Entradas

¿Es el Personal Branding una ciencia?

 

Cito la primera definición de la R.A.E. de la palabra ciencia:

(Del lat. scientĭa).

1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.

Entonces, ¿Es el Personal Branding una ciencia?. No. Y tampoco lo pretende ser. Y tampoco es una pseudociencia.

Goggle Images CC

Goggle Images CC

La ciencia no admite la cantidad de interpretaciones y recursos metodológicos que incluye el Personal Branding. Desde que empecé con esto, al menos he leído y oído unas 50 definiciones diferentes de Personal Branding. Me atreví, incluso, a redactar una definición propia: “El arte de invertir en ti“.

En cuanto a método, no hay uno universal. El 80% de los que dicen ser consultores en Personal Branding se basan en un medio como internet o 2.0 y no en un fin como pudiera ser una estrategia a 10 años. Entre el 20% restante, no son más de 5 los métodos existentes con cara y ojos en el mercado. La matriz de estrategia personal de Andrés Pérez Ortega, el Iceberg de la marca personal de Soymimarca, los 5 pasos que define Roberto Álvarez del Blanco, la Personal Balanced Score Card de Hubert Rampersad y poca cosa más.

Es posible que el Personal Branding (o Branding Personal) pueda utilizar elementos del campo de la ciencia para definir algunos de sus procesos. La neurociencia, y concretamente el neuromarketing son recursos que se pueden utilizar en procesos de branding aplicados a personas. Pero ni siquiera “neuromarketing“, “Branding” o “Personal Branding” son palabras dignas de aparecer en el diccionario de la RAE. Y sus versiones en Wikipedia son vagas e incompletas (por más que algunos colegas de profesión han tratado -sin éxito- de enmendar esa carencia).

Gracias a las iniciativas de algunos profesionales que están trabajando en un doctorado en Personal Branding como Jordi Collell, Javier Zamora Saborit, y quizás alguno más que olvido, y gracias a la iniciativa de la Universitat Ramon Llull / Blanquerna en crear el primer Posgrado en Personal Branding, conseguiremos que los procesos de marca personal se doten cada vez más de elementos científicos estructurados y medibles.

Hoy por hoy, sabemos que el “Personal Brander” perfecto debería tener competencias de coaching, de estrategia empresarial y de comunicación. Haberlos, haylos, pero son escasos.

Eso sí, confío en que el Personal Branding no figure nunca en “La lista de la vergüenza” junto a universidades, colegios oficiales y organismos públicos que promueven la pseudociencia.

Personal Branding, el arte de invertir en ti (1)

En este tiempo de crisis posiblemente estás dejando de lado muchas inversiones que consideras secundarias, superficiales o un lujo innecesario. Pero quizás sea este el momento de entender mejor el personal branding para plantearte una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu vida: invertir en ti.

¿Te suena bien? Lo cierto es que no necesitas mucho dinero, solo necesitas ser sensible a una pregunta:

¿Dónde quieres estar de aquí a 10 años?

Si ya tienes respuesta para esta pregunta, posiblemente te plantees otra:

¿Cómo quieres llegar ahí?

Te damos la bienvenida la branding personal, el arte de invertir en ti, que te permitirá:

  1. Conocerte a fondo (algo que no siempre es fácil)
  2. Marcarte un objetivo y una hoja de ruta para conseguirlo (una estrategia)
  3. Conocer las herramientas de comunicación y networking que necesitarás para el viaje.

Todos los lunes estaremos con vosotros para desarrollar todos los procesos que necesitarás para invertir en ti de la mejor manera posible.

Si crees que el branding personal es una moda o algo prescindible, te invitamos a responder a otra pregunta:

¿Dejarás que sean otros los que gestionen tu marca personal?

Estamos seguro de que prefieres tomar las riendas tu, sin intermediarios. Por otro lado, el branding personal no consiste en abrir y gestionar perfiles en las redes sociales. Esa es la parte final del un proceso, la comunicación online. Antes de llegar ahí hay mucho trabajo, así que ármate de tiempo y paciencia, no tengas prisa, ya que al final del camino nos espera algo muy importante: tu.

Desde estas páginas trataremos de entender mejor lo que nos han enseñado algunos especialistas de la marca personal como Peter Drucker, Tom Peters, Dan Schawbel, Andrés Pérez Ortega, William Arruda, Hubert Rampersad, Neus Arqués, Catherine Kaputa, Brenda Bence, Oscar Del Santo y muchos otros…

Para no quedarnos en procesos teóricos, iremos incorporando case studies que te ayudarán a entender mejor los mecanismos de puesta en práctica y medición de resultados de la marca personal.

Te esperamos el lunes que viene con el 2º capítulo que está preparando Jordi Collell.

La ecuación perfecta de la marca personal

 

El gran Hubert Rampersad ha sabido generar la metáfora perfecta del personal branding: la ecuación de la marca personal. No puede ser más simple de enunciar (ni más compleja de aplicar). Aquí la tenéis:

sin visión + sin auto-conocimiento + sin auto-aprendizaje + sin pensamiento propio + sin mentalidad de cambio + sin integridad + sin felicidad + sin pasion + sin compartir + sin amar + sin confiar = no existe una auténtica marca personal

No se nos ocurre una manera más creativa de expresar lo que debería ser parte obligada de toda marca personal. Analiza tu marca y detecta tus carencias, y cuando las tengas estarás preparado para iniciar un plan de branding personal que te ayudará a completar la ecuación para salir al mundo sin miedo, con la seguridad de saber quién eres. ¿te atreves a hacer el ejercicio?

6 meses de marca personal intensiva

Hoy se cumplen los primeros 6 meses de SOYMIMARCA. El bebé empieza a caminar.

Efectivamente, todo empezó el 4 de octubre de 2010. Queremos agradecer a los que nos animaron a llevar hacia adelante este proyecto de marca personal: Andrés Pérez Ortega, el sherpa y pionero de la marca personal en España y autor de “Expertología”, un libro de referencia; Pablo Adán, el gran especialista en marketing personal que ha acabado formando parte de nuestro equipo; a Neus Arqués por haber desgranado las primeras notas de marca personal en nuestro país;  a Gian-Lluís Ribechini, el ingeniero innovador, por apostar por la marca personal a fondo, a Josep Ranchal, rey de los blogs, por su paciencia, a William Arruda, Dan Schawbel, Catherine Kaputa, Hubert Rampersad y Brenda Bence por habernos guiado con sus libros y blogs sobre este oficio. A Andrea Vilallonga, asesora de imagen, que también se ha unido a SOYMIMARCA; a Pau Hortal, maestro de los RRHH, que no he cesado en su empeño hasta asociarse a la compañía; a Olga Villacampa, que está a punto de alistarse, y a muchos más que nos animáis a seguir cada día.

Destacaremos algunos “tags” de este período:

170 posts en el blog, ilusiónIceberg Soymimarca 500 comentarios en el blog, 2.800 etiquetas, marca personal, 500 visitas diarias al blog, Jordi Collell, 50 comentarios en grupos Linkedin, Guillem Recolons, 630 miembros en el grupo de Linkedin, muchos clientes satisfechos, 1.200 seguidores en Twitter, presencia activa en Barcelona y Valencia y pronto en Madrid, Pablo Adán, cientos de proyectos nuevos que verán pronto la luz, posicionamiento personal

En el aspecto de contenidos, los 10 posts más leídos son estos:

  • El Iceberg Soymimarca de la marca personal. 27 octubre 2010. Enlace.
  • Los cinco empleos más buscados. 16 diciembre 2010. Enlace.
  • Solo tienes 30 segundos para captar la atención. 18 febrero 2011. Enlace.
  • 50 Artículos sobre Liderazgo, Marketing Personal. 7 marzo 2011. Enlace.
  • ¿Sólo triunfan los hombres guapos?. 17 diciembre 2010. Enlace.
  • Ocho vicios que matan la creatividad. 17 marzo 2011. Enlace.
  • Sir Ken Robinson y el cambio de paradigma. 26 febrero 2011. Enlace.
  • ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?. 28 enero 2011. Enlace.
  • ¿Quieres volar muy alto?, ¡suelta lastre!. 2 marzo 2011. Enlace.
  • Paradojas de la vida ¿Cuál es la tuya?. 15 diciembre 2011. Enlace

Y esto es solo el principio. En pocos días SOYMIMARCA presentará novedades interesantes. Gracias por seguir con nosotros.

Nuevo reto para RRHH: Conectar la marca de la empresa a las marcas personales

El domingo pasado fue día de elecciones en Catalunya, un día histórico porque todas las jornadas electorales, con independencia de quien sea el ganador, son históricas y marcan un nuevo hito en el camino de la democracia y la gobernabilidad. Esperemos que también la marca personal del país, los países, los estados y las naciones también tienen su marca personal, salga reforzada y seamos una opción preferente en esta época de crisis económica y de desconfianza en general.

Con la vista y los oídos inmersos en la contienda acabo de abrir cerca de la medianoche el correo y me he encontrado con la sorpresa de un mensaje de Didier Erwoine anunciándome su nuevo artículo “Conectar la marca de la empresa a las marcas personales”. Didier Erwoine es belga y pionero en su país en el desarrollo, reflexión y difusión del concepto de marca personal centrado sobre todo en el interesante camino de acompasar las marcas personales con sus homónimas corporativas. En su perfil de LinkedIn incluye una bonita presentación en francés que vale la pena leer con atención.

Destaco de su nueva aportación algunos aspectos que pueden ser de nuestro interés y que nos aportan elementos para la reflexión.
Hubert Rampersad, autor que Erwoine cita con frecuencia y del que hablaremos un día no lejano, estima que la relación Marca Corporativa / Marca Personal debería primar sobre la relación Marca Corporativa / Cliente porque es a través de un personal fuerte y motivado que el cliente queda finalmente satisfecho.

Para proceder a ajustar las marcas personales de los colaboradores y la marca de la empresa nos expone una vía de trabajo que resumo y relanzo para animar una discusión:

Enlazar las marcas personales y corporativas no es una terea fácil y puede dar lugar a situaciones de difícil compatibilidad. Rampersad propuso en su día, 2008, realizar una “entrevista de ambición” para verificar la armonía o la contradicción entre las marcas de las partes y en el caso de una divergencia profunda parece apuntar que lo mejor es separarse amistosamente aunque en el caso de una compatibilidad parcial el individuo deberá desplegar su marca personal en otros canales complementarios como tener otra actividad profesional independiente, a través del voluntariado o mecenazgo de competencias o vía el compromiso ciudadano lo que no siempre es fácil o posible.

La transparencia es otra situación que puede crear dificultades en la conexión de las marcas personales y corporativas y un buen ejemplo es el individuo que quiere mantener o acceder a cualquier coste a una determinada función puede tener la tentación de acomodase a ultranza y alienar su marca personal. Hay que asegurarse de que la compatibilidad no sea ficticia.
La alternativa que nos propone Didier es analizar las marcas personales a partir de varios criterios como talentos, habilidades, ambición y objetivos, valores, imagen entre otros y orientarlos bajo un aspecto que esté en concordancia con los valores de la empresa. De este modo un trabajador podría convertirse en embajador de un valor de compañía en particular mientras que otro podría escogerse para representar a la empresa en la página de internet . Imaginemos un vídeo colgada de la pestaña “empleo” o ´”únete a nosotros” en el que un colaborador hablase de su integración y sus objetivos…

Más que soñar en que un trabajador pueda concordar con todos los aspectos de la marca corporativa, por qué no considerar que represente de una manera muy particular uno de ellos. Visto globalmente habría una suma de excelencias que unidad las unas con las otras formarían un todo coherente y más eficiente que una suma de marcas idénticas supuestamente fieles a la compañía. La riqueza de un sistema nace de la diversidad de sus elementos.

La integración de las marcas personales se podría garantizar por la figura de los “manager-coach” cuyo objetivo sería hacer emerger los talentos particulares de sus colaboradores, que no son ni más ni menos que la base de sus respectivas marcas, rodeándose de un equipo con perfiles complementarios y el “gestor de marcas” que aseguraría la coherencia de las marcas personales con la marca corporativa. Este branding manager tendría una visión global que le permitiría orientar a los manager-coach y a los departamentos de la empresa sobre los equilibrios a conseguir para cuadrar los perfiles individuales con las necesidades de la marca corporativa.

Al final la gestión de las marcas acabará siendo una auténtica apuesta para un departamento de “Recursos Humanos” que deberá desarrollar las herramientas para conectar las marcas personales con la marca corporativa. Un cambio radical de visión y de función ¿ o no?.
Una vez más se abre el turno de palabras. Feliz semana.

Jordi Collell / Personal Branding Coach / soymimarca