Entradas

Una nueva mente

Esta semana, como la anterior, seguimos sin saber como puede acabar la cosa. Me refiero a la crisis claro. Partamos de la suposición de que al final la cosa acaba peor de lo esperado y nos quedamos todos a dos velas. Nos va a tocar aguantar pero como la vida sigue deberemos cambiar algunos puntos de vista para individualmente darle la vuelta a la tortilla, después ya lo haremos en grupo. Volvamos de nuevo con una de mis obsesiones de los últimos post: el cambio de paradigma.

Una vez tengamos los bolsillos vacíos, el apoyo público sea un bonito recuerdo y estemos solos ante el peligro de manera definitiva posiblemente haya llegado el momento de cambiarnos las gafas, pensar en positivo y pasar a la acción.

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que lleva como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y define seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Se trata de desarrollar la capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta ahora hemos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Hasta ahora hemos sacralizado la especialización y el enfoque perdiendo la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

Y por supuesto todos estos puntos son pilares en la gestión de una Marca Personal potente, indispensable para salir del lío en que estamos metidos perdiendo pocas plumas.

Personal Branding is dead

Entrevista a Kevin Roberts, autor de “Lovemarks” y CEO de Saatchi & Saatchi Worldwide

El título de este artículo (El personal branding ha muerto) es una frase literal de la breve entrevista que hicimos a Kevin Roberts. Dudamos si ponerla o no, ya que a simple vista parece que nos tiremos piedras a nosotros mismos. Pero el contexto es el contexto, y para el Sr. Roberts el significado de marca entendido de la manera clásica está muerto. También lo estaría el de marca personal. Para él -y es lógico que defienda lo suyo- las marcas mueren y dan paso a las Lovemarks. Desde Soymimarca hemos defendido muchas veces las Lovemarks, y entendemos el Personal Branding desde una visión 100% emocional: Roberts dice “lo que mueve a los seres humanos es la emoción, no la razón”. Por tanto, si una Lovemark es aquella marca que amamos, el Personal Branding debe perseguir generar empatía para lograr un objetivo.

Sin más preámbulo, aquí tenéis la breve entrevista:

 

Kevin Roberts. Fuente http://www.saatchikevin.com/

GR: 1. ¿Qué no es ni será nunca una lovemark?

KR: La guerra

GR: 2. ¿Cómo conecta una marca con nuestro cerebro?

KR: Eso no es importante. Lo importante es cómo conecta con nuestro corazón.

GR: 3. ¿Crees que Twitter o Facebook están cambiando la manera de gestionar marcas?

KR: Sí, las marcas necesitan tener una narrativa constante y estar conectadas en todo momento. Las campañas no funcionan en la República del Consumidor (sentido clásico).

GR: 4. ¿Ves alguna conexión entre personal branding y lovemarks?

KR: Las marcas han muerto. El personal branding ha muerto. Las lovemarks son el futuro. Mandela no es una marca, es un lovemark. 

 

Accede aquí al documento original en inglés.

Personal Branding, el arte de invertir en ti (8). Y tu, ¿qué cuentas?

En la gestión de nuestra marca personal saber transmitir a los demás quienes somos, lo que queremos y qué ofrecemos es de importancia capital.

foto: Flickr Creative Commons

De poco sirve haber reflexionado en profundidad los grandes ejes que nos definen si no somos capaces de contarlos en cualquier contexto y situación,  nos  estamos haciendo un flaco favor a nosotros y a nuestra marca porque todo lo que no seamos capaces de transmitir con nuestras palabras nuestra audiencia se lo imaginará y correremos el riesgo de ofrecer una imagen totalmente distorsionada.

El mensaje es el objetivo principal de cualquier proceso de comunicación que se establece entre dos partes, el emisor y el receptor. Se compone principalmente de palabras y también de signos, gestos y señales.

El objetivo final de nuestro mensaje es que llegue a los demás de forma clara para que nos ayude a convertirnos en la opción preferente y para ello debe tener por lo menos cuatro características:

  • Veracidad: en consonancia con lo que somos
  • Consistencia: con lo que queremos transmitir, con nuestro proyecto
  • Que sea atractivo: Capaz de llegar al corazón del receptor
  • Que sea especial:  Genuino, original

y también:

  • Brevedad: Para no aburrir al receptor
  • Claridad: Que se entienda a la primera
  • Simplicidad: Que no utilice, a ser posible, terminología difícil de entender.

El mensaje debe adaptarse a cada contexto o situación y para ello necesitamos tener diversos tipos de redactados.

Así hablamos de:

  • Mensaje breve: Que corresponde a un título corto pero muy claro. “Para que seas la opción preferente” es un ejemplo de mensaje que explica a lo que nos dedicamos los estrategas de marca personal.
  • Mensaje corto: Es una presentación breve. ”Soy Jordi Collell. Estratega de marca personal y coach en Soymimarca. Quiero que te conviertas en la opción preferente”
  • Mensaje medio: Es una presentación más completa que la reseñada en el mensaje corto no mas de 7 u 8 líneas. “Soy Jordi Collell. Estratega de marca personal y coach en Soymimarca. Nací en Barcelona, ciudad que imprime carácter, estudié Economía y me especialicé en dirección de empresas en el IESE. Durante más de 20 años he ocupado puestos de dirección en diversas empresas y he tenido la oportunidad de comprar, hacer crecer y vender la mía. Durante mi carrera como directivo me di cuenta que el mayor valor que podía aportar era ayudar a que mis colaboradores pudieran desarrollar una carrera profesional exitosa, en beneficio propio y de la empresa. Y esto me ha llevado a donde ahora estoy porque un día decidí dedicarme a impulsar personas para que sean la opción preferente que es lo que realmente me hace feliz”

Finalmente debemos ponernos en la situación del receptor al que nos dirigimos e intentar saber lo que es relevante para el para ponerlo más de relieve en nuestro mensaje.

Ahora te toca a ti,¿ te atreves a redactar tu mensaje?.

Hijos y marca personal: 5 palancas para el éxito

!Ya se ha acabado el curso! Como cada año por estas fechas ,en mi casa, el evento es motivo de reflexión familiar porque con el fin de curso llegan las notas, que son por su propia definición uno de los indicadores de éxito, y nos preparamos para planificar el curso siguiente.  Aunque tres de mis seis hijos son todavía muy pequeños somos conscientes que nuestras acciones como padres tendrán una gran importancia en su manera de ser y comportarse en el futuro y de que les estamos ayudando a gestionar su marca personal.

Ser padre no es una tarea baladí aunque tampoco es algo especialmente complicado pero requiere haber aceptado y tener interiorizadas algunas competencias que yo he ido descubriendo a través de la escuela de la vida, del aprendizaje de mis propios errores. Si con el primer hijo todo son incógnitas con la sexta ya he empezado a tener claro como puedo ser un buen consultor de su marca personal.

1. Cada hijo es único e irrepetible. Verdad de Perogrullo pero que muchas veces nos la pasamos por el forro. Significa que no tenemos derecho a comparar con los demás y menos con sus hermanos. Es imprescindible conocer bien a cada uno de ellos y amar profundamente su singularidad aunque a veces choque y nos interpele. No hay dos hijos iguales y por supuesto no están hechos a imagen y semejanza nuestra. Y cada hijo agota completamente mi capacidad de amar.

2. El amor por delante de todo. Me ha costado tiempo asumirlo pero cuando me enfado lo hago con amor porque soy consciente que mi papel como padre pasa por educar a mis hijos y significa en muchos casos poner normas y límites que hacen que su entorno sea amigable y  tomen consciencia de lo que esperamos de ellos. Y porque les quiero evito en la medida de lo posible que normas y límites sean una mera imposición intentando que formen parte de un proceso en el que participan.

3. Un voto de confianza. Es una parte muy dura porque la confianza es enemiga de la sobreprotección y es tan fácil caer en ella. De cara al próximo curso nos planteábamos si debíamos influir ante la maestra de uno de los niños para que le separara de algunos colegas que considerábamos que actuaban de manera, digamos,  tóxica, desequilibrada en expectativas y comportamientos. El coste sería perderse el formar parte de una buena clase. Hemos decidido confiar en el niño y en su capacidad para hacer frente a los colegas que le quieren poco, eso si, con nosotros detrás para darle apoyo y cariño cuando sea necesario y en complicidad con el maestro que le toque.

Dar un voto de confianza significa asumir algún riesgo y hacer de red protectora en última instancia cuando las circunstancias lo requieran siendo conscientes que pasarlo un poco mal educa, forja el carácter y refuerza la marca personal.

4. Participar en las decisiones. Sobretodo en las que  afectan a sus intereses y a la gestión de su tiempo. Imponer por imponer sin más explicación es la antesala de la desmotivación y el fracaso y cuando hay que reconducir situaciones y actividades es necesario hablar de ello directamente y si es preciso pactar. Mi experiencia me demuestra que de este modo los niños desarrollan autoestima, confianza en si mismos y sentido de la responsabilidad que son atributos de su marca personal.

5. El conflicto es bueno. Yo no temo el conflicto, todo lo contrario. cuando aparece es un oportunidad para avanzar, estrechar los lazos y aprender mutuamente. Resolver un conflicto requiere saber y querer escuchar, empatía que es ponerse en lugar del otro, ser tolerantes y no tener actitudes agresivas y finalmente querer negociar cediendo posiciones y asumiendo compromisos.

La marca personal de nuestros hijos está influida por la manera en que nos comportamos y ejercemos nuestro papel de padres. Y tenemos por delante el gran reto de forjar personas que sean realmente autónomas y memorables.

Doy gracias por tener esta oportunidad.

¿Y si nos quitan lo bailao? 6 ideas para seguir vivos

Esta semana, como la anterior, seguimos sin saber como puede acabar la cosa. Me refiero a la crisis claro. Partamos de la suposición de que al final la cosa acaba peor de lo esperado y nos quedamos todos a dos velas. Nos va a tocar aguantar pero como la vida sigue deberemos cambiar algunos puntos de vista para individualmente darle la vuelta a la tortilla, después ya lo haremos en grupo. Volvamos de nuevo con una de mis obsesiones de los últimos post: el cambio de paradigma.

Una vez tengamos los bolsillos vacíos, el apoyo público sea un bonito recuerdo y estemos solos ante el peligro de manera definitiva posiblemente haya llegado el momento de cambiarnos las gafas, pensar en positivo y pasar a la acción.

Daniel H. Pink escribió hace ya un lustro un libro que yo considero de cabecera. Se trata de Una Nueva Mente que lleva como apostilla “ una fórmula infalible para triunfar en el mundo que se avecina” y define seis competencias esenciales para poder ver  y cambiar con enfoque renovado  la realidad.

1)   Diseño. Se trata de desarrollar la capacidad de crear cosas con sentido, tanto objetos como servicios. Está relacionado directamente con la innovación pero da un claro paso al frente buscando la valores más elevados.

2)   Narración. Hasta ahora hemos desarrollado la habilidad de unir datos objetivos creando argumentos más o menos efectivos para explicar una realidad y convencer a los demás. El nuevo enfoque se basa en llegar al corazón a través de relatos.

3)   Sinfonía. Hasta ahora hemos sacralizado la especialización y el enfoque perdiendo la idea del conjunto. Se trata de adiestrarnos en ver la imagen global de cada situación que nos permita transgredir sus propios límites y unir ideas que en principio pueden parecer dispares y fuera de lugar.

4)   Empatía. El pensamiento lógico, que tan útil nos es y que nos distingue a los seres humanos, por si solo no basta. Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender lo que realmente importa a los demás y que nos permite establecer relaciones duraderas.

5)   Juego. No se trata de no tomarse las cosas en serio, sino de una actitud de ver la realidad desde su lado divertido, paradójico, curioso. La vida no es drama sino descubrimiento. Aprendamos a valorar lo que vivimos como si fuera un juego, sin drama.

6)   Sentido. Venimos de la cultura del tener, de la abundancia de todo, sea material o no. La acumulación sin sentido nos ha llevado en parte a la crisis. Preocupémonos del sentido, del propósito de las cosas, en definitiva de ser.

Y por supuesto todos estos puntos son  pilares en la gestión de una Marca Personal potente, indispensable para salir del lío en que estamos metidos perdiendo pocas plumas.

Jordi Collell / Coach y Asesor de marca personal

Antención, pregunta… ¿Sabemos escuchar?

La comunicación eficaz entre dos personas se produce cuando el receptor interpreta el mensaje en el sentido que pretende el emisor. Pese a la importancia que le solemos atribuir a la comunicación verbal, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de canales no verbales.

Me imagino que algunos de vosotros os habréis encontrado en alguna ocasión alguna situación similar a lo que narro a continuación; yo en más de una. Ahora te  pido que imagines que entras al despacho de un compañero o de tu jefe con la intención de comunicarle algo que para ti es importante. El receptor en ese momento te dice: si dime, que quieres, te escucho, pero su comunicación no verbal es la siguiente: sigue realizando las tareas que estaba haciendo hasta ese momento ya sea escribir en el ordenador, repasar sus notas, etc.… ¿te suena? y ¿como te sentías? ¿Que pensabas?

Lo mismo suele suceder en algunas reuniones que cuando hablas, alguna de las personas  no te prestan la atención que deben y aun así te dicen: “sí, te estoy escuchando”.

Al final de mis seminarios siempre me gusta realizar una ronda de sensaciones, os puedo asegurar que el 90 %  de los asistentes no contestan a mi pregunta y contestan lo que ya tenían predefinido en sus mentes. Y bromeando les digo “vosotros no soy los que me decías que sabíais escuchar……..” Escuchar no es tan fácil como parece.

La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. ¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar? Existen grandes diferencias. El oír es simplemente percibir vibraciones de sonido. Mientras que escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye. La escucha efectiva tiene que ser necesariamente activa por encima de lo pasivo.

¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar?

La escucha activa se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo. Para llegar a entender a alguien se precisa asimismo cierta empatía, es decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona.

Escuchar = oír + interpretar

Algunas de  las habilidades para la escucha activa son: Mostrar empatía, parafrasear, emitir palabras de refuerzo o cumplidos, resumir con el objetivo de comprobar que has entendido bien el mensaje.

Desde mi punto de vista una de las partes más importantes de la comunicación consiste en escuchar a los demás. Si no préstamos atención nos perderemos fragmentos cruciales de información que podrían referirse a algo que va mal, aspecto que nos impiden reaccionar a tiempo. Si no escuchas a tu entorno difícilmente sabrás que necesita, que quiere, ¿Cómo podemos nosotros elaborar un mensaje que llegue hasta nuestra audiencia con toda su fuerza si no escuchamos?

De este tema se podría hablar o escribir mucho, pero espero que os haya llegado mi mensaje. Escuchar no es fácil, pocas personas lo saben hacer y no es lo mismo escuchar que oír.

Si quieres comunicar con eficacia debes empezar escuchando  a los demás.

Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso comenzar  de nuevo. André Guide

Si quieres ser sabio, piensa con inteligencia, escucha con atención y actúa con sabiduría. Sólo así conseguirás una marca personal coherente y perdurable.

Con pasión se pueden alcanzar las metas más difíciles y crear una buena marca personal

Hay algo más que creo que las marcas personales necesitan,  para perdurar en el tiempo, y  va muy unida a la empatía y el compromiso, y es la PASION. La pasión es una emoción que puede conectar al ser humano con lo mejor de sí mismo. Trasmitir pasión  por lo  haces en el contexto social en el que vivimos considero que  es lo que marca la gran diferencia entre las personas, es una de las mejores herramientas para captar la atención de los demás.

Las historias relevantes, independientemente de la fama y el reconocimiento público, vienen cuando las pasiones se convierten en profesiones, cuando el hacer apasionado se vive todos los días dando rienda suelta a nuestra creatividad en el área elegida.

La pasión es el combustible que te permite lograr un objetivo difícil. Aunque esa meta parezca imposible, vale la pena el esfuerzo.  Sin pasión, hasta los planes mejor detallados se marchitan y  mueren. Vivir con pasión es lo que hace la diferencia entre ver la vida pasar y ser parte de ella. Es una herramienta para cambiar el curso de los acontecimientos, disfrutar cada instante y ser el protagonista de nuestra propia película.

Para mantener la Pasión se necesita de un COMPROMISO. Es cuando nos comprometemos que entonces disponemos de todos nuestros recursos para sentir el amor suficiente por lo que hacemos  y eso desencadena la PASION.

Cuando logramos vivir con pasión, se crea alrededor nuestro un campo magnético que atrae a todos hacia nosotros. Es por ello que nos identificamos tanto con algún Artista, un club de futbol, un Líder Comunitario, un deportista. Más que por lo que hacen ellos, es por la PASION con que lo hacen. Todos queremos estar cerca de ellos.

Diversas investigaciones han demostrado que los “perdedores en la vida” tienden a creer que el factor suerte es el elemento decisivo de lo que sucede a la persona, sin que se pueda ejercer control al respecto. Por el contrario, aquellas personas que tienen éxito en la vida creen que pueden ejercer cierto control sobre su destino.

“La suerte es una señorita que llama a tu puerta cuando has hecho bien tus deberes” (Santiago Álvarez de Mon).  Y tú ¿Lo has hecho?

En fin, desde soymimarca nuestro propósito fundamental es ayudarte a descubrir tu PASIÓN y guiarte para que la puedas desarrollar, posicionar y transformar en una atractiva Marca Personal que te permita dedicarte a lo que realmente te gusta. Sentir esa fuerza en todo lo que haces es la clave que garantiza el éxito.

Montse Taboada / Personal Branding Coach / soymimarca