Entradas

El ROI del personal branding en la empresa, por @guillemrecolons

Las siglas ROI (Return Of Investment), equivalentes a la recuperación de la inversión, no pasan de moda. Al contrario. Cada vez son más las personas que me preguntan 1. ¿cómo se aplica el personal branding en la empresa? y 2. ¿Se gana dinero con eso? ¿Cuál es el ROI del personal branding?

Lo sé. Son dos preguntas socorridas, pero no por ello dejaré de contestarlas.

¿Cómo se aplica el personal branding en la empresa?

Empezaré diciendo que desde arriba. Desde los directivos. Empezar por mandos intermedios no es una solución, ya que sus superiores no sabrán valorar el esfuerzo y todo caerá en saco roto.

  1. Mindset: Son programas de mentalización sobre las ventajas y aplicaciones del personal branding corporativo que se realizan a comités de dirección. El formato puede ser desde conferencia hasta taller de una mañana. Sería el preludio necesario a la aplicación de los programas. El formato taller es idóneo, ya que los directivos pueden experimentar sobre su propia marca personal.
  2. Executive branding: Son programas de consultoría de apoyo a directivos, en los que se trabaja su iceberg de marca personal (autoconocimiento, estrategia, visibilidad) en paralelo a los estamentos corporativos. Un buen output de este programa sería: “de directivos a portavoces”, y se trabaja muy a fondo en competencias digitales propias de la comunicación de marca personal.
  3. Personal Branding: Son programas de formación dirigidos a grupos de máximo 20 profesionales, y de una duración ideal de 16h. en dos días, en formato taller. Los participantes trabajan su marca y aplican algunos de los conocimientos en sus redes profesionales, redes internas… Se pueden reforzar áreas concretas: gestión de relaciones, storytelling, gestión de crisis, refuerzo en técnicas de venta, proyección en redes sociales…
  4. Employee Advocacy: También llamado Embajadores Internos de Marca. Programa mixto de formación y consultoría que idealmente debería ponerse en marcha tras el programa de formación en personal branding. Se elige a los participantes en base a su predisposición positiva a formar parte de la marca, y ayudar a proyectarla en entornos digitales.
  5. Employer Branding. Programa de consultoría que idealmente debería ir precedido del anterior de employee advocacy para lograr su mayor eficacia. Trata de dotar del máximo atractivo a la marca empleadora para atraer el mejor talento.

Todos estos programas son fácilmente medibles. Descárgate sin coste la Infografía del Personal Branding en las Organizaciones.

¿Cual es el ROI del Personal Branding?

Sólo un 33% de consumidores B2C confía en las marcas. Un 90% confía en las recomendaciones de conocidos (Nielsen)

Este dato preocupante hay que verlo como una oportunidad. Especialmente si le añadimos que las personas como nosotros (peers), los empleados y los perfiles técnicos ofrecen mayor confianza que el CEO, los comités de dirección o analistas (fuente: Edelman Trust 2017). Eso pone de manifiesto que las empresas deben empoderarse con el principio de que Personas confían en Personas y poner en marcha programas como los anteriores para mejorar su confianza en los mercados y hacia sus stakeholders.

Datos de ROI

Hace unos meses publiqué en este mismo blog el post “El auge del empleados social en la empresa” en que aparecían cifras esperanzadoras para entender el ROI del Personal Branding. Destacaré algunas:

El 77% de consumidores tienen más predisposición a comprar a una empresa cuyo CEO utiliza las redes sociales (Fuente: MSLGroup)

Los contactos desarrollados a través de empleados sociales convierten 7 veces más que el resto (Fuente: IBM)

Los comerciales que usan las redes sociales como parte de sus técnicas de ventas venden más del 78% que el resto (Fuente: Forbes)

El contenido compartido por los empleados sociales consigue un engagement 8 veces más que el contenido compartido por los canales de marca (Fuente: Social Media Today)

Alcance: Los mensajes corporativos de marca alcanzaron un 561% más cuando se compartieron con los empleados frente a los mismos mensajes compartidos a través de los canales sociales de la marca (Fuente: MSLGroup)

Los empleados de empresas socialmente comprometidas tienen un 20% más de posibilidades de permanecer en la empresa (Fuente: Altimeter & LinkedIn Relationship Economics 2014)

 

¿Necesitas más? Si estos datos son interesantes en negocios B2C, en B2B son impresionantes. Obviamente, cada empresa es un mundo y cada sector tienes sus peculiaridades, pero espero haber contestado -aun sin haber entrado en profundidad- a las dos preguntas. El ROI del personal branding existe, y lo único que requiere para su aplicación son empresarios y directivos con las ideas claras.

 

Foto: Unsplash / Steven Wei

5 nuevas maneras para triunfar como directivo, por @jordicollell

Cuando soplan vientos de cambio es el buen momento para hacer elecciones importantes, y si la crisis obligó a muchas empresas a realizar ajustes quirúrgicos considerables el inicio de la recuperación está lanzando las primeras señales de que ahora es el momento de un cambio de estilo y de enfoque en la manera de dirigir y gestionar las empresas.

Susana Blázquez nos hace un retrato en un artículo publicado en El País de lo que los nuevos tiempos esperan de un director general. Pasados los tiempos en los que las necesidades del entorno permitieron, y obligaron en muchos casos, estilos de dirección más enfocados a los objetivos de reducción de costes que otros asuntos parece ser que ha llegado el momento de sentar bases para pensar en la consolidación y el crecimiento de las organizaciones, y esto obliga a nuevas formas de hacer y de ver la realidad.

Pasar de la gestión a corto plazo y de la cirugía castrense a mirar más allá para adaptarse a unas nuevas circunstancias, que han cambiado tanto las maneras de hacer del entorno que piden una nueva visión como la situación dentro de las propias compañías que muchas veces han quedado reducidas y doloridas tras los necesarios ajustes. En este tipo de organizaciones se requiere un estilo diferente y, como siempre sucede en estas circunstancias, los primeros que lo consigan tendrán una ventaja comparativa con el resto.

Y, ¿Cuáles son estas nuevas maneras de estar y hacer que se piden a los directivos? Yo las agruparía en 5:

1. Proximidad. Diálogo de persona a persona con los colaboradores y con los clientes y stakeholders que requiere la humildad necesaria para bajar del pedestal para acercarse al mundo y dominar las herramientas de comunicación, entre ellas las redes sociales. No basta ya con estar sino que para que las conversaciones sean efectivas se pide relevancia, y para conseguirlo es imprescindible una presencia activa que aporte valor para todos, tanto para los clientes y proveedores como para los empleados.

2. Colaboración interna. Entendida como la capacidad de crear y gestionar entornos que superen la especialización, siempre necesaria para marcar la diferencia, con una visión de conjunto que permita el trabajo en red dentro de la organización y una visión compartida por parte de todos para poder fijar y alcanzar objetivos complejos y exigentes.

3. Tecnología. La conversaciones tanto internas como con el entorno requieren soporte tecnológico. Se necesita promover el cambio para hacer efectivo el uso de las herramientas comunicativas y colaborativas de manera real y eficaz. Trabajar en red implica promover y facilitar la cooperación tanto a nivel humano como tecnológico rompiendo las creencias de que una mayor conectividad produce dispersión.

4. Gestión de la incertidumbre. Tener siempre todos los cabos atados da seguridad pero “encorseta” y los nuevos tiempos requieren agilidad. Incorporar las enseñanzas de la gestión de las start up permite aprender de las experiencias de los clientes e ir perdiendo el miedo al fracaso y a no tenerlo todo estrictamente controlado. La única certidumbre eficaz son los clientes y sus necesidades.

5. Valores: Humildad, cercanía, ética demostrada, optimismo, humanidad, equilibrio y diálogo pero no como manifestaciones retóricas si no demostrados con hechos. Se acabaron los tiempos de la manipulación a través de palabras y redactados y han llegado los tiempos de las evidencias.

Los nuevos tiempos piden directivos que gestionen su marca personal, la huella que dejan en los demás, y que favorezcan la gestión de la marca personal se sus colaboradores para posicionar a la empresa de manera más competitiva.

Adaptarse a las nuevas demandas no es obligatorio y nunca lo ha sido pero la falta de adaptación siempre ha representado el fin de las especies.

Imagen CC Search

Ya está aquí el Personal Brand Video

Sin duda la visibilidad de la marca personal se puede beneficiar con una adecuada puesta escena del vídeo online. Si un vídeo convencional ya supone una serie de ventajas como ayuda al posicionamiento, efectividad (con respecto a otros medios), versatilidad, estrategia multicanal y aumento del tráfico web, el Personal Brand Video suma otras ventajas añadidas.

¿Qué es el Personal Brand Video?

Se trata de un formato -ideado por Soymimarca- que es el fruto de un proceso de consultoría de personal branding, ya sea particular o in-company. No se trata de ver a una persona hablando a cámara, eso ya existe y no nos parece que sea ninguna novedad, además de suponer un problema para los que no han estudiado interpretación.

Personal Brand Video = Personal Branding + Storytelling + Elevator Pitch + Buena producción

Una buena forma de resumir el proceso es esta fórmula. El Personal Brand Vídeo utiliza como base de imagen el relato personal de una persona, sus pasiones, sus aficiones, sus iconos. A partir de ahí nuestros redactores crean un texto que irá sobre la imagen y que sería una versión cinematográfica del Elevator Pitch, es decir, la puesta en relieve de la propuesta de valor profesional. Eso, además, requiere un tratamiento de producción impecable.

El caso Vicenç Urrutia

Mejor lo vemos con un ejemplo. Aquí os dejamos el caso de Vicenç Urrutia, abogado especialista en prevención y resolución de conflictos en las empresas.

Tras un trabajo de personal branding utilizando el método Iceberg, se escribió un guión para el Personal Brand Video que vinculaba una de las pasiones de Vicenç, volar, con su discurso de marca. Aquí tenemos el resultado. Recomendamos verlo en HD, pantalla completa, y con buen sonido.

Ficha técnica:

  • Cliente: Vicenç Urrutia Ricart
  • Idea, consultoría de personal branding y guión: Soymimarca
  • Producción vídeo: Feriche Produccions
  • Sonido: Idea Sonora
  • Música: Robert Karpinski CC

[contact-form-7 id=”20978″ title=”Personal Brand Video”]