Entradas

Conquistar en 3 minutos, la clave de un buen elevator pitch

 

3 minutos. Las palabras adecuadas, un mensaje claro y mucha pasión: estos son los requisitos de un buen elevator pitch. 

Google Images

Google Images

Y es que el arte de convencer en un ascensor se ha convertido en una herramienta de comunicación verdaderamente eficaz, por esa razón he querido recopilar en este post 8 frases de escritores, empresarios e inversores que ponen en evidencia la importancia de saber persuadir con nuestro discurso personal.

  • Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña nos aconseja que a la hora de redactar nuestro discurso personal hemos de responder a las preguntas más obvias de entrada. 1) Quién eres y qué experiencia tienes; 2) Qué haces; 3) Qué necesitas para tener éxito; 4) Qué mercado y qué posibles salidas hay, tanto para ti como para tu interlocutor. 
  • El 80% del éxito esta en cómo empieces tu discurso, debes arrancarlo con un “gancho”. Mel Pirchesky cree que: ” El objetivo de los primeros 10 o 15 segundos es que su potencial inversor quiera escuchar los siguientes 45 o 50 segundos con mucha más atención”.
  • Seth Godin cree que: “El propósito de un elevator pitch no es cerrar la venta. El objetivo ni siquiera es dar una descripción corta, precisa, estilo Wikipedia, de tu proyecto. Y resulta estúpida la idea de utilizar palabras vacías y vagas para crear una insípida frase de misión. No, el propósito de un elevator pitch es describir una situación o solución tan cautivadora que, una vez acabado el viaje en ascensor, la otra persona desee escuchar más.”
  • Los inversores apuestan por las personas y por un equipo de trabajo – tú eres el valor no tus ideas – . Como escribe Chris Dixon en su frase, ” La realidad es que las ideas no son lo más importante, en primer lugar porque en casi todas las nuevas empresas la ideas cambian y evolucionan a través del tiempo. Y en segundo lugar , las ideas son relativamente abundantes, por eso habla de tu experiencia, tus logros, tus habilidades y enfócate en una meta futura”.
  • Craig Malloy, cofundador y CEO of Bloomfire nos habla de la importancia de las palabras: “No vale con ser original, hay que ser genuino. Usa un lenguaje simple, directo y sin florituras.”
  • Para Richard Branson, CEO de Virgin, el elevator pitch efectivo es aquel que: “Explica cómo tu nuevo negocio va a marcar la diferencia, pero no basta con explicarlo, hay que relatarlo con mensajes directos y realistas. Y sobretodo resaltar tu experiencia y las fortalezas de tu equipo.”
  • Ángel Cavada, gestor de inversores y business angel, se entrevista con numerosos emprendedores y asegura que “en el momento que dedican más de dos minutos a explicar el producto, la cosa va mal. Eso denota que no están realmente enfocados al negocio”.
  • “El discurso del ascensor es una tarjeta de presentación oral. Para que sea eficaz, debe ser convincente. Debemos de ser concretos, sin embargo, hemos de de ser capaces de dejar con ganas de saber más.” Leah Grant, NASDAQ

La “oportunidad” que anhelamos puede hacer acto de presencia en cualquier lugar, y como el destino es caprichoso y las casualidades no existen , siempre es mejor salir de casa con el “elevator pitch” a mano.

¿Cómo conseguir una oratoria de impacto?

Algunos lo llaman el poder de la palabra, otros la capacidad de seducir con el lenguaje, y para muchos es considerado como ser un “encantador de serpientes”. Pero… ¿Cuáles son los elementos imprescindibles para comunicar eficazmente en público? Conseguir una oratoria de impacto no es tarea fácil. Requiere control del lenguaje corporal, concentración, aplomo, tranquilidad y, sobre todo, mucha práctica.

Quién no recuerda el fantástico discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford. O las conferencias de Emilio Duró. Presentaciones llenas de carisma y realidad. Ejemplos con los que muchos nos identificamos. Historias que conectan y llegan al corazón.

Enfrentarse a una audiencia inspira siempre mucho respeto. Temblor en las piernas,  corazón acelerado, boca seca… Cuando el pánico escénico se apodera de nosotros perdemos el control de nuestros cuerpo y conectar con el público se convierte en una tarea difícil.

¿Existen mecanismos a tener en cuenta para mejorar nuestra oratoria? Aquí van algunos consejos que nos pueden servir de ayuda:

1. Hablas para tu audiencia, no para ti. Cuanto más des más recibirás. Empieza contando al público todo aquello que va a ser capaz de entender después de la presentación. Mantén una estructura y repite siempre los mensajes principales.

2. Utiliza el contacto visual. Interactuar con mirada nos ayuda a controlar la velocidad de nuestro discurso y mantiene a la audiencia involucrada en la presentación  y a la expectativa.

3. Las manos sirven para conectar con el público y remarcar conceptos.

4. Posición de las piernas, más importante de lo que creemos. Hemos de tener una postura que transmita seguridad y confianza. Las piernas paralelas y ligeramente abiertas son la posición ideal.

5. Busca impactar. Ubica estratégicamente en la presentación elementos que generen impacto entre la audiencia. Por ejemplo, si usas una presentación power point, un vídeo o una imagen potentes puede ayudarte.

Recuerda: El éxito de comunicar en público está la suma de un buen contenido, una voz modulada y conectada con tu cuerpo  y un buen control del lenguaje corporal.