Entradas

No comuniques sin haber descubierto antes quién eres realmente

“Cuando sumamos esfuerzos multiplicamos resultados. El talento está en la red.” este es el lema del Blog blogempleo.com, una plataforma online rica en contenidos sobre emprendimiento, empleo 2.0, recursos humanos y reputación digital la cual firman tres grandes marcas personales: la de Sergio Ibánez Laborda, Juan Martínez de Salinas y la de Marta Mouliaá, autora de la entrevista.

Les damos las gracias por haber publicado esta entrevista en profundidad a Guillem Recolons, socio y personal brander de Soymimarca. Gracias a ella la marca de Guillem adquiere una nueva dimensión, puede que desconocida para muchos de los que lo siguen. Os dejamos una parte de la entrevista que podréis leer en su totalidad aquí:  Entrevista a Guillem Recolons: Experto en #MarcaPersonal y #PersonalBranding

Entrevista publicada el 14 de septiembre del 2015 en blogempleo.com y realizada por Marta Mouliaá (@Marta_Mouliaa)

Guillem Recolons es uno de los profesionales que admiro y considero uno de los grandes en el área de la Marca personal y Personal Branding, no solo por su experiencia profesional sino también por sus reflexiones que comparte en los blogs donde escribe guillemrecolons y soymimarca , así como por la cercanía que transmite en redes sociales.

En esta entrevista quiero conocer y compartir con mis lectores, unas pinceladas de su vida profesional y sus opiniones sobre Marca y la realidad del mundo empresarial.

He de agradecerle su disposición a realizar la entrevista y rapidez en la respuesta, la claridad de conceptos así como su sencillez. Creo que todos los que navegamos por la red y estamos interesados en profundizar en esta área, con sus respuestas tenemos suficiente material para profundizar y reflexionar, o simplemente caer en la cuenta de cuáles son las claves de una marca personal de éxito.

Vivió una Fusión empresarial entre  1980 y 1985, “GDD y Ayer, se fusionó en 1985 por JWT” ¿Qué recuerda en lo laboral y personal de aquella época y cómo sobrellevó la incertidumbre?

Fue una situación peculiar. Los que estábamos en la agencia pequeña, la absorbida, nos dividíamos en dos: los que esperábamos crecer con la fusión, y los que temían que la fusión les fundiría. Y fue así. Los que mostramos mayor predisposición a trabajar con equipos mixtos, en proyectos internacionales, y sin  mirar el rejoj (esa parte siempre ha existido en la publicidad) salimos ganando. Los que veían el cambio como una amenaza se inmolaron y acabando marchando por su propio pie o siendo despedidos.

Ha sido ejecutivo y Director de Grandes cuentas. ¿Qué competencias considera que debe tener un profesional del área comercial? ¿Cómo se consigue la excelencia en este sector tan difícil y competitivo?

El ejecutivo o director de grandes cuentas no gestiona exactamente un área comercial en publicidad, gestiona un área de representatividad, es un intérprete de los deseos de los anunciantes y a la vez un intérprete de las ideas de la agencia. Cuanto mejor se interprete y con mayor empatía, más fácil se encontrará la excelencia. En cuanto al área comercial, siempre he creído que la persona más capacitada para llevar a cabo esa responsabilidad es la que entiende qué propuestas de valor son indispensables para mejorar el negocio de sus clientes.

¿Cuándo y por qué decide dejar trabajar por cuenta ajena y emprender un Negocio? ¿En qué momento personal y profesional se encontró para tomar esa decisión?

En 2004 la compañía de la cual era socio (minoritario) y director general decide despedirme y recomprar mis acciones. Tenían razón en hacerlo, aunque eso lo sabes al cabo de los años. Cuatro años antes, en 2000 diagnosticaron un cáncer a mi mujer justo al nacer mi única hija; tenía pocas esperanzas de supervivencia y me volqué en mi familia. Volviendo al despido, en ese momento me llegaron ofertas interesantes para dirigir otras agencias, y las tentaciones fueron importantes. Pero ahí me di cuenta de que mi vida no cambiaría mucho si seguía trabajando con el mismo esquema de siempre: llevaba 25 en agencias que no eran mías. Así que decidí crear la mía propia, pero especializada en tres áreas que las agencias no solían trabajar bien: brainstorming (basado en el pensamiento lateral), comunicación política y personal branding.

No comuniques sin haber descubierto antes quién eres realmente, en qué puedes ayudar a los demás y qué te hace diferente

Leer toda la entrevista

Un minuto con Jordi Collell

 

[youtube]http://youtu.be/qFh6b70SXig[/youtube]

 

Jordi es socio y asesor de marca personal en Soymimarca. Es Economista y Coach certificado por la ICF. Ha trabajado en el mundo empresarial (CFO, CEO, Fundador del Grupo Sintax) durante 25 años de su vida. Pero hizo un alto en su exitosa carrera para cumplir un sueño:  “poner su experiencia, conocimientos y bagaje acumulado al servicio de los demás”. Actualmente compagina su actividad en Soymimarca con la de profesor y director del Posgrado en Personal Branding en la Facultat de Comunicació Blanquerna, Universitat Ramon Llull.

Jordi es uno de los profesores del Posgrado en Personal Branding que se lanzará este próximo otoño en un novedoso formato semi-presencial.

Más información – En la web de la Universidad: Enlace – En la web del Posgrado: www.posgradopersonalbranding.es – En Twitter:@PosgradoPB

 

Un minuto con Guillem Recolons

 

[youtube]http://youtu.be/muWkS4aKNEs[/youtube]

Guillem Recolons, socio y asesor de marca personal en Soymimarca, especialista en comunicación y branding, ha trabajado para algunas de las más importantes agencias publicitarias (BBDO, JWT, Ogilvy, Saatchi & Saatchi…) hasta que en 2005 entra en en territorio de la consultoría personal, que le llevó al Personal Branding. Ha sido profesor de comunicación publicitaria en EAE y en la European University. Ha escrito más de 300 artículos sobre marca personal entre Soymimarca y su propio blog personal.

Guilllem es uno de los profesores del Posgrado en Personal Branding de la Facultat de Comunicació Blanquerna, Universitat Ramon Llull, que se lanzará este próximo otoño en un novedoso formato semi-presencial.

Más información – En la web de la Universidad: Enlace – En la web del Posgrado: www.posgradopersonalbranding.es – En Twitter:@PosgradoPB

 

¿Es siempre bueno que su gente sea su marca?

Adjuntamos artículo muy interesante de Tino Fernández sobre la marca personal en los profesionales activos que se publicó el pasado 28 de mayo en Expansión y Empleo. En artículo colabora nuestro consultor de marca personal Guillem Recolons y nuestro amigo Andrés Pérez Ortega, entre otros.

Muchas compañías recelan de los profesionales clave que alcanzan un protagonismo superior al de la identidad corporativa. Resulta difícil luchar contra ello.

Son embajadores excepcionales de las empresas, de sus marcas y de sus productos. Pero su gran capacidad de comunicación, la cantidad de seguidores que arrastran y el protagonismo que alcanzan, impulsado por las redes sociales y profesionales, asusta a más de una compañía.

Eva Levy, socia fundadora de Eva Levy & Partners, habla de empleados con mucho talento que son excelentes comunicadores. Se trata de profesionales clave que han entendido el poder de las redes sociales haciendo márketing de su marca personal a la vez que impulsan la de sus firmas, creando un auténtico valor económico y estableciendo relaciones con los clientes, los medios, los analistas y los accionistas.

Mónica Deza, socia directora de W&M Consulting Group, añade que estos empleados clave aprovechan las ventajas y circunstancias de un nuevo paradigma económico: “Cada vez hay más freelance en lo que se conoce como la gigeconomy, el entorno del pequeño trabajo. Se trata de profesionales bien formados, con una buena gestión de su marca personal y que aprovechan el talento fuera de las organizaciones, con grandes posibilidades de desarrollar su propia carrera”. Enseñar a la gente clave dónde está la suma de su marca personal con la de la compañía es un beneficio indudable para la propia empresa.

Nuevos expertos
Dan Schawbel, socio director de Millennial Branding y autor del bestseller Me 2.0, asegura que la recesión implica que no sea suficiente con ser bueno en el propio trabajo. “El escenario económico obliga a que cada uno sea un experto en su campo. Cada vez más, es necesario ser creativo para distinguirse de los demás. Tu gente es tu marca –talento es lo mismo que marca–, y una compañía debe decidir si finalmente permite a sus empleados este tipo de evangelización. Las ventaja de hacerlo es contar con una voz mucho más poderosa, con un mensaje más consistente para los clientes y que los empleados se sientan autorizados y mucho más productivos. Si las empresas no ven a sus plantillas como embajadores de su propia marca corren el riesgo de perderlos para otras compañías”.

Guillem Recolons, fundador de Lateral Consulting, explica que “las organizaciones se van dando cuenta de que resulta cada vez más difícil frenar el hecho de que la gente con talento desarrolle una identidad fuerte. Es mejor apoyarlas, porque al final van a favor de la corporación, siempre que esta marca personal esté vinculada a ella. Hay que dejar camino para desarrollar esa marca personal, que hablen de ella en la compañía, porque es un medio de comunicación con más fuerza y credibilidad que los mensajes corporativos. Y se debe vincular a los valores positivos de la firma”.

Detener o retener
Eva Levy coincide en que “si no te diferencias y no tienes a los mejores no es posible sobrevivir en un mercado tan competitivo. Hoy existe una necesidad de distinción de las empresas, y esta se da más por las personas que por los productos. Hasta ahora las organizaciones daban escasa importancia a esos profesionales”.

Levy advierte que, evidentemente, esa visibilidad puede implicar que headhunters y otras compañías puedan pujar por esos profesionales más brillantes. La cuestión es cómo retener el talento, y esto implica más una simbiosis que ofrecer más dinero. La búsqueda de los mejores ha de ser constante.

Mónica Deza asegura que “las empresas las hacen las personas. Muchas compañías están en la fase de detener el talento, en vez de retenerlo. Hay que tratar de que la gente no se vaya, invirtiendo en ella”. En este sentido Andrés Pérez Ortega, experto en marca personal, afirma que una de las claves es “captar a ese 1% de profesionales que realmente quieren desarrollar este tipo de actividades, utilizando como herramienta de márketing a esa minoría que tiene voluntad de sobresalir. De directores de recursos humanos se debe pasar a gestores de marcas personales”.

Sintonía
Por su parte Dan Schawbel cree que “al reclutar a cada profesional hay que estar seguro de que existe una visión y una misión común, y atributos de marca. Si no se contrata talento que se pueda integrar en la cultura de la empresa, este puede abandonar la organización en poco tiempo y arruinar el ambiente corporativo”.

La idea es que, una vez que se capta a los empleados adecuados, es necesario formarlos en todo lo que se refiere a la agenda de la compañía y permitirles el uso de las redes sociales para construir su marca y apoyar la misión de su compañía.

Schawbel considera que “la marca personal se vuelve egoísta y trata de ser más importante que la propia compañía cuando la persona y la organización no están en sintonía. Es entonces cuando el empleado tiende a abandonar la organización, a crear la suya propia o a trabajar para otra empresa que sí esté alineada con sus principales intereses”.

Guillem Recolons se refiere asimismo al temor que muestran numerosas firmas ante la posibilidad de desarrollar las marcas personales. “En esto influyen negativamente los casos de personas que no están contentas en su compañía. Crean su marca personal para decir ‘¡Aquí estoy!’; es una forma alternativa de salir de la empresa. Lo ideal sería que las organizaciones conozcan con qué empleados pueden contar, y que éstos sepan que las empresas cuentan con ellos”.

Andrés Pérez recuerda que “muchas compañías tienen miedo de la información que sale, de que la percepción que se tiene desde el exterior no sea la que controla el departamento de comunicación. Que la imagen que ofrece la compañía no sea la que esta desea que se tenga. Es un miedo absurdo a perder el control, porque no se puede ocultar ni tratar de controlar, sino sacar el máximo rendimiento a esa capacidad de comunicación y favorecer las herramientas de visibilidad”.