Entradas

Una guía para desarrollar tu empleabilidad, por @PauHortal

9 claves para desarrollar tu empleabilidad

Hacía algún tiempo que no publicaba en Soymimarca, por eso me ha parecido oportuno abordar el complejo tema de tu empleabilidad. Espero que estas claves te puedan ser de utilidad, tanto si te encuentras trabajando en una organización como si estás en fase provisional de búsqueda.

1. Confía en ti mismo

Esto significa tanto conocer tus propias capacidades como siempre tener una visión positiva. Pensar en positivo equivale a intentar ver siempre la botella medio llena y no medio vacía. Sé consciente de que nadie quiere rodearse y mucho menos contratar a pesimistas o perdedores. Esta máxima te servirá para desarrollar tu empleabilidad como para el resto de aspectos claves de tu vida. Pero en el campo profesional es aún, si cabe, más relevante.

2. Céntrate en potenciar/desarrollar tus puntos fuertes

Escoge aquellas áreas que mejor dominas y céntrate en ellas, ten en cuenta que nadie sabe hacerlo todo bien y que es mucho más fácil mejorar tus puntos fuertes que intentar cambiar los aspectos negativos. Muchas personas ante la indecisión de qué camino optar se paralizan, ¿por qué no empezar por el que más te guste y del que mejor rendimiento obtengas?

3. Utiliza en tu interés tus contactos y relaciones

De entrada has de ser consciente de que nadie te debe nada y que ellos, aunque quieran ayudarte se mueven por sus propios intereses. Por tanto, toma nota de que nadie te ofrecerá una oportunidad si no tiene necesidad de ti. Sin embargo, ten el convencimiento de que hoy la “red de contactos” sigue siendo el medio clave para el desarrollo con éxito de tu trayectoria profesional.

4. No mires sólo al exterior

Muchos profesionales cometen el error de estar siempre con el foco puesto en la búsqueda de oportunidades en el exterior de las organizaciones en las que trabajan. Esto es un error grave. Muchas veces las oportunidades de desarrollo están dentro de la propia empresa. Aprovéchalas. Para ello es necesario que te preocupes de obtener los mejores resultados en lo que estas hoy haciendo y trabajes tu network interno.

5. Define un objetivo claro, posible y alcanzable

Si no tienes un objetivo claro y concreto no obtendrás resultado. Recuerda aquella máxima de que no es posible matar un elefante con una “escopeta de perdigones”. Si transmites un lenguaje demasiado denso y confuso, nunca podrás destacar tus auténticas cualidades, o aquellas que puedan ser más valoradas en cada perfil laboral. Tienes que mostrar que sabes dónde ir y que utilizas una estrategia clara, lógica y comprensible para alcanzarla.  

6. Intenta ser diferente, o lo que es lo mismo, desarrolla tu propia marca

Si consigues diferenciarte, es mucho más factible que tengas oportunidades de desarrollo. Prepara una estrategia para poder promocionarte de la mejor forma posible. Para ello analiza donde estás, y donde te gustaría estar. Pon el foco en objetivos posibles y realistas y orienta todas tus acciones y todos tus mensajes en este sentido. . 

7. Muestra interés por las personas y por lo que ocurre a tu alrededor

Si tu actitud es positiva y te interesas por lo que ocurre a tu alrededor conseguirás integrarte mejor en el contexto en el que te mueves y dar una mejor imagen de ti mismo. Escucha activamente y ayuda a las personas a las que puedas dar apoyo.

8. Utiliza todos los medios que tienes a tu alcance

Hoy tenemos a nuestra disposición muchos medios que otras generaciones no disponían. Por ello es relevante que aprendas a usarlos y que muestren una imagen coherente de ti y acorde con tus objetivos profesionales. De ahí la necesidad de formarte continuamente (hoy tienes muchos medios a tu disposición), estar al día de las novedades que afectan a tu ámbito profesional y de tener una estrategia clara respecto a tu imagen y posicionamiento en las redes sociales.

9. Aunque lo seas, no te sientas jamás como un desempleado, sino a caballo “entre dos trabajos”

Si estás en las primeras fases de tu trayectoria piensa que cuando estabas estudiando realizabas un trabajo, al igual que cuando afrontas el proceso de búsqueda de empleo. Sí estás en búsqueda desde una posición “out”, sea cual sea la causa que la haya motivado puedes ocuparte de muchas maneras. Por ejemplo colaborando con una ONG. Es una acción más que dará una visión positiva de ti mismo y que además te hará crecer profesionalmente.

Sé consciente de que hoy, en el mundo en cambio en el que vivimos, la clave fundamental de tu trayectoria profesional será tu capacidad para desarrollar y potenciar tu empleabilidad.

Imagen: Flickr CC Anna Hirsch

Empleabilidad, Cambios Culturales y Reforma Laboral, por @PauHortal

Las cifras de desempleo señaladas por la EPA después del verano y sobre todo las nulas esperanzas de mejora en las perspectivas a corto plazo resultan francamente alarmantes. No soy el primero ni el único de los que seguimos extrañados con el hecho de que con la situación que estamos viviendo (a pesar de la influencia real de la cada vez más importante cuota de economía sumergida) no se hayan producido ya estallidos sociales realmente graves.
Resulta perfectamente constatable que el alto volumen de desempleo de nuestro país (y el hecho de que seamos los primeros en el ranking de destrucción de empleo en la UE) se debe a la suma de diferentes factores: de una parte factores estructurales como la pérdida de peso del sector de la construcción, de otra al descenso del consumo y la tercera –la que nos diferencia del resto de países de nuestro entorno-, la que nos hace ocupar esta posición de liderazgo es la tipología y estructura de nuestro mercado de trabajo.

Sin embargo, de acuerdo con lo comentado y señalado entre otros por Alfredo Pastor, la reforma laboral necesaria de la que habla Joaquín Trigo (y me refiero a la que queda por hacer, no la que hemos hecho hasta este momento) “tendrá un alcance muy limitado porque se fundamenta en la creencia, probablemente ingenua, de que la desaparición y reducción de procesos administrativos y burocráticos liberarán unas fuerzas del mercado, reprimidas hasta este momento, que por sí mismas resolverán todos los problemas”.

Lamentablemente no creo que sólo con un mercado laboral más flexible y eficiente y con unas relaciones laborales en la empresa menos encorsetadas por normas y regulaciones, muchas veces tendentes solamente a potenciar una dualidad perversa en el status contractual, podamos realmente resolver nuestro problema de empleo. Tenemos claramente un problema de empleabilidad y éste, lamentablemente sólo se resolverá a largo plazo y como consecuencia de un cambio cultural.

Siguiendo a los comentarios publicados por Rafael Pampillon recientemente en EL PAIS. “en los libros de economía se enseña que los objetivos de toda política económica son cuatro: crecimiento económico, pleno empleo de la mano de obra, estabilidad de precios y equilibrio exterior” Estoy plenamente de acuerdo con él en el sentido de que no parece ser que seamos capaces de cumplir ninguno de los fundamentos descritos. Es evidente que no vamos a tener un crecimiento económico en 2011 o que éste, si se produce, sea mínimamente perfectible, no vamos a ser capaces de crear un volumen de empleo que permita reducir significativamente el número de desempleados hasta el segundo semestre del 2013 como muy pronto. Igualmente parece bastante complicado que no vayamos a tener una  tendencia claramente inflacionista en los precios al consumo (de hecho ya la estamos constatando en los últimos meses), y no parece que seamos capaces de establecer líneas de equilibrio en nuestras cuentas con el exterior.

Soy de los que me inclino por la idea de que las reformas hay que hacerlas en el momento en que ellas son constatables y necesarias y por tanto creo que el hecho de que seamos los primeros en el ranking de destrucción de empleo de las economías de la UE, a alguna reflexión nos debería de llevar. No tiene, en estos momentos, ningún sentido seguir pensando que hemos perdido una excelente oportunidad (en los años anteriores de bonanza) para enfocar reformas que hoy hubiesen reducido el volumen de pérdidas de empleo que hemos vivido y que favorecerían la contratación en el momento en que se inicie el cambio de ciclo. Es indudable que el espíritu mental del concepto, al que estamos tan lamentablemente abocados, que se resume en la frase tan nuestra de “vuelva Vd. mañana” o  en su versión “mañana será otro día” no resulta la mejor receta para el enfoque de la situación del mercado de trabajo.

Ah…..y cuando hablo de reforma, no me refiero simplemente que también al debate sobre las fórmulas técnicas y jurídicas que deberían dotar de mayores niveles reales de flexibilidad a nuestro mercado de trabajo. Me refiero a reformas de calado que consigan modificar nuestra “cultura social” lamentablemente integrada en nuestro ADN que no potencia ni el esfuerzo ni prima el talento y que permite, por ejemplo, a un reconocido diputado socialista referirse a las prestaciones por desempleo como “un derecho” al que todos tenemos la opción de acceder.

Es evidente que, al margen de algunas reformas que son estrictamente necesarias para afrontar los retos que nos depara el futuro, debemos también hacer cambios sustanciales sobre nuestra “cultura social sobre el trabajo” si de verdad queremos enfrentarnos con éxito a los retos que nos depara el próximo futuro. Cambios culturales que pasan necesariamente por desarrollar el concepto de empleabilidad.

Cuando la confianza en el futuro se ha convertido en un bien escaso, cuando muchos de nosotros huimos de inculcar a nuestros jóvenes el valor del esfuerzo es bueno recordar de nuevo el mensaje de Albert Eisntein. “Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia”.

Y prosigo parafraseando a este genio “El problema de las personas y de los países es la pereza para encontrar las salidas y las soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos todo es rutina. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Ante la crisis la única receta es el trabajo duro. Acabemos con la única crisis amenazadora: la tragedia de no querer luchar por superarla”.

Pau Hortal

La oportunidad no llega, hay que salir a buscarla

Esperas, esperas, esperas… Y no llega nunca. Doña Oportunidad está en otra parte y no te viene a ver. Te has formado, tienes algo de experiencia laboral, eres buen profesional. ¿Lo tienes todo? ¿Y entonces porqué no llega doña Oportunidad?

No llega porque no lo tienes todo. Te falta proactividad, te falta movimiento, y quizás te falta una marca personal que te posicione como es debido.

Desde el sofá de casa no se consiguen grandes cosas. La oportunidad no llega, has de ir a buscarla. Ya. No hay más excusas. No importa si buscas empleo o si quieres cambiar de empresa, o si estás madurando una idea de negocio o si has acabado la carrera. Levanta tu pesado culo y sal, ve a buscarla. Doña oportunidad no te esperará toda la vida.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

La trampa de la Lealtad

Durante el pasado más reciente, hasta hace aproximadamente 20 años, o lo que es lo mismo para la generación profesional anterior, la idea de una carrera profesional significaba culturalmente un proceso por el cual alguien ocupaba distintas posiciones a lo largo de su vida dentro de una organización como consecuencia de una serie de ascensos casi “automáticos o por antigüedad” a puestos de más alto nivel.  Hasta cierto punto un modelo de carrera semejante al servicio civil en la administración pública.

Este modelo se fundamentaba en una carrera definida por la lógica del progreso o, en otros términos, un conjunto de posiciones en una estructura jerárquica. El modelo se basaba en las suposiciones siguientes: Una distribución piramidal de la jerarquía, Las posibilidades de crecimiento continuo de la organización para que pudiera ofrecer oportunidades mediante el ensanchamiento de la pirámide y una dinámica de compensación de los “perdedores” fundada en la continuidad en la estructura.

El mensaje transmitido era, si no creces pero eres leal, no debes preocuparte, nosotros te ofrecemos seguridad y continuidad.

Es evidente que hoy la lealtad no puede basarse en este principio. Aunque sigue siendo vital y clave para sustentar los índices de motivación que permitirán alcanzar el éxito debe fundarse en otros elementos.

 

Si tuvieras que convertir tu CV en un anuncio, ¿Cómo lo harías? (II)

El pasado lunes 9 publicábamos la 1ª parte del post con un ejemplo que parecía interesante.

Lo cierto es que una de las personas que comentó el post, Publiwoman, añadió un vídeo sobre un formato de promoción sobre sí misma que ha dado la vuelta la mundo. Se trata de una valla 3×8 de esas que se ven en las ciudades, de un impacto brutal. La “publicity” (publicidad gratuita) en forma de repercusión en los medios ha sido increíble.

Pero fijaos en un detalle importante: No hay posicionamiento personal. O si lo hay, no está implícito. Podemos deducir al ver el anuncio que Raquel (PubliWoman) es una persona vital, con mucho coraje, imaginativa… De acuerdo, pero además de ser publicitaria, no sabemos cuáles son sus competencias, no sabemos cuál es su oferta concreta, qué problema nos va a resolver. Creo que la acción de Publiwoman persigue visibilidad, notoriedad, pero no posiciona.

Cuando hablamos del iceberg soymimarca, nos referimos siempre a tres partes que conforman la marca personal: el autoconocimiento (la base sumergida del iceberg), la estrategia (la parte central y sumergida del iceberg) y la visibilidad (la parte emergente del iceberg). Creo que Publiwoman ha trabajado a fondo la punta del iceberg, pero ha descuidado la parte sumergida. Y así es muy difícil posicionarse.

Ahora echemos un vistazo a este otro anuncio de una tal Shabnam. Lo que ofrece que muy claro, salta a la vista. Además imprime un estilo propio. Posiblemente el anuncio no será tan notorio como el de Publiwoman, pero posiciona muy bien a la anunciante. Son estilos distintos, pero dejando al margen la subjetividad del diseño de cada anuncio, Shabnam deja cara su marca personal, destaca una oferta, una ventaja que supondría el hecho de contratarla. Yo, si me encuentro con los dos anuncios, tendría claro a quién elegir, aunque debo admitir que si lo que busco es repercusión mediática consultaría con Publiwoman.

Y tú, ¿por dónde empezarías a crear tu anuncio?

Continuará…

Guillem Recolons / asesor de marca personal

5 tendencias que marcan la nueva carrera profesional

Tal como definen los investigadores Michael Arthur y Douglas Hall, la nueva carrera profesional es una secuencia sin límites y llena de experiencias resumida por las siguientes tendencias:

  1. Movilidad: Mayor frecuencia de movimientos y cambios a lo largo de la trayectoria profesional dentro de las propias organizaciones o en diferentes actividades.
  2. Reputación, construida desde fuera hacia dentro: El valor de una persona y su reputación en el mercado (SU MARCA) se basará más en las actividades desarrolladas en el exterior a la organización que en la posición ocupada en su seno.
  3. Caminos o rutas profesionales creadas por uno mismo: Las guías externas, el compromiso de las organizaciones han desaparecido, así como las estrategias de planificación usadas tradicionalmente. Emergencia de las guías internas generadas por uno mismo, aumento del portafolio y de los proyectos profesionales.
  4. Búsqueda de significado: Desaparición del concepto de lealtad tradicional a una organización. Estas serán vistas y percibidas como entes validos en la medida que sean útiles a los individuos.
  5. Equilibrio y Flexibilidad: Los límites entre vida profesional y personal se difuminan: las necesidades personales, familiares y del entorno juegan papeles más importantes en la toma de decisiones y en las elecciones profesionales.

En definitiva la nueva “carrera” sea como profesional trabajando por cuenta ajena como desarrollando actividades como emprendedor/empresario se fundamentan en la responsabilidad personal de cada uno y en la gestión de los elementos que sustentan el concepto de Marca Personal.

Pau Hortal / socio consultor

Si tuvieras que convertir tu CV en un anuncio, ¿Cómo lo harías? (I)

Tu curriculum vitae es la primera impresión de tu marca personal en el ámbito profesional. Y todos sabemos que las primeras impresiones son las que quedan, las más duraderas.

Muchos CV’s se resumen en una larga lista de habilidades sin foco ni mensaje. La mayoría son aburridos, y un alto porcentaje son francamente negativo, trabajan en contra del candidato. Personalmente prefiero ver un perfil linkedin que un CV, especialmente si el perfil incluye un buen extracto y las especialidades.

Se ha dicho mucho sobre cómo debe ser un buen CV, pero ¿Has pensado en plantearlo como un anuncio sobre tu marca personal?

Puedes contar un relato sobre tu vida profesional, destacar UNA habilidad, y, en definitiva, demostrar tu ingenio para la “venta” de lo más importante de tu carrera: tu.

Continuará.

Guillem Recolons / asesor de marca personal

¿También crees que el éxito llega por casualidad?

No, el éxito no llega por casualidad. El éxito se obtiene cuando se consigue lo que se desea, mientras que la felicidad es apreciar lo que se ha conseguido. La autoestima, y la aceptación de los propios errores son claves fundamentales para alcanzar el éxito.

Cuando preguntamos a un gran número de personas al azar que van a hacer en los próximos 2 o 5 años, la mayoría contesta que no ha tenido tiempo para pensarlo

Todo lo que es importante forma parte de un propósito. El éxito no llega normalmente por casualidad. Sin embargo cuando preguntamos a un gran número de personas al azar que van a hacer en los próximos 2 o 5 años, la mayoría contesta que no ha tenido tiempo para pensarlo.

Si no dedicamos algunos momentos a pensar en lo más importante, -nuestra propia vida-, ¿en qué pensamos entonces?. Un buen ejercicio, aunque muy simple es el de definir y escribir –esto es también muy importante- nuestras metas para los próximos seis meses, doce meses, cinco años… etc. Confiemos en esta sencilla “receta” pongámonos en marcha y después valoremos los resultados.

La suerte se presenta cuando la preparación encuentra una oportunidad. Preparémonos dado que las oportunidades pueden surgir en cualquier momento. Quien no esta preparado pierde las oportunidades que muchas veces le pasan inadvertidas.

Pau Hortal / socio consultor

¿Siempre tomas decisiones sin sopesar las consecuencias?

Siguiendo la serie de fábulas, hoy os presento una de las más conocidas de Esopo, LA RANAS SEDIENTAS. En ella veremos un aviso a aquellos que se quieren crear una marca con excesiva precipitación. Cada paso hay que meditarlo y asumirlo antes de dar el siguiente.

La fábula de las ranas sedientas

copyright National Geographic

Al secarse el agua por el fuerte calor del verano, dos ranas que vivían en una laguna tuvieron que marcharse, saltando de aquí para allá, en busca del agua que calmara su sed.

Después de mucho saltar, llegaron finalmente a un pozo, y subiéndose al brocal vieron que todavía tenía agua fresca, de modo que una de las ranas sedientas dijo entusiasmada a la otra:
-¡Saltemos al agua! ¿Qué esperamos para darnos un buen baño?:
Pero la otra, más cauta, advirtiendo que su amiga no había pensado en el peligro, le respondió:
-¡Espera, no saltes! ¿No ves que con el calor el agua se irá secando, y cuando estemos en el fondo del pozo no podremos salir?

Moraleja:

No debemos precipitarnos a actuar sin previamente haber pensado en las consecuencias que podrían tener nuestros actos.

Breve: No tengas miedo a hacerlo mejor

Esta frase es la que utilizo en mi blog personal. Reconozco que la primera vez que la leí, hace unos 8 o 10 años fue en el despacho de uno de los grandes profesionales de la gestión empresarial de este país. Un personaje que aunque no sea de los más mediáticos no tiene nada que envidiar a todos aquellos que han hecho su “marca personal” más visible.

Me permití apropiarme de la frase como título de mi blog hace ya 3 años, como referente de la nueva herramienta que ponía en marcha en aquellos momentos y como línea base de actuación en su desarrollo.

Creo que me esfuerzo por hacer las cosas cada vez mejor.

Pau Hortal / socio consultor