Entradas

Crear comunidades es más emocional de lo que parece, por @guillemrecolons

Antes lo llamábamos hacer amigos, hacer contactos, ahora lo llamamos crear comunidades. Antes era la agenda, ahora es la red de contactos. Llegados a este punto, vale la pena que entendamos que no estamos hablando de leads, estamos hablando de personas. De personas únicas.

Qué hace a una persona única

Hace unos meses, utilizando un pasaje de El Principito, escribía en mi blog una entrada titulada Qué te hace una persona única en el mundo. Se basaba en una conversación entre el Principito y el zorro en que éste le invitaba a domesticarle para que el zorro pudiera sobresalir y convertirse en un ser único en el mundo.

La obra de Saint-Exupéry está llena de guiños a la diferencia y la singularidad, pilares básicos de la marca personal. Todas las rosas parecen iguales, pero la que cuidamos con esmero la convertimos en única, en nuestra.

Podríamos decir que lo que te hace una persona única es algo que sucede en la mente -y el corazón- de los demás. Tú puedes trabajar una identidad diferencial, pero no te servirá de nada si los demás no la perciben, y además, la perciben a su manera.

Ser un referente no es una decisión propia

Una cosa es que tengamos como objetivo ser referente en alguna especialidad y en alguna zona. Y otra distinta es conseguirlo. De nada servirá que te autodenomines líder, experto, gurú o pope. Eso únicamente tendrá valor si fluye en la mente de tu comunidad por méritos propios, no por que lo hayas dicho.

Siguiendo con la filosofía del zorro, hay una pasaje que para mí es la esencia del libro:

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

Y sigue el zorro,

Lo que hace más importante a tu rosa es el tiempo que has invertido con ella

Si unimos los dos conceptos, vemos que esta obra representa la espontaneidad. Nos invita a pensar instintivamente, con el corazón. Según el zorro, esa es la única manera de descubrir lo que realmente importa.

Leo en The Huffington Post que según un estudio de 2012, la toma de decisiones intuitiva puede dar resultados iguales o mejores que un enfoque analítico. Nuestra intuición ayuda a equilibrar nuestras decisiones -sirve para tender un puente entre el instinto y la razón.

Llego hasta aquí para concluir que ser referentes requiere componentes emocionales y racionales, y que los primeros pesan más que los segundos.

¿Crear comunidades o establecer lazos?

Ahora que nos hartamos de hablar de la necesidad de crear comunidades, planteo una pregunta: ¿No valdría la pena aplicar las enseñanzas del zorro y tratar de establecer lazos?

Quizás podamos volver a convertir nuestra red de contactos en una agenda de personas referentes, personas que nos hayan dejado una huella emocional imborrable, única. Hay un precio, claro. Se trata de cambiar el absurdo sistema de coleccionar contactos por el de establecer lazos. Nuestra agenda siempre tendrá menos individuos que las comunidades o redes de contacto, pero tendrá mucho más valor, ya que tendremos personas únicas, referentes, memorables. Nuestra gente.

No llamo a renunciar al uso de las redes sociales para establecer lazos, sólo a darles un carácter más personal, emocional y menos analítico. La frase del cantante Roberto Carlos Quiero tener un millón de amigos queda muy bien en un poema, en una canción, pero la vida real tiene sus límites, a menudo invisibles a nuestros ojos.

 

Disfruta el día, es tan único e irrepetible como tú.

Imagen: Flickr CC Search

Contraataca: Autocontrátate

¿Estás al límite de lo tolerable con tu empresa actual? ¿Estás hasta las narices de ir de lado a lado con tu currículum? ¿Cuántas veces te han rechazado por falta de experiencia? ¿Estás cansado de tu jefe? ¿El grado universitario y un máster no te abre puertas?

¿Y si el autoempleo fuera la solución a la crisis?

No lo dudes. Lo es. Autocontrátate. No me cansaré de admirar esta portada de la revista Time de diciembre 2006, en que tras muchos años de “Person of the year” decidieron que ese año no lo ganaría ningún famoso, lo ganarías TU.

Pero… ¿Qué se necesita para montar tu propio negocio? Aquí tienes un kit de cosas que necesitarás para el viaje:

  • Actitud de predisposición: Sí o sí. No hay medias tintas.
  • Descubrir si tienes espíritu emprendedor.
  • Agallas, perder el miedo al riesgo, al fracaso.
  • Recuperar esa idea de negocio que tantas veces te ha pasado por la cabeza y has descartado porque estabas en plena fase de confort.
  • Analizar si esa idea interesa, si tiene mercado. No importa que sea más o menos original. Importa que tenga demanda.
  • Capacidad de gestión.
  • Capacidad de negociación.
  • Capacidad de escucha activa (no abunda).
  • Capacidad de decisión.
  • Capacidad de seducción (comercial).
  • Capacidad de trabajo, constancia.
  • Flexibilidad.
  • Proactividad. Puede parecer algo secundario, pero sin eso no hay proyecto que funcione bien.
  • Entender que el concepto de 8 horas no existe. Serán las que tengan que ser. Días más y días menos.
  • Mover contactos aquí y allí. Testar la idea.
  • Analizar a posibles competidores. Trazar un DAFO.
  • Crearte un plan. Llámalo business plan o branding plan, pero un plan.
  • Financiación. No empieces sin un capital mínimo. Si no tienes un business angel cerca, recurre a las 3F (family, friends and fools). También puedes recurrir al crowdfunding.
  • Superar el miedo a la burocracia. Es un mal necesario para organizar una empresa, por pequeña que sea.
  • Salir a buscar clientes YA. también puedes empezar por las 3F, pero un consejo de amigo es que dejes probar gratuitamente tu producto o servicio a personas que luego puedan actuar como prescriptores. Es un coste bajo. Utiliza fuentes como Linkedin, son buenos lugares para el networking.
  • Anunciarte. No ser tacaño. Hay muchos medios para hacerlo, algunos gratuitos. Pero al principio no escatimes en Adwords, será más fácil ser visto.
  • Busca constantemente indicadores. Necesitas saber si vas por el buen camino. Trabaja un ROI razonable, busca indicadores de audiencia, de influencia, cuestionarios de satisfacción, trabaja tu site con Google Analytics…
  • Suerte (para qué negarlo).
¿Lo tienes? ¿Tienes el kit? Pues ya puedes autocontratarte. Serás el dueño y señor de tu vida, serás la persona del año.