Entradas

¿Currículum? no, gracias. Pero ¿cuál es tu historia?

La importancia de las habilidades de comunicación como factor de elección decisivo

Puede que el currículum no haya muerto aún, pero está en la UCI. Ese trozo de papel lleno de datos -muchos de ellos de dudosa comprobación- se está convirtiendo en un referente pobre. Le falta algo, algo muy importante. Demostrar la competencia comunicativa de la persona. Y eso sucede también en los currículum de la red, los de Linkedin, Xing, Plaxo o Viadeo.

Hace un par de meses, dos ex-compañeras de trabajo en Bassat & Ogilvy, Linda Reichard y Cristina Lastra pusieron en marcha KeyIntern, una iniciativa singular: facilitar a las empresas la contratación de becarios. Pero eso no es todo, cuando solicitas un perfil te envían un enlace a YouTube con los candidatos hablando, contando cuales son sus aspiraciones. En pocas palabras, KeyIntern resuelve muchas dudas en cuanto a las habilidades de comunicación de los candidatos.

Estamos llegando al punto en que muchos de los aspirantes a un trabajo están “ultra-preparados”, con carreras y postgrados, con idiomas, con casi todo. ¿Cuál será entonces el factor diferencial entre dos o más candidatos iguales? La habilidad de comunicar, de contar su propia historia, de contar el relato de su experiencia o de sus aspiraciones.

No estamos proponiendo que cada uno escriba un cuento, pero sí que se acostumbre a relatar, a contar con cierta dosis de pasión y convicción qué hace, qué quiere hacer y porqué quiere hacerlo. Las técnicas de storytelling son una buena vía para encontrar una fórmula que nos permita mejorar nuestro discurso y dotarlo de matices para diferenciarlo de los discursos estándar.

Por si puede servir de inspiración, os dejo el enlace a 0,23, un site plagado de cuentos cortos que pueden ayudar mucho a estructurar nuestro discurso. Y también os adjunto un vídeo de uno de los mejores anuncios de la historia de la publicidad contado en clave de relato: el de Johnnie Walker “The man who walked around the world”, que ya enlacé hace unos meses en mi blog de Lateral Consulting. Feliz relato.

Guillem Recolons / Personal Branding Strategist/ soymimarca

Si no estás gestionando tu marca personal, otros lo harán por ti, por @guillemrecolons

Suena muy duro pero es así. O tomas el control de tu marca personal u otros lo harán por ti. Aquí vemos unos datos significativos del marco actual en la red 2.0:

  • La irrupción de la web 2.0 ha provocado una explosión de información. 2.000 millones de personas están conectadas a la red, pero pronto serán 5.000 millones.
  • En España somos 30 millones de personas conectadas, y un 21% lo hacemos a través del móvil.
  • En los hogares con conexión se consume más internet que televisión.
  • Cada día un internauta recibe una media de 70 mensajes directos.
  • Los internautas se convierten en jueces y periodistas, emitiendo recomendaciones, prescribiendo y destrozando marcas. Es imparable, y no hay marco legal que proteja a las marcas de calumnias online.

¿Qué significa todo esto? Que cada vez será más difícil diferenciarse, pero a la vez será más imperativo hacerlo.

La necesidad de crear y gestionar tu marca personal es hoy mayor, ya que:

  • Cualquiera puede “colgar” un comentario negativo sobre ti o –quizás inocentemente- etiquetarte en una foto comprometida que dará al traste con tu imagen.
  • Nos estamos acostumbrando a informarnos más sobre a quién vamos a ver o sobre qué producto vamos a comprar. Y lo hacemos en la red. El 80% de ventas en automoción se hacen en la red.
  • El currículum ha muerto. No lo decimos nosotros. Es un hecho. Cualquiera puede mentir en un trozo de papel, pero hoy todo se comprueba en cuestión de segundos; la red lo hace posible. A las empresas ya no les interesan tanto los diplomas o licenciaturas, ahora investigan las motivaciones y competencias de una persona para integrarse en un equipo.

¿Cómo empezar? A modo de adelanto, os recomendamos que paséis el test de las 5 preguntas (*):

1.       ¿Cuáles son tus objetivos?

2.       ¿Qué es lo que valoras?

3.       ¿Qué es lo que te apasiona? (ver post de ayer)

4.       ¿Qué es lo que te motiva?

5.       ¿Qué es lo que te hace diferente?

Difícil, ¿no?. Realmente es muy complejo responder con toda seguridad y sin titubear a estas preguntas. Pero son necesarias para enfocar los primeros pasos en la construcción de tu marca personal, la base del iceberg de tu marca.

Los profesionales de marca personal estamos para eso, para ayudarte a responder estas preguntas y poder plantear las fases siguientes de construcción de la marca, las que establecen una hoja de ruta, un calendario y unas rutinas para hacer emerger el iceberg. Si tu marca es buena, la red la hará crecer. Si sólo es mediocre o mala, desaparecerá.

(*) Kristian Andersen – Brand You