Entradas

¿Eres tú el patito feo?, por @rubengcastro

El otro día en la sala de espera del dentista me dió por coger uno de los cuentos que ponen en la mesita de centro. Escogí “El patito feo”. No hay nada como buena literatura con muchos dibujitos, antes de sentarse en la silla de Frankenstein.

El cuento del patito feo, es un cuento danés escrito por Hans Christian Andersen en 1843. Cuenta la historia que un huevo de cisne cayó por error en un nido de patos. Cuando nació era tan diferente del resto de los hermanos que fue repudiado por ellos y por su madre. Era el haz me reír del resto de animales de la granja por su graznido y su evidente diferencia corporal. El patito fue abandonado, hasta que un buen día se puso a llorar desconsoladamente en el estanque. Una mama cisne con sus crías pasaba por allí, “por esas casualidades de la vida” y lo oyó llorar, se acercó a él, se llenó de ternura y lo acogió junto a sus crías. El patito feo al ver su nueva mamá, se dio cuenta que la diferencia que le había marcado al nacer tendría su recompensa cuando creciera.

La verdad es que el cuento no llegó a relajarme como esperaba. Como en todos los cuentos siempre te dan una de cal y otra de arena.
La moraleja del cuento va dirigida a aquellos niños que se sienten diferentes y tristes por ello, animándolos a que no se sientan avergonzados, ya que esas diferencias pueden convertirse en cualidades especiales, que el futuro premiará.

Si lo enfocamos a las personas adultas y a su búsqueda de éxito profesional, podríamos ver la importancia de diferenciarse, de ofrecer aquello que nadie o poca gente ofrece y gritarlo a los cuatro vientos en el estanque más adecuado y seguro que vendrá mamá cisne (tu público) a buscarte. El estanque es la plaza del pueblo, son las redes sociales, crear un canal en youtube, el networking, escribir un libro, dar una conferencia, ofrecer cursos y talleres, etc, etc. Una buena estrategia de marca personal puede hacer que tu diferencia y tu valor, llegue a más gente y por tanto que seas escogido.

Encontrar la diferencia, con tus competidores, puede ser clave para destacar y ser reconocido con mayor facilidad. Esto te aventaja, pero se ha de comunicar correctamente y trazar el camino más adecuado para encontrar el estanque donde te esté esperando mamá cisne.

Esta es mi moraleja; encuentra tu diferencia y haz que tu público se entere! todos tenemos algo de patito feo.

La próxima vez me cojo el Lecturas. Lo prometo!!

Dejo el enlace al cuento que interpretó Walt Disney;

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=-zkXYl0bLgs[/youtube]

Lo gratis destruye la marca personal

Hace tiempo que estoy desconcertado viendo profesionales de diversa índole que ofrecen sus servicios gratuitamente. No es que a estas alturas quiera recortar la libertad de cada cual de hacer lo que le de la gana con su trabajo, claro que no, pero me pone de muy mal humor ver como personajes mediocres que son incapaces de hacer una aportación clara de valor confundan al mercado dando a entender que todo es gratis.

La crisis ha puesto en la cuerda floja la capacidad adquisitiva de la mayoría de conciudadanos, esto es una evidencia, y lo que una persona estaba dispuesta a pagar  por un servicio determinado hace unos años ahora no puede hacerlo porque simplemente tiene menos recursos.

Por otro lado cuando las arcas públicas iban más o menos sobradas podíamos acceder a muchos recursos sin necesidad de desembolsar un importe porque estaban financiados y teníamos la falsa sensación de que todo era gratis, falsa sensación porque la dura realidad ha demostrado que se pagaba con el dinero de todos o con lo que se pedía prestado. Y cuando el grifo se ha cerrado en el imaginario colectivo todavía sigue vivo el recuerdo de que algunas cosas deben de ser, falsamente, gratis y no porque no aporten valor si no por una especie de derecho, inconsciente, adquirido.

A pesar de todo lo anterior, ¿hasta que punto un profesional puede posicionarse a base de ofrecer gratis sus servicios? Yo soy de los que pretenden ganarse la vida con su trabajo aportando valor a sus clientes y lo voy consiguiendo, día a día, cliente a cliente mejorando constantemente, aprendiendo y estando al día para ofrecer el mejor servicio. Lo que mis clientes reciben es el resultado de años de práctica profesional, de experiencia y de aprendizaje  y me parecería una falta de honestidad conmigo mismo el no exigir que se recompense adecuadamente.

¿En que medida afecta a la marca personal la política de “gratuitismo”? Pagar por algo tiene un triple sentido por un lado remunerar a quien nos lo ofrece para que pueda seguir ofreciéndolo en el futuro, por otro es un indicador del valor que le damos a lo que recibimos y finalmente es un acto de compromiso porque estamos destinando unos recursos a una cosa en detrimento de otras opciones. Si nos acogemos al principio de ofrecer gratis nuestro trabajo o bien somos unos suicidas desde el punto de vista profesional o es que consideramos que lo que ofrecemos no tiene valor.

Yo no estoy dispuesto a confiar en alguien que no se valora a si mismo, ¿y tu?

¿Te importa el prestigio o prefieres la fama?

Van Dyke Parks – el Lewis Carroll del pop neoclásico- dijo en una entrevista “Me importa el prestigio, no la fama. La oposición de estos dos conceptos me parece necesaria en los tiempos que corren. Vivimos en el la cultura del “cortoplacismo”, del “quiero resultados ya”. Y eso, tiene más que ver con la fama que con el prestigio.

Dicen que la Fama es que te conozcan todos. Y que el Prestigio es que te conozcan sólo los que importan.  La pregunta que me surge es… ¿Estar en las redes sociales sin una estrategia de marca es ir en busca de fama? Y por otro lado … ¿Tener un estrategia de marca personal sólida y trabajada sería ir en busca del prestigio profesional?

La carrera por estar en las redes sociales tiene a la mayoría de profesionales preocupados.  Todos queremos saber cómo mejorar nuestra presencia en las redes;  saber lo que dice Google de nosotros,  conseguir tener un perfil de Linkedin al 100% o aprender a sacar el máximo provecho de Twitter.

Con esta reflexión vengo a decir que la fama – o la reputación online –  parece ganar la batalla a algo fundamental: tener una estrategia de marca personal a largo plazo, o lo que vendría a ser, sembrar para ganarnos un merecido prestigio profesional.

La fama aunque dulce, es breve y efímera. El prestigio en cambio es un camino de esfuerzo y dedicación, que desemboca en respeto, confianza y reconocimiento.

Guy Kawasaki dice que “El legado que dejas no es el dinero que has acumulado, sino cuanto has sido capaz de mejorar el mundo. Haciendo referencia a estas sabías palabras, yo diría que el valor que aportas está estrechamente relacionado con el contenido de lo que comunicas y con el conocimiento que aportas el mundo.

Ser marca gana la batalla a tener una presencia online que no se sustenta en nada. Si, las redes sociales son una herramienta necesaria en la gestión de tu marca personal. Pero el camino hacia el prestigio se basa fundamentalmente en saber qué quieres y en elaborar un plan para conseguirlo.

 

 

 

Breve: Todos tenemos marca personal

Todos tenemos marca, otra cosa es que sea la que nos gustaría tener.

Por desgracia, a menudo nos cuelgan etiquetas que nos limitan el movimiento.

Trabajar la marca personal sirve para sacar a relucir la parte positiva de cada uno, proyectar nuestros valores y decidir qué mensaje queremos enviar, a quién, en qué medios y con que “tempo”.

Parece sencillo, aunque a veces no nos conocemos lo suficiente a nosotros mismos. Una ayuda profesional siempre se agradece.

 

El iceberg soymimarca de la marca personal

Queríamos encontrar una metáfora visual para explicar nuestro proceso de construcción de la marca personal, y nos ha parecido que el iceberg es la representación perfecta de nuestro método de trabajo. Muchos piensan que la marca personal es la parte emergente del iceberg, la de las redes sociales, los blogs, el networking… , pero lo cierto es que esa parte no sirve de gran cosa si antes no hemos trabajado la parte sumergida, la que define nuestra posición actual, analiza el porqué de esa posición, traza una nueva hoja de ruta y determina unas herramientas para seguirla.

La marca personal es el iceberg al completo. No existe lo uno sin lo otro. Igual que no existe 2.0 sin 1.0 Además de la imagen, os dejamos un vídeo que explica con mayor detalle el funcionamiento del iceberg soymimarca.

Esperamos que os animéis a construir desde hoy vuestra marca con nosotros. Es una buena inversión: invertir en uno mismo. ¿Cuándo empezamos?

¿Qué es la Marca Personal?, ¿Para qué sirve?

 

La Marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en la relaciones sociales y profesionales. La marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.

©soymimarca

En los tiempos que corren, gestionar una marca personal es algo más que necesario, es  ganar un activo que difícilmente se puede valorar.

Al igual que las grandes marcas comerciales, aquellos que deseamos ser conocidos y respetados por nuestro trabajo, necesitamos una estrategia clara para desarrollar y posicionar nuestra marca. Quien no conoce a Bill Gates, Steve Jobs, Michael Dell, Porter,…todos ellos son grandes marcas… El concepto de marca personal no trata de convertir a las personas en objetos materiales, sino  al contrario, trata de que la persona no sea catalogada como un currículum vítae, igual a otros, sino que la persona sea vista como diferente y capaz de aportar su valor único e irrepetible.

A diferencia de otros enfoques de técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de las características personales, este enfoque de marca personal tiende a la promoción personal a través de la percepción que lo demás tienen de uno. Desde soymimarca te ayudamos a la creación operativa de tu marca.

¿Qué significa “creación operativa “? Significa que soymimarca no actúa sólo como un coach sino que llega al planteamiento táctico de IMPLANTAR la marca personal utilizando todos los recursos offline y también los recursos de la web 2.0.

¿Cuándo fue la última vez que te planteaste quién soy, que quiero y como puedo conseguirlo?

Ahora ya no hay excusas, es el momento de actuar y desde soymimarca te podemos acompañar en este proceso. ¿Te atreves?