ti mismo, tu persona, lo que puedes dar, lo que estás dispuesto a sacrificar.
Si por alguna razón no lo tienes claro todavía, piensas que es pronto, o no le ves beneficio, no lo hagas. Espera.
Pero antes de renunciar, lee atentamente y reflexiona. Dialoga contigo mismo, o si lo deseas con nosotros, que para eso estamos en SOYMIMARCA.

CONTRATO

Yo, MI NOMBRE Y APELLIDOS, de NN años de edad, mayor de edad, natural de CIUDAD profesional del sector SECTOR con experiencia de N años, y cuyo último puesto de trabajo ostentado es el de CARGO.

MANIFIESTO QUE

En los últimos años he reflexionado acerca de la difícil situación social y económica, y el cambio que ésta ha generado en las personas y en su relación con el mundo laboral.

Observo a mi alrededor cómo personas que llevan muchos años trabajando en empresas, emprendedores, estudiantes y desempleados, se encuentran sumidos en el miedo, la incertidumbre y la falta de confianza en sí mismos.
Y analizando la situación he comprendido que una de las causas principales de esta situación es la falta de una marca personal que nos haga fuertes y seguros, reconocidos y valorados.

Y POR ELLO ME COMPROMETO A
Analizar mis valores, mis fortalezas y debilidad, y construir sobre ellos una marca personal fuerte, única y diferenciada.

Para ello me asesoraré con los profesionales acreditados del personal branding, estableceré con ellos el plan de trabajo y daré todo lo que se y lo que tengo para llegar a la meta que me plantearé junto a ellos, y haré cuanto esté en mis manos para facilitar este proceso.

Garantizaré que mi esfuerzo y deseo para emprender este proceso son auténticos, que estoy preparado para trabajar y recibir feedback.

Y ESPERO OBTENER

Un plan de acción claro y delimitado para conseguir mis aspiraciones personales y profesionales.

Un mejor conocimiento de mi mismo y de mis posibilidades, al analizar el entorno que me rodea para orientar mis esfuerzos y adaptar mi mensaje a las necesidades reales y aspiracionales que tengo.

Y POR ELLO

Firmo a continuación el presente documento, estableciendo conmigo mismo un acuerdo de desarrollo de mi marca personal, con el objetivo de ser un profesional reconocido por mis valores y por el resultado de mi trabajo.

DURACIÓN Y FINALIZACIÓN

Una vez iniciado este proceso, no acaba nunca, por lo que el compromiso conmigo mismo es irreversible e ilimitado en el tiempo.

Firmado: YO

 

Marca Personal ¿A qué esperas?


Habrás leído ya decenas de artículos acerca de la importancia de la marca personal. La mayoría de ellos han llamado la atención de esa parte de ti que es consciente de que la necesitas.

Sabrás de amigos y compañeros de trabajo que, en cierto modo, la tienen o la están desarrollando.

Y, por supuesto, estoy seguro de que admiras a muchas personas conocidas en mayor o menor grado que han hecho de su marca una referencia.

Al fin y al cabo vivimos en una época de cambio

Tal vez te sientas algo desorientado, es normal, con tanta información y tengas limitada tu capacidad de asimilarlo debido al devenir de los tiempos que nos ha tocado vivir. Al fin y al cabo vivimos en una época de cambio, y éste se produce a una velocidad que cuesta asimilar.

Vale, soy comprensivo con tu parálisis, no somos máquinas

Vale, soy comprensivo con tu parálisis, no somos máquinas y lo de actuar por instinto no es lo más recomendable ahora mismo. Pero no caigas en la autocomplaciencia, y no te rindas a la evidencia; necesitas sí o sí desarrollar tu marca, y si no lo haces estarás en desventaja frente a los demás.

Que vivimos en un mundo competitivo es un realidad de perogrullo, pero la competitividad se ha transformado en instinto de supervivencia, es una realidad más frívola y evidente.

Si no lo haces estarás en desventaja frente a los demás

Así que el desarrollo de tu marca, la firmeza en establecer tus objetivos personales y profesionales, y tu estrategia para hacerte visible y ser un referente no puede esperar ni un segundo más.

Desde soymimarca queremos contártelo, decírtelo, gritártelo si fuera posible. Sabemos cómo ayudarte, y podemos hacerlo. Hemos asesorado y ayudado a muchísimas personas y empresas en tu misma situación, desempleados, profesionales en fases de desarrollo y crecimiento, emprendedores que empiezan a abrirse un hueco en nuevos mercados, estudiantes que se preparan para enfrentarse al mundo empresarial, y empresas conocedoras de la importancia de contar con profesionales con marcas personales fuertes, para hacer fuerte el factor humano y convertirlo en ventaja competitiva y en factor diferencial.

No esperes más, hay trenes que pasan y no vuelven nunca. Y hay decisiones tardías que ya no resuelven nada.
Afianza tu persona, cimenta tu presente, asegura tu futuro. Desarrolla tu marca personal.

Por cierto, mañana no te pierdas el post “¿Te preocupa que no te quieran por ser mayor?” de Jordi Collell. Dinamita.

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Y usted, ¿qué marca es?

Os adjuntamos el artículo aparecido ayer en La Razón de la periodista María Poveda, y en que interviene Andrés Pérez Ortega (Marca Propia), Neus Arqués (Manfatta Comunicación), Dan Schawbel (autor de Me 2.0) y Guillem Recolons (soymimarca y  Lateral Consulting). Poveda traza un  interesante camino que empieza en la definición de la marca personal, pasa por el fenómeno de las micro-empresas YO, S.A. y acaba en la escena 2.0. Os recomendamos su lectura para entrar en materia de lo que es el personal branding. Feliz lunes.

Guillem Recolons / Personal Brand Strategist / soymimarca

Y usted, ¿qué marca es? El nuevo marketing personal

El currículum ya no funciona para buscar trabajo. Hay que aplicar los principios del marketing a las personas. Según los expertos «se trata de descubrir cómo nos perciben y decidir si es eso lo que queremos reflejar»

Qué tienen GoogleMacDonalds o BMW en común? Todas son marcas que tuvieron éxito porque supieron diferenciarse dentro del mercado. ¿Ha pensado que usted también puede convertirse en marca para encontrar su hueco en este panorama laboral tan desalentador? Si miramos a los rostros populares, lo hicieron Madonna, Donald Trump u Oprah Winfrey… y todos han tenido éxito en lo que se han propuesto. Son capaces de vender cualquier producto que lleve su nombre, desde una revista (Oprah), a una película (Madonna) o incluso dar caché a un edificio o un filete (Trump). ¿Su secreto? Ser ellos mismos, ser auténticos y diferenciarse del resto. Aplican (consciente o inconscientemente) los principios del marketing a su propia persona y crean su marca personal («personal branding», en inglés), el último cartucho para triunfar, ya convertido en disciplina universitaria en Estados Unidos y que en España se empieza a implantar.

Pérez Ortega, Arqués, Schawbel y Recolons

¿Y cómo se construye su marca un ciudadano de a pie? «El ‘‘Branding’’ (marca, en inglés) personal es posicionamiento, no venta. Se trata de convertirte en un profesional de referencia, de ocupar un lugar preferente en la mente de otros. El objetivo final es que te elijan a ti», resume Andrés Pérez Ortega, responsable de Marca- propia.net.

Hasta hace poco, los consejos para el éxito venían de los libros de autoayuda. En el «personal branding», el éxito viene no sólo de la capacitación, sino de cómo presentas tu producto (en este caso, tú mismo). El concepto va mucho más allá que el de mostrar una buena imagen: «Tu mercado te busca por lo que ofreces, porque eres útil (producto), pero te elige porque eres fiable y atractivo (marca)», añade Pérez Ortega.

La presencia física, junto con la virtual en las redes sociales, es sólo «la punta del iceberg», según la metáfora que utiliza el equipo de soymimarca, empresa dedicada al asesoramiento en marca personal desde octubre de 2010. Lo que da valor, peso y posicionamiento al nombre son «las dos terceras partes sumergidas: la formación, el autoconocimiento, la educación, la genética y las habilidades. La marca personal es el iceberg completo», explica Guillem Recolons, publicista y miembro fundador de soymimarca.

Yo, sociedad limitada
La nueva corriente del «personal branding» defiende la creación de la marca de uno mismo como estrategia para gestionar nuestra carrera y sobrevivir en un panorama que cambia por los pocos puestos de trabajo y la web 2.0. Dicho esto, ¿cómo se pone uno manos a la obra? «El primer paso para crear tu marca personal es descubrirla. Todos la tenemos porque es la huella que dejamos a la gente. Lo que hay que hacer es analizar cómo nos perciben y decidir si es lo que queremos reflejar», aconseja Dan Schawble, reconocido como «gurú» de la marca personal por «The New York Times» y autor de una revista y un blog sobre el tema.

Pero en el camino para definir nuestra marca, no basta con lo que vean los demás, también tenemos que definir «qué nos apasiona, cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestros objetivos a corto y largo plazo». Por último, y fundamental, es «seleccionar un nicho de mercado que concuerde», concluye Schawbel. Y con esto, ¿se puede triunfar? «El currículum ya no funciona», sentencia Pérez Ortega. «Hay que dejar de ser un empleado, entendido como utilizado, y tomar las riendas de nuestro futuro. Ya no hay trabajos para toda la vida. La gente asume que su marca es la de su empresa y si se quedan sin trabajo pierden su identidad», dice Pérez Ortega.

Detrás de los consultores de marca personal españoles hay antecedentes profesionales de todo tipo. Por ejemplo, Pérez Ortega se dedicó a esta disciplina tras trabajar en una cadena de supermercados con productos de marca blanca: «Me di cuenta que lo que se hace actualmente con las personas es lo mismo que con los productos de marca blanca. Se busca profesionales sin marca, para pagarles poco».

A Neus Arqués, consultora de marca personal y autora de «¿Y tú qué marca eres? Doce claves para gestionar tu reputación personal», le pasó algo similar. Llevaba años dedicándose al márketing promocional de ciudades «cuando entendí que los mismos principios que se aplican a un producto o a una ciudad se pueden aplicar a un profesional».


Tu precio en on-line

El concepto de marca personal, sin embargo, está poco desarrollado en Europa. No así en EE UU, donde surgió a principios de los 80, de la mano de autores de libros de gestión empresarial como Tom Peters, William Arruda o Peter Montoya. En España empieza a implantarse, también en Brasil, Reino Unido, Suráfrica, Japón o Malasia, según los datos que maneja Dan Schawbel.

En todo este proceso de creación de la automarca, el reflejo on-line de la personalidad es fundamental. «Internet es la piscina del talento global, y si no estás, no recibes las oportunidades que otros aprovecharán. Para formar parte se requiere una presencia electrónica, incluyendo una web, un blog y perfiles en las principales redes sociales como Twitter, Facebook, Linkedin. No basta con estar, hay que gestionar la presencia virtual. Aún se puede sobrevivir sin presencia on-line, pero en el futuro más próximo, no», sentencia Schawbel, que también es autor del libro «Me 2.0: Four steps for building your future» (Yo 2.0.: Cuatro pasos para construir tu futuro).

Y para apoyar la predicción, dos datos: el 92% de los bebés ya tienen una presencia en internet (AVG, Octubre 2010), y el 80% de los empleadores utilizan motores de búsqueda y redes sociales para buscar información de los candidatos, según Microsoft. «Internet es un escaparate de nuestras capacidades. Democratiza la visibilidad, pero conlleva la responsabilidad de gestionarla», dice Arqués, experta en la presencia en internet.

Para aquel que decida confeccionar su marca, sepa que se puede recurrir a la ayuda de un experto. A partir de 500 euros (los precios oscilan hasta los 1.500) y en cuatro o cinco sesiones le ayudarán a definirse y poner sus objetivos. En soymimarca han diseñado incluso paquetes para cuatro perfiles muy concretos: universitarios, desempleados, emprendedores y ejecutivos. «Lo interesante, frente a la marca corporativa, es que aquí cada cliente es el presidente de su propia empresa», señala Recolons. Pequeños empresarios y portavoces son los que más partido pueden sacar de ello, dice Recolons. Rosa Tous, de la joyería Tous, es un ejemplo de pequeña empresaria que supo hacer de ella misma una marca y hacer crecer con ello su negocio. «Es la cara visible de su compañía y representa todos los valores de la marca», comenta Arques. Si está decidido a probarlo, debe saber que hay tres cosas que una marca personal no puede hacer por usted: «Ocultar la incompetencia, hacerte famoso o conseguir tus objetivos por sí misma. Debes actuar», concluye Pérez Ortega.