Entradas

¿Buscas el lado positivo de la vida?

 

Para este Viernes Santo os dejo la Fabula del Árbol de los Deseos. Espero que os guste. Tiene una buena moraleja.

Estaba un joven viajero muy cansado, que se sentó junto a un pequeño árbol para poder descansar en la sombra. Lo que no pasaba por su mente, era que ese era un árbol magico: “El árbol que convierte los ‘deseos‘ en realidad“.
Mientras permanecía en la tierra, pensaba en lo relajante que sería tener una cama muy cómoda. En ese instante, apareció esa cama junto a el. Con mucho asombro se lanzó sobre la cama y se dijo así mismo, que sería de lo mas dichoso si una mujer le masajeara los pies. Y enseguida apareció una chica a darle un masaje.
Luego dijo:
– Tengo mucha hambre. Comer en este momento haría de este día uno perfecto.
Enseguida apareció una gran mesa repleta de alimentos y bebidas. Ya saciado y con mucha sueño por causa del vino y la fatiga, se dispone a dormir.
– Dormiré al menos unas dos horas. Lo peor que podría pasar sería que un tigre apareciera mientras estoy durmiendo.
De inmediato apareció un tigre y se lo comió.
Moraleja: Aleja los pensamientos negativos. Siempre debes buscar y ver el lado positivo de la vida, y te sorprenderá los resultados.

Cuidado con el iceberg

Os dejo un relato muy, muy breve de Eloy Mon que nos habla de cambio, adaptación o inadaptación al cambio y la necesidad de revisar constantemente el lugar en que ponemos los pies. ¿Cómo lo interpretáis en clave de marca personal?

Guillem Recolons / asesor de marca personal



Tempus fugit

Encima de un enorme iceberg a la deriva por el Atlántico Norte, un señor de Cuenca, funcionario de correos, y un pingüino discutían por el precio de un sello. El debate era agrio, visceral, a cara de perro, y quizás hubiera durado días, meses, años.

Pero el iceberg no.