Entradas

El fin de las redes sociales gratuitas, por @guillemrecolons

Pido perdón de antemano por el alarmismo del titular.

Una de las perlas que aparece cada diciembre es el estudio colaborativo sobre previsiones en los social media promovido por Marc Cortés (profesor de marketing digital en ESADE). Nos place adjuntaros la versión para 2011, en que Cortés, entre otras cosas, predice el final de las redes sociales gratuitas. Al final del post tenéis el enlace al estudio, que provoca más de una reflexión.

¿Quiere eso decir que redes como Linkedin, Facebook, Flickr, Twitter, Xing… están muertas? No, en absoluto. Lo que quiere decir es que a partir de ahora las empresas que utilicen redes sociales en sus estrategias de marketing tendrán que pagar por ciertos servicios que hasta ahora eran gratuitos, y posiblemente también quiere decir que tendrán algún servicio más. De momento, el tema no parece que vaya a afectar a los usuarios finales particulares, pero se abre un camino.

Hace poco mi socio Jordi Collell y yo tuvimos la oportunidad de asistir a la presentación de una red privada. Lo hicimos en “petit comité”, pero la impresión causada por ese proyecto de Pau Hortal fue algo más que buena. Tanto que nos planteamos estudiar la viabilidad de un proyecto de este tipo.

Otra cosa que llama la atención del estudio es el perfil cada vez más cualitativo, en contra de las métricas, que tendrán los medios sociales. Palabras clave para 2011 serán diálogo, hashtag, conversación…

Por cierto, aquí tenéis el ENLACE prometido.


¿Sólo triunfan los hombres guapos? Importancia del lenguaje no verbal, por @jordicollell

¿Sólo triunfan los hombres guapos?

Después de llevar media vida atormentado intentando buscar una explicación acabo de encontrarla: Nunca he tenido problemas para encontrar trabajo porque soy guapo, mi aspecto es agradable y por ello siempre he sido más empleable que los demás. Fijaros si no en mis fotos en este blog o en LinkedIn o en Facebook, ¿a que doy el pego?

La apariencia es importante como es importante también el lenguaje no verbal que utilizamos. De hecho lo primero que mostramos a alguien que nos ve por primera vez es nuestro físico y las primeras impresiones siempre cuentan.

Ser guapo o ser feo es un accidente de la naturaleza, no lo escogemos y nos vemos más o menos obligados a convivir con ello durante nuestra vida porque no lo podemos cambiar. Lo que si podemos cuidar es nuestra imagen, hemos de conseguir que lo que se ve de nosotros a primera vista refleje lo que realmente somos, que nuestra autenticidad no se vea mermada por una negligencia personal, por falta de aliño, por ser descuidados.

Querernos tal como somos, cuidar nuestro cuerpo de los excesos que lo castigan, dormir adecuadamente, practicar la meditación u otras técnicas que nos ayuden a conectar con el momento presente y con nosotros mismos son algunas herramientas que nos hacen sentir bien y esto se refleja siempre físicamente. Tener un estilo de vestir que refleje lo que realmente somos en cada momento, cuidar nuestro aspecto personal de acuerdo con nuestros valores y utilizar un lenguaje corporal acorde con nuestro lenguaje hablado constituye nuestra tarjeta de presentación. Y todo ello es parte de nuestra MARCA PERSONAL.

¿Somos conscientes de estos aspectos “físicos” de nuestra marca personal?

Volviendo a lo que íbamos, espejito, espejito ¿Quién es el más guapo de Soymimarca? ¿Ignasi? ¿Guillem? ¿Jordi? Espero que lluevan las respuestas.

Para ampliar un poco la sinformación sobre el tema, aquí os dejo el enlace al artículoLos hombres guapos triunfan más que las mujeres en las oficinas” aparecido en “Equipos & Talento” el mes pasado. Salud.

 

Los cinco empleos más buscados

Este martes estuve en una sesión informativa de INESDI en la que Jordi Escalé dió una charla sobre economía digital y empleo. No en vano, Jordi es Director de Marketing de Infojobs, una autoridad en la materia.

Unos de los temas que me llamó la atención fue la “short list” de los 5 empleos más buscados por las empresas,  en los que hay mucha más oferta que demanda:

  1. Community Manager
  2. Atención al cliente -área digital-
  3. Informática y telecomunicaciones
  4. Marketing y comunicación -área digital-
  5. Diseño y artes gráficas -área digital-

¿Os llama la atención alguna cosa? Efectivamente, todos están relacionados con la economía digital. Parece que la demanda de las grandes empresas va en aumento (se ha multiplicado por seis en el último año), y recientemente se está incorporando la PYME.

Una cosa está clara: hoy es complejo plantear un negocio en que la web 2.0 no tenga cierto papel, ya sea como elemento comercial paralelo, como canal de venta, como fuente de información, o como fuente de formación.

Los estudios necesarios para cubrir la mayoría de estos puestos no son superiores. ¿Entonces qué sucede? ¿Por qué le cuesta tanto a una empresa encontrar un  director de marketing digital? ¿O un community manager?.

Otra información trascendente: una persona que trabaje en atención al cliente en el entorno digital puede cobrar de media un 20% más que la que lo hace en el entorno clásico offline.

La conclusión es clara: nos hace falta más formación digital, y además, los trabajos en este ámbito disfrutan de mayor libertad de horarios y de mejores salarios. Casi nada.

Toda marca que quiera triunfar debe incorporar la marca personal de los líderes que la gestionan

Tenía encima de la mesa el artículo “Claves para ser un CEO conectado” de Montse Mateos publicado en Expansión hace unos días que no había tenido tiempo de leer.  La reputación y la visibilidad de nuestros clientes es lo primero y a veces tengo que dejar las lecturas retrasadas, primero lo primero.

Al grano que el artículo es largo.  Los CEO y me atrevo a aventurar que muchos altos directivos utilizan poco los medios de comunicación online, la mayoría utiliza los canales de comunicación externa tradicionales. Hay mucho trabajo por hacer y quien primero se atreva a dar el paso será ganador por partida doble: al mejorar su comunicación con su entorno incrementará el valor de su aportación a su organización y obtendrá una ventaja competitiva ya que al ser de los primeros en salir al mundo online su visibilidad catapultada por los propios medios.

En el artículo encontramos afirmaciones tan jugosas e interesantes que las suscribimos sin dudar, veamos un ejemplo: toda marca que quiera triunfar en el siglo XXI tiene que incorporar la marca personal de los líderes que la gestionan; y tiene que pensar en la presencia y la personalidad de esa marca en los medios sociales. Y añade que en cualquier caso, no debe ser una acción en solitario, conviene buscar el asesoramiento externo para ganar en eficiencia.

El CEO y el resto de los directivos son los portavoces, los embajadores, de sus marcas corporativas y no querer ser conscientes de ellos lleva a las partes a no utilizar un medio excepcional de comunicación que conecta directamente con los consumidores.

Si el artículo os interesa, si os atrevéis a ser del reducido grupo de los pioneros en desarrollar vuestra marca personal para fortalecer vuestra marca corporativa, aquí estamos para acompañaros en el viaje. Os garantizamos el éxito.

Buena lectura y mejor semana. Aquí tenéis el enlace al artículo.

Jordi Collell / Personal Branding Coach / soymimarca

El candidato que no está en las redes sociales es invisible

 

Cada vez somos más los que apostamos por la Marca Personal. Desde Soymimarca os ofrecemos esta entrevista publicada ayer por Nuria Peláez de La Vanguardia cuyo contenido y visión compartimos. Buen lunes y mejor lectura.

ENTREVISTA a Amparo Díaz-Llairó, autora del libro ´El talento está en la red´

“El candidato que no está en las redes sociales es invisible”

LVG Foto: Maite Cruz

Considerada una de las 10 mejores profesionales de Recursos Humanos en España según Top Ten Business Experts, Amparo Díaz-Llairó tiene 18 años de experiencia como directora de RRHH en diversas compañías y entidades financieras. Ha impartido cursos y conferencias internacionales en varios países de Europa, Estados Unidos y Oriente Medio, y este año ha formado a responsables de RRHH de más de 250 empresas. Acaba de publicar el libro “El talento está en la red” (Lid Editorial), donde analiza la influencia de las redes sociales en los procesos de selección yenseñaa candidatos y empresas a sacar el máximo provecho a las nuevas herramientas 2.0.

Todo el mundo conoce Facebook pero, ¿de qué hablamos cuando nos referimos a redes sociales?

Podemos clasificar las redes sociales en profesionales, verticales y generalistas. En las profesionales, como Xing, LinkedIn o Viadeo, se conectan usuarios con similares intereses laborales y formación profesional, por lo que si se mantiene un perfil activo hay una alta probabilidad de encontrar empleo: muchas empresas buscan a sus futuros colaboradores a través de este nuevo medio de reclutamiento. Las redes sociales verticales, por su parte, se caracterizan porque buscan una especialización: están empezando a aparecer redes muy diversas sobre apasionados del motor, informática, marketing, cocina, etc. Facebook, por su parte, es una red generalista y no nació con el fin de ser una red para buscar empleo, pero cada vez se usa más para atraer y reclutar talento.

¿De qué manera?

Muchos profesionales de RRHH utilizan Facebook para realizar campañas de atracción de talento, interactuando con candidatos potenciales a la compañía, y para crearse su marca de empleador o employer branding.También lo usan para obtener información de carácter personal del candidato que en una entrevista personal no preguntarían.

Alemania ha prohibido que se use información de Facebook para descartar candidatos. ¿Está en riesgo la intimidad de los trabajadores?

Si un candidato publica en su perfil de Facebook cierta información de forma transparente para todos aquellos usuarios de la Red, está expuesto a que las empresas puedan revisar su perfil. Hay que ser extremadamente prudente con la información personal y profesional que se exhibe en las redes sociales. También es recomendable no mezclar contactos profesionales y personales dentro de un mismo grupo, ya que se puede cruzar información inconveniente. Por ejemplo, Facebook permiten crear grupos con diferentes niveles de privacidad y acceso a los comentarios, fotografías, vídeos, etc.

¿Tener un perfil en las redes sociales es suficiente para buscar empleo?

El profesional debe ser proactivo y crear su perfil no cuando necesite buscar trabajo sino antes. Darse de alta en una red social es sencillo, pero hay que invertir tiempo para atraer seguidores y construir una buena reputación digital, creándonos nuestra propia marca personal 2.0. Todas las personas que deseen desarrollar una carrera profesional deberían probar a poner su nombre en Google para comprobar qué se está diciendo de ellos y si están consiguiendo sus objetivos de marca personal 2.0. Actualmente no sólo el currículum sino también el perfil profesional en las redes debe ser la tarjeta de visita de un candidato que esté buscando un nuevo empleo. El que no está en las redes sociales es invisible: de hecho, algunos cazatalentos descartan a potenciales candidatos si no los encuentran en una red social profesional, por considerar que no se ha adaptado a las nuevas tecnologías.

¿Se han adaptado las empresas españolas a esta nueva realidad?

El reclutamiento 2.0 es más un cambio de modelo mental que un cambio tecnológico. Los profesionales de RRHH cada vez usan más las redes sociales para buscar perfiles de contenido técnico específico o mandos intermedios, pero sobre todo para atraer a la generación Y. Son los profesionales que ahora tiene entre 18 y 28 años, y que en sólo 5 años representarán el 80% de la población mundial. Según un estudio de Telefónica, el uso de las redes sociales entre los jóvenes aumentó en 2009 un 500%, lo que coloca a España como el segundo país de Europa por penetración con casi tres de cada cuatro internautas como usuarios de las redes. Las empresas deberán reinventar sus canales tradicionales de atracción de talento para captar a esta generación.

¿El fin de la privacidad?

La película “La red social” no sólo es una biografía del joven más rico del mundo, hay algo más. Además de ser una buena película, transmite a la perfección uno de los factores de mayor relieve en la era 2.0: Ante el fracaso de intentar encontrar a los amigos a la manera 1.0, es decir, la vía tradicional, muchas personas recurren a la red. Los encuentros son con personas reales, pero son encuentros virtuales.

¿Responde Facebook al perfil de una persona tímida, introvertida? No, en absoluto.  Facebook ha roto esa barrera, y también ha roto la barrera de la privacidad.

Hace algunos años, pasar desapercibido era una virtud. En el servicio militar, por ejemplo, siempre se aconsejaba al recluta no destacar ni por arriba ni por abajo.

La cosa ha cambiado. Ahora pasar desapercibido es, sencillamente, no existir. Ya sea en la forma clásica presencial o en la web 2.0, si uno no existe no progresa, se estanca. Ahora es más necesario que nunca dar va conocer al Mundo cuál es nuestra virtud, qué nos hace diferentes y cómo podemos ser útiles a la sociedad.

La globalización acentúa más aún la necesidad de ser distinto: nuestro terreno de juego se ha ampliado, nuestro mercado no es de 40 o 50 millones de personas, es de miles de millones.

Una buena idea, como la que inspiró a Mark Zuckerberg a crear Facebook, se extenderá como un virus y se instalará en zonas donde quizás comer dos veces al día sea un lujo. Haber ganado 4.000 millones de dólares antes de los 30 años puede no ser una casualidad, pero también puede serlo. La idea: crear un software que permita romper el muro de la privacidad. As simple as this.

A todas aquellas personas que sigan pensando que no quieren poner su vida al alcance del mundo, un mensaje: No es indispensable dar los buenos días en Twitter, compartir las fotos del perro en Facebook o declararse en Tuenti. De lo que se trata es de trabajar un posicionamiento personal y darlo a conocer. No es mucho más que eso. Lo llamamos marca personal, y está formada por un sinfín de atributos, algunos de ellos buscados y otros los fruto de la percepción que forjamos.

Si eres bueno una cosa y no lo haces saber, ¿Quién se va a enterar?. Si no sabes si eres bueno en una cosa, ¿Cuándo y cómo te vas a dar cuenta?. Un consejo: ponte en manos de profesionales. Ser una marca implica abrirse al mundo, romper esa privacidad. El fin aquí justifica los medios.

Guillem Recolons / Personal Branding Coach / soymimarca

¿Qué es la Marca Personal?, ¿Para qué sirve?

 

La Marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en la relaciones sociales y profesionales. La marca personal persigue que la impresión causada sea duradera y sugiera el beneficio de la relación entre el titular de la marca y el observador.

©soymimarca

En los tiempos que corren, gestionar una marca personal es algo más que necesario, es  ganar un activo que difícilmente se puede valorar.

Al igual que las grandes marcas comerciales, aquellos que deseamos ser conocidos y respetados por nuestro trabajo, necesitamos una estrategia clara para desarrollar y posicionar nuestra marca. Quien no conoce a Bill Gates, Steve Jobs, Michael Dell, Porter,…todos ellos son grandes marcas… El concepto de marca personal no trata de convertir a las personas en objetos materiales, sino  al contrario, trata de que la persona no sea catalogada como un currículum vítae, igual a otros, sino que la persona sea vista como diferente y capaz de aportar su valor único e irrepetible.

A diferencia de otros enfoques de técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de las características personales, este enfoque de marca personal tiende a la promoción personal a través de la percepción que lo demás tienen de uno. Desde soymimarca te ayudamos a la creación operativa de tu marca.

¿Qué significa “creación operativa “? Significa que soymimarca no actúa sólo como un coach sino que llega al planteamiento táctico de IMPLANTAR la marca personal utilizando todos los recursos offline y también los recursos de la web 2.0.

¿Cuándo fue la última vez que te planteaste quién soy, que quiero y como puedo conseguirlo?

Ahora ya no hay excusas, es el momento de actuar y desde soymimarca te podemos acompañar en este proceso. ¿Te atreves?

¿Qué es lo que encuentras cuando pones tu nombre en Google?

Por su interés, reproducimos este post de Guillem Recolons publicado en su blog 

En otras palabras, ¿Cómo gestionamos nuestra presencia en la red?

Nos hemos encontrados con diversos casos

  • En un caso, el personaje sólo aparecía en un contencioso jurídico de hace 10 años por una deuda impagada (que luego fue satisfecha, pero eso no lo refleja la red)
  • En otro, encontramos que el personaje tenía un falso “otro yo” creado por un tercero en LinkedIn. Obviamente, imposible encontrar las claves y contraseñas para eliminar esa cuenta fraudulenta.
  • En muchos casos, los personajes sólo aparecen en listados de competiciones de golf, padel, windsurf. Algo que no suele ayudar mucho cuando se trata de encontrar trabajo o buscar clientes.
  • En casos de gente más joven, es habitual ver el nombre asociado a frases poco edificantes en Facebook, relacionadas con fiestas, sexo…
  • Pero en la gran mayoría de casos vemos que lo que aparece en Google no ha sido gestionado por la persona interesada. La red se ha encargado de marcar sus preferencias.

¿Cómo evitarlo?  En líneas generales, se trata de aplicar cierto sentido común. No comprometerse en frases que tengan efecto boomerang. Evitar al máximo los conflictos. Generar noticias positivas. Usar Twitter es una buena recomendación. Son frases cortas (tipo SMS, de 140 caracteres) que ayudan a posicionar a la persona con un ámbito particular.